Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-03-2018

Lneas estratgicas sobre el proceso mexicano

Rebelin


Mxico marcha hacia la configuracin de un proceso de disputas entre la oligarqua y el imperialismo predominantes, frente a una serie de fuerzas tanto populares como de diversas capas sociales que se ven enrutadas a presionar por sus intereses.

El panorama dista mucho de derivar en una paz poselectoral, y sin embargo este proceso le atraviesa de punta a punta, pese a que lo que predomina en el escenario meditico son una serie de alternativas macropolticas que limitadamente repercutiran en pro de los sectores y clases populares, dado que se asientan en torno a la activacin del capital y en segundo o menor plano de los intereses sociales.

En esencia, la cuestin se ve reducida a la opcin recalcitrante del sendero desintegrador del Estado y nacin mexicana a merced de los tiburones financieros, pero sobre todo, del hegemn norteamericano mediante sus candidatos vendepatria Meade-Anaya; como territorio de reserva para intentar recomponer su perdida hegemona mundial y las grandes ganancias a que le tiene atado su sistema de avaricia. De otro lado el proyecto de Lpez Obrador se desarrolla con una clara perspectiva de poder, del cual son ciertas las crticas y reservas en torno a su programa, componendas, negociaciones e inconsistencias frente a los grupos dominantes; trasmitiendo una perspectiva incierta en el cumplimiento de sus mejores propsitos. El obradorismo no necesariamente encarna los anhelos ms sentidos del pueblo mexicano, aunque en medio de ello sus posiciones visiblemente chocan con las del gran capital en varios captulos, y de esta manera los anhelos de salida popular se entretejen desde abajo.

Sin embargo, lo interesante de este proceso tal como est, segn el contexto social imperante, es caldo de cultivo para que se desarrollen antagonismos y luchas en torno a otras posiciones especialmente populares dentro del fenmeno.

En estas circunstancias de dcadas de enconada agresin y saqueo del pas, salen a la luz nuevos problemas, como el rechazo al sistema vigente, la desfachatez de los poderes fcticos, el narcopoder, el burocratismo paralizante, la violencia poltica, el sistema de corrupcin, el mecanismo de fraude electoral institucional, el desgaste del neoliberalismo y la depredacin capitalista. Factores catalizadores en un momento determinante para juntar los descontentos subyacentes en el seno de las clases trabajadoras, las capas medias, los sectores y pueblos histricamente marginados del panorama de la clase dominante.

Cientos de fuerzas izquierdistas se enfocan fundamentalmente en que AMLO no es una opcin revolucionaria, que no podra hacer mucho dados los candados institucionales e imperiales a que ya se encuentra el pas, adems de que est siendo rodeado por un cinturn de personeros del sistema para maniatarlo, y que en todo caso habra que hacer tibias declaraciones en defensa de la voluntad popular. Ciertamente es as respecto de sus circunstancias, pero ms all del personaje se encuentra el proceso poltico que est en condiciones de despuntar en este contexto a la luz tanto de su derrota como de su muy posible ascenso al poder; en donde hasta para las posiciones del obradorismo habra necesidad de una constituyente que reconfigure el poder poltico-econmico.

Puesto que de ser as, de conseguir la victoria en el mximo de tensin, inmediatamente la disputa subir de tono, en donde factores como los monopolios, los altos mandos del ejrcito, las burocracias y resistencias a cualquier cambio, propiciarn la intensificacin de la lucha poltica a pesar de la tendencia positivista asentada en el seno de las fuerzas que dirigen Morena y de la inminente corrosin que el sistema y sus propias condiciones internas propician en torno a las relaciones de poder de sus grupos.

Cuando vemos, las disputas polticas mediticas entre los contendientes al poder ejecutivo, se entiende adems una grave poltica que recoge las lneas de las guerras de cuarta generacin especficamente para la deconstruccin de la conciencia social del pueblo mexicano (posverdad meditica, asesinatos en torno al proceso electoral, maniobras para urdir el fraude, induccin del miedo al cambio de rgimen).

Como se sabe, hay una disputa real en torno a que por esta va en la condicin presidencialista del pas, se deciden importantes aspectos de la vida social inmediata, que dimensionan las circunstancias en que ha de moverse la lucha de clases a continuacin, es un hecho por encima de todo dogmatismo, es la realidad del pas.

Lo que unos u otros logren hacer depender de las fuerzas que remuevan para ello, lo interesante es el despuntar de los procesos de organizacin democrticos que consigan consolidarse en el camino, lo cual hace tanta falta en las desmembradas condiciones de unidad entre los de abajo; en que las banderas desdeadas por los principales actores, deben ser retomadas sin vacilaciones: la cuestin del antiimperialismo, la crtica al capitalismo y el impulso de la lucha popular latinoamericana.

Otro hecho evidente es que la represin y todas las formas de reaccionarismo de las clases opresoras van a incrementarse como respuesta de contencin ante el desarrollo de un nuevo proceso social. Tanto contra los pueblos como a las organizaciones revolucionarias y democrticas, sea cual sea el resultado, van a acosarles; por lo que acuerparse y proyectar las lneas estratgicas y el programa de lucha es vital.

La disputa es con la burguesa, el imperialismo y quienes concilien con sus intereses, no obstante hay que responder al planteamiento de que el pueblo se propone las metas que puede lograr en circunstancias concretas. El desarrollo del movimiento de fuerzas revolucionarias hacia un proceso democrtico y consecuente depende de que las clases populares encuentren mejores condiciones de confrontacin, sea manifestacin, derechos sociales, espacios pblicos de lucha, sacudidas y desequilibrio en la estructura dominante, una tendencia de ascenso en la lucha de clases, u otros.

La gestacin de un proceso democrtico y revolucionario exige el mximo de flexibilidad, una estrategia sostenida, un acercamiento entre el pueblo y sus fuerzas, un trabajo de elevacin de conciencias en el mbito de la disputa que debe desarrollarse, y sus contenidos sociales tales como el tipo de conflicto social con sus perspectivas para el mediano plazo. Esta lucha requiere concentracin en sus formas, en el acatamiento a las necesidades fundamentales de movimiento poltico con sentido revolucionario.


Centro de Estudios Karl Liebknecht (CEKL), Frente Sindical de Trabajadores Independientes (FSTI), Frente Popular Francisco Villa Independiente (FPFVI), Movimiento Proletario Independiente (MPI), Frente de Izquierda Revolucionaria.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter