Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-03-2018

El candidato favorito para los comicios de octubre en Brasil
Nuevo golpe judicial a Lula

Eric Nepomuceno

El Superior Tribunal de Justicia neg al ex mandatario un hbeas corpus preventivo que evite su prisin. Ayer Lula reiter que llevar su candidatura hasta las ltimas consecuencias, presentando nuevos recursos


La decisin del Superior Tribunal de Justicia, penltima parada a la que pueden recurrir los condenados en instancias inferiores, negndole a Lula da Silva un habeas corpus preventivo que evite su prisin no sorprendi a nadie. Tanto seguidores como adversarios del ex presidente ms popular de la historia brasilea lo esperaban. Los ms optimistas pronosticaban un marcador final de 4-1 contra las tesis de defensa. El resultado final ha sido un arrollador 5-0.

Con eso, qued en manos del implacable Sergio Moro determinar la prisin de Lula da Silva tan pronto su recurso sea examinado por la segunda instancia, o sea, el mismo Tribunal Regional Federal que no solo confirm sino ampli la condena original, de nueve aos y seis meses para doce aos y un mes. Tal decisin del TRF deber ocurrir a fines de este mes.

Es este el plazo de que dispone Lula para recurrir a la ltima instancia, el Supremo Tribunal Federal, buscando el mismo hbeas corpus preventivo que le fue recusado ayer. El pronstico es muy obscuro, pero no son pocos los juristas que indican la existencia de posibilidades positivas. Tenues, pero posibilidades. La situacin de Lula, en todo caso, sigue delicada.

Pese a todos los argumentos de los abogados del ex presidente y de la ausencia absoluta de pruebas o indicios concretos de que un departamento playero haya sido regalado a Lula en un acto de corrupcin, y a la extenssima lista de irregularidades y limitaciones a la defensa denunciadas a lo largo del juicio por centenares de juristas altamente prestigiados, tanto brasileos como extranjeros, no existe la menor expectativa de que los jvenes integrantes de la corte regional dejen de reiterar su pedido de prisin inmediata para el condenado en uno de los juicios ms controvertidos y criticados en dcadas.

Tendr inicio, entonces, una nueva etapa de la ya larga batalla trabada por Lula da Silva y las instancias de la justicia. Deber otra vez recurrir tanto a la corte que rehus su pedido ayer, como a la Corte Suprema, para que le sea concedido un hbeas corpus. No se puede descartar, en todo caso, que mientras se decida por ese pedido Lula sea conducido a una crcel. Ayer, antes y despus de conocer el veredicto, Lula reiter que llevar su candidatura a las presidenciales de octubre hasta las ltimas consecuencias. Tanto el ex presidente como su partido, el PT, debern mantenerse en esa posicin hasta que se confirme la imposibilidad de que l se presente a las elecciones. Se abrir, entonces, una nueva etapa, en que se decidir cul rumbo seguir.

La legislacin brasilea reza que un condenado en segunda instancia no puede postularse y, en caso de ser elegido, asumir. Pero hay un ocano de recursos que pueden ser presentados tanto en la justicia electoral como en las cortes superiores, y son innmeros los casos de intendentes, gobernadores y parlamentarios que llegan al final de su mandato sin haber recibido una decisin final. A Lula, pues, le quedan muchas posibilidades de llegar a disputar las elecciones.

Ayer se conocieron los resultados del ms reciente sondeo sobre intencin de votos. Lula da Silva, pese a toda la presin ejercida por los tribunales y el conglomerado de los medios hegemnicos de comunicacin, sigue a la cabeza, con el doble de respaldo que el segundo, Jair Bolsonaro, de extrema derecha. Y tambin ayer otro sondeo, el primero realizado luego de la intervencin militar en Ro de Janeiro decretada por el presidente Michel Temer, muestra que la iniciativa no tuvo efecto alguno en trminos de la imagen de su gobierno: si en el sondeo anterior era aprobado por 3,1% de los entrevistados, ahora lo es por 4,3%. O sea, nada cambi: la diferencia cabe en el llamado margen de error en los sondeos.

Lula tiene todava una pequea brecha para mantenerse en libertad y poder disputar una presidencia que, hoy por hoy, le parece asegurada: la Constitucin brasilea asegura a todo ciudadano mantenerse en libertad hasta que sus apelaciones sean juzgadas por la ltima instancia, precisamente la corte suprema. Sin embargo, y por un estrechsimo resultado 6-5 los integrantes del Supremo Tribunal Federal decidieron en 2016 que los tribunales que reafirmen condenas en primera instancia podrn o no autorizar la detencin de alguien. Pese a ir rigurosamente en contra de lo que manda la Constitucin, la medida viene siendo aplicada.

El prximo campo de batalla ser el Supremo Tribunal Federal. La primera expectativa es que sus integrantes vuelvan a discutir la cuestin de permitir que alguien sea detenido a partir de una sentencia confirmada en segunda instancia. La presidenta de la Corte Suprema, Carmen Lucia, una incgnita ambulante, se resiste a las presiones tanto de los abogados de Lula como de muchos de sus pares para llevar el tema a discusin a corto plazo.

Si Carmen Lucia se mantiene irreductible, la alternativa ser presentar el mencionado pedido de hbeas corpus preventivo. La mejor solucin sera alternativa anterior, o sea, que la misma Corte Suprema revisara su decisin sobre prisiones a partir de una sentencia de segunda instancia.

A Lula se le estrecharon los caminos, pero lo de ayer era ampliamente esperado. Y le quedan ms recursos, pero siempre que no sea detenido.

Si lo llevan a prisin las perspectivas de que los diferentes tribunales le permitan ser candidato se esfuman.

Y entonces comenzar un nuevo captulo de este tan nebuloso y confuso escenario electoral en un ao tormentoso.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/99867-nuevo-golpe-judicial-a-lula


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter