Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-03-2018

El desarrollo de la contrainsurgencia y la guerra sucia en Mxico: antecedentes del narco-paramilitarismo (IX)

Ramn Csar Gonzlez Ortiz
Rebelin


Aspectos sobre la Guerra Sucia y algunos de sus actores, dentro de la estrategia contrainsurgente.

Despus de la represin ejercida sobre el movimiento estudiantil de 1968, las organizaciones obreras, campesinas y populares ligadas al PRI, dejaron de ser suficientes para el control social. Por lo que el Estado mexicano, respaldado por el modelo contrainsurgente estadounidense, establece una forma novedosa y radical de control, dedicado exclusivamente a reprimir violentamente todas las organizaciones que no se sometieran.

De manera que, despus de derrotar militarmente el Estado mexicano a los grupos guerrilleros de la dcada de 1970, ste abrir de lleno la etapa conocida como guerra sucia [1], caracterizada por la implementacin del terror como mtodo prioritario de amedrentamiento.

Para lo cual el Estado crea grupos clandestinos o secretos, conocidos como paramilitares, a partir de los cuales podr reprimir a la poblacin en general, sin que se le pueda comprobar algn crimen. Adems de que, al eludir la ley, podr mantener cierta aceptacin en la poblacin. Toda vez que, los actos realizados por los grupos paramilitares, carecern de verosimilitud ante la poblacin, gracias al control frreo de los medios de comunicacin, mismos que durante aos han tergiversado y omitido evidencias.

Logrando as, exculparse a gobernantes, militares, policas y dems implicados, hasta la fecha. Y en consonancia, han proliferado dichos grupos por todo el pas, actuando la mayora en una geografa determinada, definida por el lugar en que se suscitan los movimientos sociales, amparados siempre por el gobierno local y federal.

Pero, conforme algn grupo ha perdido su carcter de secreto, ste ha sido desarticulado, especialmente cuando ha salido a la luz pblica algn hecho sanguinario y brutal cometido por ellos. O bien, cuando han logrado desarticular completamente algn movimiento social [2].

Operacin de guerra sucia contra la poblacin, que estara encomendada principalmente a los militares Francisco Quirs Hermosillo [3] y Mario Arturo Acosta Chaparro. Para el caso de Acosta Chaparro, ste sera asignado a la 27 zona militar, desde donde coordinar, junto con autoridades de la Procuradura General de la Repblica (fiscala de la nacin), la destruccin de la guerrilla de Lucio Cabaas.

Orgulloso, Acosta Chaparro se jactaba entre sus colegas que en aquellos aos del gobierno de Luis Echeverra y del general Hermenegildo Cuenca al frente de la Defensa Nacional, se dej el cabello largo, calz huaraches, comenz a usar morral y sombrero para aminorar el fuerte sol de la zona de Atoyac. Atuendo con el que se infiltr en la guerrilla y se gan entre sus colegas el mote del Guara.

Graduado aos atrs en guerra irregular en Fort Bragg, Carolina del Norte, sede de la escuela de guerra especial y de los Boinas Verdes del ejrcito estadounidense. Mientras que en Mxico realizo el curso de fusilero paracaidista, (tal como lo han hecho los GAFE, grupo que posteriormente conformaran el sanguinario cartel de los ZETAS).

Ganndose el ascenso Acosta Chaparro a capitn mayor del ejrcito, despus de la liberacin del senador y cacique guerrerense Rubn Figueroa, secuestrado en mayo de 1974 por la guerrilla de Lucio Cabaas y liberado en septiembre de aquel ao.

Posteriormente, para 1976, formar parte de una seccin de militares incorporada al llamado grupo exterior de la hoy desaparecida Direccin Federal de Seguridad. Ah ser uno de los fundadores, junto a Quirs Hermosillo y Miguel Nazar Haro, de la Brigada Blanca, grupo paramilitar que se encarg de detener, torturar y desaparecer militantes de grupos guerrilleros a finales de los aos 70.

Por su preparacin en contrainsurgencia, Acosta Chaparro fue nombrado jefe del grupo de interrogatorios, encargado de obtener informacin de los detenidos mediante todo tipo de recursos. Uno de los cuales sera la instalacin de puestos de control en caminos y carreteras, para realizar interrogatorios y detenciones sin motivo alguno.

Quirs Hermosillo y Acosta Chaparro escogan a los detenidos y los sentaban en una silla para sacarles la foto del recuerdo. Luego les disparaban en la nuca a los paquetes, como llamaron a los civiles capturados. Con una pistola calibre .380, a la que le adaptaban un silenciador.

Pistola a la que Quirs nombr la espada justiciera, adems de que enseo a sus subalternos a vendarles la cabeza a los civiles y apuntarles en la nuca para que murieran de manera instantnea.

As, Quirs y Acosta haran de la base area de Pie de la Cuesta, el lugar de operaciones especiales. Desde ah despegaba un avin Arava, perteneciente al escuadrn 301, al cual suban a los cuerpos sin vida de los detenidos, y metidos en bolsas de lona, eran arrojados al mar, en lo que se llam los vuelos de la muerte.

Entre tales avatares, a Francisco Quirs Hermosillo se le atribuye la desaparicin forzada de Rosendo Radilla Pacheco, quien fue visto por ltima vez en el ex Cuartel Militar de Atoyac de lvarez, Guerrero, perpetrada el 25 de agosto de 1974, tras ser detenido ilegalmente en un retn militar.

En tanto que, se cree que Acosta Chaparro pudo haber ejecutado l solo a ms de 200 personas, entre los aos 1975 a 1979, hechos por los que nunca lleg a consejo de guerra. Y oper en Guerrero hasta 1999, aun cuando fue llevado, junto Quirs Hermosillo, ante la Fiscala Especial de Movimiento Sociales y Polticos del Pasado (FEMOSPP). Hechos en los que se dejaron de lado varios testimonios para que fueran condenados, incluso de militares subalternos, de manera que ambos, no recibieron ninguna condena por tales delitos.

Sino que sera hasta el final del mandato de Ernesto Zedillo, y cuando el gran amigo de ambos, el general Enrique Cervantes Aguirre, era secretario de la Defensa, que seran acusados de tener vnculos con el narcotrfico, particularmente con el Crtel de Jurez.

De manera que, sera condenado Acosta Chaparro por narcotrfico a 17 aos de prisin la tarde del 2 de noviembre del 2002. Pero, despus de cuatro aos en prisin en diciembre del 2006, y tras ser nombrado Guillermo Galvn (antiguo compaero del Colegio Militar), secretario de la Defensa Nacional. Fue puesto en libertad y recibi un homenaje junto a otros militares que en 2007 pasaron a retiro [4].

Adems, un tribunal colegiado le ratific el auto de libertad ante la inconsistencia de las acusaciones por narcotrfico y fue absuelto. Por lo que recuper sus grados y patentes militares en ese ao. Ms toda va, Acosta Chaparro [5] recibi asesora y representacin, durante el gobierno de Felipe Caldern, para negociar con el narcotrfico a nivel nacional.

Participacin de la Direccin Federal de Seguridad en la guerra sucia.

Dentro del espectro de la guerra sucia impulsada en nuestro pas por los personajes anteriormente citados, tambin tendr un papel preponderante la Direccin Federal de Seguridad [6], dependencia de la Secretara de Gobernacin que inicialmente sera creada para dar informacin y proteccin del presidente de la Repblica, pero posteriormente sera rediseada como un instrumento de investigacin, primero y de represin despus.

Resultando entonces que, la DFS cumplira una funcin casi tan importante como la del ejrcito. Sus agentes y comandantes participaran en la cacera de activistas del 68 y luego, en todo el pas, de miembros de las guerrillas, de los sospechosos de serlo, as como de sus amigos y sus familiares.

Hechos que estaran a cargo del polica poltico, Miguel Nazar Haro, hombre que fue entrenado en la Escuela de las Amricas y crea en 1976, junto con Quirs Hermosillo y Acosta Chaparro, la Brigada Blanca, misma que estara conformada por 240 agentes de elite procedentes de diversas corporaciones, policas capitalinos y del Estado de Mxico. Adems de militares e integrantes de la Direccin Federal de Seguridad.

G rupo paramilitar que operar desde distintos campos militares, utilizando las crceles de estos lugares como prisiones clandestinas para civiles, ya que por ley deben alojar slo a reos de las fuerzas armadas. Hechos sabidos a partir de testimonios dados por algunos de los llamados desaparecidos polticos.

Destacando en tales eventos el Campo Militar Nmero 1, al convertirse sede de la Brigada Blanca. De suerte que, desde dicho centro se coordin el ejrcito con las corporaciones policiacas en el combate contra los subversivos y sus acciones llegaran hasta Guerrero, Sinaloa, Chihuahua, Nuevo Len, Jalisco, Puebla y Morelos.

A este grupo se le atribuye la desaparicin del militante de la Liga Comunista 23 de Septiembre, Jess Piedra Ibarra, hijo de la ex senadora de izquierda, Rosario Ibarra de Piedra.

Miguel Nazar Haro entre 2003 y 2004 enfrent cargos por privacin ilegal de la libertad de Jess Piedra Ibarra. Sin embargo, nunca purg una condena en la crcel. Este hombre originario de Tuxpan, Veracruz, falleci el 26 de enero de 2012 a los 87 aos, sin aclarar lo que ocurri en la Guerra Sucia.

Algunos grupos paramilitares: el Batalln Olimpia, los Halcones, Grupo Sangre y las Brigadas Blancas.

El Batalln Olimpia, fue creado en febrero de 1968 y dirigido por Ernesto Gmez Tagle. Dndose a conocer como un grupo que se encargara de la seguridad durante el desarrollo de las olimpiadas, al mantener el orden y la vigilancia de las instalaciones deportivas, antes y durante el desarrollo de los juegos que se desarrollaran en octubre de ese ao [7].

Se sabe que, una de sus primeras acciones represivas consisti en auxiliar al Ejrcito Mexicano y al Cuerpo de Granaderos, en la toma del Casco de Santo Toms, del Instituto Politcnico Nacional, el 23 de septiembre de 1968, en donde estuvieron vestidos de civil y con pauelos envueltos en la mano izquierda arrestaron estudiantes.

Anlogamente, en el mitin del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco, el mismo Batalln tuvo como misin, detener a los representantes del Consejo Nacional de Huelga, que se encontraban entre los oradores del mitin, en el tercer piso del Edificio Chihuahua. Para tal efecto, se vistieron de civil y se infiltraron exitosamente entre los asistentes al mitin, sin identificaciones, solamente armados con pistolas .45 y un guante o pauelo blanco listo para colocarlo en el mano izquierda como forma de identificacin. Distintivo, que adems llevaran todos los agentes policiacos.

De manera que, al desatarse la balacera, el espacio ocupado por la Unidad Habitacional Nonoalco-Tlatelolco, sera cubierto por tres cercos de seguridad. Y el primer cerco estara hecho por miembros del Batalln Olimpia, y su objetivo sera rodear el Edificio Chihuahua, para impedir la entrada o salida del mismo. El segundo cerco comprendera la plaza y lo realiz la Brigada de Fusileros Paracaidistas. Finalmente, ltimo se encarg de cubrir el resto de la Unidad de Tlatelolco y fue llevado a cabo por Batallones de Infantera del Ejrcito Mexicano [8].

Realizndose los primeros disparos, por francotiradores, y fueron dirigidos contra la multitud que se encontraba en la plaza. Al respecto, la Fiscala Especial para Movimientos Sociales y Polticos del Pasado (FEMOSPP) recab cuatro hiptesis sobre quin inici los disparos: 1 El Batalln Olimpia y un Grupo Especial creado por Fernando Gutirrez Barrios, incluido en un informe dirigido a la DFS. 2 Estudiantes y habitantes de Tlatelolco, versin difundida por la prensa y el gobierno de la poca. 3 Elementos del Estado Mayor Presidencial, desde el piso doce del Edificio Molino del Rey, de acuerdo tambin con un informe enviado por oficiales del ejrcito a la DFS y 4, por francotiradores enviados directamente por la DFS, apostados en el piso 21 de la Torre de la Secretara de Relaciones Exteriores, bajo el mando de un comandante de apellido Llanes.

Mientras que, conforme con testigos ubicados en la terraza del Edificio Chihuahua, la balacera comenz en el balcn al momento en que una luz de bengala tocaba el suelo de la plaza; un individuo con un arma de fuego y guante blanco en la mano izquierda, dispar sobre la multitud reunida en la plaza.

Testimonios que por su abundancia han llevado a concluir que fueron agentes gubernamentales, militares o policas, quienes comenzaron con el tiroteo, que existieron francotiradores en los edificios aledaos, incluyendo la iglesia de Santiago, as como la existencia del Batalln Olimpia y su participacin en la masacre.

Hasta la fecha, no se sabe con precisin el nmero de muertos como consecuencia del ataque. En los archivos de la DFS se mencionan 26 muertos, mientras que en los archivos de la Direccin de Investigaciones Polticas y Sociales se escribi el nmero 1433, sin embargo, testigos presenciales hablan de montculos de cadveres que el ejrcito los aglutin a la orilla de la plaza, contando decenas. Incluso, el testimonio de un ex agente del servicio secreto, protegido por la FEMOSPP, describi que haba visto ms de un centenar de cadveres en el cuartel de granaderos de Tlatelolco. [9]

Los Halcones.

A diferencia del Batalln Olimpia, en el que todos sus miembros pertenecan a los cuerpos de seguridad y fue utilizado directamente para una masacre, los Halcones fueron un grupo de choque  integrado por pandilleros, miembros del servicio de limpia, cargadores de los mercados del Distrito Federal, ex militares y algunos policas en activo.

As que, en un principio se les utiliz para controlar a los grupos estudiantiles a travs de golpizas durante el movimiento de 1968 y coadyuvaron para crear una imagen pblica de que el movimiento estudiantil era violento. Para tal efecto, a partir del primer incidente entre estudiantes y policas [en julio de 1968], comenzaron a ser trasladados a los Talleres Generales del Departamento del D.F., vehculos procedentes del corraln, de la Secretara de Hacienda, para un reacondicionamiento urgente.

Luego se habilit a empleados de la Oficina de Limpia y personas de psimos antecedentes trados ex profeso de algunos poblados del Estado de Hidalgo, como tripulantes de los mismos vehculos, y entre ellos se distribuyeron, por el mismo titular, Jos Tovar Miranda, trozos de manguera, martillos de bola, pistolas, metralletas, entre otras armas.

Ms toda va, los Halcones tambin seran utilizados para romper las huelgas. Actos para los cuales fueron entrenados en kendo, karate, judo, jiutitsu, box, combateka , prcticas de tiro con armas automticas, uso de armas blancas, as como labores de espionaje, entre otras.

Acondicionamiento que se realizaba en la Cuchilla del Tesoro en San Juan de Aragn, ah contaban con una pista de entrenamiento tipo comando, casino, depsito y carpas para dormir. Hechos dentro de los que cabe sealar que, en el grupo existi una lite entrenada en Japn, Inglaterra, Estados Unidos y Francia, y cuyos miembros encargaban de transmitir sus experiencias a los dems Halcones.

Se debe agregar tambin que, en 1970 algunos Halcones fueron utilizados para labores de vigilancia dentro del recin inaugurado y estratgico, Servicio de Transporte Colectivo Metro, lugar en el que se dedicaron a evitar mtines relmpago [10].

Dentro de tal espectro, el 10 de Junio de 1971, al grito de Che-Che-Che Guevara!, y armados con varas de bamb, cadenas, palos, adems de estar protegidos por policas y el cuerpo de granaderos, cercan, sobre la avenida de Los Maestros, enfrente de la Escuela Normal de Maestros, a una parte del contingente estudiantil que marchaba por primera vez desde los acontecimientos en la Plaza de Tlatelolco el 2 de octubre de 1968.

Ah, los Halcones arremetieron armados con rifles y pistolas, no obstante algunos estudiantes, lograron romper el cerco, permitiendo a muchos escapar de una muerte segura. Aun as, manifestantes que alcanzaron a llegar heridos a los hospitales de la ciudad, seran extrados en el transcurso de la noche por los mismos Halcones, al amparo de camiones militares en los que muertos y heridos fueron apilados.

Actos ante los cuales, una vez ms, el gobierno mexicano negara su participacin, apoyados por los medios de comunicacin que hablaran de un zafarrancho estudiantil. Sin embargo, a diferencia del 2 de octubre, fotgrafos y camargrafos capturaran evidencias suficientes de la proteccin gubernamental a los atacantes y la publicaran.

Aspecto dentro del cual abundara el hecho de que, los Halcones se encontraban directamente bajo la nmina y control del Departamento del Distrito Federal (DDF), por lo que no se poda negar un vnculo directo con el presidente de la Repblica, ya que el DDF era un rgano pblico descentralizado de la gestin federal, administrado por un Regente, que a su vez era nombrado por el Presidente de la Repblica.

Aun as, al igual que el 2 de octubre de 1968, los cadveres fueron desaparecidos, por lo que tampoco se pudo establecer un nmero determinado de muertos.

Cabe aadir que, despus del 10 de junio, algunos Halcones siguieron trabajando para el DDF, golpeando a estudiantes, rompiendo huelgas y actuando como grupos de choque ante grupos antagnicos al regente en turno.

En tanto que, otros ms, con los conocimientos tcnicos aprendidos y financiados por el Estado, se dedicaron a cometer asaltos y secuestros, amparados en una supuesta agrupacin poltica o de Bandera Falsa  llamada Comando de Accin Revolucionaria Armada (CARA), mismo que estara conformado tambin por miembros anticomunistas como Sergio Martnez Romero, El Fish y gente del Movimiento Universitario de Restauracin del Orden (MURO).

Hechos dentro de los cuales ser muy relevante que sus elementos eran jvenes, mayoritariamente de clase humilde y pandilleros [11], puesto que ello les permiti tener una mayor duracin y dinamismo, ya que exculp con mayor facilidad a las autoridades, a la vez que justific el discurso tras el 2 de octubre de 1968, que llamo a la unidad y conciliacin, por parte de Luis Echeverra lvarez [12].

Sin embargo, al no ser militares, carecieron de toda la logstica de impunidad institucional, tal como que si cont el Batalln Olimpia. Aadindose el hecho de que, toda la informacin dentro de los Halcones estaba fraccionada, por lo que muy pocos conocan la existencia de otros grupos que entrenaban, as como los nombres de sus dirigentes.

Resultando entonces que, a los pocos das de lo sucedido el 10 de junio, varios periodistas pudieron publicar imgenes en las que aparecen Halcones disparando rifles M-1, pistolas .45, blandiendo cadenas, varas de membrillo y bamb, ante la impasibilidad de las fuerzas policiacas [13].

A lo cual se le aadir el hecho de que, muchos fueron reconocidos por familiares y vecinos, perdiendo con ello su secreca. Y a partir de las detenciones realizadas tras los asaltos cometidos por algunos ex Halcones, se conservaron sus declaraciones ministeriales en los archivos gubernamentales, y en las que para exculparse, contaron con lujo de detalles su entrenamiento y de nueva cuenta la complicidad gubernamental al mantenerlos a sueldo en las nminas del DDF como empleados de los servicios de limpia o entrenadores deportivos.

A la vez que, el Batalln Olimpia jams fue molestado y sus miembros continuaron en el anonimato de las fuerzas armadas; los Halcones en cambio, perdieron rpidamente esa proteccin clandestina, hasta ser desechados con una gratificacin de cinco mil pesos.

Pero an, al paso del tiempo, algunos ex Halcones recibiran cartas y llamadas annimas mediante las que fueron amenazados de muerte, quedando as deshabilitados como cuerpo represivo [14].

Grupo Sangre.

El Grupo Sangre, surgi tras el secuestro del candidato priista a la gubernatura, Rubn Figueroa. Y estuvo conformado por policas retirados, as como militares bajo las rdenes del General de Divisin, Diplomado en Estado Mayor, Salvador Rangel Medina, comandante de la 27 Zona Militar. Pero adems, algunos campesinos acusaron tambin al Teniente Coronel de Infantera, Francisco Quirz Hermosillo, Comandante del 2 Batalln de la Polica Militar, de pertenecer a tal agrupacin.

Las acciones de dicho grupo estaran constreidas al Estado de Guerrero, tanto a nivel rural como urbano, cometiendo actos de tortura y asesinatos sobre militantes y simpatizantes del Partido de los Pobres. De suerte que, el Grupo Sangre cazaba a las bases sociales guerrilleras en la retaguardia de las zonas conurbadas de Acapulco, mientras que, el Ejrcito Mexicano enfrent al PdlP en las montaas.

As, comenzaron a aparecer cadveres sin identificar y con seas de tortura producidas por quemaduras, en Acapulco y poblaciones cercanas. Y, a partir de entonces se promover la despersonalizacin de los asesinados.

En vista de que, al desconocerse la identidad y las causas de los asesinatos, se le ha podido restar importancia, hasta justificar las muertes diciendo que, pueden ser personas conectadas con el hampa o con traficantes de drogas o bien que se trata de gente que cometi algn crimen, por lo que han sido ejecutadas en venganza [15].

Actos a los cuales el Grupo les sumo el contar con una crcel clandestina, ubicada en la colonia Fraccionamiento de Costa Azul, y reportando sus actividades nicamente al gobernador y al Comandante de la Zona Militar de Acapulco.

Y ms toda va, al pertenecer sus miembros a institutos armados, se les otorg impunidad y clandestinidad permanente. No se sabe quines eran sus miembros, pero no as quienes lo comandaban (Salvador Rangel Medina, Francisco Javier Barqun y Francisco Quirz Hermosillo).

Finalmente, para 1976, la DFS report que el Grupo Sangre haba dejado de existir, no obstante que, treinta de sus miembros actuaban en un grupo clandestino de represin bajo las rdenes del Capitn Francisco Javier Barqun. Dicho grupo segn se indic, se dedicaba a vengar los insultos cometidos contra el gobernador, Rubn Figueroa o se orient contra las personas que han tenido problemas con el Ejrcito, como traficantes de drogas (para llegar a un arreglo). Sujetos que en su mayora tras ser detenidos, fueron desaparecidos [16].

La Brigada Especial o Brigada Blanca.

El ltimo grupo, ms tecnificado, especializado y temible de los aos setenta fue, la Brigada Especial o tambin llamada Brigada Blanca. sta, superara por mucho a los grupos paramilitares ya citados. Hecho que se observa a partir de que su logstica sera de alcance nacional, tanto urbano como rural y demostrando su infalibilidad en el combate a la subversin, al lograr eliminar a muchos de los movimientos sociales.

Creada la Brigada Blanca, para eliminar a la Brigada Roja de la Liga Comunista 23 de Septiembre, as como luego de los asesinatos de los empresarios Eugenio Garza Sada, lder del grupo Monterrey; Fernando Aranguren, presidente de la Coparmex en Jalisco, y de la empresaria Margarita Saad Valenciano, plagiada en Guerrero [17].

La Brigada Blanca tendra una estructura militar y civil integrada por: Luis de la Barreda Moreno, director de la Federal de Seguridad; responsable de la Comisin de Seguridad, Miguel Nazar Haro; jefe del departamento jurdico, Alfonso Cabrera Morales; coordinador general de la comisin y responsable de las operaciones, Francisco Quiroz Hermosillo, comandante del segundo batalln de la Polica Militar; jefe del Estado Mayor, Mario Arturo Acosta Chaparro Escapite de l dependan las jefaturas regionales y operativas, en las que se encontraban personajes como Salomn Tans y Francisco Sahagn Baca [18].

Personajes, los ltimos dos, que fueron comandantes del temible Servicio Secreto y la Divisin de Investigaciones para la Prevencin de la Delincuencia (DIPD). As como trabajaron al lado de Arturo El Negro Durazo Moreno.

Adems de tales sujetos, el gobierno para combatir a la Liga en la capital, despleg helicpteros, un grupo especializado en desactivacin de explosivos, comunicaciones y acciones especiales (expertos tiradores de precisin, personal con manejo sicolgico), adems de que convirti los separos, que estaban en instalaciones de la DIPD en centros de tortura.

Acciones que se daran de manera que, el exterminio de las guerrillas rurales, recaera en el Ejrcito, especialmente sobre la Brigada de Fusileros Paracaidistas. Mientras que, para el combate de las guerrillas urbanas, se usara a la polica, pero no los agentes uniformados preventivos, sino la polica de investigacin, que con ropas de civil, han tenido la posibilidad de mimetizarse entre la sociedad; as como policas judiciales, agentes de la ex polica secreta y de la DFS [19].

Ofensiva que, hasta 1976, en el Valle de Mxico, se encontrara a cargo de un grupo de agentes pertenecientes al C-047108 de la Direccin Federal de Seguridad; sobre el 2 Batalln de la Polica Militar del Ejrcito Mexicano; para el Distrito Federal en la 6a Brigada de Servicios Especiales, tambin conocida como Base 21 o Comandos, de la Divisin de Investigaciones para la Prevencin de la Delincuencia (DIPD), rama de investigaciones perteneciente a la Direccin General de Polica y Trnsito (DGP y T), integrada por un jefe, 33 oficiales y 60 agentes; para el Estado de Mxico, fue creado el Batalln de Radio Patrullas del Estado de Mxico ( BARAPEM ), perteneciente a la polica estatal; y, por ltimo, por agentes asignados de la Polica Judicial Federal (PJF) y del Distrito Federal (PJDF).

Dichas corporaciones hacan investigaciones por separado y guardaba con celo sus pesquisas, ya que las capturas logradas figuraban como beneficios polticos para los altos funcionarios de cada dependencia, aspecto que derivo en que el combate a la guerrilla fuera disperso y desordenado.

Causando la falta de coordinacin caos en las investigaciones; la Polica Judicial Federal buscaba a guerrilleros que haban muerto a manos del Ejrcito Mexicano, adems de que el Ejrcito, no transfera detenidos a la DFS para interrogarlos, por lo que los agentes deban ir a los cuarteles militares a tomar sus propias declaraciones.

En otras ocasiones, los agentes Judiciales llevaban a cabo operativos aparatosos que ponan en alerta a los militantes, lo cual les permita su fuga; los agentes de la DIPD se concentraban en obtener informacin que les permitiera saber dnde estaba el dinero de la guerrilla, posibilitndole a los detenidos ganaran tiempo y sus compaeros abandonaran las casas de seguridad [20].

Respecto a los agentes comisionados a la Brigada Especial, estos seran en su mayora jvenes con edades entre los veinte y treinta aos, lo cual les permiti pasar desapercibidos al realizar sus patrullajes. As como, fueron sujetos que contaban con experiencia como policas polticos, infiltrndose en organizaciones estudiantiles de izquierda o participando en la destruccin violenta de ellas, como fue el caso de Max Toledo y Carlos Morales Garca, golpeadores y pistoleros al servicio de la Federacin de Estudiantes de Guadalajara, por lo que no necesitaron algn tipo de adoctrinamiento, excepto clases sobre cmo se origin la LC23S basadas en el Libro Blanco de la Liga Comunista, hecho para tal efecto.

En el caso de los salarios de los agentes, estos eran bajos, pero en contra parte reciban importantes prestaciones sociales como un bono mensual de $3,000.00, armas, artculos personales a bajo costo, gratificaciones por parte de empresarios, corporaciones y polticos, adems de un codiciado botn de guerra, en que se convertan las pertenencias de militantes de la LC23S y sus familiares, a quienes dejaban sus casas vacas y en caso de que los ocupantes murieran o desaparecieran, tambin se quedaban con las casas.

Y se encontraran entre los miembros ms destacados de la Brigada: Rafael Moro vila, nieto del ex gobernador de Puebla; Maximino vila Camacho, hermano del ex presidente Manuel vila Camacho; Julin Slim Hel, subdirector de la DFS en diciembre de 1976, hermano de Carlos Slim Hel, beneficiado en los aos 90 con la privatizacin de Telfonos de Mxico; Andrs Quintanar Reyna, hijo del General Alberto Quintanar Lpez, uno de los dirigentes del Batalln Olimpia.

Dentro de las actividades que realizo la Brigada se encontraran el espionaje, realizado hacia familiares y amigos de los militantes identificados, mismos que podan permanecer durante das o semanas detenidos e incomunicados en el Campo Militar Nmero Uno o en los reclusorios de la ciudad.

Adems, los actos de espionaje convirtieron en marginados sociales a algunos militantes, puesto que sus familiares, ante el terror de ser detenidos o el odio de perder sus bienes materiales los dejaron en el olvido presos. Mientras que otros exmilitantes y sus familiares ante el temor de que alguien algn da fueran a buscar informacin acerca de lo que callaron o negaron, se convirtieron en ermitaos, de suerte que algunos, desilusionados y en soledad, cayeron en alguna adiccin o se suicidaron [21].

As tambin, la Brigada realizara patrullajes, que le seran posibles gracias a que jams fue expuesta oficialmente por las autoridades gubernamentales y sus miembros, mantenidos en absoluto secreto, pudieron movilizarse por todos los rincones de la ciudad e infiltrarse como estudiantes, obreros, albailes, taxistas y vendedores ambulantes, con el nico fin de detectar las repartizas del Madera.

Motivos por los cuales, de pronto durante algn enfrentamiento con la guerrilla, aparecan vendedores callejeros de fruta, trabajadores de Telmex, de la compaa de luz, taxis con antenas de radiotransmisin en el toldo, turistas, clientes de una tortera y encuestadores. Todos portando armas cortas automticas listas para enfrentamientos callejeros, y entre el equipo del disfraz (puestos de fruta, cajas de herramienta) armas largas, como los fusiles Fal M-1 y M-2.

Y durante los enfrentamientos en las casas de seguridad, los agentes tomaban rehenes, casi siempre familiares o militantes detenidos, para utilizarlos como escudos humanos y que los atrincherados dejaran de disparar, pero si tal no ocurra, comenzaban a ejecutarlos como medio de coaccin y terror.

Posteriormente lanzaban bombas de gas dentro de la casa y disparaban a todo aqul que saliera, principalmente en las piernas para poder llevrselo vivo y torturarlo para obtener informacin. Despus del enfrentamiento llegaba un segundo grupo al lugar de los hechos y se encargaba de conducir a los detenidos, quienes eran vendados rpidamente de los ojos y aventados al piso en vehculos distintos, en donde los agentes se suban en ellos para que no pudieran moverse y en el camino eran golpeados.

Por otro lado, otra forma de control ejercida por el gobierno sobre la poblacin, sera el uso de los jefes de manzana, elegidos por medio de planillas entre los vecinos de una calle para, al menos en teora, apoyar el cumplimiento de planes y programas del gobierno o bien realizar obras y acciones de beneficio entre vecinos [22].

Pasando los nombres de todos los jefes de manzana a formar parte, a travs del PRI, del sistema de informantes de la Brigada Especial, siendo que deban avisar inmediatamente sobre movimientos sospechosos de vecinos o casas de apartamentos.

La aplicacin de tales acciones fue llamada por los franceses Dispositivo de Proteccin Urbana y los estadounidenses Aldea Estratgica. Adems, la Brigada tambin se valdra de encuestas falsas, hechas casa por casa, con las que contabilizaba el nmero de habitantes, la escolaridad, ocupacin y si haba miembros de una familia que se encontraran en otro Estado de la repblica.

Conocimiento sobre la poblacin, dentro de una determinada zona geogrfica, que les sera fundamental para preparar patrullajes, ya que, al tener una idea de quines habitaban en determinada zona, les era ms fcil ubicar y detener a personas sospechosas.

Dentro de la misma lgica, se encontraran grupos que patrullaran alrededor de las escuelas de nivel medio superior, llevando en sus vehculos fichas con los nombres y fotografas de todos los estudiantes sospechosos de militar o simpatizar con organizaciones sociales y armadas.

As, se les facilitaba detener a los estudiantes en cualquier momento, para obtener informacin que pudiese llevar a la detencin o eliminacin de algn guerrillero. Mientras que las fotografas, generalmente fueron extradas de los expedientes escolares, en complicidad con las autoridades escolares, generalmente de la UNAM e IPN, con los servicios policiacos en el combate a la guerrilla.

Dentro de tal entramado, los empresarios tambin fueron excelentes proveedores de informacin, facilitando expedientes laborales, as como realizaron informes sobre quienes simpatizaban con ideas comunistas e informaron sobre la aparicin de pintas y repartizas en los alrededores de sus fbricas o empresas [23].

Adems de que, cuando encontraron propaganda dentro de sus empresas o dirigida a sus trabajadores, los empresarios infiltraron agentes de la Brigada Especial para ubicar a los militantes y las fechas de las repartizas del peridico Madera. Hechos ante los cuales, algunas veces, los agentes extendieron su ayuda, deteniendo a todo aquel obrero que intentara llevar a cabo algn tipo de organizacin laboral.

Cabe sealar adems que, independientemente de la infiltracin a las fbricas, haba patrullajes intensos en las zonas industriales durante todo el horario laboral de diecinueve horas, permaneciendo las patrullas observando e intimidando a los trabajadores.

Ayuda ante la cual los empresarios a cambio, financiaron a la Brigada Especial, presentndose los casos de sobre sueldos que reciban agentes de la Brigada Especial como Nazar Haro. Incluso algunos empresarios lo solicitaron para realizar trabajos de investigacin como el robo de mercanca, espionaje corporativo, negociacin ante secuestradores y dems.

De forma que, pese a ser disuelta la DFS y con ella la Brigada Especial, algunos comandantes y agentes encontraron proteccin, trabajo y financiamiento en el seno de los grupos empresariales de todo el pas, particularmente para la conformacin de empresas de seguridad, ante los cual los empresarios sealaron que dichos agentes fueron patriotas al servicio de la nacin.

La reconfiguracin de la Brigada Especial.

Ante la desarticulacin y debilitamiento militar de la Liga, el gobierno de Jos Lpez Portillo permiti la competencia directa de funciones entre la Brigada Especial y un nuevo grupo represivo dependiente de la Direccin de Investigaciones para la Prevencin de la Delincuencia (DIPD): el Grupo Jaguar.

Dicho grupo sera ms brutal y sanguinario que la Brigada Especial, y seran ellos los que eliminaran al ltimo dirigente histrico, Miguel ngel Barraza Garca, durante un enfrentamiento en las inmediaciones de Ciudad Universitaria en el Distrito Federal, el 23 de enero de 1981, as como detuvieron - desaparecieron a la ltima dirigente, Teresa Gutirrez Hernndez, el 12 de enero de 1982.

No obstante tales hechos, pervivir del deseo de exterminio por parte del gobierno de la guerrilla durante los gobiernos de Luis Echeverra lvarez, Jos Lpez Portillo, Miguel de la Madrid y hasta la fecha.

De suerte que, si la competencia entre la Brigada Especial y el Grupo Jaguar provoco la disminucin de la operatividad del grupo. Por otra parte, se ha podido continuar con la estrategia contrainsurgente, pero a principios de los ochenta toma ms un carcter de guerra psicolgica diseada por el Ejrcito Mexicano, por lo que en 1982, el presidente Jos Lpez Portillo, declara una amnista a los guerrilleros que continuaban en prisin, en tanto que la Brigada sigui activa, al menos hasta 1984.

Hechos que tambin coincidirn, en los aos ochenta, tras el triunfo de la Revolucin Sandinista en Nicaragua, con la modificacin de las estrategias contrainsurgentes en todo el mundo, que a partir de entonces recurrir con mayor prioridad al paramilitarismo como forma de combate, aspecto que se expresa hoy en da en el narcoparamilitarismo.

Aspecto que ha tenido su expresin ms acabada en Colombia, donde los grupos econmicos y polticos afectados por la guerrilla, han financiado a grupos mercenarios, tambin conocidos como autodefensas, y que reconocindolos como organizaciones polticas beligerantes, han podido recibir beneficios e inmunidad otorgada a travs de amnistas.

Expresndose en Mxico tambin en aos recientes, particularmente en el estado de Michoacn, toda vez que una vez desarticulada la guerrilla urbana mexicana, resurgi la guerrilla rural con los grupos que pudieron sobrevivir a la persecucin de los aos setenta y ochenta, y stos utilizan nuevas estrategias en las que el uso de las armas es casi simblico y cuenta ms la penetracin meditica entre la poblacin [24].

De manera que el Estado mexicano ha continuado con su lnea represiva, a partir de que las torturas, desapariciones y ejecuciones siguen presentes en los grupos policiacos y militares. Mxime cuando, quienes exterminaron a la guerrilla de los setentas y ochentas se convirtieron en comandantes e instructores de nuevos grupos represivos, a pesar de que la mayor parte de sus miembros sufrieron el mismo final que los dems grupos clandestinos de represin, sealados y repudiados por la sociedad.

Hechos que se articularan que el conocimiento exclusivo adquirido por algunos comandantes y agentes, sobre como operan la poltica y los empresarios, es decir, la corrupcin, y se valieron de sta para enriquecerse o participar en actos criminales.

Ms aun cuando durante la represin haca la guerrilla, se entretejieron alianzas con algunos narcotraficantes, hecho reconocido por el General Mario Arturo Acosta Chaparro, quien declaro que: Los impuestos de los narcos crearon fortunas y otra parte del dinero fue destinado a la lucha contra los movimientos subversivos [25].

Aspecto que contribuir para que algunos agentes se dedicaran con especial nfasis al negocio del narcotrfico como Arturo Moreno Espinoza, quien ofreca proteccin a narcotraficantes en Sinaloa donde era jefe de la Polica Judicial en 1988. As como Manuel Cavazos Jurez y Rodolfo Resndiz Rodrguez, mismos que participaran en la matanza de doce asaltantes colombianos y un mexicano cuyos, restos fueron arrojados al Ro Tula en 1981.

Y que de ah dieran de nuevo el salto a la represin contrainsurgente, pero esta vez mediante el narcoparamilitarismo.


Hemerografa.

Falleci de cncer el general Francisco Quirs Hermosillo - La Jornada

www.jornada.unam.mx Inicio Poltica

Falleci de cncer el general Francisco Quirs Hermosillo - La Jornada

www.jornada.unam.mx Inicio Poltica

T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

Una ola de saqueos pone en alerta al Estado de Mxico - El Pas

https://elpais.com Internacional

El polica - Rafael Rodrguez Castaeda - Primer captulo ...

https://www.megustaleer.com/libro/el-policia/MX7645/fragmento/

Asesinan al general Mario Arturo Acosta Chaparro - Proceso

www.proceso.com.mx Nacional

Acosta Chaparro: Las deudas de un boina verde - Animal Poltico

https://www.animalpolitico.com Seguridad

 

Notas

[1] En octubre de 1961, ao en que la Revolucin Cubana se asume socialista, oficiales del Ejrcito Mexicano fueron enviados a tomar el Primer Curso Interamericano de Guerra Contrarrevolucionaria celebrado en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Ah aprendieron tcticas y estrategias de guerra no convencional, tambin conocidas como de Guerra Sucia, desarrolladas por el ejrcito francs tras la derrota sufrida en las guerras de liberacin de Indochina y Argelia; mismas que estaban basadas en nueve puntos: La creacin de escuadrones de la muerte, encargados de asesinar a miembros de la subversin y sospechosos; la desaparicin de detenidos a los que ya se les haba arrancado informacin a travs de la tortura; el Dispositivo de Proteccin Urbana, diseado para controlar los movimientos de la poblacin; el patrullaje sorpresa, consistente en la detencin violenta y sorpresiva de individuos en zonas de afluencia masiva, con el fin de atemorizar a la poblacin; conformacin de grupos paramilitares para que la poblacin civil atacara a los grupos subversivos; Accin Psicolgica, con la que se llevaban a cabo actividades tendientes a desprestigiar a los grupos subversivos; creacin de campos de concentracin en los que se obtena el arrepentimiento de militantes revolucionarios para infiltrar sus antiguas organizaciones; la utilizacin de la tortura como forma de obtener informacin, misma que era vista como una constructiva razn de Estado; Por ltimo se encontraba el golpe de Estado o guerra total, con la que se obtena el pleno dominio militar sobre la poblacin y con ello se proceda al desplazamiento de poblaciones para asegurar un mximo control y la eliminacin de cuadros revolucionarios como tctica para eliminar a la subversin.

Algunos de estos nueve puntos de la guerra contrarrevolucionaria o contrainsurgente fueron aplicados en el combate contra los grupos armados mexicanos, en especial el asesinato, la tortura y la desaparicin de militantes detenidos, sin atacar por ningn motivo las causas que le dieron origen. Extrado de: T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

Para informacin ms detallada sobre el concepto de Guerra Sucia tambin se puede consultar en Rebelin: Mxico arde al calor empresarial (IX y ltimo). El vnculo indisoluble entre el proyecto empresarial y la contrainsurgencia. Ramn Csar Gonzlez Ortiz. 04-09-2017

[2] T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[3] Falleci en un hospital militar, en 2006.  Implicado en presuntas desapariciones forzadas ocurridas en el estado de Guerrero, adems fue sentenciado por las autoridades militares por ser penalmente responsable de haber dado proteccin al extinto Amado Carrillo Fuentes, creador y lder del crtel de Jurez, de acuerdo con informacin de inteligencia gubernamental

Falleci de cncer el general Francisco Quirs Hermosillo - La Jornada

www.jornada.unam.mx Inicio Poltica

[4] Acosta Chaparro: Las deudas de un boina verde - Animal Poltico

https://www.animalpolitico.com Seguridad

[5] Acosta Chaparro sera asesinado en 2012, baleado luego de que descendi del vehculo en el que se transportaba, una camioneta Explorer azul marino, placas 275-UBK del Distrito Federal.

Hecho que ocurre, en momentos en que el general investigaba el secuestro del panista Diego Fernndez de Cevallos y se crea la comisin de la verdad, que estara encargar de investigar las desapariciones durante la guerra sucia en el estado de Guerrero, de las cuales uno de los principales implicados era el general Arturo Acosta Chaparro.

La comisin tendra una vigencia de dos aos para su funcionamiento y facultades para acceder a los archivos judiciales de la poca, con el objetivo de procesar judicialmente a los responsables de las violaciones a derechos humanos durante las dcadas de los 70 y 80.

Asesinan al general Mario Arturo Acosta Chaparro - Proceso

www.proceso.com.mx Nacional

[6] 1947, el presidente Miguel Alemn Valds crea por decreto cre la Direccin Federal de Seguridad (DFS), adscrita a la Secretara de Gobernacin.

El polica - Rafael Rodrguez Castaeda - Primer captulo ...

https://www.megustaleer.com/libro/el-policia/MX7645/fragmento/

[7] Estuvo constituido por 120 elementos provenientes de batallones del ejrcito de todo el pas, elementos de la Direccin Federal de Seguridad, Polica Judicial Federal, Polica Judicial del Distrito Federal e Inspeccin Fiscal Federal, contaba con un alto nmero de oficiales, adems de depender directamente del Estado Mayor Presidencial (EMP), el que a su vez, es el encargado de la seguridad y logstica del presidente de la repblica. En: T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[8] T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[9] T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[10] T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[11] La utilizacin de personas de bajos recursos econmicos dentro de los grupos represivos ha sido una constante a lo largo del tiempo. Karl Marx escribi en El dieciocho Brumario de Luis Bonaparte que la Repblica Burguesa francesa, dirigida por Luis Napolen, haba derrotado la insurreccin proletaria de junio utilizando, entre otros, al lumpen proletariado organizado en la Guardia Mvil, creada en 1848 y reclutada con jvenes de baja extraccin social, con la misin principal de reprimir las revueltas populares. En: T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[12] Similar a lo ocurrido durante el actual mandato priista encabezado por Enrique Pea Nieto, los llamados saqueos a principios de 2018. Actos registrados desde la zona metropolitana de Toluca, la capital del Estado, hasta el oriente en los suburbios de Nezahualcyotl y Ecatepec. As como en Michoacn e Hidalgo, y en la Ciudad de Mxico, en las delegaciones Gustavo A. Madero e Iztapalapa. En: Una ola de saqueos pone en alerta al Estado de Mxico - El Pas

https://elpais.com Internacional

[13] T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[14] T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[15] Desconcierto, mediante el cual, el gobierno ha obtenido tres resultados: elimina opositores, con la aparicin del cadver causa terror en la poblacin, principalmente en los militantes contrarios y, por el otro, la poblacin al especular acerca de la causa de la muerte, la autoriza excusando as la responsabilidad gubernamental. En: T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[16] T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[17] La Jornada: Jefe de la Brigada Blanca, persigui a la Liga Comunista

www.jornada.unam.mx/2012/04/22/politica/004n1pol

[18] Algunos ex militantes de los grupos armados, as como estudiosos, consideran que la Brigada Especial fue una coordinacin de los diferentes cuerpos policiacos, lo cual es incorrecto. La confusin parte de que quienes se encargaban del combate contrainsurgente utilizaban casi siempre las mismas tcnicas en su labor: torturas, ejecuciones y desapariciones; sin embargo, aunque tambin las realiz la Brigada Especial, no fueron un grupo constituido exclusivamente para esa tarea, ni actuaron con la misma impunidad ni clandestinaje; de hecho, la brutalidad aplicada por la Brigada Especial provoc temor en los agentes policiacos de otras corporaciones. T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[19] Ms todava, la importancia en el uso de la polica en el combate a la guerrilla urbana se debi principalmente a que sus elementos se encuentran dispersos en la poblacin, cualidad que les facilita una labor de espionaje; y a diferencia de los militares, eran mejor vistos ante la ciudadana ya que sus actividades ocultas podan ser enmascaradas con el combate a la delincuencia comn (aspecto que se desgasto en los ochentas), aunque como se ha visto antes, esto era difcil de percibir entre la poblacin debido al comportamiento criminal con que operaban; son ms baratos de mantener que el ejrcito, adems de que stos ltimos tienden a exagerar las medidas de mantencin del orden, polarizando a la sociedad y creando resentimiento contra la autoridad. T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[20] Miguel Nazar Haro, agente y directivo de la DFS especializado en contrainsurgencia, se quej de esta situacin y recorri los estados del pas en donde llev a cabo reuniones para que sin discoleras, sin celos profesionales, sin envidias, deber existir una absoluta coordinacin entre Ejrcito y las diversas Policas, para evitar la dispersin de la informacin y contener principalmente los asaltos bancarios, primordial fuente de financiamiento de los grupos insurgentes.

Abundando en tal sentido, Nazar declar en el ao 2003, durante el proceso judicial que se le sigui por su participacin en los delitos de lesa humanidad cometidos durante los aos sesenta y setenta que, cuando cometan un delito los grupos guerrilleros, al lugar llegaban diversos cuerpos policiacos y se enfrentaban entre s creyendo que eran los delincuentes. T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

 

[21] T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[22] T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[23] T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[24] T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

[25] T esis - Cedema.org

www.cedema.org/uploads/Ortiz_Rosas-2014.pdf

Ramn Csar Gonzlez Ortiz es Socilogo y Maestro en Estudios Polticos y Sociales por la Facultad de Ciencias Polticas y Sociales de la UNAM.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter