Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-03-2018

Mercado de trabajo, un lugar de expresin de la desigualdad

Paula Espaol
Pgina/12


Las desigualdades de gnero tienen una expresin muy clara y contundente en el campo de la economa. En particular, el mundo laboral es uno de los que expresa de forma ms cabal estas asimetras. Las mujeres solemos ganar menos, tener una menor tasa de actividad, un mayor grado de informalidad y accedemos a trabajos de menor calificacin, entre otras cosas.

Existen distintas formas en la literatura para graficar estos problemas. Por ejemplo, el techo de cristal hace referencia a la dificultad que tenemos las mujeres para acceder a los cargos jerrquicos y gerenciales por el slo hecho de nuestra condicin de gnero.

La idea de paredes de cristal, por su parte, describe la segregacin laboral, esto es la baja tasa de feminizacin de ciertos sectores que en general suelen ser los ms dinmicos y con mejores condiciones laborales.

Otro concepto es del de pisos pegajosos y apunta a la realidad que viven las mujeres de menores ingresos que acceden a trabajos de peor calidad, mayor informalidad, peores pagos y con poca capacidad de progreso en relacin a la de los hombres.

Para ponerlo en nmeros, en base a datos del Indec (Encuesta Permanente de Hogares-EPH): las mujeres ganamos aproximadamente un 30% menos que los hombres, lo que es explicado por factores observables (por ej. horas trabajadas) pero tambin por factores no observables, que se relacionan directamente con la discriminacin de gnero. Tenemos una mayor tasa de informalidad, que ronda el 37%, contra el 31% de los varones. Nuestra participacin en el mercado laboral (tasa de actividad) es sensiblemente menor: 48% vs 69%. La subocupacin horaria es del 13% en las mujeres y 9% en los hombres.

La tasa de desocupacin alcanza el 9,5%, contra un 7,3% de los varones. Y en el caso de las mujeres jvenes, la poblacin ms vulnerable, el nmero es alarmante: el 19,5% de la poblacin econmicamente activa no encuentra trabajo.

Una de las principales causas de estos fenmenos es la distribucin desigual de las tareas domsticas o el trabajo no remunerado. Segn la nica encuesta a nivel nacional realizada al respecto en el 2013, las mujeres en promedio dedicamos casi el doble de tiempo que los hombres a estas tareas (6,4 horas contra 3,4), que incluye el cuidado de personas, los quehaceres domsticos y el apoyo escolar.

Es justamente esta distribucin desigual la que, entre otros elementos, nos restringe el acceso pleno al mercado laboral, y si lo hacemos, reduce las horas disponibles para dedicarle. Y esto, en general, implica que obtengamos trabajos ms informales que se puedan ajustar a las limitaciones horarias mencionadas.

En el ltimo informe publicado por el Observatorio de Empleo, Produccin y Comercio Exterior (ODEP) de la Universidad Metropolitana para la Educacin y el Trabajo (UMET) mostramos que estas desigualdades y brechas de gnero exhibieron indicios de empeoramiento durante la gestin del actual gobierno. Por ejemplo, la brecha salarial pas de 26% a 32%, mientras que la informalidad laboral creci un punto ms entre las trabajadoras mujeres que entre los varones.

Las diferencias an no son de gran magnitud ya que los cambios en el mercado laboral suelen ser de largo plazo y estructurales. Sin embargo es esperable que, en situaciones de desmejora de las condiciones laborales, sea justamente la poblacin ms vulnerable (mujeres y, en particular, las jvenes) las que muestren un mayor grado de empeoramiento. De hecho, es lo que confirman estos nmeros: la precarizacin en el mercado laboral se acentu particularmente para las mujeres en los ltimos dos aos.

En definitiva, hay mucho camino por recorrer hacia una real igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Y como muestran los datos, la esfera econmica y el mercado laboral no son una excepcin de las cuentas pendientes que como sociedad tenemos en la materia. Bienvenido el 8M y el paro de mujeres para darle visibilidad a estos temas y colocarlos con ms fuerza en la agenda de debate.

Paula Espaol. Directora de Radar Consultora.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/100122-mercado-de-trabajo-un-lugar-de-expresion-de-la-desigualdad



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter