Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-03-2018

Petro y 70 aos de asesinatos polticos

Camilo Rengifo Marn
Rebelin


Aunque la fiscala asegura que en el ataque contra el candidato presidencial izquierdista Gustavo Petro, el 2 de marzo en Ccuta, no se utilizaron armas de fuego, las luces de alerta siguen encendidas en un pas que durante 70 aos el asesinato poltico ha sido una de las tradiciones de un poder fctico amparado por la impunidad.

Hasta hace algunas semanas Petro era considerado por analistas como un instrumento artificialmente inflado con encuestas dieadas a gusto de grandes jugadores electorales para meter miedo a los ricos y las clases medias presas de un pnico patolgico, para agudizar el fascismo social, como lo caracteriza Boaventura de Sousa Santos, entre los segmentos ms pobres y miserables.

La narrativa utilizada para el efecto es la de castrochavismo y petrochavismo, la venezuelizacin de Colombia por Petro en caso de llegar a ser elegido como Presidente. Sin embargo, las cosas parecen tener otro cariz. A estas alturas de la campaa, con Petro posicionado en la punta de las encuestas y de varios sondeos, su figura y liderazgo tom otro rumbo, se agigant y, por ende, su persona comenz a correr ms peligro.

El analista Horacio Duque afirma que Petro adquiri una consistente dimensin poltica, se volvi una razn social muy potente, alcanz la forma de un avatar popular en el que se cuelan todas las rabias, todas la indignacin acumulada, todas las demandas ms sensibles de los pobres, de los trabajadores, de los indgenas, de los afros, mujeres, maestros, jvenes, ambientalistas, LGBTI etc.

Lo cierto es que el asesinato poltico en Colombia, tiene trgicos antecedentes y para no remontarnos a la poca de la independencia es a partir del magnicidio de Jorge Elicer Gaitn, el 9 de abril de 1948, que una y otra vez, por setenta aos, el mtodo que ha usado la democrtica oligarqua burguesa colombiana para frenar a los candidatos adversarios los populares- ha sido su eliminacin fsica. Muchas veces con guin redactado en Washington, claro.

Gaitn fue asesinado por su compromiso con la reforma agraria, y porque se declar a favor de la nacionalizacin de sectores decisivos de la economa, como los bancos. Pero el asesinato de lderes populares no par ah: el 11 de octubre de 1987 fue asesinado Jaime Pardo Leal, dirigente de la Unin Patritica (UP), quien como candidato presidencial en 1986 haba obtenido una cifra rcord de votos.

Casi dos aos despus, el 18 de agosto de 1989 Popeye, un sicario del narcotraficante Pablo Escobar, asesin al candidato del Partido Liberal, Luis Carlos Galn, que era el favorito segn las encuestas y el 22 de marzo de 1990 a Bernardo Jaramillo, que se sum a la masacre de 11 congresistas y miles de militantes de la UP y el Partido Comunista Colombiano.

En ese momento, el ex movimiento guerrillero M19 (del cual Petro era militante), competa por primera vez en elecciones por la presidencia, y su candidato Carlos Pizarro Leongmez fue ametrallado dentro de un avin el 26 de abril de 1990. Veinte aos despus, en 2010, se determin que funcionarios de la polica poltica DAS, entre ellos su exdirector, fueron partcipes del crimen.

Popeye, quien acompaa al Centro Democrtico, recientemente celebr el asesinato de Carlos Pizarro, asegurando que si Carlos Castao no lo mataba, hoy Colombia sera otra Venezuela

Manuel Cepeda Vargas, ex secretario de la Juventud Comunista y director del semanario Voz, fue asesinado el 9 de agosto de 1994 por suboficiales retirados del Ejrcito. Contra la vida de Ada Avella tambin se atent obligndola a salir del pas.

Los ultraderechistas Cambio Radical, Centro Democrtico, y el propio presidente Juan Manuel Santos, junto con los medios hegemnicos de comunicacin como Caracol y RCN, han tratado de imponer en el imaginario colectivo de que Venezuela es una dictadura castrochavista, y que todos las personas, grupos y partidos de izquierda, incluyendo a Gustavo Petro, son castrochavistas, y por ende, como deca Popeye, hay que detener la amenaza de que Colombia se convierta en una nueva Venezuela.

Mientras sigue la campaa presidencial, lderes sociales y defensores de Derechos Humanos siguen siendo asesinados sistemticamente en Colombia, con la impunidad brindada por el poder fctico. En lo que va del 2018 se registraron 40 asesinatos, ms de uno cada dos das entre los que se destacan lderes campesinos, indgenas, afrodescendientes e integrantes del nuevo partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Comn (FARC).

Algunos de los lderes asesinados desarrollaban actividades relacionadas con la restitucin de tierras, sustitucin de cultivos ilcitos, oposicin a proyectos minero energticos, defensa de los derechos humanos, defensa del territorio y del medio ambiente

La Fiscala General report 2.292 personas inhumadas como no identificadas solamente en cinco cementerios de los llanos orientales. En promedio se restituyeron 15 cuerpos por ao, lo cual indica que hacen falta 144 aos para entregar dignamente el total de los cuerpos inhumados tan slo en estos cinco cementerios. Encontrar e identificar a todos los desaparecidos de Colombia podra durar un milenio.

Los esfuerzos de los medios hegemnicos por enlodar y degradar la figura del exalcalde bogotano parece haber sido contraproducente para el establishment. Petro hoy representa la memoria histrica acumulada, en el camino de la paz y la justicia social. Por ahora va esquivando las balas


Camilo Rengifo Marn, Economista y docente universitario colombiano, analista asociado al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE,www. estrategia.la)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter