Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-03-2018

Una Italia sin gobierno renueva su poltica

Federico Larsen
Tiempo Argentino

En las elecciones del domingo pasado, ninguna fuerza logr la mayora absoluta. Los italianos castigaron a los partidos tradicionales y miran con preocupacin las negociaciones para formar gobierno, que culminarn el 23 de marzo cuando comiencen los cabildeos para elegir primer ministro.


El Movimiento 5 Estrellas (M5E) arras. La Liga destron al partido de Silvio Berlusconi en la alianza de centro-derecha. El oficialista Partido Democrtico se derrumb por debajo del 20% y entr en crisis. Mal debut para la izquierda de Liberi e Uguali que entra al parlamento por muy poco. Esas son, en sntesis, las principales conclusiones que dejaron las elecciones del pasado domingo en Italia.

Un panorama que, como se esperaba en la previa, deja un parlamento bloqueado, sin ninguna fuerza en condicin de llegar a la mayora absoluta por s sola para poder formar un nuevo gobierno. El encargado de destrabar esta situacin ser, en los prximos das, el presidente de la repblica Sergio Mattarella, quien deber reunirse con todas las fuerzas polticas y sondear su disponibilidad a establecer acuerdos que permitan dar vida a un nuevo Ejecutivo. "Ahora espero que los partidos demuestren responsabilidad, y prioricen el inters nacional", advirti en la previa de las consultas que empezarn tras la conformacin oficial del parlamento, el prximo 23 de marzo.

Matteo Salvini, lder del ultraderechista y xenfobo partido La Liga, fue el ms votado dentro de la coalicin de centro-derecha y le gan la conduccin al octogenario Berlusconi. "No haremos pactos orgnicos con ningn partido", asegur Salvini en los ltimos das acerca de la formacin de un gobierno conservador. Tambin descart la posibilidad de un "gobierno tcnico" para el pas. Salvini, adems, asegur que en caso de que no se pueda formar un nuevo Ejecutivo prefiere "volver a las urnas".

La estrategia sera entonces apuntar a una de las histricas caractersticas de la poltica italiana: el transfuguismo. En los ltimos cinco aos hubo unos 500 cambios de grupo legislativo dentro del parlamento italiano, de diputados y senadores elegidos por un partido y que luego cambiaron de bandera, algunos hasta diez veces. Si bien se trata de una prctica conocida, parece realmente difcil que el centro-derecha convenza a los 70 legisladores que le faltan para que voten a favor de un gobierno guiado por Salvini.

El otro candidato a convertirse en primer ministro es el jefe poltico del M5E Luigi di Maio. En este caso, adems de los problemas aritmticos, el partido fundado por el cmico Beppe Grillo debe enfrentar algunos de coherencia. El movimiento naci justamente en rechazo a todos los partidos polticos habidos y por haber y sus cabildeos y lobbys para sostenerse en el poder. Ahora que tienen la posibilidad de gobernar el sistema, las reglas los obligan a negociar con aquellos que insultaron y agraviaron durante la campaa electoral. Di Maio, para sortear el obstculo puso condiciones a cualquier pacto: todos los ministros deben ser del 5 estrellas, l convertirse en primer ministro, y el programa de gobierno ser el suyo. Una oferta a todas luces inaceptable, si no fuera que la alternativa sera un gobierno de derecha, con racistas y nuevamente Berlusconi en el mando.

Es por eso que en las filas del oficialista Partido Democrtico se desat un debate furioso. Matteo Renzi present su renuncia pospuesta como secretario del partido, que ser efectiva slo una vez terminada la fase de constitucin del nuevo gobierno. De esta manera quiere asegurarse que su lnea sea la que prevalezca: ningn acuerdo con nadie y que el PD pase a la oposicin. Una actitud que provoc la indignacin general dentro del partido. Primero por la arrogancia de Renzi, claro culpable del desastre electoral del centro-izquierda. Y luego porque la posibilidad de una alianza con el M5E, por ms que disguste, comienza a ser ms digerible. Dirigentes y referentes del progresismo italiano, como el director del prestigioso diario La Repubblica, ya se pronunciaron en este sentido, provocando un terremoto que an est en curso.

Descartadas por ahora las opciones de un gobierno anti-europeo con M5E y Liga juntos, y la reedicin del pacto de 2013 entre Renzi y Berlusconi las dos fuerzas tradicionales, juntas, no llegan por primera vez en 30 aos, a sumar ni la mitad de los escaos necesarios para gobernar, Italia se encamina hacia un largo perodo de negociacin y acuerdos. Y si no se llega, a las urnas de vuelta. Una pesadilla para muchos ciudadanos. El momento de emerger para muchos polticos.

El sistema poltico italiano

En Italia, para que un gobierno pueda comenzar su tarea, debe reunir el apoyo de la mayora absoluta del parlamento, es decir 315 diputados y 158 senadores. En las elecciones del domingo surgieron dos grandes bloques parlamentarios el M5E con 223 diputados y 112 senadores, la coalicin de centro-derecha (La Liga, Forza Italia y Fratelli d'Italia) con 263 diputados y 138 senadores, que buscarn acercarse a las otras minoras, el Partido Democrtico que logr slo 86 diputados y 43 senadores, y Liberi e Uguali, con 14 diputados y cuatro senadores.

A estos hay que sumar los 12 legisladores elegidos en el extranjero, entre los cuales se encontrarn aquellos que resultaron electos en Amrica del Sur: los neo-diputados Mario Alejandro Borghese del MAIE, Eugenio Sangregorio de USEI, Fausto Guilherme Longo del PD y Luis Roberto Di San Martino Lorenzato Di Ivrea de La Liga en la coalicin de centro-derecha; y los senadores Ricardo Merlo del MAIE y Adriano Cario de USEI.

Fuente: https://www.tiempoar.com.ar/articulo/view/75107/una-italia-sin-gobierno-renueva-su-pola-tica

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter