Portada :: Europa :: Fortaleza Europa. La UE contra los inmigrantes
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-03-2018

Indignacin en Francia ante el endurecimiento de la ley migratoria

Luna Gmez
La Marea

Cuatro universidades francesas son ocupadas por voluntarios y personas migrantes en respuesta a los intentos del gobierno de Emmanuel Macron para dar su ltimo golpe de gracia contra los demandantes de asilo.


La inmigracin vuelve a ser protagonista de un polarizado panorama poltico en Francia. El proyecto de ley sobre asilo e inmigracin presentado el 21 de febrero por el ministro del Interior, Grard Collomb, ha vuelto a poner en evidencia la divisin y falta de estrategia en Francia frente al incesante flujo de inmigrantes y de refugiados. La izquierda y las asociaciones de apoyo a las personas migrantes tachan la propuesta de indigna, mientras que Marine Le Pen, del ultraderechista Frente Nacional la califica de laxa. Incluso un nutrido grupo de diputados de La Rpublique en Marche (LREM), el partido del presidente Emmanuel Macron, la critican por considerarla desequilibrada.

Acelerar la tramitacin de demandas de asilo, reforzar la lucha contra la inmigracin irregular y mejorar las condiciones de integracin y acogida de los extranjeros en situacin regular. Estos son los tres principios que, en teora, rigen el controvertido proyecto de ley y que provocaron que los dos principales rganos que gestionan las solicitudes de asilo en Francia se mantuviesen en huelga durante la presentacin de la medida. La Ofpra (Oficina Francesa de Proteccin de los Refugiados y Aptridas) y la CNDA (Corte Nacional del Derecho al Asilo) consideran que la reforma implicar un retroceso para los derechos de las personas que ellos atienden (en torno a 100.000 solicitudes solo en 2017), adems de la sobrecarga que conllevar para sus propios trabajadores.

An a la espera de que el Parlamento se pronuncie sobre esta propuesta en abril, sus defensores aducen que servir para facilitar la reunificacin familiar de personas migrantes, mientras que sus detractores subrayan el desmn que supone, por ejemplo, establecer multas de 3.750 euros para los inmigrantes que crucen las fronteras francesas de forma irregular. La norma plantea tambin reducir de 120 a 90 das el plazo mximo para que un inmigrante tramite su solicitud de asilo, as como ampliar la privacin de libertad de 45 hasta 90 das para quienes deban abandonar el pas tras el rechazo de la demanda, un mayor margen para que las autoridades negocien una posible repatriacin. Este es el caso de Omar Hussein, que tras dos semanas encerrado en una celda de un Local de Retencin Administrativa (LRA) sin asistencia mdica ni jurdica aguarda ser reenviado a Italia donde le tomaron por primera vez sus huellas. De ser aprobada la propuesta, estas personas solo dispondrn de 15 das para recurrir, lo que impedir que muchos solicitantes puedan apelar la negacin de refugio, segn explica Pierre Henry, presidente de Francia Tierra de Asilo. A ojos de Henry, esta propuesta va en contra del principio fundamental del derecho a asilo en un pas donde el 4,2 millones de personas (6,4% de la poblacin francesa) son de nacionalidad extranjera, segn los datos ms recientes (2014) del Instituto Nacional de Estadstica y Estudios Econmicos.

Universidades ocupadas contra el racismo de Estado

La criba de personas y el desprecio con el que son atendidos los inmigrantes por el Estado galo son dos de las principales prcticas racistas ms preocupantes en Francia, sostiene Amandine, del comit de apoyo a la ocupacin de la Universidad de Vincennes en Saint-Denis (ms conocida como Pars 8). Amandine pide ocultar su verdadera identidad tras un pseudnimo para evitar posibles represalias legales.

Desde el 30 de enero, un centenar de inmigrantes y una treintena de voluntarios ocupan uno de los edificios de esta universidad situada en la periferia norte de Pars. Protestan y actan as contra lo que consideran un racismo de Estado invisibilizado que corre el riesgo de agravarse si el proyecto de ley del ministro Collomb es aprobado. Esta ley condena a la mayora de los exiliados a la deportacin, a la reclusin o a la clandestinidad, afirma el comit de apoyo a la ocupacin en uno de sus comunicados.

Con esta ya van cuatro universidades ocupadas en Francia: se viven episodios similares en Lyon, Grenoble y Nantes que tras cuatro meses de ocupacin fue evacuada este 7 de marzo con la alternativa de pasar el invierno en una antigua residencia de ancianos -, adems del intento frustrado de la Sorbona (Pars), donde los ocupantes no lograron resistir ni un da completo debido a los esfuerzos del presidente de la institucin y de la polica para expulsarlos.

La toma de universidades va ms all del apoyo simblico a las personas migrantes y la protesta. Adems de darle visibilidad meditica a la situacin, la ocupacin de este edificio permite crear un lugar de encuentro para que los que realmente estn siendo afectados, la poblacin inmigrante, puedan organizarse polticamente y difundir los consensos de sus asambleas, seala Amandine, quien adems destaca que uno de los principales frentes es acabar con el Reglamento de Dubln, la norma internacional que establece que solo el primer pas europeo donde las autoridades recogen las huellas dactilares de un inmigrante puede tramitar su solicitud de asilo. Si un refugiado fue obligado a registrar sus huellas en Francia pero su intencin es llegar a Reino Unido -para reunirse con su familia, por ejemplo- las autoridades britnicas lo deportarn automticamente de vuelta al territorio francs pues sera el nico pas donde podra solicitar el asilo en caso de cumplir los requisitos.

El edificio ocupado de la Universidad de Pars 8 es fcilmente reconocible por las grandes pancartas en varios idiomas que cubren su fachada. Resistir por cualquier medio, reza uno de los muros exteriores. En las paredes interiores, nada ms entrar, los mensajes se superponen unos sobre otros, y entre lneas aparecen papeles que muestran la distribucin de actividades. Estas salas de aulas son hoy un cobijo y un lugar de expresin y creacin efmera. Entre consejos sobre cmo hacer una revolucin y eslganes -hay que ser obediente para ser libre?, no hay libertad en el capitalismo-, los pasillos rebosan de personas que se mueven de un lado para otro para participar en la larga lista de actividades que all tienen lugar cada da.

El olor a cuscs salta de la cocina hasta la sala de reuniones aledaa y la farmacia. Los dormitorios estn separados para hombres y mujeres, y en uno de los rellanos de las escaleras hay un armario libre servicio. Todos esos bienes provienen nicamente de donaciones annimas. Incluso existe una caja con dinero para quien necesite comprar, por ejemplo, un billete de metro.

Beshir, un eritreo que pide ocultar su verdadero nombre y su rostro por miedo a ser identificado, es uno de los habitantes de esta universidad ocupada. Casi todo el mundo le conoce porque hace de traductor en las asambleas. Aqu estamos viviendo como una familia y luchamos todos por los mismos objetivos: acabar con Dubln y conseguir nuestros papeles, cuenta este inmigrante, que lleva ms de 20 aos huyendo de la guerra, primero de Eritrea y despus de Sudn, el segundo pas donde se mud con su familia aos antes de emprender su viaje en solitario hacia Europa. Yo solo quiero comenzar mi vida, afirma Beshir despus de relatar su trayectoria para llegar a Italia desde Libia, donde trabaj encerrado durante seis meses para poder juntar los 3.000 dlares (unos 2.450 euros) que le cobraron las mafias para atravesar el Mediterrneo. Era horrible, nos tenan en una especie de prisiones, nos vendaban los ojos y no sabamos ni dnde nos llevaban a trabajar.

Opiniones enfrentadas ante las nuevas reglas de inmigracin

En diciembre de 2017 el gobierno francs aprob una circular para censar a los inmigrantes de los albergues sociales y clasificarlos segn sus posibilidades de obtener asilo. En febrero de este ao, la Asamblea Nacional (cmara baja francesa) aprob una ley para facilitar la retencin de los denominados inmigrantes dublineses (aquellos que ya han dejado sus huellas dactilares en otro pas de Europa) hasta que abandonen el territorio francs. Ahora el ministro Collomb viene a dar lo que las organizaciones de apoyo a las personas migrantes consideran su ltimo golpe de gracia para acabar con los fundamentos del asilo en Francia e interponer una criba entre los buenos y malos migrantes mediante su proyecto de ley de asilo e inmigracin.

Es difcil saber a ciencia cierta la procedencia de muchos demandantes de asilo que llegan a Europa sin documentos porque las mafias se los quitan para evitar que haya constancia de la identidad de los que fallecen en la travesa, explica Irene Martnez, abogada espaola residente en Francia. Martnez opina que este proyecto de ley puede convertirse en una forma de cribar y excluir a las personas que llegan a Francia sin documentos. Por esta razn, el comit de ocupacin de la Universidad de Pars 8 se opone a la clasificacin por nacionalidades y a la distincin entre refugiado y migrante econmico, en respuesta a la del ministro del Interior, que sostiene que estamos obligados a hacer esa diferencia porque en un momento dado, no podremos darle un porvenir a todo el mundo, una idea que tambin comparte el presidente francs, Emmanuel Macron.

 

 

Los defensores de esta propuesta ven una ley ms rpida y eficaz que pretende alinearse a los principios del resto de pases europeos, mientras que sus detractores la perciben como una amenaza que podra disuadir a las personas para pedir asilo en Francia. A la espera de que el gobierno de Macron defina con hechos el rumbo de su poltica migratoria, el comit de la ocupacin de inmigrantes y voluntarios lanza el llamamiento a una manifestacin contra la poltica migratoria francesa y europea para el prximo 17 de marzo. Mientras tanto, contina movilizndose con la esperanza de conseguir documentos de residencia para el centenar de ocupantes de la Universidad de Pars 8 y, a medio y largo plazo, lograr la derogacin del reglamento de Dubln, una norma que quita el sueo a quienes dejaron sus huellas en la comisara de algn pas europeo al que no desean volver.

*Los nombres de algunos de los entrevistados han sido modificados para preservar el anonimato de inmigrantes y voluntarios del Comit de apoyo a la ocupacin.

Fuente: http://www.lamarea.com/2018/03/11/indignacion-politicas-migratorias-francia/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter