Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-03-2018

Una evaluacin estadounidense
Por qu Vietnam sigue siendo importante? (Parte III)

Matthew Stevenson
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


 En busca de una brillante y luminosa mentira  

 La batalla de Ap Bac, en el delta del Mekong, ocup un lugar destacado en la formacin del teniente coronel John Paul Vann y, sobre todo, en el desplome estadounidense en Vietnam.

Matthew Stevenson, en exclusiva para CounterPunch, ha viajado desde Hi Phng y Hanoi, en lo que antes era Vietnam del Norte, hasta las tierras altas centrales y Ciudad Ho Chi Minh, la antigua Saign, en bsqueda de los vestigios de la guerra de EE. UU. en Vietnam. Esta es la III Parte de una de serie de ocho (Vase: I Parte , II Parte ).

En este viaje a Vietnam pas gran parte de mi tiempo en busca del elusivo personaje de John Paul Vann, el sujeto de la premiada historia de Neil Sheehan A Bright Shining Lie [Una brillante y luminosa mentira]. El libro, de alrededor de 800 pginas, se public en 1988, y recoge la historia del servicio de Vann en Vietnam, donde empez a servir en 1962, con el grado de teniente coronel, como asesor de una divisin vietnamita en el delta del Mekong.

Aunque Vann se retir del ejrcito en el verano de 1963, no pudo dejar de lado el pas ni la guerra, por lo que volvi all para trabajar como experto en pacificacin civil y otras responsabilidades hasta junio de 1972.

Muri en un accidente de helicptero justo despus de la batalla de Kon Tum, en la que como oficial del servicio exterior de ms alto grado haba estado al frente de las fuerzas estadounidenses.

Entre una y otra fecha, como se explica en la magistral biografa de Sheehan, Vann se convierte en una metfora de todas las promesas y decepciones de la intervencin estadounidense en Vietnam.

Vann nunca dej de creer que la guerra poda ganarse, pero estaba en total desacuerdo con tipos como Robert McNamara y el general William Westmorland en que una guerra de desgaste pudiera tener xito tanto contra el Viet Cong como contra el ejrcito regular norvietnamita.

La brillante y luminosa mentira, dependiendo del captulo del libro, se refiere a la ilusin de EE. UU. respecto a Vietnam o a la del propio John Paul Vann, quien, a pesar de su apariencia de boy scout y su almidonado uniforme caqui, permite que los quebrantos de la guerra tapen una vida personal depravada (amantes menores de edad, hijos ilegtimos, bigamia, abandono de su familia estadounidense, etc.).

Vann muri varios das despus de conseguir una magistral victoria en 1972 sobre el ejrcito norvietnamita en la batalla de Kon Tum, una de las grandes victorias de la guerra, aunque en cuestin de meses hubo que ceder Kon Tum a cambio de un bocado meditico en las conversaciones de paz de Pars, para que Nixon y Kissinger pudieran presentarse a la reeleccin tras haber puesto fin a la guerra de Vietnam.

Una visita a Ap Bac en el delta del Mekong

Le la historia y biografa de Sheehan en el invierno de 1993, cuando viaj a Hanoi por primera vez, pero fue slo en mis ltimos viajes, cuando llegu a Ap Bac, el sitio donde tuvo lugar la batalla de 1963, en el delta del Mekong, cuando pude sentar las bases para comprender gran parte de la amargura de Vann respecto a la guerra.

En esa batalla, las fuerzas vietnamitas a las que Vann asesoraba tuvieron la oportunidad de rodear y aniquilar un batalln de fuerzas del Viet Cong que haba decidido hacer una parada cerca de una aldea (a la orilla de un arrozal), fuera de la ciudad de My Tho, en el delta.

[Si tratan de llegar all, lo que les recomiendo, Ap Bac est a unos 80 kilmetros al suroeste de Ciudad Ho Chi Ming o a 25 kilmetros al noroeste de My Tho, es que vayan por caminos rurales y carreteras sin asfaltar hasta el norte de la autopista QL1A, donde puede dejarles el autobs que va a Vinh Long. En el lugar hay un pequeo museo, aunque su personal no tiene ni idea de la batalla.]

Vann cont, para la batalla y sus soldados survietnamitas, con el respaldo de helicpteros de combate estadounidenses y semiorugas anfibias, que apoyaron el ataque de la infantera a travs de un extenso arrozal (vase foto inicial). Pero Vann no pudo librar la batalla por s solo, y sus soldados survietnamitas convirtieron una potencial victoria en una humillante derrota.

En los combates de Ap Bac se derriban varios helicpteros estadounidenses, se eluden los ataques contra el Viet Cong y se permite que el enemigo escape. Vann est furioso y deja ver su frustracin frente a la prensa estadounidense en Saign, incluido Sheehan, el primer testigo de las acciones posteriores a los combates. Pero ni la postura de Vann ni la de Sheehan respecto a la batalla el fracaso survietnamita- fue lo que se reprodujo en las informaciones de prensa.

El comandante local estadounidense, el general Paul Harkins, el resto de jefazos militares estadounidenses en Vietnam y la administracin Kennedy decidieron todos cerrar filas y proclamar que Ap Bac haba sido una gran victoria para el ejrcito survietnamita. Segn cuentan esos relatos de guerra, se confirma la nobleza de la ayuda estadounidense en Vietnam y el coraje de nuestros aliados, aunque muy pocos de ellos se haban enfrentado al enemigo en Ap Bac.

Sin embargo, cuando los periodistas estadounidenses, incluido Sheehan, visitan despus el campo de batalla y cuestionan la ausencia de enemigos muertos o la presencia de helicpteros derribados yaciendo de costado sobre la tierra, se les denuncia por ayudar y ser cmplices del enemigo y por no seguir el ritmo de las tonadas de las marchas patriticas.

En realidad, Ap Bac signific algo ms en la guerra de Vietnam que una mera oportunidad perdida para rodear un batalln enemigo vulnerable.

Cuando el ejrcito y el establishment poltico de EE. UU. (lejos de los titulares optimistas) evaluaron la actuacin del ejrcito survietnamita, llegaron a la conclusin de que la nica va para ganar la guerra iba a ser la implicacin directa de las fuerzas de combate estadounidenses.

Ap Bac casi ms que los encuentros navales de bandera falsa en el Golfo de Tonkin- ech la suerte de las administraciones Kennedy y Johnson al emprender una guerra directa contra Vietnam del Norte y el Viet Cong. Se decidi entonces que la lucha slo podra ganarse con una implicacin directa estadounidense.

En las palabras delirantes del aspirante a poltico Ronald Reagan, quien en 1965 dijo: Deberamos declarar la guerra contra Vietnam del Norte Podramos pavimentar todo el pas y poner vallas de estacionamiento y estar de vuelta en casa para Navidad.

John Paul Vann va en busca de los corazones y las mentes

Por desgracia para la historia estadounidense, el modelo de batalla que los comandantes de EE. UU. llevaron a Vietnam se sac del manual de estrategia que derrot a los alemanes en los pramos del norte de Europa.

Se requera de un ejrcito mecanizado para avanzar por un frente amplio, apoyado por la artillera, el poder areo y los blindados. Pero a diferencia de Europa, donde el objetivo era liberar ciudades y pases, el xito aqu se medira por el nmero de enemigos muertos, como en una de nuestras guerras indias.

Si bien Vann era partidario de una guerra santa contra el comunismo en el sudeste asitico, no estaba ansioso por apuntarse a la forma de hacer la guerra de Westmoreland. Vann era ms partidario de lo que ahora se denomina contrainsurgencia, de la idea de que a travs de las tcticas con unidades pequeas, en oposicin a los bombardeos en alfombra de las ciudades y el campo, podra ganarse a los invasores. Sheehan escribe:

Una de las mximas ms famosas de Vann, citada a menudo a lo largo de los aos, proceda de esas primeras lecciones: Esta es una guerra poltica y exige discriminar a la hora de matar. La mejor arma para matar sera un cuchillo, pero me temo que no podemos hacerlo de esa manera. La peor es un avin. La siguiente peor es la artillera. Si eliminamos el cuchillo, lo mejor es un rifle, as sabes a quien ests matando.

Sin embargo, la franqueza de Vann, por no mencionar algunos de los escndalos de su vida personal, le oblig a retirarse del ejrcito como teniente coronel en el verano de 1963, tras veinte aos de servicio.

Una semana antes de que se retirara, tena programado informar a algunos de los Jefes de Estado Mayor de las estrategias alternativas con las que librar la guerra de Vietnam, pero en el ltimo momento la sesin informativa fue cancelada.

Slo unos aos despus, cuando ascendi en las filas civiles de los programas de pacificacin en el pas, Vann pudo aplicar sus teoras tcticas, aunque por entonces la guerra era ya una causa perdida.

Sheehan describe la reaccin de Vann en 1965 ante la llegada de fuerzas de combate estadounidenses a Vietnam:

El soldado estadounidense est nicamente comprando tiempo, adverta Vann. El principal desafo al que EE. UU. se enfrenta ahora en Vietnam es a utilizar ese tiempo para romper el monopolio comunista sobre la revolucin social.

Vann quiere ganar los mismos corazones y mentes que Westmoreland, pero desea hacerlo conduciendo su jeep por las provincias en disputa y construyendo nuevas escuelas.

Pocos estadounidenses pasaron tanto tiempo dentro del pas como John Paul Vann, que estuvo all durante muchos perodos entre 1962 y 1972.

Siguiendo las huellas de Ho Chi Minh a travs de las tierras altas centrales

En busca del mayor logro de Vann en Vietnam, como general civil que orquest y gan la batalla de Kon Tum en 1972, en este viaje decid viajar a travs de las tierras altas centrales.

Mi primer plan era ir en bus y bici desde Dieu Tri, cerca de la costa, hasta Pleiku, a lo largo de la autopista 19, que pasa a travs de An Khe y Man Yang Pass, el escenario de una derrota militar francesa en 1954, que implic el fin de la ocupacin francesa de Indochina, as como la Dien Bien Phu a principios del mismo ao.

Para llegar a Kon Tum, en vez de seguir a los franceses hasta el escenario de su emboscada, me vi obligado a cambiar de planes y a coger un minibus desde Danang que fue trepando durante seis horas por los promontorios de las tierras altas centrales. Quin hubiera imaginado que Vietnam tiene paisaje alpino?

El minibs paraba aqu y all para que tomramos algn tentempi y caf, pero sobre todo se dedicaba a jugar a ver quin era el ms gallito con el trfico que se aproximaba, disputndose un lugar en la tortuosa carretera de dos carriles.

Cerca de Kon Tum, una de las ciudades en las tierras altas, el minibs par en Dak To II y Dak To, pueblos de montaa que durante los aos de la guerra se haban extendido junto a la Ruta Ho Chi Minh y haban sido testigos de los combates ms intensos en Vietnam, el primero en 1967 y despus en 1972, en la Ofensiva de Pascua.

Aunque el sol empezaba a ponerse cuando mi autobs lleg a Dak To, todava pude disfrutar de una vista clara del paisaje ondulante y montaoso que se extenda desde Dak To hasta las cercanas fronteras con Camboya y Laos.

Aqu, la Ruta Ho Chi Minh poda bien haber sido un camino secundario a travs de las montaas Cumberland.

A lo largo de Rocket Ridge, en las tierras altas centrales, hasta Kon Tum

Si los estadounidenses hubieran ganado la guerra en Vietnam, este paisaje se recordara en la historia en el mismo contexto que Antietam Creek . Pero como fueron expulsados de Vietnam, Kon Tum est tan olvidado como la guerra del Asiento [o de la Oreja de Jenkins].

En estas colinas ahora estriles (un buen nmero de ellas no han podido recuperarse nunca de la accin de los defoliantes), el ejrcito estadounidense construy una serie de bases de apoyo de fuego, tanto para bloquear la Ruta Ho Chi Minh en su camino hacia el sur, como para ayudar en las operaciones de infantera que se lanzaron en direccin a las formaciones enemigas que traspasaban tambin las cercanas fronteras con Laos y Camboya.

La ladera ms distintiva de todas, justo al norte de Kon Tum, reciba el apelativo de Rocked Ridge. Los estadounidenses la convirtieron en una fortaleza medieval que en los numerosos ataques contra Dak To y Kon Tum- los norvietnamitas trataban a menudo de escalar como si se tratara de las murallas de un castillo medieval.

La ltima batalla de John Vann, la de Kon Tum en 1972, fue un combate clsico entre el ejrcito regular de Vietnam del Norte (EVN) y el ejrcito de Vietnam del Sur (EVS) en este tramo de carretera de 48 kilmetros entre Dak To y Kon Tum.

Queriendo poner fin a la guerra en 1972, el EVN atac con tanques y en oleadas humanas contra las posiciones atrincheradas de las fuerzas del EVS de Vann (apoyadas por los asesores militares estadounidenses).

En este punto de la guerra, Nixon haba retirado la mayor parte de las fuerzas de combate estadounidenses, lo que explica por qu un civil tena un alto rango militar en la Regin Militar II y por qu la implicacin de EE. UU. se limitaba en gran medida al poder areo y la artillera.

En los primeros das de la Ofensiva de Pascua de 1972, el EVN invadi Dak To y siti Kon Tum, de forma muy parecida a como el general Vo Nguyen Giap haba rodeado a los franceses en Dien Bien Phu.

Sin embargo, en esta ocasin, gracias a la presencia de Vann y a su sed de batalla, el EVS pudo recurrir a las armas combinadas de las fuerzas areas estadounidenses, que arrojaron de todo desde los bombarderos B-52 y los helicpteros Cobra para salvar la rodeada ciudad de Kon Tum.

Con la reputacin de Vann en juego, los asesores estadounidenses aconsejaron al ejrcito survietnamita que mantuviera sus lneas alrededor de Kon Tum, mientras desde el aire miles de bombas rompan el avance norvietnamita y despus las lneas de asedio. El resultado fue muy ajustado, pero, finalmente, a primeros de junio, el EVN se retir.

Si esa victoria se hubiera producido en 1965, cuando las primeras tropas terrestres se enviaron a Vietnam, se habra aclamado como una de las grandes victorias de la guerra. Sin embargo, al tener lugar en el verano de 1972, cuando el pblico estadounidense haba abandonado ya, Kon Tum fue una nota el pie en una situacin de desintegracin al final de una guerra prdida. Quin recuerda hoy siquiera su nombre?

La batalla de Kon Tum salva, por un tiempo, a Vietnam del Sur

Esa noche tena una habitacin en un centro de capacitacin hotelera, atendido por estudiantes y becarios, todos los cuales tenan buenas intenciones y se esforzaban mucho, aunque el coste de las buenas intenciones fuera una cena incomible en el restaurante.

A la maana siguiente, antes del desayuno y de la llegada del sol de medioda, sal con mi bici en busca de lo que en otro tiempo fueron las lneas del asedio de 1972. Pero haca mucho que haban desaparecido bajo la construccin de una moderna y agradable ciudad vietnamita.

Otro libro que estuve leyendo en mi Kindle era Kontum: The Battle to Save South Vietnam , de Thomas P. McKenna. Es en parte una historia de campaa (con descripciones detalladas de las unidades de la fuerza area y de las brigadas de artillera) y en parte una memoria de la guerra de Vietnam, aunque McKenna es uno de los pocos escritores de aquella poca que crean que la guerra an poda ganarse y que luch con la devocin de un oficial de la caballera confederada: para salvar Kon Tum en esta ocasin. Su valor es encomiable, y escribe con voz positiva y peculiar.

En su libro, McKenna escribe de John Paul Vann, su comandante:

El general de brigada Hill consideraba agresivo y egocntrico a John Paul Vann, y le vio tratar a patadas a la gente. Sin embargo, durante las seis semanas que pas con Vann se dio cuenta de lo bueno que era peleando. Vann nunca pidi a sus subordinados que hicieran nada que l mismo no hiciera, y Hill nunca conoci a ningn oficial que obtuviera tanta lealtad de sus tropas. Hill tena ms experiencia militar que Vann, pero no poda igualar la influencia de Vann con los vietnamitas. Vann fue el nico estadounidense que lleg, se qued durante una dcada y demostr a los vietnamitas que le importaban. Este sentimiento y su buena relacin con los vietnamitas le permitieron mirarles a la cara y decir cosas como: "Realmente, la habis cagado!"

A bordo de mi bici, hice varios circuitos por las tiendas del sector centro de la ciudad, que incluso a primera hora de la maana estaban ya invadiendo las calles.

Para poder ver algo ms de la enorme zona de la batalla, decid alquilar un coche y contratar un conductor y explorar los contornos de los campos de batalla desde el sur de Dak To hasta Pleiku, un frente que tena casi 100 km. de largo y 32 km. de este a oeste.

Aparte de unos pocos memoriales conmemorativos norvietnamitas, los campos de batalla se haban evaporado en el tiempo. Incluso los monumentos del EVN tenan un aire de abandono. Muchos se alzaban por detrs de unas vallas oxidadas y aparecan cubiertos de hojas cadas.

No es necesario decir que no hay marcadores estadounidenses y el nico memorial survietnamita, al lado de una concurrida carretera, insina que sus muertos de guerra fueron dispersados al viento, un sacrilegio en la cultura local.

John Vann y la presencia estadounidense en Vietnam se queman en el infierno

Por el camino logr localizar el lugar cercano al Paso de Kon Tum donde John Vann muri la noche del 9 de junio de 1972, volviendo de una reunin en Pleiku.

Durante la batalla de Kon Tum, Vann se asegur de visitar la ciudad sitiada todos los das. Aunque la batalla haba terminado el 8 de junio, al da siguiente mantuvo su rutina de aterrizar en Kon Tum, aunque en esta ocasin implicaba un vuelo nocturno sobre el terreno disputado en unas condiciones climticas arriesgadas.

Esa noche tambin estaba volando con un piloto de reemplazo; su piloto habitual sufra fatiga de batalla por tantos vuelos previos con Vann en situaciones de peligro.

Al aproximarse a Kon Tum, aunque todava no atravesaban el Paso de Chu Pao, Vann (o quiz su piloto de emergencia, no sabemos quin llevaba los mandos) dirigi el helicptero hacia el terreno, hacia lo que Sheehan describe como el nico bosquecillo existente en la lnea de Pleiku a Kon Tum.

No puedo estar seguro de haber encontrado el lugar exacto donde Vann muri. Tena copias de las pginas del libro de Sheehan, ms un mapa en su biografa que marcaba el bosquecillo con un X. Y haba subrayado en mi Kindle pasajes de la historia de McKenna sobre la batalla.

Pero el conductor que haba contratado esa maana era alrgico a la informacin fctica, a mis mapas o incluso a las coordenadas de Google. Tras divisar los rboles y el terreno elevado en la trayectoria de vuelo hacia Kon Tum, aparc el coche de cualquier modo al lado de la carretera y me anim a buscar el lugar.

Desde el aparcamiento de una gasolinera cercana, tom fotos de la zona, frustrado de que la guerra de Vietnam no contara con ninguno de los postes indicadores que suelen sealar los campos de batalla de la guerra civil estadounidense.

(Posteriormente, mi amigo Craig Whitney, que trabaj estrechamente con Sheehan en el New York Times e inform desde Vietnam, me escribi: Estn todava las cifras de muertos Montagnards en el bosque donde Vann se estrell? Si estn, no pude encontrarlas.)

En su biografa sobre Vann, Sheehan describe ampliamente el entierro militar de Vann en el cementerio nacional de Arlington, alrededor de una semana despus del accidente.

Una de las ironas de la vida de Vann es que su muerte reuni a la coleccin ms extraa de dolientes que quepa imaginar. Los generales del ejrcito con los que se haba peleado durante aos por el curso de la guerra de Vietnam, all estaban. Tambin haba periodistas y opositores a la guerra.

No muy lejos de all, y dispuesto a saludar a la familia Vann en la Casa Blanca, estaba el presidente Richard Nixon, que apreciaba que Vann hubiera sido uno de los pocos que creyeron en la vietnamizacin.

Otro que lamentaba la prdida de su buen amigo John Paul Vann era el exfuncionario de la Corporacin RAND Daniel Ellsberg , quien, en aquel verano de 1972, estaba inmerso en el combate de su vida (contra muchos de los que se reunan alrededor de la tumba de Vann) para salir de la crcel por haber filtrado los Papeles del Pentgono (a Neil Sheehan, en el New York Times).

La nica persona que reuni a todos estos hombres, al menos en su muerte, fue Vann; aunque no est an claro si fue el ltimo creyente o el primer cnico.

El Estado profundo se estrena en Vietnam

Otra de las presencias en las vidas de Neil Sheehan, Daniel Ellsberg y John Paul Vann fue el experiodista del Times David Halberstam, quien en 1972 publicara The Best and the Brightest .

Halberstam haba estado con Sheehan y Vann durante la poca de Ap Bac y fue el nico que cuestion, de todo el grupo de periodistas, la historia oficial de la batalla como una victoria survietnamita.

En su libro, Halberstam, en relacin con el momento del enterramiento de Vann quiz teniendo en mente la presencia de los dolientes reunidos alrededor de su tumba-, cita extensamente a Sheehan al describir lo que parece una especie de primera edicin del Estado profundo. Escribe as:

Estos hombres, en gran medida secretamente, se movan en un nivel diferente de la poltica pblica de Estados Unidos, y aos ms tarde, cuando el periodista del New York Time, Neil Sheehan, revis toda la historia documental de la guerra, esa historia conocida como los Papeles del Pentgono, se quedara sobre todo con una impresin: que el gobierno de EE. UU. no era el que haba pensado que era; como si hubiera un gobierno estadounidense interno, lo que l llamaba un Estado centralizado, mucho ms poderoso que cualquier otra cosa, para el que el enemigo no son slo los comunistas sino todo lo dems, su propia prensa, su propio poder judicial, su propio Congreso, gobiernos extranjeros y gobiernos amigos; todos son potencialmente hostiles. Haba sobrevivido y se perpetuaba a s mismo, continuaba Sheehan, utilizando a menudo la cuestin del anticomunismo como arma contra las otras ramas del gobierno y la prensa y, por ltimo, no acta necesariamente en beneficio de la Repblica sino ms bien en funcin de sus propios fines, de su propia perpetuacin; tiene sus cdigos propios, que son muy diferentes de los cdigos pblicos. El secretismo es una forma de protegerse a s mismo, no tanto de las amenazas de gobiernos extranjeros sino de que su propia poblacin, por su propia competencia y sabidura, sea capaz de descubrirles.

Sheehan dedic unos diecisis aos de su vida adulta, por no mencionar todos sus aos como periodista en Vietnam, a descifrar y relatar la vida de John Paul Vann. A Bright Shining Lie se merece ese esfuerzo.

Aunque ya he ledo el libro dos veces, todava me cuesta entender si Sheehan admira a Vann, a pesar de todos sus defectos, o si cree que encarna todas las equivocaciones de la experiencia estadounidense en Vietnam.

La sensacin que tengo es que Sheehan admira a Vann como soldado profesional y como amigo. Sin embargo, posteriormente, ni Vann ni los esfuerzos blicos iban a valorarse del mismo modo que en los primeros y optimistas comunicados de prensa de 1962-1963.

Para ahuyentar estos demonios, Sheehan se pasa todos esos aos escribiendo A Bright Shining Lie, para acabar descubriendo que haba malinterpretado a Vann y que el gobierno estadounidense haba actuado desastrosamente en Vietnam.

El libro de Sheehan es una de las pocas cosas buenas que salen de una guerra mala, y en mi bici disfrut siguiendo sus captulos y prosa en torno a Vietnam, que se vive de forma menos sombra cuando tienes un buen libro en las manos. (Me sent como si estuviera leyendo Ulises: Una pesadilla de la que trato de despertar, mientras pedaleo por Dubln.)

Por lo dems, en muchos lugares, Vietnam bien podra ser el paraso pavimentado de Reagan, donde la guerra ha acabado en gran medida olvidada y todo lo que queda, adems de los recuerdos dolorosos de quienes la vivieron (como en la cancinBig yellow taxi: Dont it always seem to go / That you dont know what youve got / Till its gone ), es un aparcamiento vaciado del alma estadounidense.

Matthew Stevenson es redactor colaborador de Harpers Magazine y autor de varios libros, el ms reciente de ellos Reading the Rails . Su prximo libro es Appalachia Spring. Vive en Suiza.

 Fuente: http://www.counterpunch.org/2018/03/09/why-vietnam-still-matters-in-search-of-its-bright-shining-lie/

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter