Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-03-2018

Cmo analizar las actuales cifras delictivas en Venezuela?

Keymer vila
Contrapunto / Rebelin


El 27 de diciembre de 2017 el Ministerio de Interior present cifras sobre algunos delitos en el pas, lo que debe considerarse como un importante avance respecto a la opacidad oficial que ha caracterizado los ltimos lustros. En un breve informe que elaboramos para Amnista Internacional hicimos algunas reflexiones sobre estos datos que se espera sean de alguna utilidad, tanto para el anlisis como para la accin.

En ese texto se aborda el tema de las cifras delictivas en el pas en 13 puntos que se enuncian a continuacin:

  1. El delito es una definicin que se hace desde el poder y que se plasma en una ley, es un concepto normativo no fctico, delito puede ser cualquier cosa. As que la evaluacin genrica sobre la disminucin o no de los delitos en general nos dice muy poco si lo que interesa es analizar y comprender las situaciones de violencia y de seguridad ciudadana en el pas.

  2. El problema de la estadstica oficial: desde la dcada de los aos 60 del siglo pasado se cuestiona la fiabilidad de las cifras oficiales, puesto que las mismas no recogen la totalidad de los hechos acaecidos, ya que no todos son denunciados ni conocidos por el sistema (cifra oculta), mucho menos en contextos donde la desconfianza hacia las instituciones del sistema penal es lo que impera. En ocasiones las categoras utilizadas por las instituciones son tambin imprecisas. Adicionalmente, los investigadores usualmente tienen problemas de acceso a estos datos.

  3. Estas dificultades que han sido objeto de debate al menos durante el ltimo medio siglo dentro de la criminologa, se hacen ms complejas en el contexto venezolano, donde el acceso a las estadsticas delictivas oficiales se ha restringido durante los ltimos aos.

  4. Las formas en las que fueron presentadas las cifras del 27 de diciembre: una lmina de PowerPoint colgada en un tweet, sin datos desagregados, con el contraste solo de un ao respecto al anterior, sin un documento o informe que lo sustente, lo que ofrece pocos elementos para el anlisis.

  5. Pretender dar una panormica delictiva del pas en una lmina de PowerPoint con solo 9 delitos no solo es incompleto, es tambin ficticio.

  6. Cualquier anlisis que se haga sobre el ao 2017 debe considerar las protestas que casi paralizaron al pas durante unos 5 meses. Por otra parte, un anlisis serio ameritara una lnea de tiempo ms prolongada por cada delito objeto de estudio.

  7. Los delitos de los poderosos y los delitos cometidos por el propio Estado son invisibilizados.

  8. Excluyen los casos de muertes en manos de las fuerzas de seguridad (denominados por las autoridades como resistencia a la autoridad -vila, 2017:120-) dentro del conteo total de los homicidios del pas. Esta exclusin trae como consecuencia que la cifra de homicidios sea presentada un 34% por debajo de su tasa real. Luego de hacer la debida revisin e inclusin de todos los casos, la tasa nacional segn esta misma fuente sera realmente de 62 homicidios por cada cien mil habitantes (hpcmh). Omitir la informacin sobre las muertes en manos de las fuerzas de seguridad del Estado no solamente es un maquillaje de las cifras totales, es el ocultamiento y naturalizacin de posibles violaciones graves a los derechos humanos y en consecuencia su tolerancia y promocin.

  9. La tendencia general de las muertes en manos de las fuerzas de seguridad del Estado durante los ltimos aos es de un claro incremento, tal como se ha explicado en otras oportunidades (vila, 2017a; 2017b; Antillano y vila, 2017). En 2017 el 26% de los homicidios ocurridos en el pas fueron consecuencia de la intervencin de las fuerzas de seguridad del Estado. 

  10. Durante los ltimos aos Venezuela ha mantenido la segunda posicin entre las tasas de homicidio ms altas del mundo. La falta de informacin detallada en las cifras presentadas por el MIJ sobre los homicidios en el pas dificulta un anlisis serio sobre las mismas, el dato se presenta de manera precaria.

  11. Es importante tener en cuenta que tradicionalmente las cifras del OVV no estiman la tasa de homicidios dolosos sino las de muertes violentas, por lo que no pueden contrastarse con las cifras internacionales que solo estiman la del primer fenmeno. Por otra parte, se tratan de estimaciones, de predicciones estadsticas -no de casos ni de vctimas reales-, que se hacen sobre las tendencias de aos anteriores (desde 1990 hasta el ao 2010), que no consideran las condiciones particulares de esos aos, as como los cambios experimentados a partir de esas fechas. Como ellos mismos afirman en la medida en que el horizonte de prediccin se alarga, el ejercicio de prediccin es ms incierto (OVV, 2017).

  12. Entonces cules seran las cifras? Si se hace el ejercicio de sumar los homicidios dolosos y los casos de muertes en manos de las fuerzas de seguridad del Estado, que el MIJ present, la tasa de homicidios pcmh para 2017 alcanzara la cifra de 62. Si se hace el mismo ejercicio con los datos del OVV la cifra sera de 67. Estas tasas parecieran ser las ms comprensibles, en especial cuando las contrastamos con la tasa del ao 2016 que fue de 70 hpcpmh, informada de manera ms detallada y formal por el Ministerio Pblico, en su Informe Anual correspondiente a ese ao. La tasa segn las cifras del MIJ para 2016 fue de 74. Lo que representara una disminucin de estos casos que ira aproximadamente entre los 3 y los 12 puntos.

  13. Cmo explicar esta coyuntural disminucin? En primer lugar hay que tener en cuenta que hacer un anlisis de un ao para otro puede resultar superficial y de corto alcance, mientras ms prolongado es el perodo de anlisis, ms riguroso y estructural es el mismo.

Entre los factores que se deben tener en cuenta est la prctica paralizacin del pas debido a las protestas y a la crisis poltica acaecida entre abril y julio de 2017, lo que impact de diversas maneras a la vida nacional y los homicidios no pueden encontrarse exentos de esta situacin. Adjudicar esta coyuntural disminucin de las cifras de homicidios a una poltica pblica concreta sera ms una cuestin de fe o de propaganda, habra que evaluar cul ser el desarrollo de este fenmeno en los prximos aos para poder hacer ese tipo relaciones. En ocasiones una baja coyuntural no solo pudiera ser el resultado del ocultamiento de algunos casos e inclusos de cadveres (no registrarlos, por ejemplo), puede significar tambin el traslado hacia otras manifestaciones violentas expresadas en el aumento de, por ejemplo, desapariciones forzadas, sirviendo stas como una modalidad sustitutiva. Podra ser, adems, el prembulo de grandes incrementos futuros de los homicidios como sucedi en el caso de El Salvador. Por eso lo importante es estudiar las tendencias generales, la leve disminucin del fenmeno en un solo ao, si bien es muy positiva en trminos de vidas humanas, para el anlisis estructural es an una informacin precaria, en especial en este caso por la forma en la que los datos se presentan. A todo evento la disminucin de este ao no afecta la tendencia general que se viene observando desde hace un par de dcadas.

Elaboracin propia, versin actualizada con datos de 2017 de los datos presentes en: vila, 2017


Otro aspecto que debe tenerse en cuenta en el anlisis es el fenmeno de la emigracin de venezolanos que se ha dado en el pas durante los ltimos aos, que afectara al nmero total de la poblacin. Si de facto la poblacin del pas disminuye considerablemente, pero los clculos de la tasa de homicidios se hacen basados en las estimaciones poblacionales del INE, se pudiera estar sobreestimando el nmero de poblacin y la consecuencia sera una subestimacin de las tasas de homicidio.

Finalmente, aventurarse a adjudicarle esta baja coyuntural de los homicidios a las polticas de mano dura no solamente sera temerario, es adems poltica e ideolgicamente peligroso, no sera ms que un instrumento de legitimacin para futuras masacres y para que contine en marcha la tenencia general de los ltimos aos del incremento de las muertes en manos de las fuerzas de seguridad del Estado, lo que a la larga merma los derechos de toda la ciudadana y en consecuencia su seguridad personal. No se puede celebrar ni aupar que el Estado acabe con la vida con el argumento de defenderla. No es momento para darle cheques en blanco a las fuerzas de seguridad del Estado para que ejerzan su poder blico sin lmite alguno, no se pueden sacrificar derechos en procura de mayor seguridad. La seguridad es para garantizar nuestros derechos no para vulnerarlos.

@Keymer_Avila

Pueden leer el informe completo en estos enlaces: http://issuu.com/amnistia/docs/cifras_delictivas_de_venezuela_an__?e=1057477/58584001 ; https://www.academia.edu/36014058/_C%C3%B3mo_analizar_las_actuales_cifras_delictivas_en_Venezuela


Publicado originalmente en: Contrapunto


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter