Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-03-2018

La derecha venezolana propone la dolarizacin
Qu persigue Henry Falcn con la dolarizacin?

Jess Fara
Question Digital


Hace pocos das, el candidato de la derecha venezolana lanz la propuesta de la dolarizacin de nuestra economa, respaldado por su jefe de programa de gobierno que est estrechamente vinculado a los mercados financieros del norte.

De cara a la campaa electoral, la oposicin impone su conducta irremediablemente demaggica y apuesta a engaar a la poblacin con la promesa de pago de salarios en dlares en el marco de la dolarizacin de la economa nacional. Para ello se apoyan en los estragos provocados por dlar todayy el incremento especulativo en la cotizacin de la divisa estadounidense en el mercado negro. La trampa est dirigida a quienes piensen que tener dlares a como d lugar, incluso dolarizando nuestra economa, le generar ganancias personales.

Como veremos a continuacin, se trata de otra gigantesca estafa de la oposicin.

Sumisin a Washington

La dolarizacin significa,en los trminos ms sencillos, la sustitucin del signo monetario nacional, el bolvar, por la moneda estadounidense. Como es de esperarse, esto tiene mltiples y gravsimas implicaciones para la nacin.

Debemos recordar que a mediados del ao 1944 en Bretton Woods se establecieron los acuerdos para un orden econmico mundial bajo la hegemona de los EEUU. A travs del nuevo patrn dlar, que sustituy al patrn oro, el dlar estadounidense se convirti en la moneda mundial y en un instrumento para la expansin econmica de los EEUU.

Si el sistema monetario mundial fundamentado en el dlar constituy un medio para el expansionismo yanqui, no ser difcil intuir que la implantacin de la divisa estadounidense como moneda nacional nos convertira en un apndice de la economa, de los intereses y las decisiones estadounidenses.

En este escenario, la soberana nacional se convertira en una entelequia, cosa que no incomoda a la derecha local caracterizada por su condicin de dependencia congnita de los factores de poder estadounidenses.

La misma lite que promueve la guerra econmica, ahora prepara el despojo de nuestra riqueza. Los poderes fcticos, que ahora nos someten a sanciones ilegales e infames con dursimas consecuencias para la poblacin, quedaran al mando de la econmica nacional.

No sera posible para ningn gobierno nacional implementar una poltica basada en los intereses nacionales, sin que haya represalias contundentes por parte de los EEUU. El bloque financiero que padecemos actualmente sera un juego de nios frente al poder de coercitivo de la dolarizacin.

En pocas palabras, seramos una colonia, un territorio bajo la intervencinestadounidense, lo cual encaja perfectamente en los planes geopolticos de Washington de tomar control de nuestras reservas petroleras y deshacerse de un gobierno que perturba profundamente su rol hegemnico en el hemisferio.

Qu implica la dolarizacin en trminos econmicos?

Con la dolarizacin, las poltica monetaria y cambiaria quedaran bajo el control de las autoridades econmicas de los EEUU. El Banco Central de Venezuela perdera sus facultades y desapareceran las inversiones sociales. En pocas palabras, las polticas econmicas se decidiran en Washington y serviran a las oligarquas.

Por otra parte, una tarea indispensable de nuestra agenda econmica como la diversificacin de la economa y de las fuentes de divisas a travs de las exportaciones no tradicionales, as como la sustitucin de importaciones, perderan un estmulo fundamental como es el establecimiento de una tasa de cambio competitiva. En contraste con la inmensa mayora d los pases del planeta, no contaramos con la poltica cambiaria para fomentar la produccin y, por cierto, tampoco para corregir desequilibrios externos.

Asimismo, como se ha observado en estos procesos, la dolarizacintiene un fuerte efecto contractivo de la produccin con sus nefastos impactos sobre el empleo y los salarios. A esto se suman graves trastornos financieros y bancarios. Si el propsito es salir dela cada productiva actual, es obvio que esto no ocurrir a travs de la dolarizacin.

La vulnerabilidad de la economa nacional se elevara exponencialmente. Nuestra economa quedara mucho ms expuesta a los vaivenes de los precios del petrleo.La volatilidad de los ingresos petrolerosse le trasladara plenamente al desempeo econmico nacional y las fluctuaciones econmicas no contaran con mecanismos para su amortiguacin.

Los dolarizadores esgrimen que se generara confianza en los inversionistas extranjeros. En realidad, se desatara la ms salvaje voracidad de los capitales transnacionales, que participaran en el remate de los activos de la nacin a precios de gallina flaca,despus de haber sido devaluados por la dolarizacin. En realidad, no se pretende atraer inversiones, se persigue la transnacionalizacin de la sociedad, la entrega de nuestras empresas, en primer lugar, la de PDVSA.

Sobre quin caer el peso social de la dolarizacin?

El principal argumento a favor de la dolarizacin es su capacidad casi instantnea de frenar el alza de los precios que amenazan seriamente con una hiperinflacin. A la luz de la inflacin galopante, esta propuesta suena atractiva.

Sin embargo, la dolarizacin generara un escenario social desastroso y las peores condiciones para impulsar un proceso de desarrollo en el largo plazo. El que tenga alguna duda al respecto, que se vea en el espejo de la Argentina de Menem y Cavallo en los 90, que sin llegar al extremo de dolarizar (aplicaron la Ley de Convertibilidad, un escaln previo a la dolarizacin),qued al borde de la desintegracin nacional como resultado de sus terribles consecuencias econmicas, sociales y polticas.

Conocemos los crecientes efectos empobrecedores de la inflacin, los cuales debemos contener y revertir, pero la propuesta de dolarizacin equivale a matar al enfermo. En tal sentido, la propuesta de dolarizar los salariosconstituye una frmula para atrapar incautos.

Ciertamente, en un esquema de dolarizacin, los trabajadores reciben dlares por concepto de sus salarios, pero el problema real no es la capacidad de compra de dichos salarios. La trampa de los salarios dolarizados constituye una especie de caramelo de cianuro, que aniquilar el ya menguado poder adquisitivo de los salarios. Dirigiendo al pas, el capital no va a sacrificar ganancias a manos de los asalariados. Ni en bolvares ni en dlares las oligarquas estn dispuestas a otorgar salarios decentes.

Si desde la oposicin se oponen sistemticamente a todo incremento salarial que aprueba el gobierno bolivariano, qu se podr esperar degobiernos de derecha administrando las polticas salariales (en dlares o bolvares).

Adems, dolarizar es empobrecer a los amplsimos sectores de nuestra sociedad, que no tienen activos en dlares.

Por otra parte, el incremento del desempleo agravara una situacin ya muy comprometida, todo ello sin la posibilidad de activar al Estado con inversiones sociales y polticas de incremento salarial.

La dolarizacin no solo aumenta la pobreza existente, sino que tambin genera un incremento escandaloso de las desigualdades entre ricos y pobres, entre tenedores de activos en divisas -al frente de ellos los nuevos dueos del pas provenientes del extranjero- y la inmensa mayora desprovista de dlares.

La dolarizacin pone todo el peso de la crisis sobre los hombros de las masas populares. Es una estrategia del capital transnacional para la superexplotacin de los trabajadores. Sera una medicina mucho peor que el paquete envenenado del FMI.

Elecciones presidenciales: dolarizacin vs. chavismo

Qu hay detrs de la propuesta dolarizadora? Con quin pact Falcn? Esta pregunta salta a la vista no solo por la sencilla evaluacin de los intereses yanquis, a los que sirve su propuesta econmica, sino tambin por el hecho de que paradolarizar la economa se necesitan dlares que, por cierto, no los hay en el pas.

Vale la pena preguntar: Quin pondr esos dlares? A qu precio para la soberana de la nacin llegarn esos recursos?

A cambio de apoyo poltico y financiamiento, el candidato opositor se compromete con factores transnacionales a la entrega de nuestra economa y riquezas a travs del esquema de la dolarizacin, todo ello con el asesoramiento de lobistas muy bien posicionados en los centros financieros de Nueva York.

En la propuesta dolarizadora de la oposicin se reflejan rasgos histricos y polticos fundamentales de la derecha local. Se trata de una fuerza poltica, que responde a intereses de las grandes corporaciones transnacionales y del Departamento de Estado. Con sus polticas desde el gobierno en el pasado y la oposicin en el presente, la derecha ha demostrado estar abiertamente enfrentada a los intereses del pueblo venezolano.

Hay una situacin econmica muy grave en el pas a causa de la guerra econmica -incluyendo el bloqueo financiero impuesto por los EEUU- y el agotamiento del modelo rentista, pero eso no justifica bajo ninguna circunstancia la dolarizacin de la economa con las desastrosas consecuencias arriba expuestas.

Afortunadamente, dolarizar y entregar la Repblica a la voracidad del coloniaje no constituye la nica opcin electoral para el prximo 20 de mayo. El chavismo presentar un programa econmico coherente e integral, que expresa los intereses de nuestro pueblo.

Ese programa se pondr en marcha con la victoria del presidente Nicols Maduro. A ello contribuir un horizonte poltico despejado por el respaldo democrtico de una amplia mayora popular. Dicha mayora proporcionar la tranquilidad y la legitimidad poltica suficientepara encauzar correctamente los esfuerzos econmicos de la Revolucin Bolivariana en funcin de derrotar la guerra econmica y superar el modelo rentista, frenar la inflacin y recuperar el aparato productivo nacional.

Una vez ms queda demostrado que el chavismo es la nica fuerza poltica capaz de sacar al pas de la crisis sin condenar a las masas trabajadoras a una permanente depauperacin, sin entregar nuestra soberana.

Jess Fara, economista y poltico, exministro venezolano de Comercio Exterior e Inversin Extranjera y actual constituyente.

Fuente: http://questiondigital.com/que-persigue-henry-falcon-con-la-dolarizacion/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter