Portada :: Mentiras y medios :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-03-2018

Bondad periodstica y valenta informativa

Fernn Medrano
Rebelin


En el territorio de los medios comunicacin masivos localizamos a un maestro del oficio de informar, Ryszard Kapuściński, quien nos leg la mxima que sirve para orientar la brjula de la tica del oficio periodstico: Las malas personas nunca pueden ser buenos periodistas.

La tica periodstica no debe estar dictada por los libros de contabilidad, porque con Santiago Alba descreemos que la prensa sea la empresa. Las salas de redaccin de los medios de comunicacin deben ser honestas e independientes en trminos absolutos del departamento financiero de los mismos.

Qu les exigen las multinacionales de la informacin a sus periodistas? Productividad? Ser que el que no fabrica noticias falsas se queda sin empleo? xito financiero, aunque este vaya en detrimento de los principios periodsticos? Acaso no es mejor ser veraces, honestos y francos? Dinero, ya llegar.

Lo que ms tiene que anhelar un periodista es que el resultado de su trabajo periodstico consienta especial difusin y, sobre todo las cosas, jurarle lealtad a la verdad de los hechos. Que la verdad sea divulgada y muy conocida por la mayor cantidad de personas posibles. En su libro Qu es la literatura, el filsofo francs Jean Paul Sartre escribi: No debe decirse jams: Bah! Apenas tendr tres mil lectores, sino: Qu sucedera si todo el mundo leyera lo que escribo?'. Una de las ideas celulares del quehacer periodstico es la tica. La tica periodstica es no ocultar la verdad; no mentirla, sino revelarla, correrle el velo con fuerza. Yo creo que lo dems o es un simulacro o es corrupcin.

La verdad es que hablar de medios de comunicacin encierra una paradoja, porque la comunicacin se da cuando hay interaccin, cuando hay interrelacin. Segn garantiza el diccionario, hay comunicacin cuando hay reciprocidad, cuando hay retroalimentacin entre el receptor y el emisor. S que posiblemente estoy siendo retrico y citando una verdad de Perogrullo. Pero ocurre que muchos medios de comunicacin solo hablan, y no escuchan al receptor, es decir, a la audiencia. Su comunicacin es en una sola direccin. Su dilogo es en un solo sentido; no es ms que un monlogo. En realidad solo son medios de emisin, son emisores. Bla, bla, bla y nada ms! Incurren en una contradiccin morrocotuda.

La televisin es el ms trivial de los medios. Considera que la distraccin es un negocio. Y en verdad es su negocio, el de idiotizar. Emboba a la gente con su telebasura. Su mercanca es la televisin chatarra.

Los medios de manipulacin masiva emplean intencionalmente la tcnica de propaganda nazi de repetir una y mil veces los mismos rumores mentirosos hasta despertar la curiosidad y el inters del pblico por determinados temas, para luego mantenerlo en suspenso y sediento en relacin con dichos asuntos. As es como se genera una matriz de opinin.

No nos digamos mentiras: para los medios dominantes prima el libro de contabilidad sobre la tica periodstica. Por eso, apelan al recurso de distorsionar la realidad objetiva, a fin de ejercer dominacin social y mental. Existe un divorcio entre la tica y la ambicin desmedida de lucro. Son fieles a sus principios comerciales y a la ambicin financiera de convertir en dinero la informacin. Seamos realistas: entre la tica periodstica y los libros de contabilidad no hay compatibilidad. Parafraseando a Ryszard Kapuściński, valga decir que en nuestros das la tica periodstica supone estar provisto de un corazn valiente, adems de bondadoso.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter