Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-03-2018

El legado de la seora B.

Jorge M. Villalobos Glvez
Rebelin


No s quin es ms canalla, si la Concertacin por la Democracia ya fenecida y hoy ahornada Nueva Mayora que huele a muertos que, sembr falsas expectativas que, manipul y minti al alero de la derecha oligrquica e hipcrita, de la iglesia Catlica, pacata y coludida con el conservadurismo; poltico, social y econmico, y del Departamento de Estado de Estados Unidos de Norteamrica, o la derecha cavernaria, asesina y retrograda que hoy goza del poder entregado por parte de un pueblo desclasado que, ha sido capturado por el mercado que, besa el ltigo que lo azota, pensando que alguna migaja egosta le caer de la mesa de los satisfechos de siempre, de los cicateros, homofbicos, racistas, discriminadores, segregadores, explotadores, de los dueos del poder, de los astutos y tramposos con licencia, inmunidad y apellidos, cuello blanco y corbata.

Bien sabe la seora B que, la mano izquierda no tiene porque saber lo que hace la mano derecha, tiene asegurado su futuro y el de su hijo bribn.

La Seora B no toc lo ms sensible del poder heredado del strapa de Pinochet: tener una nueva Constitucin, terminar con el robo de la AFP, renacionalizar nuestra riqueza bsica; el cobre y la tierra, devolver el agua como un bien nacional, terminar con la privatizacin del mar, de las carreteras, dejar de ser el "tonto til" de los gringos.

La seora B que se enoj por la filtracin de fotografas que el diario La Tercera de la Hora en su columna de reportaje: Piera-Bachelet: 10 episodios de una conversacin forzada (no s hasta dnde) publico este 11 de marzo de 2018 bajo el epgrafe de: "Encuentro en Caburga durante el 2005: asado de cordero, risas y guitarras __Seora Bachelet, un asadito?, le grit el negro Piera. __Si claro, respondi ella. Ella era la que ms cantaba, la que ms tomaba, la que ms celebraba

La seora B, socialista, se olvid de la integracin latinoamericana, se puso al lado de la misma derecha, del imperio estadounidense que particip en el derrocamiento y asesinato del presidente Allende con su secuela de infracciones, persecuciones y de los flagrantes y criminales atropellos a los derechos humanos.

La seora B, cabeza visible de los "renovados" que en el exilio, consideraron una ofensa tener que trabajar como un obrero ms en la antigua RDA. Ellos pensaron en un "exilio dorado", despus de esa ofensa proletaria, se refugiaron en Espaa, al alero del nuevo socialismo (PSOE), estirando la mano limosnera para recaudar sin ningn tipo de pudor ingentes cantidades de dinero que nunca llegaron a los que, nos quedamos en Chile, por principios, por esas viejas utopas, de la que hoy ya casi nada queda, "pelando el ajo" como dice el viejo refrn, a pesar de la dictadura genocida, a poner la cara, a dar la batalla de Chile, honesta y sin pedir nada a cambio, para que una vez restablecida la "democracia" volvieran los mismos "hroes" que a espaldas del pueblo se repartieran todas la granjeras que otorga el poder.

No solo los socialistas tienen que responder por ese dinero recolectado en Europa, sino que tambin el partido comunista que bien sabe acomodarse en la nomenclatura del poder capitalista.

Qu esperamos para Chile?, despus del fraude de la Nueva Mayora, citando a Miguel de Unamuno: "Venceris, pero no convenceris", una autntica izquierda, combativa y con un proyecto propio, donde, nios, jvenes, hombres, mujeres y adultos mayores que, caminando con los pies bien puesto sobre la tierra transitemos con paso firme y decidido hacia un solo objetivo: ponerle el cascabel al gato y a construir al "hombre nuevo, libertario y autnticamente solidario.

Jorge M. Villalobos Glvez, Profesor de Historia, Geografa y Ciencias Sociale, Puente Alto, Chile.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter