Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-03-2018

La Liga pogromista de Salvini, triunfadora de las elecciones italianas
Una tragedia italiana a la antigua

Yorgos Mitralias
Rebelin


Das de 1922? Todava no, pero Italia esta en el buen camino para festejar dentro de cuatro aos el centenario de la llegada de Mussolini y de su movimiento fascista al poder con un rgimen que se le parecer -casi- como dos gotas de agua!

Por qu esta introduccin tan atpica cuando todo el mundo no habla de otra cosa que de la victoria de los populistas, del triunfo de los euroescpticos, de la derrota del centro- izquierda y evidentemente del caos post- electoral y de la probable ingobernabilidad de Italia? Simplemente porque preferimos mirar un poco ms all de nuestras narices, para ver no los epifenmenos sino la esencia de las cosas en un momento en que en Italia estn gestndose los acontecimientos que van a marcar nuestra vida tambin en Grecia!

Entonces, quin ha ganado las elecciones italianas? Claramente, la Liga de Salvini. No la Liga Norte, que ya no existe, sino la Liga a secas de toda Italia, que la ha sucedido. Y no porque ha aumentado de manera espectacular su resultado electoral o porque ha superado a su aliado y socio Silvio Berlusconi, sino sobre todo por las razones siguientes bastante ms sustanciales y temibles.

* Porque la Liga de Salvini es ms que un partido, ya que posee todas las caractersticas (influencia de masas y una base bien organizada) que hacen que sea quizs el movimiento organizado de masas ms importante de pequeo-burgueses racistas y rabiosos y otros elementos plebeyos desesperados en la Europa de hoy.

* Porque es la fuerza poltica italiana que sube como una flecha porque se va a beneficiar prioritariamente del inexorable declive de su aliado Forza Italia de Berlusconi, pero tambin porque se va a aprovechar de las debilidades flagrantes del -por el momento triunfante- Movimiento 5 Estrellas, sobre todo si se va a encontrar en un Gobierno obligado a gestionar la profunda crisis econmica y social italiana.

* Porque la Liga sabe mejor que nadie lo que quiere y no tiene el menor escrpulo (moral o democrtico) para llevar a cabo sus proyectos usando los ms repugnantes medios inmorales e inhumanos.

* Porque el estado actual de la sociedad italiana, as como el hundimiento de la izquierda, del centro-izquierda y ms generalmente del movimiento obrero italiano empujan a las masas de trabajadores y de gentes de izquierda desesperadas, confundidas y a partir de ahora polticamente hurfanas, a la bsqueda de nueva representacin poltica la que les es ofrecida en primer lugar por esta Liga demaggica y antisistema. Y no es casualidad que en sus primeras declaraciones tras las elecciones, Salvini se haya dirigido exactamente a esos hurfanos de la izquierda que no han ido a votar, para invitarlos a unirse a su partido

* Porque el Movimiento 5 Estrellas que podra competir con la Liga de Salvini est abandonando su radicalismo antisistema para hacerse lo antes posible aceptable por los centros de decisin italianos e internacionales. Como se apresura a declarar tan elocuentemente, solamente tres das despus de las elecciones, su fundador y -an- hombre fuerte Beppe Grillo: Somos un poco cristiano-demcratas, un poco de derechas, un poco de izquierdas, un poco centristas podemos adaptarnos a cualquier cosa!

* Finalmente, porque la Liga de Salvini ha sido favorecida por la subida en flecha de la extrema derecha casi por toda Europa e incluso ms all.

Si el gran vencedor de las elecciones italianas es pues la Liga de Mateo Salvini, el gran perdedor es sin duda el centro-izquierda del Partido Demcrata (PD) de Mateo Renzi. No slo es que su desplome electoral haya sobrepasado incluso las previsiones ms pesimistas, ni que no haya alcanzado ni siquiera el 19% de los votos o que la Liga, hasta ayer un partido regional, le pise los talones y est apenas a un 1% de l. Es sobre todo que el PD est explosionando, ya que una parte de sus diputados se orientan hacia el apoyo a un eventual Gobierno Di Maio del Movimiento 5 Estrellas, mientras que se multiplican las salidas de sus cuadros y sus miembros decepcionados y desorientados parecen querer replegarse sobre s mismos. Y todo esto mientras que Renzi declara dimitir y congelar su dimisin varias veces al da (!) y da la impresin de haberse divorciado de la realidad cuando da muestras de una arrogancia sin lmites haciendo sin cesar elogios... de s mismo!

Sin embargo, este Renzi postelectoral convertido en el hazmerrer incluso entre quienes hasta ayer an le elogiaban, es el mismo Renzi que, durante aos, era presentado por los medios internacionales como el ms talentoso joven dirigente europeo y el que encarnaba mejor la nueva izquierda europea. Desgraciadamente para ellos as como para los seguidores de la izquierda llamada realista, su xtasis por el fenmeno Renzi no ha podido impedir la revelacin de la implacable realidad: Su favorito no era ms que un fanfarrn egocntrico totalmente insignificante cuya mayor proeza ha sido que ha contribuido como nadie al hundimiento y puede que a la desaparicin de la mutacin centrista y neoliberal de los restos de lo que ha sido el antao tan poderoso partido comunista italiano!

Qu trgico fin de la izquierda italiana y de su lder de izquierda! se lamentan ahora en coro los medios internacionales seguidos por todos los estados mayores polticos que no han cesado de elogiar el realismo y el futuro brillante de la nueva izquierda italiana. Pero, de qu lder de izquierda hablan cuando el propio Renzi nunca ha sido miembro de un partido que haya tenido ni siquiera una relacin lejana con la izquierda, dado que l ha sido siempre demcrata-cristiano? Como por cierto han sido demcrata-cristianos con un pasado rico en puestos gubernamentales, muchos otros dirigentes de este PD llamado de centro-izquierda. Un partido ante el cual antiguos dirigentes de la vieja Democracia Cristiana Italiana (DCI) como, por ejemplo Aldo Moro, pasaran por bolcheviques. Triste conclusin: Incluso a posteriori, todos aquellos (periodistas y otros polticos) que han hecho nombre y carrera querindonos dar gato por liebre de la izquierda deberan ahora tener la decencia de pedir perdn por su increble engao

Finalmente, solo los ingenuos impenitentes podran calificar el resultado de las elecciones italianas y sus consecuencias trgicas de enorme sorpresa y de trueno en un cielo azul. En realidad, este resultado constituye la culminacin lgica del largo periodo de descomposicin metdica -si no planificada- de la izquierda italiana, que ha abierto el camino primero a la aparicin y despus al desarrollo fulgurante de la extrema derecha. En este cuadro general, el giro de importancia histrica ha sido la participacin del partido de Rifondazione Comunista, entonces en pleno ascenso, en el Gobierno neoliberal de Romano Prodi (2007). Esta participacin ha sellado no solo el declive irremediable de esta formacin de la izquierda radical, sino tambin el principio del fin de los poderosos movimientos sociales italianos, los cuales hace solamente 13-14 aos, eran la locomotora de un movimiento radical europeo en pleno esplendor.

La conclusin no es en absoluto optimista: La extrema derecha pogromista de la Liga de Salvini, pero tambin las ms pequeas organizaciones neofascistas, parecen enraizarse en una sociedad italiana derrotada y desorientada, desde hace mucho tiempo corroda por el berlusconismo y que se convierte en presa fcil de los populistas sin escrpulos y otros racistas de extrema derecha que se reivindican a menudo del pasado fascista! Una razn de ms que hace que la solidaridad activa a los movimientos sociales italianos y a la refundacin de la izquierda radical italiana sea de una importancia vital no slo para el pas vecino, sino tambin para toda Europa

 

Traduccin: ​ Ftima Martn

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter