Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-03-2018

Por qu de nuevo Piera en la presidencia?

Leonardo Ogaz Arce
Rebelin


Acaba de asumir la presidencia de Chile Sebastin Piera Echeique, un empresario de la derecha que logr sumar tras su candidatura a todo su sector, desde el pinochetismo nostlgico de ultraderecha hasta lo que se llam la derecha social, pasando por una amplia gama de opciones liberales. Unir a la derecha fue unos de sus aciertos y lo hizo con gran capacidad de maniobra, y cediendo a sus interlocutores polticos algunas cosas importantes. El piso comn es el modelo neoliberal que implant la dictadura y que no ha sufrido variantes sustanciales.

Existen dos tipos de razones que permitieron este nuevo ascenso al gobierno por parte del sector empresarial: las primeras de tipo coyuntural y las segundas las razones de fondo. Entre las razones de tipo coyuntural tenemos, un psimo gobierno de la seora Michelle Bachelet y una psima campaa electoral de la coalicin gobernante, entre las causas ms profundas tenemos el desfondamiento poltico ideolgico de la Nueva Mayora y su consecuencia, la prdida total de hegemona.

En rigor la Concertacin que era el grupo de partidos que agrupaba a la centro-izquierda y un sector de la centro-derecha se encontraba agotada y sin relato, sin propuesta o proyecto esencialmente distinto al bloque de derecha ya al trmino del primer gobierno de la seora Bachelet. Esta coalicin que vena gobernando desde la salida del dictador hasta que perdi las elecciones en el ao 2010. No supo o no pudo reinventarse y articularse en una propuesta programtica nueva. Pero volvieron a ganar las elecciones el 2014 por el psimo gobierno de Piera que encontr una dura resistencia en los movimientos sociales sobre todo el movimiento estudiantil, el movimiento ecologista y movimientos provinciales afectados por el modelo de desarrollo neoliberal (Aysn, Calama, y otros). Estos movimientos empezaron a colocar en la agenda poltica nacional, con sus poderosas movilizaciones, sus demandas propias y algunas del conjunto de la sociedad con una fuerte crtica tanto a la concertacin como al gobierno de la derecha. Pero el movimiento social no tuvo el tiempo de articularse polticamente en una nueva propuesta distinta a lo ya conocido. La concertacin al no encontrar un proyecto propio claro y distinto al de la derecha recogi las demandas ms importantes del movimiento social y arm una propuesta electoral sumando al Partido Comunista que le permiti ganar las elecciones del 2014. Si bien el programa era prestado digamos, tenan otro capital poltico que era la popularidad de la expresidenta Michel Bachelet conquistado con su figura maternal y algunas obras sociales y deportivas, hechas en los mrgenes que deja el modelo neoliberal, esto haca mantener a Michel Bachelet un importante apoyo en los sectores que votan, ya que en la eleccin en que ella gan se abstuvo cerca del 65% de los electores.

Ese capital poltico, la popularidad de la presidenta se vino al suelo a pocos meses de empezado su gobierno, por un escndalo financiero donde estaba comprometido un hijo de la presidente y su nuera, pero sobre todo cae estrepitosamente el equipo de gobierno de la presidenta envuelto en un caso de corrupcin por financiamiento ilegal de la poltica y queda al descubierto que los principales aportantes a la campaa de la socialista Michel Bachelet son importantes empresas, entre ellas Soquimich, uno de cuyos propietarios es un ex yerno de Pinochet. De ah para adelante todo fueron errores, improvisaciones y mala gestin, pero lo de fondo es que ese sector no tena ninguna intencin de tocar el modelo neoliberal ni siquiera hacerse cargo de la demanda de un poderoso movimiento social que se fue articulando por el problema de las pensiones jubilares que logr movilizar a ms de un milln de personas pidiendo fin al sistema de ahorro forzoso que implant la dictadura (AFP) y que entrega unas pensiones miserables a las personas de la tercera edad, constituyndose en una depredacin impresionante a los trabajadores y de la cual usufructan diversos sectores empresariales. El gobierno de la seora Bachelet hizo odos sordos a esta potente demanda y dej intocada esta oprobiosa exaccin a la gente trabajadora.

Los principales logros del gobierno de la Nueva Mayora los obtuvieron en el campo de la educacin y por presin del movimiento estudiantil y consisti en lograr gratuidad en la educacin universitaria que est favoreciendo a un 60% de los estudiantes. No obstante haban prometido gratuidad universal, pero al hacer una mala negociacin con la derecha en la reforma tributaria, que la financia, no le alcanzaron los recursos para cubrir a toda la poblacin estudiantil universitaria.

La caractersticas de estos gobiernos progresistas es su populismo, realizan obras para la gente, sin la gente, desde arriba hacia abajo, en forma paternalista y asistencialista, temen movilizar y organizar a los trabajadores, mujeres, estudiantes, y otros sectores populares.

El otro gran eje del gobierno de la seora Bachelet recogido del movimiento social es la demanda de una Asamblea Constituyente, ya que Chile, para vergenza de muchos, an tiene la Constitucin pinochetista con algunos remiendos, la Presidenta convoc a un proceso constituyente que fue un simulacro de participacin de principio a fin ya que no tena ningn carcter vinculante y con el cual armaron en los ltimos das de la gestin bacheletista un mediocre proyecto de Constitucin que fue enviado al congreso.

Pero quizs lo que ms muestra el carcter de este gobierno progresista son las ltimas medidas que tom poco antes de irse: entregar la explotacin del litio a la empresa Soquimich, firmar un nuevo tratado de libre comercio (TTP), este tipo de tratados como es de conocimiento pblico favorecen principalmente a los empresarios exportadores y finalmente como guinda al pastel el gobierno de la seora Bachelet se demostr incapaz de cerrar una crcel de lujo, Punta Peuco, instalada para los torturadores, genocidas y violadores de los derechos humanos.

El candidato de la Nueva Mayora, Alejandro Guillier, tampoco se atrevi a tomar en sus manos las reivindicaciones ms sentidas del movimiento social como la de terminar con las Afps y recuperar un sistema de seguridad social, haciendo una tibia campaa de ms de lo mismo, adems que su bloque de apoyo comenz a desmoronarse los sectores de derecha de la Democracia Cristiana comenzaron a sabotear el gobierno de Bachelet por las tmidas reformas que esta llev a cabo. Cuestin que culmin con separarse de la coalicin en primera vuelta produciendo una debacle a la coalicin y a ellos mismos. Esta divisin incidi fuertemente en la derrota en segunda vuelta.

Ahora el factor de fondo es como esta coalicin, la Nueva Mayora, sucesora de la antigua Concertacin perdi su capacidad de generar hegemona sufriendo el sndrome de queratocono que da como resultado una visin borrosa y tiene como efecto la incapacidad de hacer lecturas aproximadamente ajustadas de la realidad, no ver que su papel de ser el sector moderado del neoliberalismo ya no tiene posibilidades, la Democracia Cristiana al convertirse al neoliberalismo perdi su razn histrica de ser, al abandonar sus clsicas posturas socialcristianas ya no tienen sentido ni espacios en la poltica nacional, los socialistas y comunistas al abandonar sus banderas anticapitalistas y postulndose como la izquierda del neoliberalismo tambin perdieron sentido, carecen de un discurso propio, de un proyecto diferente al neoliberal no pueden ejercer ninguna hegemona, sus centros de estudios tratan de buscar espacios imposibles en el sistema neoliberal, la Izquierda Chilena ya no tiene revistas, ni diarios, ni medios influyentes que le disputen a la derecha el sentido comn, las ideas, los elementos que antepongan una cultura liberadora a la opresin del capital, la orientacin poltica de obtencin de pequeas reformas dentro del neoliberalismo ya no da para ms. La derecha en cambio como gestora de la ideologa dominante controla la inmensa mayora de los medios de comunicacin, posee centros de estudios, encuestadoras y universidades, tiene adems una gran cantidad de intelectuales orgnicos que le han permitido ganar el sentido comn y hacer predominar el mundo y la cultura neoliberal capitalista.

Estas razones que explican el triunfo de Piera tambin dan cuenta de la aparicin de un nuevo conglomerado poltico a la izquierda de la Nueva Mayora, El Frente Amplio, que tiene en su base al movimiento estudiantil y otros movimientos sociales, buscan asentar un nuevo proyecto poltico, obtuvieron un significativo 20% en la primera vuelta de las ltimas elecciones presidenciales.

El Frente Amplio es parte del fenmeno cultural posmoderno: son feministas, ecologistas, animalistas, vegetarianos, proclaman la participacin ciudadana y recogen las banderas de la diversidad sexual y cultural, simpatizan con las luchas de los pueblos originarios, y tienen una actitud amigable con los migrantes.

Socialmente el Frente amplio lo constituyen sectores medios emergentes que buscan conectarse territorialmente con los sectores populares y los nuevos movimientos sociales como el movimiento No +AFP, pero no se ven esfuerzos por hacer alianzas con los sectores de trabajadores organizados o en procesos de ampliar la organizacin sindical. Desde el punto de vista poltico aparecen como un proyecto socialdemcrata de izquierda con muchas contradicciones y aun no se aprecia el surgimiento de una propuesta anticapitalista.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter