Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-03-2018

Hay que derrotar el miedo con la voluntad de cambio

Fernando Dorado
Rebelin


La filosofa es devenir, no historia; es coexistencia de planos, no sucesin de sistemas. Deleuze

En pocas semanas la Farc desaparecieron como amenaza castro-chavista en Colombia. Su desconexin con la realidad poltica del pas, el desconocimiento del nivel de rechazo entre la poblacin, el bulling aplicado por el uribismo y la recada del corazn de Timochenko, la llevaron a esfumarse del escenario poltico-electoral.

Paralelamente Petro vena creciendo a expensas de las vacilaciones del candidato de la Coalicin Colombia que se qued limitado a las formas de la accin poltica y no avanz con consistencia en los contenidos programticos.

Entonces, hbilmente Uribe, y tambin Vargas Lleras, trataron de reemplazar en el imaginario colectivo a la supuesta amenaza de las Farc con el miedo a Petro.

Toda la avalancha de propaganda por identificar a Petro con Chvez y Maduro tiene ese objetivo, que han logrado parcialmente. No obstante, pueden estar ayudando a desencadenar fuerzas subterrneas e invisibles en la superficie institucional existente que podran cambiar la actual correlacin de fuerzas en forma sorprendente.

Los saltos cualitativos son impredecibles. El acontecimiento siempre es sorpresivo.

El problema fue que despus del 11 de marzo la Coalicin Colombia se dej llevar por esa misma dinmica. Recordar el pasado guerrillero de Petro y sus relaciones con Chvez tiene la misma pretensin de todas las derechas. As apareci el actual lema de Fajardo de que encarna la esperanza frente al odio de Uribe y la venganza de Petro.

En la prctica, colaboran consciente o inconscientemente con la idea que crece en la mente y el corazn del pueblo de que Petro es el nico agente del verdadero cambio. La esperanza no compite ni de lejos con la voluntad y las ganas de transformacin.

No sabemos si ese movimiento y oleada petrista que est en desarrollo alcanzar para derrotar a las derechas pero, indudablemente, Petro ha tomado la iniciativa mientras la CoCo ha entrado en una etapa defensiva y defensista que la lleva a la parlisis.

Mea culpa si en algn momento ayud a fortalecer ese espritu francamente reaccionario. Ahora, hay que rectificar con humildad y sin mayores complejos ni pretensiones. Es la gente la que impondr la direccin y el ritmo.

Petro debe ser conducido y protegido por el pueblo y la ciudadana.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter