Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-03-2018

Entrevista a Christophe Ventura
Foro Social Mundial: "Nuestro desafo es mantener viva la esperanza"

Clarisse Meireles
Carta Maior / CLAE


Christophe Ventura: Adis al FSM, mantener viva la esperanza, articular nuevas formas de organizacin
Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Guardemos el pesimismo para tiempos mejores, una mxima de autor desconocido, parece el mejor resumen para el momento de la izquierda global: gobiernos secuestrados por la plutocracia, acelerada prdida de derechos sociales en varias regiones bajo ataque cerrado de la hegemona neoliberal, concentracin de la riqueza en alza, las guerras y crisis de refugiados, Donald Trump.

En Amrica Latina, se ha roto el ciclo de gobiernos progresistas en algunos pases, como Brasil, con golpes 2.0,  institucionales. Tambin en Brasil, la judicializacin de la poltica alcanza la cima, tratando de evitar que al candidato que va adelante en las encuestas, el expresidente Lula, se postule a la Presidencia este ao.Resultado de imagen para Christophe Ventura:

Sobre stos y otros desafos del campo popular en Brasil y en el mundo, conversamos con el investigador francs Christophe Ventura, que visit en Brasil al Foro Social Mundial, entre el 13 y 17 de marzo en Salvador, Baha. Profesor del IRIS, el Instituto de relaciones Internacionales y Estratgicas de Pars, Ventura particip de la creacin y concepcin del FSM desde su inicio en 2001 en Porto Alegre, fue Secretario de relaciones internacionales del Parti de Gauche (Partido de la Izquierda) fue asesor internacional de Jean-Luc Mlenchon. Se especializa en Amrica Latina y es uno de los editores del sitio Mmoire des Luttes.

Qu balance hace del Foro Social de 2018?

-En parte, fue un xito. En parte, confirm los lmites de este formato. Fue un xito porque el pblico fue importante: cifras oficiales hablan de 60.000 participantes. Muchos seguidores de Lula, como la CUT, el PT, PCdoB y organizaciones afines. Alguna presencia del MST. Un segundo grupo fueron los jvenes, estudiantes, en gran nmero. El tercer y ms bajo estrato fueron los extranjeros. Fueron pocas las delegaciones de Francia, Estados Unidos, Canad francfono. Hubo muy pocos africanos. Fue bsicamente un foro brasileo.

Eso nos indica algo sobre el permetro del foro. No hubo la habitual consistencia Internacional de los FSM. Eso nos dice algo sobre la desinversin internacional militante en relacin con el Foro Social Mundial. La participacin extranjera es una participacin estructural de organizaciones internacionales, organizaciones no gubernamentales, asociaciones, sindicatos, que envan a sus profesionales. Fue ms estructura que base militante. Pero fue un xito en trminos de pblico, buenos debates, cerca de 1.600 actividades, todo eso estuvo bien. Pero la relacin con Lula fue la peor articulada. (1)

-Qu quieres decir?

-La articulacin entre la llegada de Lula y el foro no fue buena, l no vino al Foro. Hizo reuniones fuera, con personas que asistan al Foro. Lanzamiento del Comit Internacional de solidaridad con Lula y la democracia. Despus se reuni con representantes de las organizaciones presentes en el foro. En la noche hizo un acto en el estadio de Pituau, en Salvador. El estadio estaba vaco. Pareci una cuestin de organizacin del PT, de comunicacin. Y el estadio est lejos del centro de la ciudad, con acceso relativamente difcil, sin sistema de transporte del Foro hasta all.

Creo que esto sealiza una dificultad actual de PT en movilizar gente. El discurso de Lula, sin embargo, fue excelente. Lamentablemente, pocas personas estaban all para escucharlo. Reafirm que no se opondr a la justicia, pero que ser un candidato porque l es inocente, que est tranquilo. Si fuera preso, ser un inocente preso y seguir luchando desde la prisin. Como extranjero, me sorprendi ver cmo el acto no fue transmitido ni mencionado en ningn canal de TV, ni siquiera uno regional. Es increble y muy violenta esta invisibilidad.

-A qu lmites del Foro se refiere?

-La frmula est enyesada, y no creo que se transforme. Ni siquiera s si habr un prximo Foro Social Mundial. Del foro nacern ncleos, redes, enlaces internacionales temticos. Estas estructuras ms pequeas podrn sobrevivir. Esta es la nueva etapa. No creo que el Foro an tenga algo que ofrecer en este formato. El FSM es un evento y un proceso que se remonta a un momento en ya pas: el mundo de antes de 2008, antes de la crisis internacional. Hemos pasado de una poca en la que el desafo era construir otra globalizacin (la altermundializacin). El tiempo de hoy en da se caracteriza por una fobia a la globalizacin. No es la misma cosa.

Tambin pasamos de un momento en que las luchas sociales y polticas estaban muy fuertes en Amrica Latina, resultado de un proceso que haba comenzado 20 aos antes en la regin, de apertura. Y encontraban una materializacin poltica en los primeros gobiernos de transformacin social que llegaron al poder en AL. Y el FSM funcionaba porque era el espacio donde se combinaban y se articulaban estas dos dinmicas, de abajo para arriba y de arriba hacia abajo. Y eso daba una extraordinaria fuerza al encuentro, que nos benefici a todos. Nos daba ms fuerza de la que tenamos de hecho, por ejemplo en Europa. Volvamos con mucha esperanza. Y durante todos estos aos el FSM permiti que se crearan estas redes de movimientos internacionales, que tomaron aos para estrecharse, conocerse, crear campaas y agendas comunes. Son ramificaciones menos visibles que el propio Foro, pero vivas.

Y entonces vino 2008. Y el FSM ya no est adaptado a la realidad actual. Primero, porque hemos perdido la batalla de otra globalizacin ante la precipitacin de la crisis, de la aceleracin de las tensiones, de los conflictos, de las guerras, del ascenso de los nacionalismos, etctera. Y hoy vemos que en los sectores ms populares, sea en Brasil o en el hemisferio Norte, no hay ms esperanza en la globalizacin. Hay un rechazo a ella. Esta batalla la perdimos. Segundo problema del FSM: no slo la forma de organizacin fue ultrapasada por el contexto, ya no responde a la realidad, como no gan la batalla a la que nos lanzamos. Entonces, nos encontramos en este momento de prdida de la hegemona. Este FSM fue un reflejo de algo que ya no existe ms como dinmica, existe como un espectro que mantenemos de los ltimos encuentros. No tiene ms el peso en la escena poltica mundial. Hubo un agotamiento.

-Si de hecho el FSM no se repetir, que sobrevivir?

-El FSM tiene caractersticas que ningn otro espacio logr reemplazar. Para las organizaciones-sindicatos, asociaciones, movimientos de mujeres, el FSM es un espacio de reunin y trabajo an nico. Este espacio no puede ser perdido, pero quizs pase a tener otro nombre que no sea Foro Social Mundial, adaptado a este perodo post-2008, en el que ya no tenemos el liderazgo de la ideologa, perdimos el poder de organizacin. Y por eso mismo an debemos resistir, trabajar juntos.

Los actores de estos movimientos permanecieron activos durante mucho tiempo, y eso es algo positivo. Las personas que participan y participaron en los FSM hacen un trabajo impresionantes, de largo plazo y existen hoy en el mundo esas cadenas y redes de los movimientos de resistencia, contestatarios, que se organizan a nivel internacional. Que hacen un trabajo de campo y buscan formas de actuacin y lucha comn lucha. Esta es una conquista que no se perder.

Los temas principales del Foro en 2018 fueron la juventud y las mujeres. No me sorprende, porque en este momento de reflujo que vivimos, el movimiento feminista es el que est ms fuerte. Hoy, las luchas del sector e identidad que se fortaleci an ms.

-Lo que es, dems, criticado por parte de la izquierda como una pulverizacin de las luchas. Qu opina de esta crtica?

-Tal vez los crticos tienen un poco de razn y hoy en da la dificultad es poder reunir la resistencia alrededor de la lucha de clases, y saber cmo rearticularla. Pero la izquierda no ha sido capaz de hacerlo. Porque todo cambi. Hoy en da, nos enfrentamos a procesos de produccin capitalista que transformaron completamente la sociologa de la condicin de trabajo tradicional, las relaciones de poder entre trabajadores y capital, y no comprendemos an el fenmeno en su totalidad. Adems, el movimiento obrero no est todava bajo el impacto del colapso de su imaginario, an no se super el final de la Unin Sovitica, y este movimiento popular ya no tiene un imaginario global. Lo que tiene son las luchas sectoriales. Es el momento en que estamos, y que debe durar mucho tiempo.

Cmo entender por qu, incluso ante tantos ataques neoliberales a los derechos laborales, a la jubilacin, al servicio pblico que se suceden en Brasil desde el golpe, parte de la clase trabajadora parece anestesiada?

-Es un movimiento en todo el mundo. En Francia, el presidente Emmanuel Macron promete privatizar la compaa ferroviaria estatal (SNCF), adems de avanzar sobre los derechos laborales, entre otras reformas liberales. Y va a ser difcil impedirlo. El discurso de la modernizacin fue adoptado por los medios hegemnicos de comunicacin. Lo que falta hoy a los trabajadores es esperanza. No hay nadie diciendo y demostrando que otro mundo es posible (consigna del FSM). La gente hoy slo quiere protegerse un poco y perder lo menos posible. Ya no estn dispuestos a participar en luchas a nuestro lado cuando hablamos de que nosotros somos el futuro. No, por ahora hemos perdido. Y eso es doloroso. Este es un momento de reorganizacin o, ms an, de reconfiguracin.

-Cmo ve la posibilidad de prisin para Lula, y la postura del Partido dos Trabalhadores de mantener la candidatura hasta el final?

-Es una estrategia riesgosa. Lula es criticable, por supuesto, su legado, sus ambigedades. Oigo a mucha gente en la izquierda preguntndose que incluso si Lula ganara, qu gobierno har? Muchos temen que l continuar trabajando en este sistema con el PMDB de siempre. Que entre debilitado y sea obligado nuevamente a hacer concesiones a la derecha. Que ya no sea capaz de proponer un nuevo pacto entre capital y trabajo. Sin embargo, aunque todas estas crticas y temores sean legtimos, la dificultad de la izquierda es que hoy no hay una alternativa a Lula. Conoc a Guilherme Boulos en Bahia, es brillante. El problema es que cualquier otro candidato de izquierda que no tenga el apoyo de Lula ser fcilmente derrotado.

La dificultad de la izquierda, que es tambin un fracaso de Lula y el PT, es no haber construido un sucesor de Lula. Al mismo tiempo, si Lula slo acepta su sentencia y retira su candidatura, acab. Si Lula se mantiene como candidato, me parece un medio de impedir que la eleccin normalice la crisis democrtica en Brasil. Es mostrar que el pas permanece en una crisis democrtica que no ha sido resuelta. Lo que viene despus no se sabe, es algo totalmente indito. El hecho es que Lula sigue siendo incontrolable para la poltica brasilea. Y me parece interesante que su candidatura sirva para imponer un estado de crisis permanente.

-Hoy, varios presidentes o ex presidentes de pases latinoamericanos estn presos o son acusados de corrupcin, todos ellos, no por casualidad, progresistas. Argentina, Brasil, Ecuador, Per, Chile tuvieron sus recientes procesos electorales influenciados o afectado por problemas jurdicos. Est de acuerdo con algunos analistas que afirman que el Lawfare en Amrica Latina es la nueva cara de la Operacin Cndor?

-Es un buen anlisis. Amrica Latina hoy nos muestra cmo nuevos tipos de regmenes polticos se estn implementando. Son regmenes neoliberales del punto de vista econmico y social y autoritario y seguritarios desde el punto de vista poltico y democrtico como vemos ahora con la intervencin militar en el estado de Ro de Janeiro. El objetivo es doble: confiscar y reducir los derechos sociales y democrticos y reprimir, de diversas formas, cualquier forma de oposicin.

Una de esas formas es la judicializacin de la vida pblica. Amrica Latina es el laboratorio de esta tendencia, de este tipo de rgimen que vemos surgir, por desgracia, en todas partes. Esa cuestin jurdica del lawfare- se convertir en un arma para la eliminacin de opositores. Este tema es muy subestimado en Europa, incluso desconocido. Es necesario hablar de ello, pues pienso que pronto llegar a otras regiones del mundo.


Cmo es la percepcin de Europa sobre la situacin poltica en Brasil?

-Hay una falta de inters, una ignorancia meditica sobre lo que lo que est sucediendo en la regin, que no son nuevos. Pero que son graves en las actuales circunstancias, porque la mayora de la gente no entiende lo que est sucediendo. Y nadie habla del asunto. Cuando alguien usa la palabra golpe, inmediatamente otros, incluso en los medios, dicen que es una exageracin, que todo es normal aqu.

La impresin es que el nico problema en Amrica Latina es Venezuela y quizs Cuba. En Venezuela, los medios de comunicacin dicen que es una situacin de extrema gravedad, que es una dictadura. El resto est bien: Brasil y Mxico son pases con los cuales no debemos preocuparnos. Por supuesto, existe el problema de la violencia, pero es debido a la pobreza, la falta de organizacin, la fragilidad de las instituciones. Todo esto es real. Pero jams hay un anlisis estructural.

-El experto de derechos humanos de la ONU, Alfred de Zayas, descart una crisis humanitaria en Venezuela. Es posible ser optimista sobre el futuro del pas? Parece que Maduro y la poblacin venezolana va a sobrevivir la campaa de demonizacin y preocupacin humanitaria internacional?

-Espero que el pueblo venezolano resista. Creo que no hay solucin sin el chavismo en el pas. Creo que los americanos y los europeos no sern capaces de un intervencin internacional, que transformara al pas en una Siria de Amrica Latina. Si hay una intervencin, el pas va a explotar. Hay una base chavista que representa al menos 30% a 35% de la poblacin, que no acceder jams a la presin. Sera una guerra civil, como en Siria, si ocurre una intervencin, que espero no suceda. Creo que mientras el ejrcito apoye a Maduro, ellos resisten.

Maduro tiene razn cuando llama la ONU a enviar observadores a las elecciones. Es necesario que estas elecciones del 20 de mayo permitan relegitimar la poltica y no la confrontacin. Quin quiere la confusin, el conflicto es una parte de la oposicin, pues sabe que no gana las elecciones. Todo indica que Maduro gana las elecciones. Que la situacin del pas es mala es innegable, pero esta eleccin tiene que pasar y todo necesita funcionar bien para que el pas salga de esta situacin de crisis aguda.

-Hay buen viento para la izquierda en Europa?

-La izquierda vive un ciclo de baja en Europa, es claro. En Espaa, parece que Podemos ha alcanzado un techo. En Italia, la izquierda fue masacrada en la ltima eleccin. Tuvo menos votos que el neofascismo. Y el movimiento Cinco Estrellas es un misterio. Destruy la izquierda y la derecha y no s cmo va a hacer para gobernar, porque necesitan aliarse con otras fuerzas, y no se sabe si va a la izquierda o hacia la derecha. Es una situacin interesante, pero la izquierda italiana est muerta. En Francia, tenemos el macronismo, que es un transformismo, es decir, una construccin que puede integrar los elementos de izquierda y derecha para salvar el sistema, con esta cara de movimiento nuevo.

Pero hay movimientos interesantes. En primer lugar, Jean-Luc Mlenchon, del movimiento Francia Insumisa. Su campaa del ao pasado fue formidable, logr el mejor resultado de la izquierda, con casi el 20% de los votos. Un resultado mucho mejor que el de los socialdemcratas, el partido socialista (PS con poco ms del 6% con Benoit Hamon). Y esto abre una situacin interesante en el pas. Pero la situacin de los movimientos sociales tambin es dbil, los sindicatos estn divididos, pierden influencia y un movimiento poltico que no tiene soporte en los movimientos sociales es necesariamente limitado, ya que es cuando caminan juntos que se convierten en algo poderoso. Las condiciones no son las mejores para nosotros hoy, pero con el movimiento Francia Insumisa, hoy estamos en una situacin mucho ms fuerte que el que la izquierda tuviera hace dos o tres aos.

El segundo punto positivo es Jeremy Corbyn en Inglaterra, que resiste en el comando del Partido Laborista y est construyendo un movimiento importante en el pas.

-Y la Alianza trasnacional europea propuesta por Benot Hamon y Yanis Varoufakis, es una buena noticia?

-Estoy en total desacuerdo con este movimiento. Creo que lo que l vende es una ilusin, como si fuese posible crear una corriente de izquierda en Europa sin cambiar Europa. Es una ilusin que va a terminar alimentando a la extrema derecha. Es un movimiento que no asume una ruptura con Europa (Unin Europea) y es areo, sin penetracin real. Europa (UE) ser as durante mucho tiempo, en estado de crisis permanente, no va a desmoronarse. Pero ella es incapaz de transformarse, de convertirse en otra cosa. La alianza entre la burguesa alemana y francesa es un sistema ruin, pero como funciona para asegurar el poder de Alemania y Francia, no habr ningn cambio.

Y hoy la lnea de Europa es mela o djela. Los pases o aceptar ser parte en las condiciones de los que mandan, o salen del bloque.. Para mantenerse, el precio es ese. Por eso no creo en las teoras de la democratizacin de este sistema, de creacin de un nuevo Parlamento. Esto es un cuento de hadas. El poder de Europa es el poder de los bancos, del sistema financiero, de las multinacionales europeas y la clase poltica francesa y alemana.

Siempre habr contradicciones, tensiones, resistencias. Pero este es el paquete, y ser vivido en un permanente estado de crisis. Las fuerzas contestatarias y de resistencia no son suficientemente hegemnicas como para imponer un cambio en la correlacin de fuerzas.

-Este es un momento de reorganizacin de la izquierda, entonces.

-Estamos en modo de resistencia. Hay sin embargo importantes espacios construidos en la ltima dcada. Hay una cultura comn de la resistencia en muchos sectores, otra vez, entre los jvenes, las mujeres y esto puede cambiar cosas los pocos. Nunca tuvimos un nivel de educacin, en todo el mundo, tan poderoso como el que tenemos hoy. No era as en la poca del proletariado. Esto trajo cierta transformacin. No puedo decir cmo esto se va a articular, pero todo eso existe. Hay que recordar que la militancia no necesariamente nos permitir tomar el poder maana, pero el trabajo de hoy es parte de una temporalidad histrica.

En el otro lado estn los que quieren conservar sus privilegios a costa de la destruccin. Es una lucha eterna, que est en curso, y estamos aqu para hacer nuestra parte en la lucha. Nunca va a terminar esta bsqueda de la esperanza-porque nunca termin. Este es el trabajo de intelectuales, militantes, comprometidos en la poltica. Lo que tenemos que combatir es la cultura de divisin entre nosotros, tenemos ms facilidad de excluirnos entre nosotros mismos, que lo que nos une.

Nuestro desafo es mantener viva la esperanza. La cuestin es si podemos articular esas nuevas formas de organizacin a un nuevo imaginario, que sea un proyecto no slo para los militantes, sino para toda la sociedad en su conjunto. Si los sectores de la poblacin que no son militantes se proyectaran en este futuro y en esta nueva sociedad. Estos son los temas que vamos a escribir en la historia de maana.

Nota:

1.- Ver Otro Foro Social Mundial es posible, necesario, Aram Aharonian, http://estrategia.la/2018/03/05/otro-foro-social-mundial-es-posible-necesario/

Entrevista de Carta Maior. Traduccin y distribucin, Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la)



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter