Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-03-2018

Cantos de guerra
Encuentro regional de mujeres en territorio mam

Xicotncatl
Mirada Sur


Fue convocado por la parroquia de Chicomuselo, Chiapas y el Comit para la Promocin y Defensa de la Vida Samuel Ruiz Garca, cuyo trabajo fue celebrado con la entrega del reconocimiento jCanan Lum, el pasado 25 de enero, por su labor organizativa y su trabajo con los pueblos encaminado a la transformacin social pacfica.

En la tierra caliente cercana a la Sierra Madre de Chiapas, ms all del polvo, est el ejido Pablo L. Sidar; all se reunieron este 24 de marzo alrededor de un millar de mujeres que venan de las comunidades de la zona Sierra, comunidades de la zona Chico, zona Planada y zona Cofre. El trabajo paciente y constante de las comunidades eclesiales de base inspiradas en la experiencia y el trabajo que desde la dcada de los 70 del siglo XX iniciara el obispo de Chiapas Samuel Ruiz Garca, ha dado como resultado una slida organizacin comunitaria que ha frenado los trabajos a cielo abierto de las empresas mineras para la extraccin, transporte y venta de barita, adems de enfrentarse a la proliferacin del alcoholismo, la delincuencia polticamente organizada y, desde hace un ao la instalacin a quince minutos de la cabecera municipal de Chicomuselo de un cuartel con todo y unidades habitacionales para un batalln del Ejrcito federal, o sea, alrededor de 600 soldados en una zona que enlaza los municipios de Frontera Comalapa, Chicomuselo y la Concordia y que es transitada por los inmigrantes provenientes de CentroAmrica. Las autoridades estatales aseguran que el establecimiento militar permitir mejorar la coordinacin interinstitucional (gobierno, ejrcito, narco?).

INTIMIDACIN Y AMENAZAS

Desde el ao 2008 el prroco de Chicomuselo, Eleazar Jurez Flores, ha recibido amenazas de muerte por oponerse a la actividad minera que la empresa canadiense Black Fire comenz a realizar en la zona. Las amenazas de muerte se cumplieron en noviembre del 2009 cuando un sicario dispar contra el activista y defensor del territorio Mariano Abarca Roblero, en pleno centro de Chicomuselo. Esta accin acab con la vida de Mariano Abarca, pero deton la resistencia popular. Desde entonces el trabajo organizativo se ha ampliado hasta alcanzar las cuatro zonas que conforman el municipio. El 2 de octubre del 2017 marc el punto lgido de la resistencia antiminera cuando comunidades de las regiones Centro, Altos, Frontera, Norte, Selva, Costa y Sierra de Chiapas realizaron una gran marcha. Ms de 5,000 personas caminaron hacia la cabecera municipal de Chicomuselo, en defensa de la Madre Tierra, contra la represin, las amenazas y la divisin comunitaria que provocan las empresas mineras.

VIDAS EN PELIGRO

Sus expedientes estn en la Fiscala Especializada, dependiente de la Procuradura estatal, ubicada en Frontera Comalapa, a 23 kilmetros de Chicomuselo, a la espera de ser activados con rdenes de aprehensin o ejecucin extrajudicial. El ejrcito est en el entorno y acta con patrullajes, retenes carreteros.. y tambin vigila de cerca. Vestidos de civil, se relacionan con la poblacin, obtienen informacin, ubican a las y los promotores de derechos humanos del Comit Samuel Ruiz Garca, conocen sus movimientos y les siguen en carro cuando los activistas viajan a Comitn o a San Cristbal de las Casas... se acercan y relacionan con amistades de los promotores y as es como se sabe que han trado militares desde el lejano Tamaulipas, en el noreste de Mxico, en labores de espionaje en ese cuartel militar construido a la salida de Chicomuselo. Ya sabemos por los frentes de guerra de Michoacn y Guerrero, que el ejrcito acta con una cara de da y otra por la noche, que estn al frente de las acciones que contempla el plan DN-III-E de auxilio a la poblacin civil en casos de desastre y al frente en acciones nocturnas fuera de servicio, en acciones de servicio a la poblacin y acciones al servicio de la impunidad amparados ahora con la proteccin de la Ley de Seguridad Interior. La dictadura vigila para contener las disidencias y conservar la paz de los cementerios. Es por esto que las y los activistas de la Frontera Sur ya estn preocupados por el destino de las tres erres: destierro, encierro, entierro.

El sonido de las caracolas y las mil mujeres que llegaron en marcha caminando hasta el domo con nidos de la comunidad Pablo L. Sidar fueron este 24 de marzo otra demostracin de organizacin popular en la regin. Alrededor del altar maya situado al centro de la cancha de basquet, las mujeres miran hacia el oriente y recuerdan a las 123 trabajadoras de la fbrica textil de Nueva York muertas en el incendio del edificio el 25 de marzo de 1911 cuando mantenan una huelga por la mejora de sus condiciones de trabajo. Hacia el Poniente recuerdan a Berta Cceres, activista hondurea asesinada el 3 de marzo de 2016 por defender el territorio lenka de las explotaciones mineras.

En el giro hacia el Norte se recuerda a las 41 nias que murieron asesinadas el 8 de marzo del 2017 en el autodenominado Hogar Seguro de Guatemala, un modelo de abusos sexuales y castigos que, en Chiapas y en Mxico todo sigue aplicndose en los internados femeninos. En el Sur se recuerda a las dos mujeres vejadas y asesinadas en Pablo L. Sidar en enero de este 2018. Virgilia y Esperanza, de ms de 70 aos, asesinadas en un contexto de desprecio hacia la mujer, violencia cotidiana, marginacin y alcoholismo, que generan en esta localidad violencia y destruccin desde hace dcadas. Las mujeres en esta regin fronteriza apenas alcanzan a estudiar hasta 1 de Primaria; relegadas por la cultura machista, no tienen la posibilidad de ejercer cargos pblicos, con la excepcin que la regla confirma del ejido San Francisco las Palmas, donde figura una mujer en la Asamblea ejidal. A los 16, 17 aos quedan atrapadas en el matrimonio donde el hombre ya no las permitir salir fuera de casa si desean terminar su formacin acadmica. Los Juzgados y Tribunales de Justicia no dan seguimiento a las denuncias por maltrato o agresiones sexuales. En la atencin obsttrica los mdicos han decidido en varios casos esterilizar a la mujer sin su consentimiento, lo que ha provocado posteriormente suicidios. Tampoco hay registro oficial del aumento de casos de cncer en la zona, en hombres y mujeres de entre 30 y 45 aos de edad, pero el padre Eleazar cada vez oficia ms misas de difunto y la voz popular lleva la cuenta.

Rodeados del sol y las montaas de esta tierra caliente, hacia el medioda la puerta cerrada de la paletera la Michoacana, se siente como el agua que se escapa en el espejismo de un desierto.

La msica de marimba acompaa a los grupos de baile y las bombas yucatecas desatan la risa y la alegra en el domo con nidos. Un tiempo para el pozol, participacin de mujeres defensoras de derechos humanos con ms informacin y la misa campesina en las tierras del Chiquihuite, en la frontera que divide a un mismo pueblo, el que se organiza y defiende para alzarse como un sol sobre el sembrado.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter