Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-03-2018

Una israel y una palestina golpean a un soldado. Adivina quin est todava en prisin

Edo Konrad
972mag

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Ahed Tamimi en el tribunal militar de la prisin de Ofer, 20 de diciembre de 2017. (Oren Ziv / Activestills)

Minutos antes de que un juez militar israel firmara laculpabilidad de Ahed Tamimi la semana pasada, sucedi algo inesperado dentro del Tribunal Militar Ofer de Israel. Una activista juda israel se levant de los bancos de atrs, se acerc al fiscal militar, le dio una bofetada en la cara y le grit: "quin eres t para juzgarla?"

Si alguna vez hubo un ejemplo apropiado de las flagrantes disparidades entre la forma en que el sistema de justicia de Israel trata a sus propios ciudadanos frente a sus sbditos palestinos, esta fue una clara exhibicin para que el mundo lo viera en el Tribunal Militar de Ofer esa noche.

Ahed, la joven palestina de 17 aos de Nabi Saleh a quien Israel arrest por abofetear en la cara a uno de sus soldados el ao pasado, pas los ltimos tres meses en prisin, negndose repetidamente a la fianza propuesta por jueces militares que la consideraban un peligro para la seguridad pblica. Un judo israel habra sido liberado en cuestin de das, y un menor israel en cuestin de horas, argumentaron los activistas.

Ahora podemos decir sin la menor duda que estn en lo cierto.

Fue al final de la audiencia de sentencia para Nariman Tamimi, la madre de Ahed que fue detenida juntoa ella, cuando la activista israel Yifat Doron se puso de pie y abofete al fiscal militar uniformado, un soldado. Al igual que lo hizo Ahed.

Fue arrestada rpidamente.

Al da siguiente la polica llev a Doron ante un juez civil en un tribunal civil y le pidi que fuera puesta en prisin preventiva por otros cinco das, argumentando que necesitaban ms tiempo para terminar la investigacin.

Doron, quien insisti en representarse a s misma, dijo al juez que no se opona a permanecer en la crcel y que en realidad estaba de acuerdo con la polica. "Cualquiera que no cumpla con su rgimen de apartheid o se atreva a pensar de manera independiente s constituye una amenaza para la polica", dijo al tribunal.

El juez no estuvo de acuerdo y orden la liberacin de Doron.

La polica pidi tiempo para apelar la decisin de liberarla y Doron pas otra noche en la crcel. Al da siguiente Doron fue llevada al Tribunal de Distrito de Jerusaln, donde reiter que no se opondra a la solicitud de la polica de mantenerla en la crcel.

"Ms all de eso", agreg, "no estoy dispuesta a jugar su juego de democracia solo para judos". Puede hacer lo que quiera".

Una vez ms, a pesar de la recomendacin de la polica y a pesar de la disposicin de Doron a pagar el precio de su accin, el juez orden su liberacin.

Para Doron la decisin de abofetear al fiscal militar fue principalmente un acto de solidaridad. "Nariman es una de mis mejores amigas", dijo a la revista +972 por telfono unos das despus de su lanzamiento. "Es una de las personas ms valientes que conozco". Para m simboliza el sufrimiento y la injusticia que enfrentan las personas bajo este rgimen. Hice esto para demostrar que la apoyo".

Pero Doron tambin quera demostrar un punto: que los israeles y los palestinos que cometen el mismo delito enfrentan consecuencias radicalmente diferentes.

"Es una locura que pueda hacer algo as y ser liberada despus de dos das", dijo. "Hay tantas personas en Nabi Saleh que estn en prisin, todo porque decidieron actuar".

Para colmo del absurdo que revela la bofetada de Doron es que tuvo lugar dentro de Cisjordania, donde reina la ley militar israel. Si un palestino hubiera abofeteado simultneamente la otra mejilla del fiscal en el mismo momento que Doron, habra sido arrestado por los militares y llevado al tribunal militar, donde la fianza es una rareza y la detencin previa al juicio es la norma.

Pero Doron es una ciudadana juda israel de Israel. Y a pesarde que abofete a un soldado en un rea gobernada por la ley militar -en el interior de un tribunal militar, nada menos- la llevaron a un tribunal civil israel y la liberaron.

Fuente: https://972mag.com/an-israeli-and-a-palestinian-slap-a-soldier-guess-whos-still-in-prison/134017/

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter