Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-03-2018

REDLAD: jaula atrapa pjaros

Mario Ramos
Rebelin


Hay un viejo dicho que dice: Si puedes lograr que el pjaro entre en la jaula por su propia voluntad, mucho ms bello ser su canto. Ya desde hace mucho tiempo, esa es la forma que suele utilizar la geoestrategia imperialista para atrapar en su jaula a funcionarios y/o supuestas organizaciones de la sociedad civil, para frenar la legtima y autntica lucha de los pueblos.

Pero cmo distinguir a las genuinas organizaciones sociales de las ilegtimas y utilitarias? Ya Lucas en el Cap. 6 Versculo 43-44 lo dijo: Porque no hay rbol bueno que d fruto malo y, a la inversa, no hay rbol malo que d fruto bueno. Cada rbol se conoce por su fruto. No se recogen higos de los espinos, ni de la zarza se vendimia uvas. As es, las organizaciones de la sociedad civil veraces tienen un sentido de transformacin probado y verdadero. Son esa porcin de la humanidad que mantiene vivo lo mejor del pensamiento revolucionario que busca la mejora sustancial de la calidad de vida de las mayoras sociales.

A propsito de la VIII Cumbre de las Amricas, que hasta el momento est planificado se realice en Lima-Per, y en consonancia con la doctrina imperialista de amplio espectro, ha llegado a escena el espectro de la autodenominada Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia REDLAD, que impulsa el Proyecto PASCA (Participacin de la Sociedad Civil en la Cumbre de las Amricas) que de acuerdo a su propio brochure es un proyecto para fortalecer la participacin incidente de la sociedad civil camino a la Cumbre de las Amricas. Cumbre que recordemos, es herramienta creada por los intereses geopolticos de los EE.UU y por tanto responde bsicamente a los intereses de su poltica exterior, por ello se excluy por mucho tiempo a Cuba y ahora se pretende excluir a Venezuela de esa cumbre presidencial. De ah que no llame la atencin, y en el mismo brochure se reconoce que REDLAD es financiada por la National Endowment for Democracy (NED), Freedom House y el Departamento de Estado de los Estados Unidos. Las ONGs mencionadas, entre otras que forman parte de la red, son muy conocidas por promover la subversin, bsicamente en contra de gobiernos de democracia popular y de izquierda en Nuestra Amrica. Por ello, la sociedad civil artificial convocada por REDLAD (la secretara ejecutiva de la REDLAD funciona en Bogot, pero en el 2008 se estableci como ONG en los EE.UU) se propone analizar en los paneles la situacin en Venezuela, pero no la verdadera crisis humanitaria que vive Colombia, o el escandaloso y violento fraude electoral en Honduras.

Para contrarrestar los eventos alternativos que se realizan por parte de las legtimas organizaciones sociales de Nuestra Amrica, desde el 2009 la REDLAD en coordinacin con la secretara de la OEA lleva a cabo las autodenominadas Cumbres de la Sociedad Civil de las Amricas, y en Lima no va a ser la excepcin. REDLAD y su proyecto PASCA excluye de la participacin que tanto dice promover, a organizaciones como los Comits de Defensa de la Revolucin cubana, con ms de ocho millones de miembros, pero s invita a Rosa Mara Pay, una pajarita que recibe apoyo de Cuba Decide (financiada por la NED y USAID) para sus actividades anti-cubanas y ha asistido a los Foros Regionales Juventud y Democracia que organiza la Red de Jvenes Latinoamericanos por la Democracia (Juventud LAC), un elemento ms de REDLAD.

La defenestracin de Pedro Pablo Kuczynski le da un golpe mortal a la intencin de excluir a Nicols Maduro de la VIII Cumbre de las Amricas (13-14 abril 2018), porque es de suponer, que el nuevo presidente peruano, Martn Vizcarra, si tiene algo de sentido comn y quiere empezar bien su gestin, no debe distanciarse de una importante porcin de gobiernos latinoamericanos que vieron en la actuacin del pajarito PPK una actitud de enorme torpeza diplomtica, que se enmarcaba en la pretensin del ilegal e ilegtimo Grupo de Lima de contribuir al aislamiento del gobierno bolivariano para justificar una invasin militar estadounidense, cuando las organizaciones internacionales legtimas de Nuestra Amrica han declarado a nuestra regin como zona de paz.

S, hay pjaros que escogen voluntariamente ingresar a la jaula de quienes los utilizan a cambio de unas monedas; Nuestra Amrica, parafraseando a Mario Benedetti, persistir en el verdadero vuelo de libertad, hasta destapar el cielo.


Mario Ramos: Director del Centro Andino de Estudios estratgicos


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter