Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-03-2018

Inventor del veneno ruso

Mikel Arizaleta
Rebelin


Fue Wladimir Ugljow quien tiempo atrs descubri los venenos Nowitschok. Ugljow sostiene que un veneno tal se emple ya hace dos dcadas en un asesinato.

Es Christian Esch quien le entrevista y nos ofrece su reflexin en la revista alemana Der Spiegel

Qu pens Wladimir Ugljow al escuchar el atentado venenoso contra Sergej Skripal? Ugljow se encuentra a orillas del mar Negro donde gaviotas y cisnes se pelean por los pedacitos de pan de los paseantes. Pens: Otro ms. Otro atentado perpetrado tal vez con aquel veneno que l, Ugljow, descubri en tiempos pasados. Y no sera el primero.

Wladimir Ugljow es qumico, emple dos dcadas de su vida en buscar los venenos ms mortales del mundo. Hasta que un buen da pens que en la vida tenan que existir objetivos ms nobles. Ocurri hace ya muchos aos, en tiempos de la Unin Sovitica. Hoy Ugljow es un jubilado de 71 aos.

Pero la historia de entonces hoy la ha asaltado. El ex agente ruso Sergej Skripal y su hija Julia fueron envenenados con un veneno nervioso de nombre Nowitschok, al menos es lo que dice el gobierno de Londres. El veneno provendra de Rusia. Su empleo con gran probabilidad habra sido autorizado por el mismsimo Putin, aada el ministro de Asuntos Exteriores britnico. Mosc lo ha rechazado con energa y exige pruebas. Incluso sostiene: Que jams hubo en los tiempos soviticos ni tampoco despus un programa de investigacin denominado Nowitschok. De la noche a la maana Ugljow se ha convertido en un valioso testigo.

Su historia comienza en los aos setenta, en una zona prohibida del Volga. All haba una sucursal de la central NIIOChT, el Instituto de Investigacin Estatal de Qumica orgnica y Tecnologa de Mosc. Ugljow tras sus estudios de qumica trabaj all, un Instituto civil pero que por encargo militar buscaba nuevos materiales de guerra.

Pjotr Kirpitschow, jefe de Ugljow, descubri en los setenta una nueva generacin de venenos nerviosos, los organofosfatos, bastante ms txicos que hasta el entonces ms txico conocido, que era el veneno nervioso descubierto en Occidente y denominado VX. De los cientos de sustancias sintetizadas tres fueron las que a la larga resultaron ms exitosas. Dos, dice Ugljow, las encontr l mismo en 1976 y no quiere revelar sus nombres porque sigue todava hoy obligado a guardar secreto. Pero de sus palabras puede deducirse que los elementos son A-232 y A-234.

El programa en el que se buscaron las nuevas sustancias se llamaba Foliant. Nowitschok, literalmente novato, se denomin pblicamente slo al par de exitosas nuevas sustancias, dicho ms exactamente: a las aplicaciones militares que se basaban en ellas. Lo que aclara la confusin con el nombre. En el Instituto los paisanos no hablaban de Nowitschok, pero ello no quiere decir que, segn Ugljow, no hubiera habido ningn programa bajo ese nombre.

Fue un trabajo sugestivo. Ugljow lo condena hoy aunque se nota en l el orgullo de su invencin. Resultaba tambin peligroso, una vez le explot el matraz. Y sent una angustia atroz, dice. Pero esa angustia era ya sntoma del envenenamiento. Y as como hay sustancias militares que causan la derrota, hay venenos de la serie Nowitschok que, entre otras cosas, provocan angustia. Segej Skripal y su hija Julia lo debieron experimentar.

Con la cada de la Unin Sovitica salieron a la luz ms y ms sus secretos. Y fue una buena cosa, pero sus secretos escaparon al control con gravsimas consecuencias. En 1992 un colega moscovita de Ugljow hizo pblicas las nuevas supersustancias militares y fue detenido por traicin de secretos. Ugljow intercedi en su favor. Amenaz al presidente de Rusia, Boris, con revelar la frmula de las sustancias. Antes pasajeramente haba abandonado el Instituto. Y, como l dice, se entretuvo con cachivaches en el mercado de Schichany. El estado era dbil y el capitalismo se haca fuerte de modo violento. Y como se vio, hubo gente que no se entretuvo con cachivaches sino que comerci con armas qumicas.

En 1995 fue envenenado el famoso banquero Iwan Kiwelidi. Fue un asesinato espectacular incluso en una poca en la que en Mosc fueron asesinados banqueros asiduamente. Oficialmente el autor haba vertido gotas de un veneno nervioso en el auricular del telfono de Kiwelidi. Los mdicos lo hubieran confundido con un ataque de corazn caso de no haber muerto su secretaria con iguales sntomas.

El veneno nos lleva claramente al laboratorio de Ugljow en Schichany, por eso la sospecha recay en l y fue interrogado por agentes. Pero qued claro que el colega de Ugljow, Leonid Rink, haba vendido por dlares varias ampollas con veneno nervioso. l mismo lo admiti, la moscovita Nowaja Gaseta public sus confesiones recogidas de las actas del interrogatorio. A pesar de todo Rink fue condenado a una pena asombrosamente pequea.

El asesinato de Kiwelidi es la razn por la que Ugljow pens con la noticia de Salisbury en otro ms. Segej y Julia Skripal pueden no ser las primeras vctimas de un veneno Nowitschok, porque l est totalmente seguro de que un veneno as ya fue utilizado en 1995.

Pero el asesinato de 1995 tiene otra interpretacin para el caso de Salisbury: Y es que quien entonces vendi el veneno, Leonid Rink, es hoy utilizado por la agencia de noticias estatal Ria Novosti para desviar la sospecha en el asunto Skripal de Mosc a Londres: Los ingleses no podran presentar pruebas del veneno empleado porque es claro que el asunto no se coci en Rusia.

Probablemente los Skripal se habran envenenado ellos mismos. La entrevista con Leonid Rink, apenas publicada, debi ser retocada de nuevo en Ria Novosti. Algunas de las frases, en las que Rink emple el concepto Nowitschok, fueron borradas, contradecan la posicin oficial de Mosc segn la cual una tal expresin nunca existi. El mismo Rink desapareci tras la entrevista y sigue ilocalizable.

Ugljow se admira de su entonces colega Leonid, alias Ljonja y de sus declaraciones. Por ejemplo aquella de que Julia Skripal no habra podido transportar el veneno en la maleta porque resultara muy peligroso. Por qu no? Rink lo transport ya entonces en el bolsillo de la chaqueta. Ljonja miente, dice Ugljow. Por lo visto se le puso delante lo que deba decir.

Pero tambin Ugljow tiene algunas preguntas para el caso acaecido en Salisbury. Si los britnicos estn seguros de tratarse de un veneno llegado de Rusia con qu han comparado las pruebas? Ocurre como en las huellas de los dedos, se necesitan dos huellas para poder compararlas. El veneno lo ha podido poner a disposicin bastante gente. Los materiales bsicos se obtienen en cualquier centro qumico, remata.

Son preguntas que l no puede aclarar. Tiene 71 aos y tiene que resolver otros problemas. Y no piensa que l mismo pudiera ser una vctima, si bien sin comerlo ni beberlo se halla metido en un affre internacional y, aunque muy tangencialmente, en las investigaciones de un misterioso asesinato. Pero no se encuentra angustiado.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter