Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-03-2018

Sarkozy y un paseo a orillas del Danubio

Guadi Calvo
Rebelin


Despus de veintisiete horas de interrogatorio el expresidente francs Nicols Sarkozy, ha quedado bajo la particular figura de control judicial, la que restringe sus movimientos, tras ser imputado el pasado mircoles 21 por delitos de corrupcin, dada la firme sospecha de haber recibido financiacin ilegal de fondos pblicos libios para su campaa presidencial de 2007, lo que se conoce como el caso Bygmalion.

Adems, en las ltimas horas se le acaba de notificar que ir a juicio por el caso de las escuchas donde se lo imputa por corrupcin y trfico de influencias. Una investigacin abierta en 2014, en la que se cree Sarkozy, intent conseguir informacin confidencial del magistrado Gilbert Azibert a cambio de ofrecerle un puesto en Mnaco. Esto lo convierte en el segundo presidente francs en pasar por esta instancia despus de Jacques Chirac.

La investigacin acerca del financiamiento ilegal de su campaa se dispararon tras la aparicin, en abril de 2012, del cuerpo de Shukri Ghanem, un poderoso ex hombre del gobierno del Coronel Gadaffi, flotando en el Danubio frente a Viena, donde se haba refugiado tras su huida de Libia no bien empezaron los bombardeos de Naciones Unidas a instancias del propio Sarkozy, por entonces presidente de Francia y el Primer Ministro britnico David Cameron. Nunca se termin de establecer cmo fue que Ghanem, acab en el ro, y las dudas siguen vigentes: accidente, suicidio o asesinato? Su cuerpo que estaba totalmente vestido, no tena seales de violencia o intoxicacin alguna. Segn la autopsia la muerte se produjo por ahogamiento.

Su familia, con quien haba cenado la noche anterior, declar haberlo visto, aunque no supieron explicar como fue que a las cinco de la maana flotaba muerto en el tan meldico ro.

Cerca del cuerpo de Ghanem, quien entre otros cargos fue Secretario del Comit Nacional del Pueblo (Primer Ministro) haba una libreta en la que aparecan descriptos tres giros a la campaa electoral de Nicols Sarkozy por seis millones y medio de dlares, aunque en realidad esta operacin en total fue de 50 millones de euros, lo permitido en el uso de las campaas electorales no pueden superar los 21 millones.

La investigacin, sobre la financiacin secreta, se reactiv en 2017, tras las declaraciones del empresario franco-libans Ziad Takieddine, muy prximo a Gadaffi, en que l confiesa haber entregado valijas conteniendo millones de euros junto a cartas de Gadaffi, al propio Sarkozy en su despacho. Adems de Takieddine, podran incriminar al ex presidente, las declaraciones de Alexandre Djouhri, un empresario francs detenido en Londres a espera de la extradicin tambin vinculado a la trasferencias libias a la campaa de 2007. Por otra parte en 2011, el ex Primer Ministro gadaffista Baghdadi Ali al-Mahmoudi declar ante un tribunal tunecino, donde afrontaba un juicio para su extradicin, que l mismo haba seguido el expediente de la financiacin.

Ghanem, quien adems fue presidente de la poderosa Corporacin Nacional del Petrleo, desarroll una larga carrera en el mundo del petrleo, la que le haba permitido acceder a importantes figuras de la empresa y la poltica occidental. El pasaporte con el que haba huido de Libia y entrado a Italia, va Tnez, fue un obsequio de Silvio Berlusconi, tras haberle gestionado prebendas para la petrolera italiana ENI.

Ghanem, por orden del Coronel Gadaffi, fue el encargado de la reconciliarlo con occidente, tras aos de aislamiento y sanciones, por sus responsabilidades en el derribo del vuelo 103 de Pan Am sobre Lockerbie (Escocia) en 1988 y de la vuelta al pas de importantes empresas petroleras europeas y estadounidenses.

Sarkozy, fue el gran Cicerone , de aquella entre triomphale del viejo coronel, que tan cara le saldra a l mismo y su pueblo. Aquel viaje a Paris a pocos meses de instalado Sarkozy en el Eliseo, tras una campaa electoral costossima, que conllev gran cantidad de actos pblicos y un gran apoyo publicitario, con producciones televisivas que rosaban la realizacin cinematogrfica de gran calidad, estuvo envuelto en excentricidades que llamaron la atencin a la opinin pblica y al periodismo.

Los honores rendidos al, segn Ronald Reagan, perro loco por Sarkozy fueron extremos incluso se le permiti instalar su jaima o carpa beduina junto al Elseo y que sea su guardia personal femenina la encargada de su seguridad en menoscabo de la polica francesa. Lo mismo hizo en Espaa de Jos Luis Rodrguez Zapatero, plantando su tienda en los jardines de El Pardo, donde tambin fue recibido por Juan Carlos, ansioso de contar con los 12 mil millones de euros que, le reportaran varios acuerdos por firmar.

Entonces las excentricidades del fundador de la Gran Yamahiriya rabe Libia Popular Socialista, estaban bien pagas, Gadaffi adems de sus aportes a la campaa de Sarkozy e inversiones tanto en Francia como Espaa, estaba dispuesto a depositar en bancos occidentales, cientos de miles de dlares para terminar de congraciarse con occidente, as lo pag.

Un pas a la deriva

Sarkozy, sin duda no merece ir preso por corrupto sino por genocida, l fue el responsable fundamental de lo que hoy se ha convertido Libia.

En el comienzo de su octavo ao de guerra, la nacin libia est inmersa en una crisis humanitaria, que pone en riesgo de vida a millones de personas, hospitales con escasez de insumos y muy pocos profesionales para la cantidad de requerimientos.

La crisis sanitaria no es el nico riesgo letal de este pueblo, la violencia e inseguridad, no ha cedido en nada desde el inicio del conflicto y han fracasado absolutamente todos los intentos occidentales por estabilizar al pas, sin poder disminuir en nada el anarqua econmico, la desgobierno general y las bandas armadas que pululan por el pas reclamando el poder.

La guerra civil, que en realidad tiene varios frentes y contendientes y varias ciudades que reclaman para s ser la capital del pas: Trpoli, Tobruk y Benghazi, a la que se podra sumar la surea Sabha capital de la regin de Fezzan.

Infinidad de grupos pugnan por una porcin de territorio, organizaciones que van desde los vinculados al Daesh y al-Qaeda, diferentes tribus particularmente las del sur, que parece haberse adueado del trfico de personas y el mercado de esclavos, las tropas del general Khalifa Hafter, el Ejrcito Nacional Libio, lo ms parecido a un ejrcito regular, que existe en el pas, sumado a la banda de narcotraficantes y contrabandistas, impide que las mayora de los civiles puedan retornar a sus hogares, lo que convierte a Libia en el pas con ndices ms elevados de desplazados del continente unos 200 mil, sin contar el milln, milln y medio de refugiados de otros pases que esperan su oportunidad de cruzar a Europa.

A todo hay que sumarle una nueva campaa de bombardeos de los Estados Unidos que desde el sbado 24 ha inicio contra presumibles posiciones de al-Qaeda, para el Magreb Islmico (AQMI) cerca de Ubari, en Fezzan, donde dice haber matado a un Musa Abu Dawud, un importante lder de la organizacin. AQMI, se dicen son los responsables del ataque contra el Consulado norteamericano en septiembre de 2012 en que muri junto a otros funcionarios el embajador Chris Stevens.

Durante 2016 los Estados Unidos realizaron ms de 500 operaciones areas contra posiciones del Daesh, en la ciudad de Sirte, cuna de Gadaffi, donde los hombres del califa Ibrahim se haban posicionado, declarndola del califato en Libia.

Quizs la justicia francesa llegue a condenar a Sarkozy a algunos aos de prisin por corrupcin, aunque para sus verdaderos crmenes no existe pena con que pueda pagarlos.

Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista Internacional especializado en frica, Medio Oriente y Asia Central. En Facebook: https://www.facebook.com/lineainternacionalGC

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter