Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-03-2018

Mxico 2018
Polarizacin

Jorge Alejandro Surez Rangel
Rebelin


No se trata solamente de dividir y vencer; hay que destruir cada uno de los nudos del tejido social, para as poder construir el individualismo: el maleable individualismo.

La polarizacin se logra mediante el distanciamiento de opiniones y posturas, mediante el endurecimiento de las convicciones y la estrechez de perspectivas. Dado que, la ausencia de puntos de acuerdo entre grupos de personas es imposible, la polarizacin acude a la negacin como argumento primordial: la negacin del otro. Y la negacin transgrede los significados y el sentido de las cosas: algo que a nivel personal llamamos necedad, en el mbito de la polarizacin adquiere tintes de identidad: identidad de grupo. Negar a los otros, confrontarlos de manera gratuita es algo que no haramos en nuestra casa, en nuestra calle, en nuestro barrio. Pero lo que en un ambiente local podra considerarse como un acto inmaduro, se vuelve en el argumento legtimo de un lder, cuando este ejerce el oficio de la poltica. La polarizacin concede crdito a quin no lo tiene; revitaliza a viejos lderes decadentes y los dota de poder. Porque aqu se trata de tomar una opcin entre dos extremos, donde no caben la negociacin ni, mucho menos, el acuerdo. Es una guerra a muerte contra el otro, que es nuestro enemigo: la representacin del mal. Hay que ganar a toda costa o el mundo sucumbir abrazado por las llamas del infierno: las inaceptables ideas de nuestros semejantes.

En Mxico la contienda poltica abandon, desde hace mucho, el discurso coherente. La confrontacin y el insulto son ingredientes de todo debate, sea este entre ociosos de las redes sociales o candidatos a la presidencia. Gana el que contesta ms rpido y de forma ms ingeniosa, como en la secundaria. El imperativo ganar rebasa toda moderacin y/o civismo. Y no solamente en la discusin virulenta de la campaa: los valores se derrumban en todos los mbitos, empujados por la rivalidad y la competencia sin tregua. Es vlido aliarse con el enemigo, con tal de engrosar las filas de la militancia; es correcto incurrir en la contradiccin, en el absurdo, abandonar los propios principios, traicionar la tica, siempre que esto sume votos a nuestro candidato; cualquier suciedad es aceptable con tal de aplastar al oponente (aunque el oponente se encuentre en nuestra lista de plurinominales).

Las diferencias solo conocen una forma de dirimirse: la derrota. De nada sirven los grandes argumentos de la poltica y la democracia; la vieja escuela sucumbi ante la fuerza muscular y el encanto varonil de Maquiavelo, ese semental!

Qu es lo que hay que hacer para que la gente abandone su capacidad de comunicacin, su capacidad de dilogo, su capacidad de ponerse de acuerdo. En qu momento se perdi la pluralidad de pensamiento, la pluralidad de opiniones, la pluralidad de opiniones polticas. LA PLURALIDAD. Respeto. Tolerancia.

Esta eleccin nos confronta a nosotros mismos: los unos contra los otros. Los partidos polticos y sus asesores, en su afn pueril por conseguir la mayor cantidad de votos, no pueden (o no quieren) ver que, ms all del placer inmediato, estn las consecuencias a largo plazo: la radicalizacin y el extremismo. Los fantasmas de una historia mal aprendida dibujan un horizonte sombro e incierto. Lo nico seguro es que la prxima eleccin ser ganada por el puntero indiscutible: la polarizacin.

Blog del autor: http://modernidadespeculativa.wordpress.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter