Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-04-2018

El gran hipnotizador

Manuel Humberto Restrepo Domnguez
Rebelin


En Colombia hay que hablar de supuestos para referirse a la verdad porque a partir del rgimen Uribe lo real del horror parece ficcin y el poder de hipnotismo del lder parece verdad. El odio qued instalado como la formula eficaz para gobernar sin tica ni poltica e inclusive delinquir sin temor al castigo. Polticamente las evidencias muestran que la mayora de quienes son seleccionados por las elites y sus asociados para gobernar y ocupar los cargos pblicos solo requieren ser ungidos por un padrino para entrar al circulo de habilitados para cometer arbitrariedades, hacer fraudes o violentar la ley, al amparo de la regla comn (propia de los cdigos de guerra sucia de la CIA) de que quien sea descubierto tendr que responder personalmente sin comprometer a sus partidos ni padrinos. De esta manera nada le pasa legalmente a los grupos de poder cuando sus militantes supuestamente delinquen, los hay cuyos presidentes y directivos estn en la crcel por alianzas con el paramilitarismo o la corrupcin y ms de la mitad de los ltimos 15 presidentes del congreso en el siglo XXI han ido a prisin y convertido a sus hijos, esposas, hermanos o parientes en sus reemplazos, transfirindoles electorados propios sostenidos con miedo, recursos de estado, esperanzas de empleo u obras publicas que presentan como si fueran financiadas con dinero de ellos. La sociedad sabe que la poltica tradicional (liberal-conservadora, subdividida en grupos como Centro Democrtico de Uribe, Cambio Radical de Vargas Lleras o Conservatismo de Pastrana) esta vinculada hasta el fondo con tramas de corrupcin y clientelismo y cuando se lo preguntan en encuestas no duda en responder que la institucin mas corrupta es el congreso con ndices que superan el 75% de descredito, pero luego como hipnotizada lo olvida, absuelve y reelige a quienes haba condenado.

La mediana ficcin de que haba separacin entre poder judicial y poder poltico qued reducida a una formalidad sin asidero material, desde que el rgimen Uribe uni los ministerios de interior y de justicia, que aunque luego fueron otra vez separados conservaron el espritu del odio y el engao. Algunos Jueces, Fiscales y Magistrados con estrechos vnculos a la poltica tradicional componen la especie de supuestos honorables delincuentes, expertos en tcnica jurdica, hbiles conocedores de los alcances y formas efectivas de obstaculizar la justicia. De casos vergonzantes como el del Doctor Jorge Pretelt (quien como Magistrado presidente de la Corte Constitucional, supuestamente delinqui al recibir dinero para favorecer a la empresa fidupetrol en contra del estado o apropiarse de tierras de las victimas) se dice que ha interpuesto ms de 40 recursos judiciales dilatorios para torcer el derecho. Del Procurador Ordoez (que puso en retroceso derechos conquistados y persigui opositores) se dice que interpuso mas de 30 recursos judiciales dilatorios antes de ser destituido a pocos das de terminar el periodo de su cargo. Del magistrado Gustavo Malo de la sala penal de la Corte Suprema (acusado de interferir procesos penales a congresistas, cobrar para evitar ordenes de captura y actuar en asocio con el fiscal anticorrupcin Gustavo Moreno ya preso y otros magistrados) se dice que para mantener su inmunidad (impunidad) ha interpuesto mltiples recursos dilatorios invocando episodios de stress traumtico, afectaciones emocionales y dolor en una rodilla.

La sistemtica mezcla de poder poltico y judicial para evadir la justicia, ha sido el mejor artificio del rgimen Uribe, para sostenerse en pie y mantener su hipnotismo, porque a pesar de que la sociedad sabe de las fabricas de falsedades, denuncias annimas y atentados a travs de su polica poltica (DAS de Jorge Noguera y Mara del Pilar Hurtado) unas veces para ajusticiar opositores y otras para auto protegerse y sabe tambin de la capacidad de engao cuando dice una cosa y hace lo contrario, pero parece no saberlo y no duda del poder del lder para confundir y hacerse temer. Sus seguidores han dado muestras de creer ciegamente en el principio de liderazgo y ceirse a su mandato a la manera de Ewalt Kleist que fue un mariscal de campo nazi de alto rango y poder que muri en prisin condenado por crmenes de guerra quien en el juicio de Nremberg lo neg todo y repiti mil veces que estaba como hipnotizado, que nunca vio, oy, ni supo nada del horror y cnicamente concluy que s alguien tenia responsabilidad de algo era el mismo Hitler, pero no por lo que hizo, ni por su maldad, si no por su capacidad de hipnotismo. Kleist que en el juicio pareca entre ignorante y demente dijo que todos estaban como hipnotizados y que obedecan ordenes porque el Furher era el jefe y no se le poda desobedecer y repeta que era inocente. De manera similar parecen decirlo los supuestos respetables delincuentes del rgimen Uribe, como el Ministro Andrs Felipe, el Embajador Sabas Pretelt, el Consejero Luis Carlos Restrepo, el Jefe de Seguridad Coronel Santoyo, Fiscales de la Nacin (C. Osorio), generales (Rito Alejo), el Candidato (Zuluaga), el To Senador (Mario), el Hermano (Santiago) y decenas de dirigentes regionales expertos en el engao y comprometidos en hechos de barbarie, compra de votos, trafico de personas y otros crmenes, que tambin parecen decir que no supieron nada y que actuaron como hipnotizados.

Todos ellos como Kleist, cuando su lder sea derrotado, repetirn que lo visitaron o hablaron con l por breves momentos, pero que no por el tiempo suficiente para enterarse de lo que ocurra, ni saber del horror de lo que hacan, ni de la destruccin del pas que provocaban o del bloqueo a la posibilidad de vivir en paz. Todos dirn que estaban como hipnotizados y obedecan ordenes. Y adems dirn que crean que el horror era pasajero, necesario y merecido y que pensaban que pasara pronto y repetirn que son inocentes y que nunca vieron, oyeron, ni tuvieron conocimiento de nada. Y como siguiendo a Kleist que dijo que Goebells (ministro de propaganda nazi) era el nico que haba entendido lo que pasaba porque era el mas inteligente, quiz incriminen a Jos Obdulio por supuestas responsabilidades como estratega principal del plan de odio y exterminio, quien anuncio que Uribe era un hombre de inteligencia superior, queriendo decir que el gran hipnotizador, el genio del mal como nadie sabe borrar las huellas del horror, manipular la informacin y modelar con perfeccin a sus dobles como lo hizo primero con Andrs Felipe, despus con Zuluaga (a quien acompa de un hacker y dinero de la multinacional odebrecht y al ser descubierto lo abandon a su suerte) y ahora cre a Duque para encargarlo de para profesar y reinstalar el odio y el miedo; incentivar la guerra y secuestrar la paz y; hacer creer que la tragedia humana que quieren prolongar es inevitable.

El lder ensea que cada quien debe actuar por cuenta propia y si llega a sentirse traicionado l responder con implacable furia como supuestamente parece haberlo hecho antes al deshacerse de algunos cercanos colaboradores, que talvez pretendieron competirle o liberarse del poder hipntico como Pedro Juan Moreno, Alias H.H, Jorge 40, Bez, Roci Arias y supuestamente E. Bustamante y A. Rangel que ocuparon un lugar lejano al lder y quedaron afuera del congreso.

 

P.D. Contribuir a liberar del hipnotismo exige sin vacilacin la Unidad de todas las fuerzas y sectores populares, y medios, sociales y polticos no tradicionales en el propsito nico de tomar el gobierno... ahora...

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter