Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-04-2018

La postura poltica implcita en El Capital
Marx no es Proudhon

Miguel Alejandro Hayes Martnez
Rebelin


Ese es el gran aporte: conocer objetivamente la realidad, para que los intentos de transformarlas sean certeros. Es esa, el arma que aporta El Capital, porque Marx entenda que desde la euforia y los deseos, no se garantizaba la lucha correcta. Por eso, Marx no es Proudhon.

Acercamiento a la cuestin:

Me gustara comenzar aclarando que no tengo nada en contra,-del que pudiera llamar camarada- Proudhon. Para ser ms sincero, le primero Que es la propiedad, y luego, El Capital. Solamente asumo la postura tan avisada de este, cuando afirm: Es la Guerra Social! (1 p. 12), como referente prctico-poltico, que declaraba toda una lgica (desde lo utpico) de destruccin del capitalismo, que me sirve punto de referencia para compararlo con las ideas de Marx en El Capital.

Hace unos das escuchaba a la conocida intelectual y acadmica cubana Isabel Monal hablando sobre este excepcional libro. Afirm que era un fuerte cuestionamiento al sistema capitalista. Alrededor de eso (aunque ella no lo dijo) est implcita la idea de que es un libro que critica el capitalismo y lleva consigo un llamado a la revolucin social, es decir, la llamada postura anticapitalista. En donde se asume, que Marx esta criticando tambin que los capitalistas se apropien de la plusvalor -que no les corresponde- y por eso es un llamado a tomar el excedente que el capitalista se apropia ilegtimamente.

Evidentemente, tampoco el objetivo de este artculo es cuestionarse el pensamiento de tal intelectual cubana, sino de manera general, reflexionar sobre esas posturas, pinselas quien las piense. Es por eso, que la pregunta, que me hago es: Es realmente El Capital un libro anticapitalista que propone una lucha contra este sistema?

Advierto al lector, de antemano, que mi respuesta ser conducida a un no (o al menos de la manera que se entiende el carcter "anticapitalista"), y que lo contrario a esa que respuesta que asumo es solo una interpretacin surgida de arrastrar los momentos de la euforia revolucionaria con la que fue escrita el Manifiesto y de las transgresiones que han hecho al marxismo corrientes utpicas ms cercanas a Lassalle y las cuales en vida, Marx siempre se cuestionaba.
Lo tan explicito que se olvida y las palabras del propio Marx:

Para comenzar a descifrar lo propuesto, un buen camino es el de las propias citas e ideas explcitas de El Capital. Por eso, lo primer que sale a relucir, en maysculas casi, es el subttulo que lleva: Crtica de la economa poltica. He visto muchos que olvidan esa idea, y no est ah por gusto.

Me resulta redundante tener que mencionar la cita y hablar de ella, pero desgraciadamente es necesario. Est bien claro que ese libro se cuestiona en todo momento la economa poltica clsica. Es decir, es una crtica a todo un sistema terico filosfico que le antecedi, y con el que evidentemente no estaba de acuerdo. Si bien no es un libro solo de valor terico, est bien claro que est criticando las formas de entender el capitalismo que predominaban en su poca. Si fuera una crtica al capitalismo, su subttulo sera: Crtica al capitalismo.

Existe otra cita que aunque este fuera de El Capital, puede ser muy til. Esta, la extraje de un artculo escrito por Marx titulado Glosas Marginales al Tratado de Economa Poltica de Adolph Wagner. En ese texto, el propio Marx defiende la cientificidad de su Capital y de todas interpretaciones ideolgicas (socialistas utpicas an) que algunos como Wagner le imputaban y comenzaban a escudarse de ese libro para defender sus ideas polticos.

Marx afirma: Mientras no se haya hecho esta demostracin, la ganancia del capital ser tambin, de hecho, un elemento constitutivo del valor, y no como quieren los socialistas, algo que se le sustrae o se le roba al obreroen mi exposicin, en efecto, la ganancia del capital no es solo una sustraccin o robo en detrimento del obrero. Por el contrario, yo represento al capitalista como un funcionario necesario para la producciny muestro ampliamente que l no sustrae o roba, sino que arranca la produccin del plusvalor, es decir comienza por ayudar a crear lo que ha de sustraer. (2 p. 173)

Esto, puede decir mucho por s solo. Ese plusvalor sustrado, no es precisamente un robo. Por lo que si Marx condena algo, no es claramente, que el capitalista se quede con el plusvalor; de hecho, casi me atrevo a decir, que hay cierta defensa al derecho de su apropiacin (en el sentido jurdico) por parte de este.

Tambin est claro que, siendo consecuente con su teora, Marx expone toda una funcionalidad dentro de la estructura social que tienen los capitalistas. Engels, ms adelante, en los tomo II y III sabe exponer certeramente eso. As, por ejemplo, se destacan algunas ideas.

Entre ellas est que el capital tiene la funcin social de unir la capacidad creadora del hombre (fuerza de trabajo) con la de los resultados de la actividad humana (mquinas, instrumentos, etc.) en tiempo y espacio e iniciar el proceso de produccin de lo que hoy conocemos como bienes y servicios. Y despus, continuar el ciclo completo que termina con la realizacin de las mercancas al ser compradas con sus consumidores. Esto hace incluso, que el capitalista, como personificacin del capital, tenga su funcin social dentro de la lgica del modo de produccin (sentido hegeliano) capitalista.

De ah que del propio Marx sale toda una explicacin del sistema que ms all de condenar, lo que hace es entender con objetividad que es lo que realmente est pasando en las relaciones capitalistas.

Lo implcito que se olvida y lo que realmente aporta:

Pensando de manera articulada con la lgica de Marx, pueden argumentarse tambin los planteamientos anteriores. Hay que detenerse y usar la dialctica materialista. Esta nos plantea la interconexin relacional y condicionada de la realidad. Eso nos hace pensar tena objetividad y condicionamiento el capitalismo como sistema? Por que apareci el capitalismo?

Haciendo abstraccin del eurocentrismo del que es acusado Marx, se puede entender que el capitalismo fue revolucionario en su momento. Fue el resultado del desarrollo de las capacidades productivas que existan en el feudalismo, es decir, que el desarrollo de este y sus contradicciones generaron un trnsito al capitalismo. Lo que lo convierte en salida a determinadas contradicciones y le da todo un condicionamiento histrico.

Si bien este capitalismo tiene sus propias contradicciones, puede pensarse que el hombre que fund ese pensamiento mencionado (el materialismo dialctico) se planteara en medio de un sistema en consolidacin mundial (el capitalismo) que pronto se acabara con l?

Estoy de acuerdo en que Marx estaba (al igual que yo) del lado de los ms desposedos, pero es muy raro que pensara que con entender el origen del plusvalor y la funcin del capital en la sociedad, y cmo se da el intercambio, le estaba declarando la guerra inmediata al capitalismo.

Tampoco est diciendo cmo funciona el capitalismo para atacarlo, al menos tal y como lo entienden muchos. En realidad, esa es una idea, que no est prevista en El Capital. Hay ciertos supuestos metodolgicos y elementos que Marx no expone en El Capital. Uno de ellos (y no lo expondr aqu) es esa lgica de reproduccin del hombre expuesta en los Manuscritos, y que al olvidarse esto se da lugar a algunos malos entendidos. En su exposicin, Marx deja por alto explicar, que condiciones y necesidades de la propia actividad humana condicionan el capitalismo (escribir sobre esto en otros artculos).

Desgraciadamente, muchos han pensado que al leer y entender (aparentemente) qu ocurre en el capitalismo, podemos los revolucionarios conscientemente ponernos de acuerdo e ignorar el mecanismo de mercado y dems elementos.
Entonces, si no es una crtica (en el sentido de ataque) al capitalismo El Capital, y tampoco es una explicacin para racionalmente saltar el capitalismo, cul es el sentido poltico y liberador del capital?

Para comprender cul es el sentido revolucionario (porque lo tiene) de este libro, hay que partir de fusionar tres elementos: la tradicin terica dialctica a la que Marx indudablemente se suma, su compromiso poltico en la poca y la evolucin terica de su pensamiento.

De lo primero, est la idea de la enajenacin. Que mientras para Hegel, poda superarse sabindose dentro de una realidad, Marx comprendi que deba irse ms all: entender la realidad para cambiarla. Tambin destaca, que esta tradicin intenta romper con esas visiones fetichistas del mundo de otras filosofas y sistemas lgicos.

Esto se une con su compromiso con los obreros de la poca. Hay que recordar que Marx pas buena parte de sus obras criticando esos profetas socialistas que llenaban la cabeza de los pobres obreros de esas fantasas y utopas polticas que lejos de liberar, aprisionaban ms. As se cuestion a Proudhon, Weitling, Bakunin, Lassalle, el propio Wagner y todos los que entorpecieran con disparates el entendimiento de la realidad de los obreros.

De la evolucin del pensamiento, hay que recordar esos elementos (que mencion antes) que da en los Manuscritos, dnde afirma el desenvolvimiento del hombre en las reproduccin de sus capacidades, y de la necesidad de armar una historia que fuera la historia natural del hombre.

Con eso, puede entenderse el sentido liberador de El Capital y esa postura "anticapitalista" de la siguiente manera: un libro que intenta dar a los obreros una verdadera explicacin del sistema de relaciones capitalistas de produccin, entendiendo la objetividad de estas, para no caer en voluntarismos ni utopas y comprender las verdaderas formas en que se puede cambiar las realidades que este genera. Con esto, se podra salir de todas aquellas formas de lucha obrera de su poca que no aportaban mucho y solo despegaban al obrero de los puntos en que deba enfocarse.

Y si se sigue con la dialctica materialista: no se trata entonces de atacar esas condiciones de frente y a golpe, sino en comenzar a generar los mecanismos de movimiento social que permitan ir condicionando la generacin de relaciones sociales ms justas.

Ese es el gran aporte: conocer objetivamente la realidad, para que los intentos de transformarlas sean certeros. Es esa el arma que aporta El Capital, porque Marx entenda que desde la euforia y los deseos, no se garantizaba la lucha correcta y haba que sentar las bases en el pensamiento para que dejara de ser as. Por eso, Marx no es Proudhon.
l no abogaba por revuelos ni aspavientos que como el mismo deca eran posturas pequeo-burguesas. Debe dejar de confundirse sus teoras, con acusaciones de robos a los capitalistas, que como el mismo dijo, nunca lo afirm.

Con todo esto, puede concluirse entonces, que lejos de ser el libro en cuestin una crtica al capitalismo, es una explicacin objetiva de este, en aras de liberar al obrero de la torpeza con que enfrentaba su realidad, y en eso radica su sentido anticapitalista y su carcter de teora que acciona contra la alienacin.

Es por eso que mi llamado, es a comprender el pensamiento de Marx tal y como lo expres, y no confundamos su ciencia con las ideas de otros, y no lo otorguemos consignas que pueden llegar a ser contradictorias con su obra.


Bibliografa

1. Proudhon, Pierre Joseph. Qu es la propiedad? Investigaciones sobre. Buenos Aires : Libros de Anarres, 2005.

2. Marx, Carlos. Glosas marginales al ''Tratado de economa poltica'' de Adolph Wagner. [aut. libro] Maurice Dobb, y otros. Estudios sobre El Capital. Mxico: Siglo XXI.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter