Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-04-2018

Marx a escena: ms de 13 horas de teatro, cine y conferencias
Crnicas marxianas

Mercedes Halfon
Pgina/12

Un fantasma recorre el Teatro Nacional Cervantes (Buenos Aires, Argentina): una serie de artistas y pensadores homenajearn a Karl Marx en el marco de un evento que inaugura la temporada 2018 del Teatro de un modo concluyente: el sbado 7 de abril, desde la maana hasta casi medianoche, tendr lugar una programacin abigarrada y simultnea dedicada a reflexionar, representar, recordar, reversionar y remixar el pensamiento del gran terico alemn.


El ciclo se llama Marx nace, porque se realiza a doscientos aos de su nacimiento. Carla Imbrogno, traductora del alemn y gestora cultural, y Fernando De Leonardis, escritor, editor y socilogo, son los responsables de un evento que incluye cine, msica, performances, teatro y filosofa con personalidades de diversas disciplinas, entre ellas, Emilio Garca Wehbi, Rubn Szchumacher, Beatriz Sarlo, Daro Sztajnszrajber, Naty Menstrual, Juan Jos Sebreli, Eduardo Grner y Carlos Gamerro, entre otros. Un da marxista y marxiano en plena otoo de Buenos Aires.

Imagen: Daniel Paz

Como dijo alguna vez el poeta Wallace Stevens: El comunismo es un instrumento para mejorar la atencin humana. Esto quiere decir que adems de un cuerpo de ideas revolucionario, tanto para sus defensores como para sus detractores, Marx elev el nivel de la discusin hasta un punto tan brillante que es imposible soslayarla. Cada tanto el marxismo vuelve. La suya es una historia de luchas, asedios y retornos. Y eso que retorna es la crtica al presente, la posibilidad de pensar el mundo de otra manera a la que vivimos.

LEER MS La dialctica al desnudo Por Alexander Kluge

El marxismo tuvo mltiples apropiaciones desde el teatro: primero, por supuesto, en la Rusia de la Revolucin, que puso el cuerpo del actor al servicio del hombre nuevo que se propugnaba desde los primeros das de octubre. Basta pensar en el inmenso director Vsvold Meyerhold como el gran articulador de las innovaciones del campo poltico hacia el campo teatral. Fue l antes que Sergui Eisenstein quin se preocup en crear una teora esttica y escnica que acompaara a los bolcheviques en los tiempos que corran y que, incluso, fuera ms all.

Mientras tanto, en la compleja Alemania post Primera Guerra Mundial, Bertolt Brecht haca sus primeras armas. Su creacin, el teatro pico, contiene el pensamiento marxista en su interior, pasado por el filtro benjaminiano de la dialctica en suspenso. En el teatro de Brecht los problemas planteados no son resueltos, sino que el espectador debe irse con la cabeza sembrada de preguntas que van a responderse afuera del teatro. Pero estos y otros desarrollos, tuvieron un punto conclusivo cuando el socialismo real cerr su cortina con estrpito. Muchos consideraron que el pensamiento de Marx se extingua con la cada de los estados socialistas. Pero las tesis y observaciones realizadas en sus trabajos, iban mucho ms all. Han resistido.

Podemos decir que el primero que retom el vinculo marxismo-teatro luego de esa primera desilusin fue el filsofo Jacques Derrida. Claro que lo hizo de modo metafrico, potico, pero no por eso menos contundente y real. Fue en su clebre texto Espectros de Marx. En esa intervencin, que realiz en el marco del coloquio A dnde va el marxismo, el francs se opuso fuertemente al clima celebratorio y neoliberal que imperaba en Occidente luego de la cada del muro de Berln y la disolucin de la URSS. Tan solo tres aos despus de estos eventos, Derrida apareci para decir que quizs el marxismo no estaba del todo muerto, que ese cadver volva en forma de espectro, de unas fuerzas fuera del tiempo, ni vivas ni muertas, pero muy insistentes. Y la figura que encontraba Derrida para explicar esas fuerzas espectrales que asediaban el presente era nada menos que el Hamlet de Willam Shakespeare. Como todos sabemos, en esa obra el fantasma del rey muerto acecha a su hijo, el prncipe Hamlet, instndolo a actuar. El tiempo est fuera de quicio, deca el fantasma, algo debe volver a ponerse en su lugar. Y es ese mismo extrao e incmodo lugar el que ocupa Marx, escribi Derrida. Una fuerza espectral que siempre vuelve.

La escena capital

Y as es como este fantasma ha llegado hasta Buenos Aires, hasta Avenida Crdoba y Libertad, hasta nuestro mismsimo Teatro Nacional Cervantes. Pero este fantasma no es uno solo, son muchos. Porque si hay algo que queda claro de esta propuesta es que no hay posibilidad de una lectura monoltica de este pensador. Los enfoques son, deben ser, diversos. Es as como en las trece horas y media de duracin de Marx nace habr de todo: cine, teatro, poesa, msica, filosofa. Lecturas comentadas de escritos de Karl Marx, performances inspiradas en sus textos de ficcin, dilogos marxianos, filosofa y msica, un recorrido biogrfico acusmtico, tangos proletarios, proyecciones y libros integran este da nico. Y como buenos fantasmas, estos invocadores del espritu marxiano se filtrarn y ocuparan el teatro en su totalidad: salas, camarines, pasillos y espacios que habitualmente no son transitados por el pblico.

La jornada est dividida en cinco reas que convivirn en los distintos espacios del teatro. Quizs la ms sorprendente sea Marx a escena, que se propone volver los materiales de vida y obra del pensador alemn en material escnico en sentido amplio. All estarn los Tangos proletarios de la orquesta 34 Pualadas; la propuesta filosfico-musical de Daro Sztajnszrajber; la interpretacin de Naty Menstrual de poemas y un monlogo de la tragedia Oulanem escritos por Marx; el trabajo de la Columna Durruti, integrada por la actriz y performer Maricel lvarez y el actor director y dramaturgo Emilio Garca Wehbi, quienes harn una versin de Escorpin y Flix; y por ltimo, la pieza Acusmtico Karl Marx, del director Rubn Szchumacher y la compositora Brbara Togander.

Escorpin y Flix es una novela inconclusa, cmica, irreverente escrita por Marx a los 19 aos, cuando an era estudiante en Berln. Maricel lvarez cuenta: Fue precisamente por esta irreverencia, propia de un material escrito en plena juventud, que consideramos apropiado abordar la tarea desde la perspectiva iconoclasta que caracteriza a nuestra Columna Durruti, con la cual venimos produciendo acciones de carcter disruptivo, en contextos especficos, desde el ao 2015. Para todos Marx es el filsofo, el intelectual, el economista, el militante comunista. Pero su faceta como artista, o sus intentos por desarrollar un proyecto artstico durante los aos de su juventud, son poco conocidos. Y si bien en la novela se pueden vislumbrar tmidamente y en clave cmica los lineamientos del brillante pensador que sera, lo que prevalece es la intencin, el deseo de encontrar en la escritura un gesto artstico, esttico. Un busto de arcilla del alemn ser intervenido con frutas y verduras durante la accin, mientras la lectura de los diferentes captulos de Escorpin y Flix tenga lugar. En esta operacin se cruzan lo alto y lo bajo,el retrato tallado del padre del materialismo histrico con las cabezas compuestas de Archimboldo.

El Acusmtico Karl Marx de Szchumacher por su parte, propone una experiencia particular: como la palabra lo indica acusmtico: el que oye sin ver el espectador /oyente transitar por un espacio sin luz atravesado por distintas fuentes sonoras, una serie de textos ledos y sonidos grabados. Estas prosas integran precisamente la faceta ms privada del autor, plasmada en cartas, manuscritos personales que lo tienen como autor o como protagonista. La figura que emerge como oradora es Jenny Marx, su esposa. EL director cuenta: Me interesaba experimentar que la propia palabra genere una serie de imgenes. Yo invierto siempre la frase una imagen vale mas que mil palabras y decir Una palabra vale ms que mil imgenes. Porque una palabra proyecta millones de posibilidades, ms aun desde la sonoridad de una voz. Me parece que lo relativo a Marx, de este modo logra salir de ciertos estereotipos y se convierte en algo ms liviano para ser recibido. Y como todo el evento tiene que ver con la velocidad, por la cantidad de cosas que va a haber en poco tiempo, quise hacer algo que fura liviano.

Un castillo de mil habitaciones

Adems de la performtica hay otras cuatro secciones de este mega evento llamado Marx nace. Una de ellos es Marx subrayado en el que escritores, socilogos, historiadores, traductores, editores, economistas, filsofos y politlogos comentarn subrayados del filosofo homenajeado. Los textos van desde correspondencia personal hasta algunos emblemticos, u otros menos transitados. Entre los expositores figuran Juan Jos Sebreli, Florencia Abbate, Carlos Gamerro, Esther Daz, Damin Tabarovsky, Mariana Dimpulos y otros. Los enfoques tambin sern diversos. Eduardo Gruner, quien utiliza a Marx cotidianamente en sus clases en la UBA y sus textos tericos se har cargo de El 18 brumario de Luis Bonaparte y los Grundrisse. Felipe Pigna especialista en Historia Argentina, aportar sus subrayados las referencias de Karl Marx a nuestro pas y la regin. La periodista y sociloga Eugenia Zicavo se ocupar del Manifiesto comunista. Cada exposicin ser breve e intensa: 45 minutos cada una. De un carcter similar pero ms dialectico ser Dilogos marxianos. Cada uno de ellos aborda el marxismo en tensin con cierta temtica ms amplia, en tono conversado. Entre sus oradores estarn figuras como Beatriz Sarlo y Maristella Svampa.

Como es sabido si se trata de repensar a Marx, hay un objeto que no podra faltar que es el film (aunque la palabra queda corta) Noticias de la Antigedad Ideolgica: Marx - Eisenstein - El Capital. El director clave del llamado nuevo cine alemn Alexander Kluge reley El capital y busc imgenes que podran traducirlo. Se trata de un ejercicio demencial, que incluye todos los costados del marxismo en una pelcula de ms de 9 horas de duracin que experimenta sobre la forma cinematogrfica: a travs de excursos de msica contempornea y peras wagnerianas, conversaciones chispeantes con los principales pensadores vivos de Alemania como Hans Magnus Enzensberger; Peter Sloterdijk; Boris Groys, Jrgen Habermas, Oskar Negt, Joseph Vogl. Adems de teatralizaciones de pequeos fragmentos de El capital en manos de por ejemplo actores del Berliner Ensamble.

Por ltimo, el evento ha producido un libro Marx: sin utopa no hay realidad, con material indito, entre ellos una serie de relatos del propio Kluge (ver aparte) y otros pensadores del marxismo.

Doscientos aos despus del nacimiento de este prcer de la utopa, pareciera que la pregunta es Qu cosas de Marx hay que conservar? Y la respuesta es sin duda, la naturaleza poltica de su pensamiento. Para l, cambiar el mundo es lo mismo que interpretarlo. E interpretarlo es tambin ponerlo en escena. De esta manera el Cervantes se vuelve durante ese da y esperemos que tambin todos los que vendrn en ese foro de debate, ese espacio donde la ciudadana se encuentra para repensarse, que siempre fue el teatro.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/104917-cronicas-marxianas



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter