Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-04-2018

Estados Unidos no quiere una base en Ecuador, quiere algo ms devastador

Martn Pastor
Rebelin


Los Estados Unidos no quieren recuperar una base militar en Ecuador. Son altamente costosas; implican gastos en personal militar, mantenimiento e inversin en infraestructura. Por esta razn el acercamiento entre la Embajada norteamericana y el gobierno de Lenn Moreno es seal de algo ms devastador: una renovada fase de injerencia directa e indirecta sobre las Fuerzas Armadas, Polica Nacional y soberana nacional.

La estratagema inici el 27 de enero de 2018 en San Lorenzo, cerca de la frontera norte con Colombia, cuando el pas sufri la detonacin de un coche bomba. Mientras las respuestas gubernamentales eran escasas y descoordinadas, en tres das una comitiva del Bur Federal de Investigaciones ( FBI ) de Estados Unidos lleg al Ecuador.

Lo determinante de la situacin es que ante el primer gran reto de seguridad la reaccin del gobierno fue traer a Estados Unidos, como lo seal Guillaume Long, exministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana. El atentado terrorista dio paso a un incremento de ataques y paralela presencia de los norteamericanos en las esferas militares y gubernamentales.

La explosin de una bomba casera en el retn de la Armada en Borbn y los ataques a militares y policas en El Pan, el Alto Tambo y Mataje en la frontera con Colombia desataran la respuesta dirigida de la derecha oligrquica y ciertos grupos de inters. El discurso compartido fue culpar estas agresiones a la salida de la Base de Manta en 2009.

Para el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, la solucin sera una base militar con presencia norteamericana. A lo cual le hizo eco el excandidato presidencial y General en servicio pasivo, Paco Moncayo, concluyendo que "sacar la base de Manta y no tener con qu reemplazarla fue tonto e irresponsable. Incluso miembros de la prensa nacional se sumaron a la propaganda arguyendo que la seguridad nacional recae en la necesidad de una presencia extranjera militar.

En otras palabras, buscan justificar lo injustificable. La prdida de soberana nacional, la presencia del ejrcito ms peligroso del mundo en Ecuador y el irrespeto a la Constitucin son cuestiones secundarias. Pero para lamento de ellos, Estados Unidos no quiere una base militar en Ecuador y aunque la quisieran, no podran, sera inconstitucional.

El artculo 5 de la carta magna del 2008 indica que no se permitir el establecimiento de bases militares extranjeras ni de instalaciones extranjeras con propsitos militares. Se prohbe ceder bases militares nacionales a fuerzas armadas o de seguridad extranjeras. Entonces, qu buscan los yanquis en Ecuador?

Una clave para la respuesta la dio el embajador Todd Chapman durante la celebracin de los 154 aos de vida institucional de la Polica Nacional. El diplomtico explic que Estados Unidos quiere ser un buen socio para el pas ya que su compromiso es dar seguridad a Ecuador y cooperar con las instituciones del Estado relacionadas a la seguridad nacional.

La cooperacin ofertada incluye brindar capacitacin, inteligencia, intercambio de informacin y acceso a colegios militares, donde oficiales del Ecuador podrn formarse nuevamente. Un escalofriante recuerdo que remonta al funcionamiento de la Escuela de las Amricas , institucin de adoctrinamiento militar e ideolgico de los Estados Unidos, encargada de capacitar y formar a escuadrones de tortura y muerte en toda Latinoamrica durante los aos 70, 80 y 90.

Esta de-formacin ideolgica, que implica la supuesta capacitacin militar, es una amenaza a los ecuatorianos y latinoamericanos ya que atenta directamente a la democracia y la soberana de las FFAA y elementos de seguridad nacional. La experiencia reciente con fuerzas de seguridad en los pases invadidos de Iraq y Afganistn lo demuestra.

No es casualidad entonces, que Moreno haya eliminado la Secretara Nacional de Inteligencia (Senain). Desmantelar instituciones y promover, con el apoyo de los medios de comunicacin, un discurso sobre cmo se merm a las Fuerzas Armadas es parte de la estrategia de ingeniera social, comn de los norteamericanos.

Esta funciona al crear/presentar un problema (tesis) para incitar una reaccin (anttesis) y de esa manera presentar una solucin (sntesis), la cual en una situacin regular, no inducida, no sera aceptada por la gran mayora.

Todas estas medidas estn ligadas al objetivo principal que es lograr la injerencia indirecta a travs de la intervencin en la toma de decisiones y el manejo de influencias dentro de l as Fuerzas Armadas y Polica ecuatoriana.

Es por este tipo de intrusin que Rafael Correa expuls a diplomticos estadounidenses, una embajadora , y casi 20 funcionarios del Pentgono que trabajaban en Ecuador. Uno de los casos ms emblemticos es el de Mark Sullivan , exprimer secretario de la embajada, que en 2009 fue expulsado por interferir en asuntos policiales e internos.

Sullivan amenaz con cortar la ayuda de su pas a la polica despus de que el gobierno ecuatoriano cambi al jefe de la Unidad de Investigaciones Especiales sin consultar a los estadounidenses, segn un informe de la Comandancia de la Polica. Las visitas del actual embajador estadounidense a las distintas carteras de Estado muestran que su figura de consultor se retomar.

De igual manera necesitan restablecer la relacin directa con las Fuerzas Armadas, obviando los canales oficiales y legales. Tctica que realizaban habitualmente, como lo demostraron varios cables de la embajada desclasificados por Wikileaks.

En uno que data al 2009 , Heather Hodges, exembajadora en Ecuador, comenta que haban desarrollado una estrategia para mantener la interaccin con las fuerzas militares en Ecuador. Utilizando nuestra experiencia de cooperacin con la Polica Nacional ecuatoriana vamos a hacer que la presin contra el liderazgo poltico del gobierno de Ecuador surja desde adentro de las fuerzas militares.

Otro del 2005 detalla como los Estados Unidos ofreceran regalos a los oficiales ecuatorianos de las Fuerzas Armadas para que estos presionen a sus superiores para obtener regalos similares y as logren inspirarlos a firmar acuerdos en los intereses de los Estados Unidos.

Esa violacin del derecho internacional, la diplomacia, y la institucionalidad democrtica, tiene un objetivo: crear quintas columnas dentro de las FFAA y Polica Nacional. Finalidad que los norteamericanos persiguen pero no con una Base militar sino con el acceso indiscriminado a las instituciones que sostienen la seguridad nacional.

Ante esto su justificacin pblica sigue siendo la lucha contra el narcotrfico. Pero si la presencia de los estadounidenses, en bases o a travs de cooperacin fuera eficiente, por qu luego de casi 20 aos del Plan Colombia, siete bases norteamericanas en territorio colombiano y ms de 10.000 millones de dlares (2016) en cooperacin; l os cultivos de coca en Colombia incrementaron a 146.000 hectreas en 2016, volviendo a aproximadamente los mismos niveles de los primeros aos del Plan en 2001?

La respuesta es que luchar contra el narcotrfico no es su prioridad o se dedicaran a combatirlo en su propio territorio. Su objetivo, como imperio basado en el poder blico, es incrementar la presencia militar en la regin con el fin de asegurar sus intereses hemisfricos; consolidar, a travs de favores polticos, un bloque regional en contra de Venezuela; y justificar su presencia en la zona, ya que con los dilogos de Paz no podrn seguir operando como la han hecho durante casi dos dcadas.

En palabras de Joseph Disalvo, subcomandante del Comando del Sur, debemos pensar en una estrategia nueva que ms que un Plan Colombia sea un plan Sudamrica, donde todo el mundo pueda combinar sus esfuerzos y as luchar contra esto (narcotrfico).

Este Plan Sudamrica de carcter neocolonial demuestra que para ellos este es su continente y Amrica Latina su colonia. Para lograr el cometido, manipulan las dbiles polticas de seguridad nacional y se aprovechan del entreguismo de los gobiernos actuales de la regin. Y es as que la renovada presencia militar no pone en riesgo a un solo pas, sino la soberana y futuro de toda Amrica Latina.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter