Portada :: Brasil :: Brasil en lucha con Lula
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-04-2018

Piruetas pseudolegales para negarle sus derechos a Lula
Cierran el cerco poltico

Eric Nepomuceno
Pgina 12

Con un voto contradictorio y polmico y no es la primera vez que lo hace, Rosa Weber, magistrada del Supremo Tribunal Federal, liquid, en la prctica, las posibilidades del ex presidente Lula da Silva de librarse de la crcel.


La tensin que persiste en Brasil avanz ayer de manera concreta. El ms esperado de los once votos de la corte suprema, pronunciado por la magistrada Rosa Weber, liquid, en la prctica, las posibilidades del ex presidente Lula da Silva de librarse de la crcel.

Al contrariar, como admiti, sus convicciones personales y acompaar una decisin anterior adoptada por la mayora de los jueces del Supremo Tribunal Federal, Weber neg a Lula un hbeas corpus preventivo.

No es la primera vez que la magistrada emite votos contradictorios y polmicos. Hace aos, durante el juicio al ex ministro y hombre fuerte del PT, Jos Dirceu, Weber afirm que a pesar de no tener prueba concreta de la culpa del acusado, lo condenara porque as me lo permite la literatura jurdica. O sea, por conviccin, aunque sin pruebas.

Las expectativas de la defensa de Lula estaban en la magistrada porque hace dos aos, cuando el Supremo Tribunal Federal, contrariando a la misma Constitucin de la cual se dice guardin, decidi que un condenado cuya sentencia sea confirmada en segunda instancia podra ser preso, el suyo haba sido el ms contundente de los votos por la minora.

Cuando empez la sesin, poco despus de las dos de la tarde, se saba que haba cinco votos contrarios a Lula y cinco favorables. Las atenciones se concentraban en Weber precisamente a raz de su oposicin a permitir la prisin antes de que el condenado hubiese recurrido a todas las instancias, incluyendo la de la corte suprema.

Pero cuando faltaban veinticinco minutos para las ocho, y la sesin ya llevaba casi seis horas, Weber emiti el voto que dej Lula a un paso de la prisin. Lo ms sorprendente (si es que la excelentsima seora todava sorprende a alguien) es que en su voto ella admiti que, cuando llegue al pleno de la corte un pedido generalizado contrario a la prisin antes de que se agoten todos los recursos, podr rever mi posicin. O sea, vot en contra solo porque se trataba del ex presidente.

A propsito, llam la atencin de varios juristas y abogados la firme negativa de otra magistrada, Carmen Lucia, presidente de la corte, de llevar al pleno dos pedidos que tratan justamente de la prisin luego de la segunda instancia, y que pedan resolver la cuestin de fondo y no un caso determinado. O sea, Carmen Lucia concentr la atencin del pas, ya no para debatir un tema polmico, sino para poner el foco en la figura del candidato que aparece como favorito absoluto a ganar las elecciones de octubre y quien fuera el ms popular presidente de las ltimas seis dcadas y media en Brasil. En la sesin de ayer esa decisin despert contundentes crticas de algunos de sus pares, pero ella permaneci impasible.

Las alternativas de la defensa del ex presidente para mantenerlo lejos de una celda son exiguas, nfimas. Podrn, a lo sumo, postergar por algn tiempo das, quiz semanas, pero pocas su encarcelamiento.

Lo de ayer concluye un cuadro que empez a ser trazado en la misma noche que Dilma Rousseff, en octubre de 2014, derrot a su adversario Acio Neves, del mismo PSDB del ex presidente Fernando Henrique Cardoso. En ese momento empez un plan que incluy una serie de maniobras en el Congreso para impedir que la presidenta, de conocida inhabilidad para las lides de la poltica cotidiana e infame, gobernase. El paso siguiente fue destituirla, frente a la omisin cmplice del mismo Supremo Tribunal Federal reunido ayer. Instalada en la presidencia una pandilla encabezada por Michel Temer, faltaba el paso final: liquidar a Lula e impedir que retornara a la presidencia.

Bueno, ese paso final se dio ayer.

Lo que nadie sabe es lo que vendr. Al fin y al cabo, los golpistas no tienen candidato viable. El empresariado y los dueos del capital lo saben. La posibilidad de que un troglodita energmeno y de extrema derecha, el capitn retirado y diputado Jair Bolsonaro, salga vencedor en las urnas es concreta, como concreta es la posibilidad de que la suma de votos en blancos, nulos y abstenciones supere el caudal electoral de los candidatos.

Ayer Brasil empez a dejar de ser un pas a la deriva para transformarse en pas nufrago.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/106042-cierran-el-cerco-politico


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter