Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-04-2018

Militares latinoamericanos, instrumentos del gran capital

Marcelo Colussi
Rebelin


En Latinoamrica, durante la mayor parte del siglo XX, los militares gobernaron con golpes de Estado en prcticamente todos los pases con dictaduras sangrientas.

Ello respondi a las dinmicas polticas de cada una de las sociedades nacionales, siempre faltas de canales democrticos y regidas, en ltima instancia, por oligarquas sumamente conservadoras. Pero, ms all de esas polarizaciones (Amrica Latina es la regin del mundo con mayores diferencias econmico-sociales entre quienes poseen todo y quienes no poseen nada), un factor determinante para el papel jugado por las fuerzas armadas nacionales estuvo dado por la geoestrategia de Estados Unidos, que hace de la regin su natural rea de intervencin (su patio trasero, como suele decirse). En otros trminos, los Ejrcitos latinoamericanos jugaron un papel decisivo para la poltica exterior de Washington.

Hoy en da, desde el campo popular, existe cierta tendencia a ver la casta militar como la responsable directa de tantas penurias de las empobrecidas masas populares. Pero, sin exculparla para nada, es preciso no perder nunca de vista que el enemigo histrico de la clase trabajadora (obreros, campesinos, trabajadores varios, amas de casa, estudiantes) est dado por quienes realmente la explotan: los propietarios concretos de los medios de produccin, los empresarios (industriales y banqueros) y los terratenientes.

En esa estructura social, la casta de polticos profesionales es la encargada de mover el aparato estatal legislando en funcin de mantener todo sin cambio, y los militares son los fieles defensores de la oligarqua, de la clase burguesa, de esos industriales, banqueros y terratenientes, con armas en las manos (armas que, paradjicamente, pagan los mismos pueblos con sus impuestos). En otros trminos, los militares son los guardaespaldas de la clase dirigente. En Latinoamrica, regin que felizmente no presenta conflictos blicos entre naciones, los militares no defienden las fronteras de la patria. El rea es virtualmente un campo de operaciones de la Casa Blanca, con ms de 70 bases de sofisticada tecnologa blica. Aqu sale sobrando el supuesto honor patrio o altisonancias por el estilo. Los militares latinoamericanos responden no a lgicas locales, sino a las geoestrategias hemisfricas trazadas por el Pentgono.

Esta casta militar (ejrcito, aviacin y marina) est muy bien preparada para cierta lucha: no para la guerra al modo de las potencias capitalistas, con tecnologas de punta para invadir territorios de su inters. Est adiestrada en la defensa de la sacrosanta propiedad privada de los grandes propietarios ante el reclamo popular, ante el avance del comunismo, tal como reza la doctrina en que se ha formado. Est preparada tcnica e ideolgicamente en la guerra contrainsurgente, en la Doctrina de Seguridad Nacional, que marc las dcadas de dictaduras en que se llevaron a cabo las llamadas guerras sucias bajo la hiptesis del enemigo interno , conflictos que luego, aos o dcadas despus, son juzgados.

Dada esa preparacin que tuvieron por aos en las academias militares estadounidenses (Escuela de las Amricas, West Point), y en el marco general de la Guerra Fra, que domin el panorama dcadas atrs, el estamento castrense latinoamericano no se siente responsable por todas las brutalidades cometidas. No se siente as porque, de algn modo, no se puede visualizar como violador de derechos humanos , como criminales de guerra que se avergencen de sus acciones (para eso fueron preparados los militares, que siguieron rigurosos manuales anticomunistas). En realidad, las fuerzas castrenses son el brazo armado de la clase dirigente, y defender el capital (nacional o multinacional) es su nica y real funcin. Dicho de otro modo, son ejrcitos de ocupacin que hacen de las protestas de los pueblos sus verdaderos enemigos.

Por todo ello, sin dejar de juzgar para nada los horrendos crmenes del pasado (desaparicin forzada de personas, torturas, crceles y cementerios clandestinos, aldeas arrasadas), debe apuntarse a ver quines son los verdaderos beneficiarios de esas crueldades. Son los militares? No (Guatemala es quiz el nico caso en el que, gracias a la guerra interna, se convirtieron en nuevos ricos ). Son las clases dirigentes las autnticas beneficiarias! En todo caso, hay que juzgar a ambos!


Material aparecido originalmente en Plaza Pblica el 2/4/18: https://www.plazapublica.com.gt/content/militares-latinoamericanos-instrumentos-del-gran-capital/*

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter