Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-04-2018

Insistiendo en una teora de la dependencia sin superexplotacin
Los caminos de su disolucin

Adrin Sotelo Valencia
Rebelin


"Las acciones que ni mudan ni alteran la verdad de la historia no hay para que escribirlas." Don Quijote de la Mancha.

 

Claudio Katz respondi a nuestra crtica [1] en su artculo: "Controversias sobre la superexplotacin", La Haine, 6 de marzo de 2018, disponible en: https://katz.lahaine.org/b2-img/CONTROVERSIASSOBRELASUPEREXPLOTACIN.pdf. Presentamos, en seguida, nuestra respuesta aclarando que la discusin se centra en dos asuntos temticos: a) la superexplotacin de la fuerza de trabajo (en adelante Sft) es, o no es, el epicentro de la Teora Marxista de la Dependencia (en adelante TMD) y, b) su extensin al capitalismo avanzado es su negacin, como afirman algunos?

De entrada el autor equivoca el foco de la polmica que nos ocupa: lo accesorio y suplementario lo convierte en esencial: la cuestin de las "singularidades del salario" (?) y, lo que es verdaderamente esencial, la Sft, que es la piedra angular de la TMD, en consecuencial y accesorio. De aqu que nos quiera atrapar en una no discusin, o falsa discusin, sobre la presunta "mundializacin neoliberal", "el sentido de una teora marxista de la dependencia y el significado poltico de la categora discutida" (?) que, para l, resultan "temas subyacentes", es decir secundarios (entonces para que introducirlos?). Parafraseando al Quijote no hay para que escribir ni insistir en acciones que no alteran la verdad de la historia y no agregan nada a la discusin. Introducir de contrabando la "mundializacin" no le da ni le quita nada a la discusin esencial sobre el contenido y significado (terico, metodolgico y poltico de la Sft). Esto s, en verdad, nos introduce en el "laberinto de las abstracciones" de Katz y, agregamos, en el universo de las confusiones y de los graves retrocesos no slo temticos y lingsticos, sino tericos y polticos.

Sosteniendo su crtica a Marini y a su concepto de superexplotacin que pretende desmontar en aras de sustituirlo por el de "bajos salarios", el autor insiste en forjar una teora de la dependencia sin Sft sustentada en "bajos salarios", es decir, desde el punto de vista marxista y del ciclo del capital, en la estricta esfera de la circulacin. No entendiendo, de entrada, que stos que son una variable dependiente, no independiente de la acumulacin y de la reproduccin del capital se determinan por lo menos por cinco procesos ntimamente relacionados y dialcticos: a) la lucha de clases, b) la competencia monoplica inter-capitalista, c) la que se entabla entre los propios trabajadores al influjo de la oferta y la demanda, ch) por el nivel de la tasa de explotacin del trabajo la relacin porcentual entre el tiempo de trabajo socialmente necesario (ttsn), que constituye el valor de la fuerza de trabajo y/o, cuando el precio es=al valor, el salario, y el tiempo de trabajo excedente no remunerado, o plusvala, que se apropia gratuitamente el capitalista en beneficio propio. Por ltimo, d) por el nivel e impacto de la revolucin cientfico-tecnolgica en la divisin del trabajo, en el proceso productivo y en su organizacin laboral.

El vaivn entre esencia y apariencia envuelve al autor de marras en un galimatas difcil de descifrar para ordenar coherentemente el tema-objeto de discusin: la Sft y su plausibilidad para constituirse, o no, en el epicentro de la TMD, antes de entrar nuevamente al asunto de su extensin al sistema capitalista-imperialista avanzado y si, adems, mantiene o no su vigencia en los dependientes y subdesarrollados.

Controversia sobre la Sft y el eterno problema de su incomprensin

En principio aqu la clave radica en saber qu entiende el autor por superexplotacin que, al igual que otros, la define como simple pago o "retribucin de la fuerza de trabajo por debajo de su valor" y no, por supuesto, como la concebimos nosotros, al igual que Marini, como expropiacin de parte del valor de dicha fuerza de trabajo .

El planteamiento original del autor brasileo es el siguiente:

"los tres mecanismos identificados la intensificacin del trabajo, la prolongacin de la jornada de trabajo y la expropiacin de parte del trabajo necesario al obrero para reponer su fuerza de trabajo configuran un modo de produccin fundado exclusivamente en la mayor explotacin del trabajador, y no en el desarrollo de su capacidad productiva". [2]

En esta lnea definitoria, por lo tanto, la Sft, posee dos componentes: a) concebirla en tanto expropiacin de una parte de su valor y, b) no como una categora aislada (como cree Katz) sino en tanto modo o rgimen articulador de los tres mecanismos indicados por Marini: a) la prolongacin de la jornada de trabajo (plusvala absoluta), b) la intensificacin (que, cuando se generaliza, constituye un mecanismo de explotacin asociado a la plusvala relativa en la medida en que reduce el ttsn) y, c) la expropiacin de una parte del trabajo necesario del obrero que el capital convierte en acumulacin de capital. Este es el rgimen o modo de produccin que sustenta a la economa capitalista dependiente y subdesarrollada en todas las formaciones econmico-sociales perifricas en el contexto de la economa capitalista-imperialista mundial. [3]

Lo anterior da pauta para concebir, en trminos terico-abstractos, que en dichas formaciones econmico sociales capitalistas dependientes, no es que no se verifiquen desarrollos basados en la plusvala relativa afirmacin inexistente que infundadamente nos atribuye Katz, al igual que a Marini valga decir: en el incremento de la productividad del trabajo al influjo de la revolucin tecnolgica y cientfica cuando se verifica una disminucin del ttsn del obrero que, por ende, incrementa la magnitud de la plusvala y de la tasa de ganancia. Se verifican, efectivamente y, sobre todo, durante los perodos de intensa industrializacin (1945-1982) que ocurre, no en todos los pases latinoamericanos, ni en todos los "perifricos" como generaliza Katz; sino en algunos de ellos, significativamente en Brasil, en Mxico y en Argentina particularmente despus de la Segunda Guerra Mundial hasta la dcada de los ochenta del siglo pasado, y de manera particular hasta mediados de los noventa en el caso de Brasil. [4] Pero lo que sostenemos nosotros, con Marini, es que el rgimen de produccin basado en la plusvala relativa, con todo lo que implica incluso en el plano poltico, nunca se constituye en hegemnico en la economa dependiente, de la misma manera en que el rgimen de superexplotacin del trabajo (con salarios superiores, bajos, o medios, no importa) en las economas avanzadas no sustituye la hegemona que posee la plusvala relativa desde el perodo de la revolucin industrial en Inglaterra.

Esto es congruente con la siguiente afirmacin de Marini en la segunda parte de su Dialctica de la dependencia:

"Como quiera que sea, la exigencia de especificar las leyes generales del desarrollo capitalista no permite, desde un punto de vista rigurosamente cientfico, recurrir a generalidades como la de que la nueva forma de la dependencia reposa en la plusvala relativa y el aumento de la productividad. Y no lo permite porque sta es la caracterstica general de todo desarrollo capitalista, co mo se ha visto. El problema est pues en determinar el carcter que asume en la economa dependiente la produccin de plusvala relativa y el aumento de la productividad del trabajo". [5]

Esta tesis es fundamental para comprender la dialctica entre la produccin de plusvala relativa, el incremento de la productividad y la Sft para concluir cmo sta ltima funciona histricamente como un obstculo estructural y jurdico-legal para la plena generalizacin de aqulla. La explicacin ltima de esta problemtica reside en la forma que en la economa dependiente asumen las leyes generales del modo de produccin capitalista, especficamente la ley general de acumulacin de capital. Esto queda claro en la siguiente cita textual:

"En este sentido, se pueden encontrar en mi ensayo indicaciones que, aunque notoriamente insuficientes, permiten vislumbrar el problema de fondo que la teora marxista de la dependencia est urgida a enfrentar: el hecho de que las condiciones creadas por la superexplotacin del trabajo en la economa capitalista dependiente tienden a obstaculizar su trnsito desde la produccin de plusvala absoluta a la de plusvala relativa, en tanto que forma dominante en las relaciones entre el capital y el trabajo. La gravitacin desproporcionada que asume en el sistema dependiente la plusvala extraordinaria es un resultado de esto y corresponde a la expansin del ejrcito industrial de reserva y al estrangulamiento relativo de la capacidad de realizacin de la produccin. Ms que meros accidentes en el curso del desarrollo dependiente o elementos de orden transicional, estos fenmenos son manifestaciones de la manera particular como incide en la economa dependiente la ley general de la acumulacin de capital. En ltima instancia, es de nuevo a la superexplotacin del trabajo que tenemos que referirnos para analizarlos. [6]

Se comprende de lo anterior, en sntesis, que dichos obstculos a la generalizacin del rgimen de produccin de plusvala relativa en el ciclo del capital de la economa capitalista dependiente, provocados por la Sft, incidan en dislocar y centrar su gravitacin en torno de la plusvala extraordinaria y, por ende, de la ganancia extraordinaria sobre todo en los sectores suntuarios destinados al consumo de las clases medias y superiores de la burguesa en el desempleo y en los problemas de realizacin [7] de mercancas que tarde o temprano se producen en dicha economa debido a la contraccin de los mercados internos de consumo popular y obrero que se agudizan y extreman con los regmenes capitalistas neoliberales como los que prevalecen hoy en Argentina y en Brasil y ejemplifican sobremanera los casos extremos, entre otros, como el de Mxico y Per.

Controversia sobre la extensin de la Sft al capitalismo avanzado; nuestra propuesta: Sft constituyente y Sft operativa

Una vez definida la Sft bajo el sustantivo de expropiacin y no de "violacin" (que implica que el pago de la fuerza de trabajo se efecta "por debajo de su valor" como cree Katz) es posible entender el sentido de nuestra tesis respecto a la extensin de la Sft a los centros del capitalismo avanzado por lo menos desde la dcada de los ochenta del siglo pasado auspiciada por la crisis capitalista y la aplicacin de las polticas neoliberales.

En nuestro artculo anterior establecimos que:

"Lo importante consiste en determinar si la superexplotacin del trabajo se implanta y desarrolla bajo la conduccin del ciclo econmico y de la plusvala relativa con los lmites y bloqueos estructurales que stos le imponen en el capitalismo avanzado Sft operativa la hemos denominado o, bien, si ella constituye el hegemn del ciclo del capital, de las relaciones de explotacin, de produccin de plusvala y de las relaciones laborales entre el trabajo y el capital en los pases dependientes, forma esta ltima que hemos denominado: Sft constituyente ".

Segn Katz la extensin "suscita las controversias"; en particular dos: a) en la medida en que, cree l, "Si la superexplotacin se verifica en todo el planeta (sic!), ya no constituye un mecanismo propio de las economas industrializadas de la periferia" y b) en cambio, plantea doctamente que "si se preserva el sentido original del concepto negando su aplicacin a las economas desarrolladas- queda en suspenso (?) la interpretacin de la creciente precarizacin laboral en los pases centrales" (?).

Tan ambiguo es el contenido de la cita anterior que aqu caben dos interpretaciones que no quedan claras en los dichos del autor: o ste sustituye el concepto de superexplotacin para que pueda operar el de precarizacin en los pases avanzados como exclusivo de stos y, entonces, en los "pases de la periferia" la superexplotacin (por su "sentido original" de este concepto) excluira la precarizacin en los dependientes y subdesarrollados. Niega, por tanto, que en stos operen, como postulamos nosotros, simultneamente la Sft y el monumental proceso de precarizacin del mundo del trabajo entendindolo como actualizacin de la precariedad laboral que tambin ocurre en los centros articulada, como una de sus facetas, con la Sft pero bajo la hegemona de la plusvala relativa con todo lo que sta implica. [8]

Para resanar su planteamiento que desvincula la precariedad de la superexplotacin, el autor recurre al artificio de aparentar que sostiene la "superexplotacin" pero slo la "que afecta a las franjas ms vulnerables (?) de los asalariados de todas las economas" donde no existen "diferencias entre regiones avanzadas, emergentes o subdesarrolladas". Las "diferencias" slo "se concentran en la preeminencia de niveles altos, bajos y medios del valor de la fuerza de trabajo"! Aqu cuela Katz nuevamente su postura relativa a su propuesta esencial de elaborar y actualizar una teora de la dependencia sin superexplotacin de la fuerza de trabajo sustentada en diferenciales salariales y del valor de la fuerza de trabajo que, dgase de paso, siempre han existido desde que hay capitalismo en la historia.

El planteamiento original de Marini en cuanto a la extensin de la Sft es el siguiente:

"De este modo se generaliza a todo el sistema, incluso los centros avanzados, lo que era un rasgo distintivo aunque no privativo de la economa dependiente: la superexplotacin generalizada del trabajo. Su consecuencia que era su causa es la de hacer crecer la masa de trabajadores excedentes y agudizar su pauperizacin, en el momento mismo en que el desarrollo de las fuerzas productivas abre perspectivas ilimitadas de bienestar material y espiritual a los pueblos". [9]

Es necesario mencionar las causas que esgrime Marini para qu dicha generalizacin de la superexplotacin tenga lugar. Por supuesto que no se desprende de un capricho de los empresarios o de un artificio maligno de los dioses o, finalmente, de la existencia de una variedad de escalas salariales a nivel mundial. Surge, eso s, de la inmanente y urgente necesidad del capital y de sus personeros: los empresarios de obtener masas y tasas crecientes de plusvala para incrementar las arcas de la ganancia para lo que concurre la generalizacin y homogeneizacin del uso de tecnologa de punta y su aplicacin global, aunque se preserva su propiedad privada monoplica en manos de las empresas trasnacionales y de los centros imperialistas, particularmente de los procesos de investigacin en ciencia y desarrollo que son patrimonio exclusivo de aqullos. En trminos generales, al decir de Marini, se deriva de la creciente homogeneizacin del capital fijo (mquinas, herramientas, tecnologa, etc.) y del capital circulante (materias primas etc.) que se irradia a los sistemas mundiales de produccin acumulacin y valorizacin del capital. Se tiene, entonces, como consecuencia una creciente homogenizacin de las condiciones de explotacin media en materia de intensidad, de productividad y de duracin de la jornada de trabajo, aunque bajo las condiciones jurdico-laborales existentes en cada pas, ya sea del centro o de la periferia dependiente. El resultado ms trascendente de estos fenmenos es romper todas las barreras u obstculos que afectan el funcionamiento y la generalizacin de la ley del valor-trabajo en la economa nacional Como consecuencia de lo anterior Marini seala dos procesos que generalmente invisibilizan los autores enmarcados en las doctrinas del fin del trabajo: la importancia estratgica del trabajador en tanto productor de plusvala y de ganancias extraordinarias y, concomitantemente, la extensin del modo o rgimen de Sft en el conjunto del sistema capitalista, slo limitado, amoldado y/o contrarrestado por las peculiares condiciones econmicas, sociales y polticas existentes en cada pas, as como por las luchas de clases y por la fortaleza y/o debilidad en particular de las luchas y movilizaciones de los trabajadores.

Por otro lado, esta generalizacin de la Sft de ninguna manera corresponde a la "decadencia del capitalismo" afirmacin que nunca hemos hecho y que de manera completamente falsa no s si de mala fe nos atribuye Katz . Lo que s sostenemos es que ella es resultado en los capitalismos avanzados tanto de la profunda crisis estructural que experimenta ese sistema desde mediados de la dcada de los aos setenta del siglo pasado [10] , como de la nueva divisin internacional del trabajo y del capital configurada desde los ochenta del siglo anterior.

La extensin de ese rgimen de explotacin sustentado en la expropiacin de (parte) del ttsn se impone en los pases avanzados sin sustituir, o amenazar, la vigencia y la hegemona econmico-poltica del rgimen dominante de produccin de plusvala relativa, articulado, lase bien para evitar confusiones, con las otras dos formas y mecanismos de extorsin y produccin de plusvala asentados en la absoluta, predominantemente la prolongacin de la jornada de trabajo y en la intensificacin del mismo: haciendo producir ms valor y plusvala al trabajador en el mismo espacio y en el mismo o en un tiempo menor, desplegando un mayor desgaste fsico-muscular y cerebro intelectual simultneamente.

Tampoco contrapunteamos la Sft con la plusvala absoluta para explicitar las diferencias histrico-estructurales entre los pases dependientes y los imperialistas avanzados. Eso lo hicieron autores como Cardoso y ahora Katz. Al respecto nosotros siempre hemos constatado una articulacin eficaz, virtuosa para el capital, entre, por un lado, la plusvala relativa y absoluta en los avanzados y, por otro lado, entre ambos y la superexplotacin en los dependientes y subdesarrollados, como se aprecia en seguida:

" la periodizacin del capitalismo, segn Marx, no se resuelve en un periodo en el que la plusvala absoluta prevalece y otro en el que prevalece la plusvala relativa, sino en el periodo manufacturero -en el cual, junto a la extensin de la jornada, mtodo de extraccin de la plusvala absoluta, se observa el incremento de la intensificacin del trabajo y su uniformacin, mtodo de produccin de plusvala relativa, con lo que se sientan las bases reales para la plena vigencia de la ley del valor, y, por ende, del imperio de las leyes del mercado- y un periodo fabril en el que, lejos de disminuir, aumenta la presin del capital en pro de la prolongacin de la jornada, tendencia contrarrestada por las luchas obreras por la reduccin de la misma y, sobre la base de la revolucin industrial, se desarrolla la productividad del trabajo, ella tambin un mtodo de produccin de plusvala relativa, abrindose horizontes al despliegue de las fuerzas productivas slo limitado por las relaciones de produccin en que ste se enmarca". [11]

El autor de marras, obviando esta diferenciacin y articulacin entre las diversas modalidades de produccin de plusvala en general, afirma lo evidente: "la presencia de la plusvala relativa en cualquier localizacin productiva", pero esconde lo sustancial: el hecho de que dicha presencia y localizacin (tanto en los centros como en las periferias) existe, o bien bajo la hegemona del rgimen productor de plusvala relativa en los primeros (Sft operativa) o bajo la correspondiente de la Sft en las segundas (Sft constituyente).

El mismo procedimiento lo hacemos extensivo para la comprensin de la precariedad del trabajo: existe en ambas, pero bajo hegemones estructurales y macroeconmicos distintos. Por lo tanto no hay ambigedad en mi planteamiento, como asegura infundadamente el crtico, sino incomprensin por parte de ste de la diferenciacin cualitativa y cuantitativa de la Sft y la precariedad en ambas formaciones.

Una objecin ms surgida de la tergiversacin de mis planteamientos consiste en suponer que la diferencia entre la plusvala relativa asociada a la productividad y a la maquinaria siempre y cuando, como indica Marx, incida y determine la composicin valor de la fuerza de trabajo y coadyuve a la reduccin del ttsn y la plusvala absoluta "se ha tornado ms difusa" sin explicar cmo ni por qu. En todo el mundo en las fbricas capitalistas, en los servicios o en las oficinas se practica el doble o triple turno (plusvala absoluta), las horas extra (plusvala absoluta), el sistema de relevos entre el obrero colectivo (plusvala absoluta) o el robo del tiempo a que tiene derecho el trabajador para tomar sus alimentos a mitad de la jornada (plusvala absoluta+Sft). Todo esto lo sabe y percibe con claridad, como la luz del da, cualquier trabajador o trabajadora, aunque no con el altsimo nivel categorial cientfico como lo manejan los doctos intelectuales (plusvala absoluta y relativa). Habr que preguntarle a los obreros explotados por el capital si pueden diferenciar cundo les obligan a trabajar ms horas del horario normal al final de su jornada de trabajo y cundo sus condiciones de trabajo cambian al influjo de la introduccin de nuevas tecnologas informticas en los procesos productivos y de trabajo. Por lo tanto, la progresiva invisibilidad y el carcter difuso de las diferencias entre ambas formas de la plusvala slo existen en la imaginacin de Katz. De aqu deriva otra tergiversacin a mis planteamientos: segn l, mis "parmetros" que diferencian la Sft en los centros y las periferias Sft constituyente y Sft operativa no se relacionan con la superexplotacin. Por qu esto es as? Slo mi crtico lo sabe y, a continuacin, me interroga: "En los lugares en donde la plusvala relativa es ms intensa se paga a la fuerza de trabajo por su valor?". Primero habra que preguntarle al crtico qu entiende por "intensidad" de la plusvala relativa. Y en segundo lugar le respondo que el pago o remuneracin del valor de la fuerza de trabajo por arriba o por debajo de su valor es funcin, como sostiene la TMD, de la articulacin entre la plusvala absoluta, relativa y la expropiacin de una porcin del fondo de consumo obrero. A menos que el crtico se imagine que el "capitalismo puro", como el que describe el posmodernismo al estilo de Daniel Bell, puede operar slo en el marco de la produccin de plusvala relativa mediante el desarrollo de la productividad y el incremento de la capacidad productiva del trabajo, sin que el capital social global explote a la fuerza de trabajo articulando aqul mecanismo simultneamente con la prolongacin del tiempo laboral, de la intensidad y expropiando partes alcuotas del tssn al obrero colectivo, tanto en las periferias como en los centros al amparo de las diferencias histrico-estructurales que hemos sealado.

Concebida de esta forma la superexplotacin, en tanto expropiacin, es posible constatar que en pases imperialistas avanzados, como Estados Unidos, existan fracciones de la clase obrera altamente calificada y remunerada que son expropiadas de parte de su valor sin que necesariamente su remuneracin disminuya por debajo del mismo, es decir, sin que se provoque "violacin de la ley del valor", pero s Sft en el marco hegemnico del rgimen de produccin de plusvala relativa vigente. [12] Sugerir, como Katz, que entre ms se produce plusvala relativa hay menos superexplotacin y viceversa tesis, por ci erto, de Fernando Henrique Cardoso y de la Escola de So Paulo en el Brasil de los aos setenta es postular que entre ms el capitalismo se aproxima a su "modelo puro" en el sentido weberiano, menos propenso a la explotacin es y ms acusa su bondadoso "rostro humano". Mejor reivindicacin de la socialdemocracia de nuestros das no puede existir.

Por otro lado me atribuye "objetar" y "descalificar" quien sabe de dnde deduce semejante barbaridad "la existencia de restricciones a la movilidad del capital de los asalariados que afianzan las brechas de sobrepoblacin". Esto no es slo una fantasa sino una verdadera quimera que en ningn lugar planteo. Mucho menos constatando la existencia de irrevocables restricciones a la libre movilidad de la fuerza de trabajo migratoria desde Mxico hacia Estados Unidos ahora reforzadas con la inminente construccin del Muro de la Ignominia de Trump de casi 12 millones de trabajadores indocumentados. Distorsionando mis planteamientos oculta lo que en verdad sostengo: que, por supuesto, no gozan de "libre flujo" intrafronterizo de la poblacin. Por ello es completamente falsa la siguiente afirmacin que me atribuye: "Lo que presenta como un mbito de libre flujo de la poblacin es un escenario de monumental bloqueo al ingreso de inmigrantes", desconsiderando mi afirmacin contundente en el sentido de que los mismos obstculos existentes para los aproximados 65 millones de trabajadores inmigrantes que existen en el mundo sin derechos, superexplotados, humillados y discriminados por el gran capital europeo provenientes de frica, del Medio Oriente as como de Amrica Latina y el Caribe evidencian la existencia de dichos obstculos a la libre movilidad de la fuerza de trabajo en el plano internacional. En el fondo, lo que no aprecia el crtico de marras, es que ese fenmeno fortalece la tesis marinista de que para que pueda operar verdaderamente la Sft en escala global es fundamental la formacin de un ejrcito industrial mundial de reserva que sirva para el triple propsito capitalista de incrementar la tasa promedio de explotacin del trabajo en el sistema global, potenciar y extender la competencia entre los mismos trabajadores y al mismo tiempo provocar el descenso de los salarios reales de la poblacin trabajadora.

Katz descalifica que la lucha de clases sea un factor determinante de la dinmica y comportamiento de los salarios "porque, afirma, las batallas sociales no se desenvuelven en escenarios abiertos a cualquier resultado" (?). S, pero esto es muy diferente a nuestra afirmacin relativa a que la lucha de clases entre el trabajo y el capital sea efectivamente uno de los determinantes de los niveles y montos salariales. Ni modo, para desilusin de los sacrosantos y reconocidos conocimientos cientficos de la intelectualidad crtica del sistema, en el mundo capitalista de carne y hueso que abarca el planeta entero estamos inmersos en sociedades de clase, de luchas intensas, masacres y guerras, y no en idlicos parasos utpicos de perfil platnico y de "tercera va".

Si se remueven o no dichos obstculos para cambiar los flujos internacionales de las migraciones y las inmigraciones de millones de trabajadores y de seres humanos es un problema que no altera la esencialidad de la superexplotacin del trabajo en los trminos en que la hemos definido y la expone la TMD.

Una "teora de la dependencia" sin Sft

La ltima parte de la crtica es reiterativa en el desplazamiento de la categora de superexplotacin por una columna constituida por series de salarios bajos, medios y altos que, por cierto, ha sido una de las caractersticas del capitalismo histrico. Al respecto el crtico que nos ocupa escribe que "La sencilla estimacin de valores altos, medios o bajos, de la fuerza de trabajo es ms pertinente para comprender la dinmica de la mundializacin neoliberal". Pertinente para quin? No comprende que, siendo un factor de circulacin, el salario est determinado tanto por la ley de acumulacin de capital, como por la Sft, como indica enseguida certeramente Marini:

" La superexplotacin del trabajo que implica, como vimos, que no se remunere a su valor la fuerza de trabajo, acarrea la reduccin de la capacidad de consumo de los trabajadores y restringe la posibilidad de realizacin de esos bienes. La superexplotacin se refleja en una escala salarial cuyo nivel medio se encuentra por debajo del valor de la fuerza de trabajo, lo que implica que an aquellas capas de obreros que logran su remuneracin por encima del valor medio de la fuerza de trabajo (los obreros calificados, los tcnicos, etctera) ven su salario constantemente presionado en sentido descendente, arrastrado hacia abajo, por el papel regulador que cumple el salario medio respecto a la escala de salarios en su conjunto". [13]

Nuestro crtico quiere descubrir el hilo negro y sorprender de originalidad y "modernidad abierta" a los "nuevos cambios" que, afirma, "no vio Marini" ni Lenin como tambin no "aprecian" sus "autoproclamados discpulos". Aqu reside su "originalidad": "La sencilla estimacin de valores altos, medios o bajos de la fuerza de trabajo es ms pertinente para comprender la dinmica de la mundializacin neoliberal" que la Sft. Estamos completamente de acuerdo con esta relacin que estable el autor entre los diversos valores de la fuerza de trabajo y la mundializacin, pero en completo desacuerdo para que esa "sencilla estimacin" tan sutil "sea pertinente para comprender" el rgimen de Sft y su extensin al capitalismo avanzado imperialista.

Cuando Katz dirige su atencin hacia Corea del Sur y a China y aplica su esquema mecnico (salarios medios, altos y bajos) habla de "subremuneracin" (que no es lo mismo que superexplotacin!), por lo que sin datos y parmetros ausentes en su razonamiento es imposible no ya discutir sino, simplemente, opinar ante hiptesis vacas de contenido y sin prueba emprica. A lo sumo afirma a priori que "se pas de un nivel bajo a otro medio" (?) de la fuerza de trabajo: cundo, cmo, valores, datos, circunstancias? Simplemente ausencias y ambigedades conceptuales: subremuneracin=Sft?

Obviamente que estas cuestiones no tienen respuesta porque en ningn momento yo las plantee y constituyen ms bien preocupaciones propias de mi crtico que, por cierto, tampoco las aborda ni responde.

Despus de mencionar las fluctuaciones de los salarios y de las trasnacionales para "comprender la dinmica de la mundializacin neoliberal", en seguida abre un tem para afirmar que fenmenos como el subdesarrollo, la dependencia, el imperialismo no el "imperio" como reza Katz aclaramos o el declive de la tasa de ganancia se pueden describir perfectamente sin recurrir a la superexplotacin como por cierto, asegura, lo hicieron autores no dependentistas contemporneos a Marini como el mismo Mandel de orientacin terico-ideolgica trotskista, pero no dependentista.

Al atribuirme sin fundamento la supuesta afirmacin relativa a que "Sotelo considera que el marxismo dependentista es inconcebible sin la superexplotacin" orienta su discurso para sostener que s es posible estudiar los problemas especficos sin recurrir a la superexplotacin.

An ms explcito en su antidependentismo oculto Katz dice que:

"La factibilidad de una teora del capitalismo dependiente sin protagonismo de la superexplotacin, ya pudo observarse en las caracterizaciones de los marxistas clsicos (Lenin, Luxemburgo, Trotsky). Varios contemporneos del pensador brasileo tambin prescindieron de ese concepto (Amn, Mandel). Esa omisin invalida sus diagnsticos de la periferia?".

En primer lugar hay que decir que estos pensadores marxistas no se dieron a la tarea, como s lo hicieron expresamente los articulados en la TMD a partir de la dcada de los sesenta del siglo pasado, de construir una teora especfica de la dependencia que los autores weberianos y funcionalistas como Cardoso y Faletto siempre negaron como ahora lo hace Katz que fuera dialcticamente complementaria con la teora del imperialismo de Lenin y otros como Bujarin y Luxemburgo que centraron sus anlisis en el binomio imperialismo-colonia, pero no en el de imperialismo-dependencia en cuanto categora especfica de las formaciones histrico-sociales capitalistas dependientes. Por supuesto que, en respuesta a nuestro crtico, de ninguna manera demeritan o invalidan sus anlisis, diagnsticos y resultados elaborados por estos ilustres pensadores marxistas. Pero lo hicieron con las armas, conceptos y categoras del marxismo y de la crtica de la economa poltica para estudiar el problema del imperialismo (Lenin, Bujarin) y de la realizacin de la plusvala en ambientes no capitalistas a partir de la aplicacin creativa de los esquemas de reproduccin del Libro II de El capital donde Luxemburgo aborda precisamente el tema de la realizacin de la plusvala, aunque con los consiguientes equvocos e incomprensiones de la naturaleza metodolgica de los esquemas de reproduccin de Marx cuya interpretacin tild infundadamente de "ficcin terica". [14]

Katz me adjudica proscribir la inclusin de Agustn Cueva "en ese listado" de pensadores que elaboraron ciencia social sin recurrir a la superexplotacin. Yo no objeto a nadie y mucho menos al pensador ecuatoriano quien realiz importantes aportes terico-metodolgicos a la luz de su teora de la articulacin de los modos de produccin aplicada al estudio de la naturaleza del desarrollo-subdesarrollo de Amrica Latina. Agrega que (yo) "No registra cmo la convergencia de ambos pensadores en su madurez, enriqueci la matriz compartida del dependentismo marxista. Postula una especie de exclusividad de esa teora para Marini que empobrece su alcance. Al encerrarla en los lmites de la superexplotacin reduce las potencialidades interpretativas de esa concepcin". Enseguida alega que esta categora no ocupa un lugar semejante en el world system analisys de Wallestein y de otros como Amin y por qu lo debera ocupar? lo que es obvio porque se trata de otra corriente de pensamiento, adems de que sta ltima y sus diversos autores ponderan la categora de hegemona por encima de la de Sft que es accesoria o, en todo caso, secundaria en su sistema. Si esto es legtimo o no es cuestin de otra discusin.

Por mi parte celebro que al final de su vida efectivamente Agustn Cueva hizo su mea culpa que fue valorada y reconocida por muchos y que, adems, convergi con las tesis centrales de Marini lo cual, a mi parecer, enriqueci positivamente la TMD. Pero lo que no dice el crtico de marras es que lo que yo critiqu, y sigo criticando por cierto, es la confusin que tuvo el mismo Cueva al sustituir y confundir dos conceptos de diferente naturaleza como son el de pauperizacin y el de superexplotacin, cuestin que en su momento fue objeto de fructferos debates. En ese sentido, no existe exclusividad de la teora marxista de la dependencia en Marini ya que siempre hemos considerado que esta es fundamentalmente una labor colectiva en su elaboracin y en su vigencia tal y como hoy en da se desarrolla y entienden la mayora de sus partidarios.

Por otro lado, Katz argumenta que "La recreacin del atraso supongo que esto es un ejemplo de lo dicho en prrafos anteriores ha sido tradicionalmente explicado con auxilio u omisin de la superexplotacin" y que, la "exclusividad" de sta, siempre segn el crtico, nubla el "sentido general de una teora marxista de la dependencia", lo que quiere decir que el dichoso "atraso" puede muy bien ser explicado sin recurrir a aquella categora y s con enfoques y corrientes de pensamiento incluso anti-marxistas. Al respecto hay que enfatizar que existen diversas corrientes tericas, metodolgicas y polticas respecto al tema del atraso y del subdesarrollo por lo menos desde el perodo posterior a la Segunda Guerra Mundial: desde las corrientes burguesas cimentadas en la teora neoclsica, en el estructuralismo y el funcionalismo o su combinacin hasta las diversas vertientes e interpretaciones del marxismo. Entre las primeras no desconocemos por ejemplo que el tema del atraso, del subdesarrollo, de los llamados pases "en vas de desarrollo", etctera, fue abordado por autores como Rostow, Hicks, Myrdal o Lambert, mientras que entre las segundas figuran por ejemplo las elaboraciones de autores marxistas (pero no dependentistas!) como Baran, Sweezy, Magdoff o Andr Gunder Frank (este s marxista dependentista heterodoxo) entre otros. Estas diferencias cognoscitivas e ideolgicas son normales en las sociedades burguesas divididas en clases y fracciones de clase cuyas elaboraciones necesariamente se reflejan en el conocimiento en general y en las ciencias sociales y humanas. Pero esto no debera de sorprender a Katz porque es normal que as ocurra en todas las pocas de la historia de la humanidad.

Subdesarrollo, superexplotacin y poltica

Segn Katz la vigencia de la teora marxista de la dependencia "deriva de la continuidad del subdesarrollo" olvidando que dicha vigencia y su reactualizacin corresponde, adems de al anlisis del subdesarrollo y del atraso contemporneos, al dominio econmico, poltico e ideolgico que ejerce el imperialismo sobre el conjunto de los pases dependientes a travs de mltiples mecanismos como el endeudamiento externo, el intercambio desigual y la extraccin y transferencia de valor y de plusvala a favor de los centros, de la imposicin de polticas neoliberales y ahora proteccionistas como es el caso del gobierno norteamericano encabezado por el filo-fascista Trump; y, por ltimo, a la intervencin militar como en Siria o la amenaza de la intervencin en naciones como Venezuela. Todo en aras de restituir no slo el subdesarrollo y la dependencia sino el sistema completo del imperialismo en tanto sistema de dominacin mundial.

Dos temas adicionales aborda el crtico de marras: las implicaciones polticas de la superexplotacin y el "carcter abierto" que debe tener la revisin y reestructuracin-actualizacin de la TMD en relacin con la Sft.

Respecto al primer punto, simplemente sealamos que no existe una relacin directa y mecnica entre superexplotacin y poltica, y eso a reserva de saber qu entiende Katz por esta ltima. Este olvida que entre ambos existen mediaciones tanto en el plano de la conciencia de clase, de las organizaciones revolucionarias (partidos, frentes, sindicatos, etc.) y de la lucha de clases en las circunstancias histricamente determinadas en cada pas, regin y en escala mundial. En segundo lugar no se justifica la afirmacin gruesa que hace Katz respecto a que, al generalizar y extender la superexplotacin a las economas del capitalismo avanzado, se "diluye" el nexo entre poltica y superexplotacin. No existe una razn, ni lgica, ni dialctica, para que ello ocurra, como tampoco una explicacin por parte de nuestro crtico. Por el contrario pensamos que la extensin de la superexplotacin y de la precariedad en dicho capitalismo, en los trminos expuestos en nuestro artculo anterior y en el presente, fortifica la posibilidad de la lucha internacional de la clase obrera y del proletariado NON+PRECARIEDADE! rezan las banderas de lucha de los trabajadores en la medida en que tiende a homogenizar las condiciones de explotacin y de superexplotacin del trabajo, as como a precarizarlo prcticamente en todo el mundo capitalista, lo que no implica, como asegura Katz, que se diluya en las peculiaridades de las luchas obreras en cada uno de los pases y sociedades en los confines de sus respectivos Estados-nacin que, lo que en verdad stos hacen, es modularlas y adaptaras a sus condiciones particulares.

Katz pontifica que se requieren "acciones en Amrica Latina para conquistar la soberana poltica efectiva y encarar la consiguiente superacin del subdesarrollo". Pero curiosamente no identifica qu sujeto (s), sector o clase social burgus, proletario, obrero, campesino, indgena, estudiante, coalicin? las debe emprender y realizar, ni cmo, ni con qu objetivos. Por supuesto para nada menciona, como si lo hace explcitamente la TMD, que la nica forma de superar el subdesarrollo, la dependencia y el atraso es superando, simultneamente, las relaciones sociales y productivas que los originan, es decir, el sistema capitalista mediante su superacin a travs de una estrategia de lucha necesariamente socialista y/o comunista y libertaria que supere y destruya el modo capitalista de produccin.

Al parecer supuestamente en aras de concebir la superexplotacin "sin dogmatismos", abre completamente la puerta para su disolucin. Enuncia que es necesario asumir "una actitud terica abierta", "anti-dogmtica", para introducir "nuevos conceptos" que, para lograr el objetivo sistemticamente perseguido por nuestro autor: es decir, construir, ms bien, diluir, una "teora de la dependencia" prescinda completamente de la categora marxista y marinista de la Sft o, simplemente, la reserve nicamente, como l reza, " a los desposedos del planeta", ya que no abarca de ninguna manera a "toda la clase obrera de ningn pas".

"Superar el subdesarrollo" y "alcanzar la soberana poltica" in abstracto y sin sujetos visibles y concretos, sin estrategias de lucha, ni objetivos emancipatorios, junto con circunscribir la Sft a los "ms desposedos" y desterrarla de la TMD, es la mejor manera de invocar su defuncin para introducir en su lugar una caracterstica general del capitalismo consistente en la existencia de una escala salarial heterognea que, por cierto, existe en todas partes y destacan hasta los pensadores ms conservadores del planeta.

 

Referencias

BAMBIRRA, Vania, Teora de la dependencia: una anticrtica, ERA, Mxico, 1978.

MARINI, Ruy Mauro, Adrin Sotelo y Arnulfo Arteaga, El proceso de trabajo en Mxico, Teora y Poltica, n. 4, abril-junio 1981, Mxico, Juan Pablos Editor, pp. 59-74. Disponible en: http://www.marini-escritos.unam.mx/322_proceso_trabajo.html .

, La acumulacin capitalista dependiente y la superexplotacin del trabajo , CESO, 1972.

, Dialctica de la dependencia, ERA, Mxico, 1973.

, "Las razones del neodesarrollismo" (respuesta a Fernando Enrique Cardoso y Jos Serra), en Revista Mexicana de Sociologa, ao XL, vol. XL, nm. extraordinario (E), Mxico, UNAM-Instituto de Investigaciones Sociales, 1978, pp. 57-106.

, "Plusvala extraordinaria y acumulacin de capital", en Cuadernos Polticos, nm. 20, Mxico. abril-junio de 1979: 19-39.

, "El ciclo del capital en la economa dependiente", en: rsula Oswald (Coordinadora), Mercado y dependencia, Editorial Nueva Imagen, Mxico, 1979.

, "Proceso y tendencias de la globalizacin capitalista", en Marini y Milln (coord.), La teora social latinoamericana, tomo iv , Cuestiones contemporneas, Mxico, Ediciones El Caballito, Mxico, 1996, pp. 49-68.

SALAMA Pierre, El proceso de subdesarrollo, Editorial, ERA, Mxico, 1972.

SALLES, Severo, K arl Marx y R osa L u x embu r go. La acumulacin d e capita l e n debate , B u e n o s Aires , P e a Lillo , Edicione s C o n t i nente, 2009.

SOTELO, Valencia, Adrin, Crisis capitalista y desmedida del valor: un enfoque desde los Grundrisse , coedicin Editorial ITACA-UNAM-FCPyS, Mxico, 2010.

, Los rumbos del trabajo . Superexplotacin y precariedad social en el Siglo XXI, coedicin Miguel ngel Porra-FCPyS-UNAM, Mxico. 2012

Mxico (re)cargado: neoliberalismo, dependencia y crisis , FCPyS-UNAM-Editorial ITACA, Mxico, 2014.

, El Precariado: nueva clase social ?, Editorial Miguel ngel Porra-FCPyS-FISYP-Argentina-Posgrado en Estudios Latinoamericanos-UNAM, Mxico, 2015.

, "Crtica a la crtica de Katz a Marini: una teora de la dependencia sin superexplotacin? mejor una teora de la dependencia con superexplotacin revisitada y actualizada", La Haine, 19 de diciembre de 2017, disponible en: http://lhblog.nuevaradio.org/b2-img/KatzPDF.pdf .

, United States in a world in crisi s: The Geopolitical of Precarious and Super-Exploitation, Brill, 2018 (en edicin).

VASCONCELLOS, Gilberto Felisberto, Gunder Frank. O enguio das cincias sociais, Editora Insular, Florianpolis, 2014.


Notas

[1] Adrin Sotelo, "Crtica a la crtica de Katz a Marini: una teora de la dependencia sin superexplotacin? mejor una teora de la dependencia con superexplotacin revisitada y actualizada", La Haine, 19 de diciembre de 2017, disponible en: http://lhblog.nuevaradio.org/b2-img/KatzPDF.pdf.

[2] Ruy Mauro Marini, Dialctica de la dependencia, ERA, Mxico, 1973, p. 40. Subrayado mo.

[3] Para la relacin entre el concepto de formacin econmico-social y la teora de la dependencia, vase a Vania Bambirra, Teora de la dependencia: una anticrtica, ERA, Mxico, 1978. Existe versin en internet en formato PDF: http://www.rebelion.org/docs/55078.pdf.

[4] Adrin Sotelo, Mxico (re)cargado: neoliberalismo, dependencia y crisis , FCPyS-UNAM-Editorial ITACA, Mxico, 2014.

[5] Marini, Dialctica, op. cit., pp. 99-100.

[6] Ibd., pp. 99-100. Vale la pena subrayar que Marini remite a la Sft, en ltima instancia, para analizar y explicar la ganancia extraordinaria, el problema del desempleo estructural o los de realizacin de mercancas, como resultado del impacto y la forma que en la economa dependiente asumen las leyes generales del modo capitalista de produccin y de ningn modo al salario como nico factor como sugiere la propuesta de Katz al prescindir de la categora de superexplotacin.

[7] Vase la postura de Pierre Salama al respecto, El proceso de subdesarrollo Editorial, ERA, Mxico, 1972 y la rplica de Marini, "La acumulacin capitalista mundial y el subimperialismo", Cuadernos Polticos no. 12, Ediciones ERA, Mxico, abril-junio de 1977.

[8] Para este tema vase nuestros libros Los rumbos del trabajo. Superexplotacin y precariedad social en el Siglo XXI, coedicin Miguel ngel Porra-FCPyS-UNAM, Mxico. 2012 y El Precariado: nueva clase social?, Editorial Miguel ngel Porra-FCPyS-FISYP-Argentina-Posgrado en Estudios Latinoamericanos-UNAM, Mxico, 2015.

[9] Ruy Mauro Marini, "Proceso y tendencias de la globalizacin capitalista", en Marini y Milln (coord.), La teora social latinoamericana, tomo iv , Cuestiones contemporneas, Mxico, Ediciones El Caballito, Mxico, 1996, p. 65.

[10] Tema que tratamos en nuestro libro: Crisis capitalista y desmedida del valor: un enfoque desde los Grundrisse , coedicin Editorial ITACA-UNAM-FCPyS, Mxico, 2010.

[11] Ruy Mauro Marini, Adrin Sotelo y Arnulfo Arteaga, El proceso de trabajo en Mxico, Teora y Poltica, n. 4, abril-junio 1981, Mxico, Juan Pablos Editor, p. 66. Disponible en: http://www.marini-escritos.unam.mx/322_proceso_trabajo.html .

[12] Tema que abordamos en nuestro libro de prxima publicacin: United States in a world in crisi s: The Geopolitical of Precarious and Super-Exploitation, Brill, 2018 (en edicin).

[13] Ruy Mauro Marini, "El ciclo del capital en la economa dependiente", en: rsula Oswald (Coordinadora), Mercado y dependencia, Editorial Nueva Imagen, Mxico, 1979a, p. 53. Cursiva nuestra. Esta tesis tambin figura en otro trabajo de Marini que es una respuesta a Cardoso y Serra: i, "Las razones del neodesarrollismo" (respuesta a Fernando Enrique Cardoso y Jos Serra), en Revista Mexicana de Sociologa, ao XL, vol. XL, nm. extraordinario (E), Mxico, UNAM-Instituto de Investigaciones Sociales, 1978, pp. 57-106.

[14] Para una discusin vase Ruy Mauro Marini, "Plusvala extraordinaria y acumulacin de capital", en Cuadernos Polticos, nm. 20, Mxico. abril-junio de 1979, pp. 19-39 y Severo Salles , K arl Marx y R osa L u x embu r go. La acumulacin de capital en debate , Buenos Aires, Pea Lillo, Edicione s Continente, 2009.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter