Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-04-2018

Limitaciones, problemas y alcances de la accin sindical

Ariel Orellana Araya
Rebelin


Los sindicatos son uno de los organismos que la clase trabajadora se ha dado para luchar por sus reivindicaciones. Surgen como un resultado de la relacin dialctica entre las fuerzas productivas, por tanto, nacen y se desarrollan necesariamente como una consecuencia del sistema capitalista. De esta manera, el sindicato representa una organizacin proletaria especfica del perodo en que el capital domina la historia, encarnando la diferencia entre capital y trabajo (Anderson, 1968) vinculado particularmente a las reivindicaciones de tipo econmicas.

Por otro lado, el sindicato es aquella organizacin de base que aglutina a los y las trabajadoras en tanto clase, es decir, a los sectores explotados de la sociedad, aquellos que deben vender su fuerza de trabajo para sobrevivir. En ese sentido, es un instrumento de masas del sector estratgico de la sociedad, entendindose como estratgico debido a que all se expresa directamente la contradiccin fundamental del capitalismo: capital/trabajo.

Definicin, alcance y limitaciones

Es importante mencionar que el movimiento de la clase trabajadora a lo largo de la historia, ha generado avances en funcin de sus propias experiencias directas, construyendo los organismos que se revelan ms idneos (Gramsci, 1922), y por tanto ha utilizado diferentes instrumentos acorde al perodo histrico en el que se encuentra el estado de la lucha de clases. A continuacin, se desarrollarn algunas ideas sobre sus limitaciones y alcances.

a) Los sindicatos al ser un producto histrico propio del contexto capitalista no necesariamente desafan la existencia de la sociedad de clases, sino se limitan a expresarla. Esto se debe a su naturaleza (econmica), difcilmente los sindicatos sern agentes conductores del proceso revolucionario, vale decir, de la conquista del poder poltico. Pueden negociar, e incluso generar ciertas condiciones de desarrollo de la conciencia que aportan al avance de la lucha de clases, sin embargo, al ser producto del capitalismo, su rol se ve limitado a este perodo especfico.

Pese a todo lo anterior, el trabajo sindical puede ser enfocado hacia la superacin de la lucha econmica y el avance en el desarrollo de conciencia de clase, entendiendo que la lucha reivindicativa rene condiciones que permiten el desarrollo de sta a travs de la confrontacin directa entre una clase y otra. La dialctica propia de la lucha de clases se hace ms evidente en situaciones de conflicto, tensionando a las partes a tomar posicin. La lucha reivindicativa permite generar esas tensiones y sern las y los revolucionarios quienes buscaremos incidir en esa toma de posicin hacia una perspectiva cada vez ms clasista.

Si bien el carcter economicista del sindicato aparece como una limitacin de su quehacer, no es sinnimo irrestricto de incapacidad de politizacin, al contrario, el deber de la insercin poltica en estos rganos es la de politizar las luchas para potenciar la superacin de esta limitacin propia del carcter del sindicato a travs de la construccin de un sindicalismo clasista y combativo.

b) Las herramientas que posee el sindicato para lograr sus objetivos (la huelga) se basa en la ausencia, la abstencin y no en una accin que pase a la ofensiva con la clase burguesa y el sistema capitalista.

Esto se vincula con el control que se ejerce sobre la fuerza de trabajo y con la capacidad de las y los trabajadores de detener la produccin, lo cual implica prdidas para el empleador. El carcter abstencionista de la huelga radica principalmente en los niveles de conciencia desarrollados ya que al poseer la fuerza de trabajo, las y los trabajadores pueden llegar a parar la produccin pero tambin sabotearla o luchar para controlarla.

La huelga en perodos en donde hay un alza en las movilizaciones y recomposicin del movimiento de trabajadores puede pasar a paros productivos de alcance nacional o pasar de ser una herramienta de ausencia a una de sabotaje y accin directa. El objetivo ser obstruir las relaciones de produccin. No obstante, en un cambio en la correlacin de fuerzas se pueden propiciar nuevas formas de organizacin que avancen hacia el control de la produccin, constituyendo una superacin de la huelga.

En resumen, se podran sintetizar las limitaciones de los sindicatos en el capitalismo y el perodo actual en tres elementos: son un instrumento que slo expresa las clases, sus mtodos de lucha propios son de abstencin por lo que no alcanzan a constituir una ofensiva y tienen un carcter sectorial (tanto en fuerza como en conciencia).

Es importante recalcar que estas limitaciones no son infranqueables, por el contrario la accin de cuadros polticos y la generacin de una perspectiva sindical clasista al interior del movimiento de trabajadores y trabajadoras pueden permitir la superacin de estas limitaciones ampliando sus alcances.

 

 

 

Problemas derivados de las limitaciones

Las limitaciones pueden ser superadas por la accin sindical consciente desde la izquierda comunista, existen problemas evidentes desprendidos de las mismas limitaciones del sindicalismo, algunas de estas son el sindicalismo de conciliacin que no defiende los intereses de la clase trabajadora y opta por la convivencia armnica con la patronal. A su vez la superestructura burocrtica que se ha ido generando al no potenciar el desarrollo de una democracia de clase formando estructuras que permite que los dirigentes se perpeten en el tiempo sin tener mayor contacto con las bases sindicales. Por ltimo el surgimiento del sindicalismo como ideologa que se expresa en corrientes que al evaluar que los trabajadores son el sector estratgico tambin sern el sujeto de conduccin del proceso revolucionario, y por ende es el sindicato el instrumento para la revolucin. Esto se relaciona con la confusin entre el instrumento partido y el sindicato. Hubo una tendencia, principalmente Trotskista (y anarcosindicalista) de confundir el rol que cumple el sindicato y el partido, llegando a plantear que el rol revolucionario radica en el sindicato y no en el partido. (Lenin, 1921)

Relacin con el partido de la clase trabajadora

Muchas de las limitaciones de la accin sindical, as como sus problemas prcticos tienen vinculacin con la necesidad de construir el partido de la clase trabajadora.

El instrumento que permitir otorgar una visin universal de los problemas de la clase, as como del sistema capitalista y su superacin, es el verdadero partido comunista que incorpora la lucha de los diferentes sectores. Asimismo, es el partido quin emprender la lucha revolucionaria como tal, ya que ste funcionar como correa transmisora con los sindicatos por medio de sus cuadros polticos.

En ese sentido, los sindicatos cumplen un rol reivindicativo anclado en las luchas econmicas y el partido cumple un rol revolucionario anclado en la lucha revolucionaria. Cabe mencionar que la divisin entre sindicato y partido funciona en una relacin dialctica por medio de la intervencin poltica al interior del sindicato. En ese proceso, el partido busca avanzar en el desarrollo de conciencia de clase, y a su vez aprende del trabajo de masas sobre el estado actual de la clase y las tcticas ms acertadas para avanzar.

En ese sentido, pese a sus limitaciones, la lucha reivindicativa es la herramienta ms efectiva para propiciar el desarrollo de conciencia de clase, y por lo tanto la insercin de la militancia en los espacios sindicales deber apuntar a potenciar ese proceso de concientizacin y organizacin, es decir, levantar y fortalecer organizaciones sindicales con caractersticas clasistas y combativas.

el autor es Miembro de la Asociacin Intersindical de Trabajadores y Trabajadoras Clasistas, AIT.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter