Portada :: Brasil :: Brasil en lucha con Lula
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-04-2018

Discurso de So Bernardo do Campo

Luiz Incio Lula da Silva
Brasil de Fato


En la tarde de este sbado (7), en So Bernardo do Campo (estado de So Paulo), el ex presidente Luiz Incio Lula da Silva realiz su ltimo discurso antes de presentarse en la Polica Federal para cumplir la orden de detencin emitida esta semana por el juez de primera instancia Sergio Moro. Ante millares de personas que lo acompaaban desde el viernes en vigilia, Lula, emocionado, record el inicio de su vida poltica en el Sindicato de Metalrgicos de la regin de ABC, cercana a la ciudad de So Paulo y envi un mensaje de motivacin para los que creen en su proyecto poltico. A continuacin, la transcripcin del histrico discurso.


Lula dej el acto llevado en brazos por el pueblo
(Crditos: Jlia Dolce, tomada de Brasil de Fato)

En 1979, este sindicato hizo una de sus huelgas ms extraordinarias. Y conseguimos hacer un acuerdo con la industria automovilstica que fue tal vez el mejor. Yo tena una Comisin de Fbrica con 300 trabajadores, y el acuerdo era bueno. Y resolv llevar el acuerdo a la Asamblea. Y resolv pedir a la Comisin de Fbrica ir ms temprano para conversar con los obreros. Yo haca las asambleas por la maana para evitar que el personal bebiera un poquito por la tarde, porque cuando bebemos un poquito nos ponemos ms osados.

Incluso as no lo evitaba, porque alguno llevaba un litro de coac dentro de la maleta y cuando yo pasaba tomaba una dosis para mejorar la garganta - cosa que no sucedi hoy. Pues bien, comenzamos a poner el acuerdo para votacin y 100 mil personas en el Estadio da Vila Euclides no aceptaban el acuerdo. Era lo mejor posible. No perdamos un da de vacaciones, no perdamos el dcimo tercero [salario] y tenamos quince por ciento de aumento. Pero los obreros estaban tan radicalizados que queran 83 o nada. Lo conseguimos. Y pasamos un ao siendo llamados rompehuelgas por los trabajadores. Nosotros, Guilherme, iba a la puerta de fbrica [Lula comienza a hacer saludos diversos]. Entonces compaeros y compaeras, nosotros conseguimos los trabajadores no aprobaron el acuerdo [interrupcin para atencin mdica a una persona en la multitud]. Yo estaba dicindoles que no conseguimos aprobar la propuesta que yo consideraba buena y el personal entonces pas a irrespetar a la direccin del Sindicato. Yo iba a la puerta de la fbrica y nadie paraba. Y la prensa escriba: Lula habla para los odos sordos de los trabajadores. Nos tom un ao recuperar nuestro prestigio en la categora. Y me qued pensando con aire de venganza: Los trabajadores piensan que ellos pueden hacer 100 das de huelga, 400 das de huelga, que ellos van hasta el fin. Pues voy a probarlos en 1980. E hicimos la mayor huelga de nuestra historia. La mayor huelga. 41 das de huelga. A los 17 das de huelga fui detenido y los trabajadores comenzaron a romper la huelga despus de algunos das y nosotros entonces - Tuma, yo que s, el doctor Almir yo que s, Teotnio Vilela iban a la crcel y me decan: Lula usted tiene que acabar con la huelga, usted tiene que aconsejarles para acabar con la huelga. Y yo deca: No voy a acabar con la huelga. Los trabajadores van a decidir por su cuenta.

El dato concreto es que nadie aguant 41 das porque en la prctica el compaero tena que pagar la leche, tena que pagar la cuenta de luz, tena que pagar el gas, la mujer comenz a reclamar el dinero del pan, entonces l comenz a sufrir presin y no aguant. Pero es chistoso porque en la derrota ganamos mucho ms sin ganar econmicamente, que cuando ganamos econmicamente. Significa que no es el dinero que resuelve el problema de una huelga, no es 5%, no es 10%, es lo que est metido de teora poltica, de conocimiento poltico y de tesis poltica en una huelga.

Ahora, nosotros estamos casi en la misma situacin. Casi en la misma situacin. Me estn procesando y he dicho claramente: En el proceso de mi apartamento, yo soy el nico ser humano procesado por un apartamento que no es mo. Y l sabe que la Globo minti cuando dijo que era mo. La Polica Federal de la Lava Jato cuando hizo la investigacin, minti que era mo, el Ministerio Pblico cuando hizo la acusacin, minti diciendo que era mo y yo pens que Moro iba a resolver eso y l minti diciendo que era mo y me conden a nueve aos de crcel. Es por eso que soy un ciudadano indignado, porque yo ya hice muchas cosas a mis 72 aos. Pero no los perdono por haber transmitido a la sociedad la idea de que soy un ladrn. Dieron la primaca a los bandidos para sobornar el Brasil entero. Dieron la primaca a los bandidos que nos llaman petrallas [juego de palabras entre PT y metralla]. Dieron la primaca a la creacin de casi un clima de guerra negando la poltica en este pas. Y yo digo todo el da: ninguno de ellos, ninguno de ellos, tiene coraje o duerme con la consciencia tranquila de la honestidad, de la inocencia con las que yo duermo. Ninguno de ellos [aplausos].

Yo no estoy por encima de la justicia. Si no creyera en la justicia, no habra hecho un partido poltico. Yo haba propuesto una revolucin en este pas. Pero yo creo en la justicia, en una justicia justa, en una justicia que vota un proceso basado en los autos del proceso, basado en las informaciones de las acusaciones, de las defensas, en las pruebas concretas, que tiene el arma del crimen. Lo que yo no puedo admitir es un fiscal que hizo un powerpoint y fue a televisin a decir que el PT es una organizacin criminal que naci para robar Brasil y que Lula, por ser la figura ms importante de ese partido, Lula es el jefe, y por lo tanto, si Lula es el jefe, dice el fiscal, no necesito pruebas, tengo conviccin. Yo quiero que l guarde la conviccin de ellos para los comparsas de ellos, para los adeptos de ellos y no para m. Ciertamente un ladrn no estara exigiendo pruebas. Estara con el rabo escondido, con la boca cerrada rogando que la prensa no diga su nombre. Yo tengo ms de 70 horas de Jornal Nacional triturndome. Tengo ms de 70 portadas de revista atacndome. Tengo tambin miles de pginas de peridicos y noticias atacndome. Tengo a la Record atacndome. Tengo adems a la Bandeirantes atacndome, tengo a las radios del interior atacndome. Y de lo que ellos no se dan cuenta es que cunto ms me atacan, ms crece mi relacin con el pueblo brasileo.

Yo no les tengo miedo. Yo hasta dije ya que me gustara hacer un debate con Moro sobre la denuncia que l hizo contra m. Me gustara que l me mostrase algn tipo de prueba. Ya desafi a los jueces del TRF-4, que ellos vayan a un debate en la universidad que quisieran, en el curso que ellos quisieran, a probar cual es el crimen que yo comet en este pas. Y a veces tengo la impresin y tengo la impresin porque soy un constructor de sueos. Hace mucho tempo atrs so que era posible gobernar este pas involucrando a millones y millones de personas pobres en la economa, llevando a millones de personas a las universidades, creando millones y millones de empleos en este pas, yo so, so que era posible que un metalrgico, sin diploma universitario, se preocupe ms por la educacin que los diplomados y concursados que gobernaron este pas y cuidaron de la educacin. So que era posible que disminuyamos la mortalidad infantil llevando leche, frjoles y arroz para que los nios pudieran comer todos los das. So que era posible tomar a los estudiantes de la periferia y ponerlos en las mejores universidades de este pas para que no tengamos jueces y fiscales solo de la elite, de aqu a poco vamos a tener jueces y fiscales nacidos en la favela de Helioplis, nacidos en Itaquera, nacidos en la periferia. Nosotros vamos a tener mucha gente de los Sin Tierra, del MTST [Movimiento de Trabajadores sin Techo], de la CUT [Central nica de Trabajadores] graduados.

Comet ese crimen.

Comet ese crimen que ellos no quieren que cometa ms. Debido a ese crimen ya tienen unos diez procesos contra m. Y si fuera por esos crmenes, colocar pobres en la universidad, negros en la universidad, que los pobres coman carne, compren autos, viajen en avin, que los pobres hagan su pequea agricultura, sean micro emprendedores, tengan su casa propia. Si ese es el crimen que comet, quiero decir que voy a continuar siendo criminal en este pas porque voy a hacer mucho ms. Voy a hacer mucho ms.

[El pueblo comienza a gritar Lula, guerrero, del pueblo brasileo]

Compaeros y compaeras, yo en 1990, en 1986 fui el diputado constituyente ms votado en la historia del pas. Y nosotros descubrimos que, dentro del PT, Manuela, compaeros, Ivn era del PT en la poca, haba una desconfianza, que solo tena poder en el PT quien tena mandato. Quien no tena mandato era tenido [comienza a saludar]. Entonces compaeros, cuando percib que el pueblo desconfiaba que solo tena valor en el PT quien era diputado, Manoela [DAvila] y Guilherme [Boulos] saben lo que hice? Dej de ser diputado. Porque yo quera probar al PT que iba a continuar siendo la figura ms importante del PT sin tener mandato, porque si alguien quisiera ganarme en el PT solo hay una manera: trabajar ms que yo y gustar del pueblo ms que yo, porque si no les gusta, no van a ganar. Pues bien: nosotros ahora estamos en un trabajo delicado. Yo tal vez viva el momento de mayor indignacin que un ser humano vive. No es fcil lo que sufre mi familia. No es fcil lo que sufren mis hijos. No es fcil lo que sufri Marisa y quiero decir que la anticipacin de la muerte de Marisa fue por la inmoralidad y la canallada que la prensa y el Ministerio Pblico cometieron contra ella. Yo tengo certeza. Esa gente yo creo que no tiene hijos, no tiene alma y no tiene nocin de lo que siente una madre o un padre cuando ve un hijo masacrado, cuando ve un hijo siendo atacado. Entonces, compaeros, resolv levantar la cabeza. No piensen que estoy contra la Lava Jato, no. La Lava Jato, si atrapa bandidos, tiene que atrapar bandidos, que robaron y prenderlos. Todos nosotros queremos eso. Todos nosotros decamos toda la vida: Solo prende pobres, no prende ricos. Todos nosotros lo decamos. Y yo quiero que contine prendiendo ricos. Yo quiero. Ahora cul es el problema? Es que usted no puede hacer juicios subordinados a la prensa. Porque en el fondo, en el fondo, usted destruye a las personas en la sociedad, la imagen de las personas y despus los jueces van a juzgar y van a decir no puedo ir contra la opinin pblica que nos est pidiendo cazarlos. Quien quiere votar con base en la opinin pblica, largue la toga y vaya a ser candidato a diputado, escoja un partido poltico y sea candidato. Ahora, la toga es empleo vitalicio. El ciudadano tiene que votar solo con base en los autos del proceso, por otra parte, yo creo que un ministro de la Suprema Corte no debera dar declaraciones sobre como va a votar. En los EUA termina la votacin y usted no sabe por quien el ciudadano vot exactamente, para que no sea vctima de presin.

Imagina una persona siendo acusada de suicidio y no que no haya sido l el asesino. Qu quiere la familia del muerto? Que est muerto, que sea condenado. Entonces el juez tiene que tener, diferentemente de nosotros, la cabeza ms fra, ms responsabilidad para hacer una acusacin o para condenar. El Ministerio Pblico es una institucin muy fuerte. Por eso esos chicos que entran muy jvenes, hacen un curso derecho y despus concursan tres aos porque el padre puede pagar, esos chicos necesitaban saber un poco de la vida, un poco de poltica para hacer lo que ellos hacen a la sociedad brasilea. Hay una cosa llamada responsabilidad. Y no piensen que cuando hablo as, estoy en contra. Yo fui presidente y nombr cuatro fiscales e hice el discurso en todas las tomas de posesin y deca: Cuanto ms fuerte sea la institucin, ms responsables tienen que ser sus miembros. Usted no puede condenar a una persona a travs de la prensa para despus juzgarla. Ustedes recuerdan que cuando fui a declarar all en Curitiba, le dije a Moro: Usted no tiene condiciones de absolverme porque la Globo est exigiendo que usted me condene y usted va a condenarme.

Pues bien, pienso que tanto el TRF4 como Moro, la [Operacin] Lava Jato y la Red Globo, tienen un sueo de consumo. El sueo de consumo es que, en primer lugar, el golpe, no termin con la [destitucin de] Dilma. El golpe solo va a concluir cuando ellos consigan que Lula no pueda ser candidato a la presidencia de la Repblica en 2018. No es que yo no ser, pero no quieren que participe porque existe la posibilidad de que cada uno sea elegido, no quieren a Lula de nuevo en la presidencia porque para ellos los pobres no pueden tener derechos. El pobre no puede comer carne de primera, no puede viajar en avin. No puede ir a la universidad. El pobre naci, segn la lgica de ellos, para comer y tener cosas de segunda categora.

Entonces compaeros y compaeras, el otro sueo de consumo que tienen es la fotografa de Lula arrestado. Ah, me imagino la excitacin de la [revista] Veja poniendo mi fotografa encarcelado en la portada. Van a tener orgasmos mltiples.

Ellos decretaron mi prisin. Y cuento a ustedes una cosa: voy a acatar la orden. Voy a acatarla porque quiero hacer la transferencia de responsabilidad. Piensan que todo lo que pasa en este pas sucede por mi culpa. Ya fui condenado a 3 aos de prisin porque un juez de Manaos entendi que yo no necesito tener un arma, porque tengo una lengua hiriente, entonces hay que callarme, porque si no me callan, seguira diciendo cosas como est llegando el momento que la pantera beba agua y si los campesinos mataran a un terrateniente, ellos pensaban que era un cdigo.

Intentaron arrestarme por obstruccin de la justicia, pero no lo consiguieron. Y ahora quieren agarrarme en una prisin preventiva, algo muy grave porque no hay habeas corpus. Vaccari [Joo Vaccari Neto] est encarcelado hace tres aos. Marcelo Odebrecht gast 400 millones de reales [120 millones de dlares] y no tuvo habeas corpus. Yo no gastar un tostn. Pero voy hasta all con la siguiente creencia: ellos van a descubrir por primera vez lo que estoy diciendo todos los das. Ellos no saben que el problema de este pas no se llama Lula, el problema de este pas son ustedes. La conciencia del pueblo, el Partido de los Trabajadores, el PcdoB [Partido Comunista de Brasil], MST [Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra], MTST, saben que hay mucha gente. Y es lo que dijo nuestra pastora y lo que yo digo en todos los discursos, no vale la pena parar mi sueo, porque cuando yo deje de soar, soar a travs de las cabezas de ustedes y a travs de sus sueos. No vale la pena, ellos creyeron que todo acabar cuando Lula sufra un infarto, eso es una tontera, porque mi corazn latir en los corazones de ustedes, son millones de corazones brasileos.

No vale la pena, ellos creyeron que van a detenerme, no voy a parar porque soy solo un ser humano, soy una idea, una idea mezclada con las ideas de ustedes, tengo la certeza de que los compaeros como los Sin Tierra, los Sin Techo, los compaeros de la Central nica de Trabajadores (CUT) y del movimiento sindical saben, y esta es una prueba, yo cumplir la orden y ustedes tendrn que transformarse, cada uno de ustedes, no se llamarn Panchito, Pepito, Juanito y Albertito todos ustedes, de ahora en adelante, todos se convertirn en Lula y van a recorrer haciendo lo que tienen que hacer, todos los das! Todos los das! Ellos tienen que saber que la muerte de un combatiente no detiene la revolucin. Ellos tienen que saber. Ellos tienen que saber. Tienen que saber que vamos a regular definitivamente los medios de comunicacin, para que el pueblo no sea vctima de sus mentiras todos los das. Tienen que saber que ustedes, quin sabe, son incluso ms inteligentes que yo, y quemarn neumticos, organizarn manifestaciones, ocupaciones en el campo y en la ciudad. Pareca difcil la ocupacin en So Bernardo, pero maana ustedes van a recibir la noticia de que ganaron el terreno que invadieron.

Compaeros, he tenido la oportunidad, ahora cuando estaba en Uruguay, en la frontera entre Livramento y Rivera, las personas decan oye, Lula, usted finja que va a comprar un whiskicito y se va a Uruguay con Pepe Mujica, y no vuelve ms a Brasil, pida asilo poltico. Usted tambin puede ir a la embajada de Bolivia, de Uruguay, de Rusia y desde all usted sigue hablando". Pero ya no tengo edad para eso. A mi edad voy a enfrentarlos aceptando cumplir la orden. Quiero saber por cuantos das ellos piensan que me estn arrestando y cuanto ms tiempo me quede all, ms Lulas nacern en este pas y ms gente va a pelear por este pas, porque en una democracia no hay lmites, no hay hora cierta para pelear. Yo dije a mis compaeros: si dependiera de mi voluntad, no me presentaba, pero me presentar porque ellos pueden decir a partir de maana que soy un fugitivo, que Lula est escondido, y no! No estoy escondido, voy hasta all para que sepan que no tengo miedo, que no voy a huir, para que sepan que probar mi inocencia. Y que ellos hagan lo quieran. Voy a citar una frase que escuch a una nia de 10 aos en [la ciudad de] Catanduva en 1982, esta frase no tiene un autor. Los poderosos pueden matar una, dos o tres rosas, pero nunca podrn detener la primavera. Ellos tienen que saber que queremos ms viviendas, ms escuelas, menos mortandad, no queremos que se repita la barbaridad que aconteci con Marielle en Rio de Janeiro, con los nios negros de este pas. No queremos ms mortalidad por desnutricin. No queremos ms que los jvenes no tengan esperanza de ir a la universidad, porque este pas es tan necio que fue el ltimo pas del mundo en tener universidades. El ltimo! Todos los pases ms pobres tuvieron universidades antes, pero ellos no queran que la juventud brasilea estudiase. Y decan que costaba mucho, hay que preguntarse cunto cost no crear universidades 50 aos atrs.

Quiero que sepan que tengo mucho orgullo, mucho, profundo, de haber sido el presidente de la Repblica que cre ms universidades en la historia de este pas para mostrar a esa gente que no confunda inteligencia con la cantidad de aos en la escuela, eso no es inteligencia, es conocimiento. Inteligencia es cuando usted tiene un lado, inteligencia es cuando usted no tiene miedo de discutir con los compaeros cules son las prioridades, y la prioridad es garantizar que este pas vuelva a tener una ciudadana. No vendern la Petrobras! Vamos a hacer una nueva Constituyente! Vamos a revocar la ley del petrleo que estn creando! No vamos a permitir la venta del BNDES, de la Caixa [Caja] Econmica Federal, no vamos a permitir que se destruya el Banco de Brasil! Y vamos a fortalecer la agricultura familiar, que es la responsable por el 70% de los alimentos que comemos en este pas.

Y con esta creencia, compaeros, con la cabeza erguida, del mismo modo que estoy aqu hablando con ustedes, llegar all y voy a decir al delegado: estoy a su disposicin. Y la historia, dentro de pocos das, probar que quien ha cometido un crimen fue el delegado que me acus, fue el juez que me juzg y fue el Ministerio Pblico que fue liviano conmigo. Por todo esto, compaeros, no hay lugar en mi corazn para todo el mundo, pero quiero que ustedes sepan que si hay una cosa que aprend a gustar en este mundo es mi relacin con el pueblo. Cuando sostengo la mano de alguno de ustedes, cuando los abrazoporque ahora beso a hombres y mujeres igualitocuando beso a alguno de ustedes, no lo hago con segundas intenciones, los beso porque cuando era presidente, deca: volver al lugar de donde he venido. Yo s quienes son mis amigos eternos y quien son amigos eventuales. Los que llevan corbatas, que me buscaban, ahora desaparecieron. Y quines estn conmigo son mis amigos de antes de que fuera presidente de la Repblica. Son aquellos que coman rabo de buey conmigo en [el bar de] Zelo, que coman polenta con pollo en [el barrio] Demarchi, que tomaban caldo de mocot [mondongo o caldo de huesos] en Zelo, esos siguen siendo mis amigos. Son aquellos que tienen el coraje de invadir terrenos para construir viviendas, son los que tienen el coraje de organizar una huelga contra la reforma de las pensiones, son aquellos que ocupan el campo para crear haciendas productivas, que necesitan del Estado.

Compaeros, voy a decirles algo. Ustedes van a percibir que voy a salir de esta situacin mucho mayor, ms fuerte, ms verdadero, e inocente, porque quiero probar que ellos son los que cometieron un crimen, el crimen poltico de perseguir a un hombre que tiene 50 aos de historia poltica, por mi historia estoy muy agradecido. No tengo como pagar la gratitud, el afecto y el respeto que ustedes me dedicaron durante todos esos aos. Quiero decirles a ustedes, Guilherme [Boulos] y Manuela [Dvila], a los dos, que para m es motivo de orgullo pertenecer a una generacin, que ya est en su final, y ver nacer a dos jvenes en este pas disputando el derecho de ser presidente de la Repblica. Por este motivo, un gran abrazo, y sepan que este cuello aqu no se baja, porque voy a salir con la cabeza erguida y con el pecho en alto porque voy a probar mi inocencia. Un abrazo, compaeros, gracias, muchas gracias, por todo lo que me ayudaron. Un beso con cario, muchas gracias!

Edicin: Diego Sartorato y Pedro Nogueira // Traduccin: Luiza Manano y Pilar Troya, para Brasil de Fato.

Fuente: https://www.brasildefato.com.br/2018/04/07/lea-el-discurso-completo-de-lula-en-sao-bernardo-do-campo/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter