Portada :: Espaa :: Crisis poltica en Catalua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-04-2018

Las izquierdas catalanas perdidas en su laberinto

Antonio Santamara
TopoExpress


Mientras las alternativas de las izquierdas al bloqueo institucional estn condenadas al fracaso, UGT y CCOO se alinean con los independentistas. Un paisaje que puede perpetuar la hegemona secesionista a pesar del fracaso de la va unilateral.

La situacin de bloqueo institucional en el Parlament de Catalunya, que mantiene en vigor el artculo 155 de la Constitucin, ha derivado en que las dos formaciones de izquierda no independentista, PSC y Catalunya en Com-Podem, hayan planteado sendas alternativas de dudosa viabilidad para romperlo.

El lder del PSC, Miquel Iceta, a pesar de su apoyo al 155, siempre se ha ofrecido para tender puentes entre los dos bloques antagnicos que dividen las instituciones y la sociedad catalana. As su propuesta de indultar a los lderes independentistas, en el caso que fueran condenados, levant fuertes crticas desde Ciudadanos, actual primera fuerza poltica del pas, y segn algunos analistas pudo costarle miles de votos que dudaban entre votar socialistas o Cs. Ahora ha propuesto un gobierno de concentracin formado por miembros de ambos bloques. Una oferta difcilmente practicable que ha sido vetada por el PSOE pero que vuelve a expresar la voluntad del PSC de romper las dinmicas frentistas, recuperar las instituciones de autogobierno y volver a la senda del catalanismo, como se revel con la inclusin en su candidatura del dirigente de Uni, Ramon Espadaler.

Xavier Domnech, cabeza de lista de CatCom-Podem, lanz en el fallido debate de investidura de Jordi Turull una doble iniciativa. Por un lado, la formacin de un frente democrtico contra el 155 y la represin del Estado, de mnium Cultural a la CUP. Por otro lado, la constitucin de un gobierno de independientes de todas las sensibilidades del catalanismo para recuperar las instituciones de autogobierno, dada la incapacidad de la mayora independentista para elegir un president de la Generalitat viable y acabar con la intervencin de la autonoma.

La primera propuesta de Domnech fue recogida inmediatamente por el presidente de la cmara catalana, Roger Torrent (ERC), quien rpidamente convoc a partidos, sindicatos, patronales y entidades cvicas para materializar dicho frente en torno a la plataforma denominada Espai Convivncia i Democrcia, cuya presentacin en sociedad se verificar el 15 de abril con una manifestacin convocada por los sindicatos UGT y CCOO junto con las entidades secesionistas ANC y mnium Cultural.

Esta iniciativa ha generado numerosas crticas tanto entre los afiliados de estos sindicatos en Catalunya, que en bastantes casos han manifestado su rechazo dndose de baja, como de las secciones sindicales del resto de Espaa. En efecto, ambos sindicatos no solo rompen con la neutralidad ideolgica, al alinearse con el bloque independentista, sino que contribuyen a conferir verisimilitud a la lnea argumental de los partidos secesionistas para quienes estas movilizaciones no estn encaminadas a impulsar la independencia, sino a defender la democracia amenazada por el gobierno del PP. Una vez ms se produce una fuerte disonancia entre las bases de estos sindicatos, mayoritariamente contrarias a la secesin, y el posicionamiento de sus dirigentes. No resulta fcil explicar esta postura, aunque pueden apuntarse dos factores; por un lado, la equiparacin entre catalanismo y progresismo que arranca de la dictadura y que, ahora en otro contexto, continan apoyando las cpulas de las organizaciones de la izquierda poltica y sindical; por otro, el temor cerval a ser tachados de fachas por los poderosos medios de comunicacin independentistas. Adems, el apoyo a las reivindicaciones independentistas es para las cpulas sindicales el corolario de su promocin social, si nos atenemos al carcter burgus y pequeoburgus del movimiento nacionalista.

En cualquier caso, las imgenes de los lderes sindicales rodeados de estelades propinarn un golpe muy duro a su prestigio ya sumamente debilitado entre los trabajadores. Especialmente, cuando la propaganda secesionista los utilizar para proyectar la falsa tesis de que la clase trabajadora catalana, representada por sus sindicatos, apoya sus reivindicaciones.

De este modo, ni los sindicatos mayoritarios, ni los Comunes han aprendido la leccin de las pasadas elecciones autonmicas cuando los barrios populares votaron masivamente a Cs, no tanto como una muestra de apoyo a este proyecto poltico, sino como expresin de su rechazo frontal al independentismo.

Federalismo versus confederalismo

Tampoco la propuesta de un gobierno de independientes catalanistas lanzada por Domnech tiene visos de viabilidad, ni la de un ejecutivo de izquierdas, alternativo al frente independentista, muy lejos de sumar mayoras en la cmara catalana.

Resulta lamentable que las formaciones de izquierda no independentista catalana hayan sido incapaces de articular una estrategia comn para romper la dinmica frentista y presentar una alternativa propia. La ruptura del pacto de gobierno en el Ayuntamiento de Barcelona por parte de los Comunes a causa del apoyo del PSC al 155 evidenci que esta no era la estrategia de esta formacin, ms proclive a pactar con ERC que con los socialistas.

Los Comunes siempre acaban posicionndose con los secesionistas, cuando no les proporcionan balones de oxgeno como el referido frente comn contra la represin. Una expresin grotesca de este alineamiento lo constituye el papel que estn jugando los exdiputados de Podem, Albano Dante Fachn y ngels Martnez, utilizados hasta la saciedad por los medios de comunicacin independentistas como coartada para difundir su lnea de defensa de la democracia frente a un Estado espaol supuestamente dictatorial.

Adems, entre PSC y Comunes existe una diferencia doctrinal de fondo que dificulta estos acuerdos estratgicos. Mientras que los primeros propugnan la va federal, los segundos defienden una propuesta confederal, aunque cada vez crecen las voces en sus filas para desmarcarse de las equidistancias y ambigedades respecto al independentismo y apostar por la va federal. Sin embargo, ni socialistas ni comunes han sido capaces de concretar estas propuestas alternativas a la secesin.

Las izquierdas polticas, sociales y sindicales en Catalunya deberan deshacerse de la equiparacin entre nacionalismo y progresismo vigente desde la dictadura. Ciertamente, entonces tena sentido apoyar las reivindicaciones del movimiento nacionalista en cuanto que la dictadura vulneraba derechos democrticos como la enseanza en lengua materna catalana o la legtima aspiracin al autogobierno. Ahora bien, una cosa es apoyar las justas reivindicaciones de un movimiento y otra bien distinta es asumir su programa, como ocurre por ejemplo con la inmersin lingstica, que vulnera los derechos lingsticos de los nios castellanohablantes, y cuenta con el apoyo sin fisuras de PSC y Comunes. En cualquier caso, la hegemona ideolgica primero del nacionalismo y ahora del independentismo est condenando a la izquierda catalana a la irrelevancia.

Lamentablemente este vaco ideolgico y poltico de las izquierdas est alimentando el crecimiento de una formacin de centroderecha y nacionalista espaola como Ciudadanos cuando si la izquierda hubiera cumplido con sus funciones de oposicin y alternativa al nacionalismo/independentismo probablemente esta formacin quizs ni hubiese nacido. En realidad, Cs es un producto tanto de la hegemona ideolgica del nacionalismo como, sobre todo, de la inoperancia de las izquierdas.

Hasta que las izquierdas catalanas no extraigan las lecciones del desenlace del proceso independentista entre ellas el ascenso de Cs ser muy difcil, por no decir imposible, que puedan aspirar a articular una mayora poltica capaz de disputarle el poder al bloque secesionista. Ello a pesar de que el fracaso de la va unilateral abre grandes posibilidades en este sentido. El primer paso sera un acuerdo, ahora inviable, entre socialistas y comunes para levantar esa alternativa de momento inexistente.

Fuente: http://www.elviejotopo.com/topoexpress/las-izquierdas-catalanas-perdidas-laberinto/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter