Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-04-2018

Entrevista a Alberto Garzn, Coordinador federal de IU
En la universidad hay clientelismo, caciquismo y tiranas brutales

Esteban Ordez
Ctxt


En la maana del 6 de abril, Espaa se rascaba el sarpullido del caso del mster de la presidenta madrilea Cristina Cifuentes. La erupcin era cada vez ms urticante, no solo para un PP acorralado y para una lder golpeada en plena ascensin, sino tambin para la moral de la comunidad educativa y la autoestima del pas. El caso habla de podredumbre poltica, pero tambin de la colonizacin poltica e ideolgica del sistema educativo. Con las prcticas perversas de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) salta, al tiempo, una duda ms general: qu ocurre con las universidades pblicas?, por qu se perpetan unas dinmicas que, ao tras ao, mantienen unos niveles de endogamia, nepotismo y conexiones con el poder que amenazan a la independencia de uno de los rganos vitales de toda democracia: ese en el que se genera el progreso cientfico, social y cultural?

Alberto Garzn, coordinador federal de Izquierda Unida, recibi a CTXT en la sala Argelles del Congreso de los Diputados. Corran las 12 del medioda. Pocas horas ms tarde el rector de la URJC, Javier Ramos, iba a comparecer para confirmar que nada acredita que la alumna Cifuentes presentara su Trabajo Final de Mster, es decir, que minti de frente y de perfil. Ramos tambin acusara de mentir al director del mster de Derecho Autonmico, Enrique lvarez, quien de buena maana lo haba acusado a l en Onda Cero de ordenar la reconstruccin de un acta falsa: la que exhibi Cifuentes en redes sociales durante los primeros compases del escndalo.

En ese papelucho aparecen tres firmas; al menos dos de ellas, falsificadas. La tercera pertenece a la secretaria Cecilia Rosado, que fue militante de Izquierda Unida y cercana a la rbita de Jos Antonio Moral Santn (implicado en las tarjetas black). No la conozco personalmente, explica Garzn, ella form parte de IU-CM, que fue la federacin que desfederamos en 2015 porque entendamos que su defensa de Moral Santn y sus posiciones respecto a Bankia eran intolerables. Lo hicimos al poco de llegar a la direccin. Aquella organizacin, que ya no pertenece a IU, mantena unas relaciones amables con el PP que tenan muchas aristas, y eso habra que investigarlo.

Investigarlo, en qu sentido?

Esa organizacin estaba contaminada de prcticas clientelares en todos los aspectos, puede que el mbito universitario fuera uno ms. Nosotros, como consecuencia de nuestra visin poltica, rompimos con ellos. Rescatamos lo sano y reconstruimos IU de Madrid. Nos criticaron los medios, la derecha; nos llamaron de todo. Muchos de los integrantes de aquella agrupacin despus se reubicaron en el mbito del PSOE, ahora parece que quieren hacer un acuerdo municipal con ellos En otros casos, se les dio voz para que atacaran las posiciones de IU federal. A Libertad Martnez la coloc Ignacio Gonzlez como tertuliana en TVE.

Justamente, Enrique lvarez apuntaba hacia Rosado y hacia el rector como responsables ltimos de la falsificacin del acta Parece que las versiones iniciales van alterndose.

La universidad se ha puesto nerviosa. Tuvo que pedir ayuda a la CRUE para investigar porque no se fiaba de sus propios mecanismos porque podan estar contaminados. Y, de pronto, cuando se investiga, sale a la luz que no ha habido tribunal ni acta ni posiblemente TFM. Ahora lo que estamos viendo es que, una vez judicializado el caso, personas como el director del mster se intentan bajar del carro como pueden. Sus palabras son, simplemente, un intento de defensa judicial.

Cifuentes dice que era la primera interesada en que se judicializara el caso

Para decir lo que ha dicho Cristina Cifuentes, hay que tener la cara de hormign. Ese es el resumen. Ella dice que ha puesto una querella, pero se la ha puesto a los periodistas que destaparon el caso. Cuando la universidad descubre que puede haber delito y lo manda a la Fiscala es por otra razn, la misma por la que ella no quiere que este caso prospere. Cifuentes est acorralada por sus propias mentiras y no le va a quedar ms remedio que dimitir o ser dimitida. Cualquier otra situacin es insostenible.

Y al margen de Cifuentes, qu sucede en la Rey Juan Carlos para que salgan escndalos a la luz cada cierto tiempo?

El problema del caso es lo que refleja de fondo: la relacin entre el PP de la Comunidad de Madrid y la URJC. Es una relacin cuantificable: hay subvenciones muy generosas, adems de vnculos ms informales con el partido: el profesor que apareci en la rueda de prensa [Pablo Chico de la Cmara] fue contratado por el Ayuntamiento de Pozuelo del PP; o, por ejemplo, quien era rector durante la poca del mster [Pedro Gonzlez-Trevijano] es magistrado del Tribunal Constitucional tambin a propuesta del PP... Existe una profunda politizacin.

Garzn se remonta a la fundacin de la institucin para encontrar el hilo que permite comprender las polmicas acumuladas durante sus poco ms de 20 aos de existencia. En 1996, Alberto Ruiz Gallardn promovi la creacin del centro en una comunidad autnoma en la que ya existan cinco universidades pblicas. A da de hoy, cuenta con un presupuesto de 154 millones anuales. El PP cre la URJC para promocionar a personas otorgndoles un currculum formal y equivalente al de cualquier otra universidad con el fin de que puedan penetrar en todas las administraciones del Estado o en otros espacios: think tanks, en judicatura, en oposiciones Se tejieron redes clientelares y los que las integran acaban favoreciendo a quien les dio origen. Eso es lo que nos encontramos en la salida rpida, temprana y mentirosa de la primera rueda de prensa. Por qu se exponen tanto, qu tienen que ocultar para salir a defender a Cifuentes jugndose la plaza y el prestigio?, se pregunta.

La nmina de populares entre la docencia y los altos cargos es amplia. Se encuentran nombres como Mara del Mar Alarcn (cuada de Francisco Granados), Margarita Cifuentes (hermana de la presidenta), Isabel Ruiz Gallardn (prima del antiguo jefe de Gobierno de la regin) o Isabel Mayor Bastida (sobrina de Jaime Mayor Oreja). El escndalo ms reciente fue la tonelada de plagios cometidos por Fernando Surez, anterior rector y tambin conectado al PP. Poco tiempo antes de aquello, la institucin se haba resistido hasta el agotamiento ante quienes le pedan retirar la distincin honoris causa a un imputado Rodrigo Rato.

La conexin poltica se aprecia tambin en la Carlos III, que se asocia al PSOE; o en el caso de Somosaguas (UCM) que se asocia a Podemos, aunque aqu la universidad no nace por iniciativa del partido, sino que se gesta el partido dentro de la universidad... Mientras tanto, al margen del factor poltico, los campus estn afectados de endogamia, nepotismo Qu ocurre con las universidades?

Hay una lgica clientelar que opera en todas las universidades. Dentro de los departamentos hay actitudes de clientelismo, de caciquismo; tiranas brutales. Ese tipo de procesos, como que un alumno realice un trabajo y lo firme el catedrtico, son propios de lo que llamaramos casta universitaria. Yo los he visto en las universidades en las que he estado como alumno y profesor, aunque hay notables excepciones.

Sin embargo, se habla poco de estos temas y cuando la izquierda defiende el universo educativo lo hace de una manera un tanto acrtica.

Eso revela la hipocresa de mucha gente. Conozco casos de investigadores que acaban teniendo que abandonar departamentos desplazados por esas lgicas clientelares, y los directores de esos departamentos son los que despus dan las charlas ms de izquierdas de cara al pblico. Muchas veces, promocionas solo si favoreces la lnea del jefe.

Se refiere a la lnea de investigacin?

S, pero tambin la lnea poltica. La relacin entre director y el alumno puede hacer que el alumno no promocione independientemente de la calidad de su investigacin. Esto es lo ms grave. Una de las perversidades es que se acaba expulsando a quienes no tienen padrinos o a los que son buenos investigadores pero quieren mantener su independencia. Eso nos lleva a unos malos resultados acadmicos a pesar del enorme potencial que existe en nuestro pas... Los manejos de la casta universitaria los conocamos quienes habamos estado dentro. Ahora, con el caso del mster, lo sabe toda la poblacin.

Fuente: http://ctxt.es/es/20180404/Politica/18861/entrevista-alberto-garzon-universidad-Cifuentes-PP-clientelismo.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter