Portada :: Brasil :: Brasil en lucha con Lula
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-04-2018

Lula filsofo

Nicols Fava
Rebelin

Educacin pblica y popular en el ms reciente discurso del mayor lder poltico de Brasil


El sbado 7, antes de atravesar el escudo humano que lo defenda para salir de la Sede del Sindicato de Metalrgicos de San Pablo y entregarse a la polica, Lula pronunci un no muy extenso discurso ante la multitud. La crnica periodstica resalt muchas cosas de ese momento que pareciera reservar un lugar en la historia. Uno de sus temas fue la educacin, aunque poco se habl de ello. Haremos un recorrido por los fragmentos ms destacables; Lula tiene una rica concepcin de la educacin que vincula una larga experiencia de pedagoga popular con un fuerte compromiso por la educacin pblica. Sus reflexiones sirven para distinguir educacin pblica y popular, as como para pensar qu es lo realmente esencial cuando hablamos de educacin o formacin ciudadana.

Antes de declarar que aceptara ir prisin, el ex presidente rememor su experiencia sindical, agradeci uno por uno a los polticos de diversas organizaciones que lo acompaaban y present especialmente a las figuras de izquierda ms jvenes, por fuera del PT, con intenciones de disputar la presidencia: Manuela DAvilia, del Partido Comunista de Brasil, y Guilherme Boulos, del Partido Socialismo y Libertad, nombrndolos reiteradamente, con gran generosidad, como si fuera un dilogo, con el futuro, marcando as su esperanza en la nueva generacin y en cierta forma intentando "bendecirlos" y volcndoles parte de su experiencia y su capital poltico. Adems logr pincelar algunos ejes programticos para un futuro gobierno popular en Brasil: constituyente, regulacin de los medios y la banca, promocin de la agricultura familiar, defensa del petrleo.

Lula podra haber hablado de muchas cosas, despotricado contra sus persecutores, explicado la infamia de su condena con detalle, como ya vena haciendo. Pero se limit a seguir demandando pruebas. "Ciertamente un ladrn no estara exigiendo pruebas". Podra haberse mostrado muy enojado, estaba en todo su derecho. Se lo vea muy alegre. Podra haber hecho un discurso revanchista. Es el mayor lder del gigante Latinoamericano, con grandes organizaciones polticas dispuestas a defenderlo. Podra haber incendiado Brasil. Como perseguido poltico, adems, podra haber optado por pedir asilo y refugiarse en alguna embajada. Pero decidi someterse a la ley de su pas.

Con su gesto Lula demostr tener no solo ms legitimidad democrtica que sus persecutores, ninguno de los cuales ha sido elegido por el pueblo, sino tambin ms compromiso y autoridad republicana que aquellos que lo persiguen en nombre de las leyes y la constitucin. El candidato de la derecha que sigue a Lula en las encuestas es Jair Bolsonaro, un neofascista, defensor de la dictadura militar y Diputado que ante la sesin de destitucin de Dilma Roussef dedic su voto al General que la haba torturado cuando tena 19 aos. El miedo a Lula es el miedo a que el miedo cambie de bando. Es el miedo a que el pueblo recupere su autoestima y decida parar la persecucin de los negros, el congelamiento de la inversin social, la militarizacin de los barrios.

Es por eso que varios militares y ex-militares Brasileros amenazaron con un golpe de Estado y un bao de sangre si Lula quedara libre. Claramente no defienden la constitucin ni persiguen la corrupcin como dicen. El mayor peligro, para ellos, no es que un corrupto (al que se le adjudica la propiedad de un departamento que nunca pudo ser probada y solo est basada en la "conviccin" del Fiscal) quede impune. Cualquier persona de bien preferira un culpable suelto a miles de inocentes muertos. De eso se tratan las garantas constitucionales, los principios procesales, derechos que sistemticamente a Lula le fueron negados.

El Premio Nobel argentino de la Paz de 1980, Adolfo Prez Esquivel, postul a Lula para la recepcin del Premio. En su carta hace hincapi a las 30 millones de personas que sacaron de la pobreza las polticas del PT en Brasil durante el gobierno de Lula. Esas son las personas que generan tanto miedo en los privilegiados. Es la gran amenaza que produce la "revuelta de los includos" que quiere a Lula fuera de del juego democrtico.

Sin querer queriendo, el cronista argentino Rolando Graa, apostado en las puertas del Sindicato, en las horas previas a que se entregara Lula, hizo la mejor descripcin: "Ac nadie maneja nada, esto es un quilombo". Claro, ni si quiera Lula es completamente dueo de la idea que representa. "El problema de este pas no se llama Lula, el problema de este pas son ustedes". Se estaba produciendo una forma de democracia real, concreta, de expresin de la voluntad popular, que por supuesto a algunos pocos pone muy nerviosos. La palabra quilombo, viene precisamente de las comunidades polticas de los esclavos negros fugados de Brasil. Alguien compar a Lula Mandela y otro con Espartaco. Mejor hubiese sido la analoga con Zumbi dos Palmares, histrico lder esclavo de Brasil.

Finalmente, Lula eligi beber la cicuta. Por qu lo hizo? Cualquiera de nosotros, qu hubiera hecho? Qu sabe l que nosotros no sabemos? Qu siente que no podemos sentir? Las razones no podrn hallarse en la enseanza pblica, de la que Lula fue privado, sino en la educacin popular. La educacin fue un tema que atraves toda su alocucin, de diferentes formas, y que no ha sido destacado en general por los medios. Lula es el primer Presidente del pas sin ttulo universitario. En ese sentido Lula encarna en cierta forma el ideal democrtico. La idea de que un obrero metalrgico, que en su niez solo poda soar con manejar algn da un camin, puede llegar a ser Presidente de la Nacin. Algo tal vez impensado en la mayora de nuestras frgiles democracias, donde formalmente todos somos iguales, pero algunos son ms iguales que otros.

Lula no solo representa, como diran los socilogos, la legitimidad de origen del gobierno. Accedi democrticamente al poder pero tambin es un ejemplo de cmo gobernar democrticamente. Platn fue uno de los primeros que se pregunt quines deberan gobernar. Se contest "los filsofos". Pero la pregunta sigui interpelando toda la historia de la democracia. Quines son los filsofos? Los expertos? Los que ms saben? Los que ms saben qu? Por qu ponemos el acento en el saber? Nos ensean que la palabra Filosofa significa amor por el saber, pero rara vez los profesores nos explican la parte del amor. Una vez, en una entrevista cuando todava era Presidente, Lula dijo:

"El mejor ejemplo de gobernanza, no lo sacs de un libro, lo sacs de una madre. Ella siempre va a cuidar al que est ms debilitado. Si tuviera que dar un pedacito de carne ms, ella dar al ms debilitado. Si tuviera que dar una mamadera ms, ella dara al que est ms debilitado. Ella adora a todos, ella ama a todos. Pero aquel debilitado, que no es el ms bonito, que no es el ms inteligente, es el ms necesitado. Y ese es el espritu de madre. Yo confieso que gobierno el pas con espritu de madre. O sea, tenemos que cuidar de las personas ms pobres. El rico no necesita del Estado. Esa la verdad."

Lula tiene bien claro que no lleg a ese lugar por un error de la Matrix, sino por la accin en la historia de un sujeto social que cuando quiere y se organiza puede torcer el rumbo de los acontecimientos: el proletariado. No en vano eligi la sede del Sindicato que lo vi nacer a la vida poltica para hacer su ltimo (hasta ahora) gran discurso pblico. Sin ttulo alguno ms que el de tornero mecnico, pero con gran compromiso con la educacin, y larga experiencia de educacin popular, Lula es, a todas luces, un ejemplo viviente de lo que el pedagogo brasileo Paulo Freire llam "pedagoga del oprimido."

"Yo nac en este sindicato. Cuando yo llegu aqu este sindicato era un galpn. Este predio fue construido recin en nuestra direccin. Aqu, para que ustedes sepan, yo fui Director de una Escuela de Formacin, que tena 1.800 alumnos.

(...)

Este sindicato fue mi escuela. Aqu aprend sociologa, aprend economa, aprend fsica, qumica. Y aprend a hacer mucha poltica, porque en el tiempo en que fui presidente del Sindicato, las fbricas tenan 140 mil profesores que me enseaban cmo hacer las cosas: Cada vez que tena una duda, iba a las puertas de las fbricas a preguntar a la peonada cmo hacer las cosas en este pas. Ante la duda no erres, ante la duda pregunt. Y si vos pregunts, las chances de acertar son mucho mayores."

Para ser an ms explcito Lula comenz su discurso con una ancdota del aprendizaje en una gran huelga de 1980:

"(En 1979) Conseguimos hacer un acuerdo con la industria automovilstica que fue tal vez el mejor (...) Pues bien, comenzamos a poner el acuerdo para votacin y 100 mil personas en el Estadio de Vila Euclides no aceptaban el acuerdo. Era lo mejor posible. No perdamos un da de vacaciones, no perdamos salario y tenamos quince por ciento de aumento. Pero los obreros estaban tan radicalizados que queran 83 o nada. Lo conseguimos. Y pasamos un ao siendo llamados rompe huelgas por los trabajadores. (...) Yo iba a la puerta de la fbrica y nadie paraba (...) nos tom un ao recuperar nuestro prestigio en la categora. Y me qued pensando con aires de venganza: Los trabajadores piensan que pueden hacer 100 das de huelga, 400 das de huelga, que ellos van hasta el fin. Pues voy a probarlos en 1980. E hicimos la mayor huelga de nuestra historia, 41 das de huelga. A los 17 das de huelga fui detenido y los trabajadores comenzaron a romper la huelga despus de algunos das. (...) (Los Doctores) iban a la crcel y me decan: Lula usted tiene que acabar con la huelga, tiene que aconsejarles para acabar con la huelga. Y yo deca: No voy a acabar con la huelga. Los trabajadores van a decidir por su cuenta.

(...) El dato concreto es que nadie aguant 41 das porque en la practica el compaero tena que pagar al leche, tena que pagar la cuenta de luz, tena que pagar el gas, la mujer comenz a reclamar el dinero para el pan, entonces l comenz a sufrir la presin y no aguant. Pero es chistoso porque en la derrota ganamos mucho ms sin ganar econmicamente. Significa que no es el dinero que resuelve el problema de una huelga, no es el 5%, no es el 10%, es lo que est metido de teora poltica, de conocimiento poltico y de tesis poltica en un huelga."

Pero la reivindicacin de Lula no se limita a su propia forma de acceder al conocimiento, no es un defensor de "la cultura de la calle", como diran algunos, enfrentada a la cultura de la universidad o la supuestamente "alta" cultura. Es un crtico furibundo de una forma elitista de educacin. Por eso tambin defiende la educacin formal, siempre y cuando sea para todos. El gobierno de Lula cre ms universidades y escuelas tcnicas en Brasil que las que se hicieron en toda la historia del pas hasta 2002.

"Este pas es tan necio que fue el ltimo en tener universidades. El ltimo! Todos los pases ms pobres tuvieron universidades antes, pero ellos no queran que la juventud brasilea estudiase. Y decan que costaba mucho, hay que preguntarse cunto cost no crear universidades 50 aos atrs."

(...)

"Quiero que sepan que tengo mucho orgullo, mucho, profundo, de haber sido el presidente de la Repblica que cre ms universidades en la historia de este pas para mostrar a esa gente que no confunda inteligencia con cantidad de aos en la escuela, eso no es inteligencia, es conocimiento. Inteligencia es cuando tens un lado, inteligencia es cuando no tens miedo a discutir con los compaeros cules son las prioridades."

De seguro el caso judicial que envuelve a Lula ser estudiado en las universidades de Derecho de todo el mundo como un ejemplo de cmo el ideal de Justicia puede ser pervertido por los sistemas judiciales para poner las leyes exclusivamente al servicio de los ms poderosos. A esta judicializacin de la poltica se la ha denominado recientemente Lawfare o guerra jurdica. Es el modo en que la actualidad el imperialismo interviene en nuestras dbiles democracias conjugando la accin de las corporaciones mediticas y judiciales. Dos poderes cuyos operadores no son elegidos democrticamente pero sin embargo tienen gran incidencia en la vida de las personas y de los pueblos.

No es nuevo que el poder judicial est en mano de los sectores ms privilegiados de la sociedad. Fueron los mulos de la nobleza y hoy son los primos pobres de la oligarqua, como dira Arturo Jauretche. Pensado en su origen como un poder contra-mayoritario, el poder judicial ha servido histricamente para contener el avance de las mayoras y en nuestro continente respaldar el accionar de las dictaduras, encubrir y dar legitimidad a sus polticas represivas y genocidas. Por eso cuando los dictadores llegan al poder disuelven los parlamentos, pero no los tribunales. En cambio, all donde se producen verdaderas revoluciones que se proponen cambiar la estructura del sistema se reforma tambin el poder judicial, ya que de nada servira tener perfectas leyes sin jueces y fiscales comprometidos a aplicarlas.

Del carcter clasista y elitista de estas instituciones, tambin da cuenta el discurso de Lula:

"Yo so que era posible tomar a los estudiantes de la periferia y colocarlos en las mejores universidades de este pas, para que no tengamos jueces y fiscales solamente de la lites. Para que tengamos jueces y fiscales nacidos en la favela, nacidos en la periferia.

(...)

El Ministerio Pblico es una institucin muy fuerte. Por eso esos chicos que entran muy jvenes, hacen un curso de Derecho y despus cursan tres aos porque el padre puede pagar, esos chicos necesitan saber un poco de la vida, un poco de poltica para hacer lo que ellos hacen a la sociedad brasilea."

Lula dio una clase magistral de ciudadana, democracia y repblica, que debera ser analizada tambin en las ctedras de pedagoga y formacin ciudadana de nuestras escuelas y universidades. En resumidas cuentas, dio una gran clase de filosofa. Pero... Lula, filsofo? Un viejo barbudo que no escribe nada y se empea en hablarle en la calle a los jvenes para convencerlos de que no confen en las ideas impuestas por el poder?

El profesor Carlos Fernndez Liria explica la filosofa as: Hay algo ms importante que la vida, es aquello por lo que merece la pena estar vivo. Los filsofos lo suelen llamar dignidad. Al igual que Scrates, Lula puede mirar a la cara a sus persecutores y decirles: adelante, aqu estoy para que me condenen. Solo voy a perder la libertad, pero ustedes van a perder algo mucho ms importante que eso. "Voy a salir con la cabeza erguida y el pecho en alto porque voy a probar mi inocencia". Ellos en cambio, tal vez no puedan entonces levantar ni la mirada.

Los dueos del poder y sus espadachines mediticos no escatiman esfuerzos para estigmatizar a los lderes populares como charlatanes que seducen a las masas con discursos alejados de la verdad o la "cientificidad". Emparentan as a estos polticos con sofistas que utilizan las palabras instrumentalmente para acaparar poder. Alguno de ellos, como Lula, son verdaderos filsofos. De los que hacen teora a partir de la prctica concreta con sus pares y estn dispuestos a poner el pellejo para demostrar sus verdades. Su lengua no es la hiedra venenosa que produce urticaria a los beneficiarios de las injusticias, sino apenas la hoja de un rbol con infinitas ramas (imposibles de cortar sin que crezcan ms), y races hundidas en la profundidad de la historia. Ese rbol, que emparenta a Lula con Espartaco o Zumbi, Mandela o Scrates seguir estando ah. Llegar el otoo, el invierno, o haremos florecer la primavera.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter