Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-04-2018

Palabras de presentacin del libro Planificando desde abajo en la Casa Memorial Salvador Allende, en La Habana
Ms que para leer

Miguel Alejandro Hayes Martnez
Rebelin


Lo que no debo de dejar de decir antes de empezar:

Buenas tardes. Gracias a todos por estar aqu. Vengo a hablarles de temas relacionados con este ltimo libro de Marta Harnecker y Jos Bartolom, pero tengo que violar un poco las reglas y decir cosas sobre m.

As que agradezco tambin a aquellos amigos (los de siempre) que estn aqu dndome su apoyo. Este libro significa mucho para m y es un honor presentarlo.

Tambin, cmo faltar el agradecimiento a esa mujer! Aunque nunca se lo he dicho, con toda la honestidad, Marta, es de esas personas en las que uno se mira y siente que hay mucho por hacer en este mundo, que no todo est perdido, que hay que seguir luchando por esa sociedad ms humanista. Por lo que Marta, gracias (tena que decirle esto en pblico).

Cuando se me coment de presentar el libro, sent miedo. Sent miedo de esto, de pararme frente a un auditorio, de personalidades, acadmicos. Sent por primera vez, que iba a hacer algo diferente, no por hablar en pblico, sino por el tema a abordar: la prctica revolucionaria. Pero una vez ms fue Marta, pens en ella, en qu significa este libro para ella y qu puede significar para muchos. Y es esa inspiracin en la vocacin humanista de Marta, la que hoy me hace estar aqu.

As que ya comienzo a hablar del libro.

El libro

Hay cosas bsicas que creo que deben decirse sobre Planificando desde abajo y sobre ellas tratar.

Debo empezar preguntando: por qu es necesario un libro as? Estoy seguro de que es un intento muy valiente, en primer lugar usar el trmino planificacin. Esta palabra, por desgracia, se ha venido convirtiendo en una palabra con significado ideolgico ms que econmico, y peor an, casi en peyorativa.

Habra que recordar un poco la historia del uso de la planificacin para comprender el valor de este texto de Marta. La planificacin, entendida como conjunto de herramientas, comenz a aplicarse en la URSS en el perodo de entreguerras. Para ese entonces el milagro sorprenda al mundo. Un pas electrificado, sin analfabetos ni desempleo, mientras el capitalismo se suma en una crisis gigantesca.

No ha sido un secreto el viaje realizado por el gran Keynes en la dcada del 20 a la URSS, y no es casual que poco despus sacara a la luz su famosa Teora General de la ocupacin, el inters y el dinero. En esto, buena parte de la propuesta keynesiana se sacaba de aquel modelo socialista.

Pero la ciencia burguesa fue mucho ms comprensiva que la socialista y la ciencia burguesa triunf. El socialismo de calco y copia fue perdiendo efectividad en sus mtodos y poco a poco se fue permeando -sin saberlo- por la ciencia burguesa. As la lgica de esta hizo que en algn momento, todava vigente, se entendiera el mercado y la planificacin ms a lo Samuelson que a lo Lenin.

Es por eso que Marta -aunque no lo diga- siento que se propone salvar el concepto de planificacin y alejarlo de la significacin que el capitalismo le ha dado. Ella retoma una vieja causa de la izquierda: construir un concepto de planificacin desde la izquierda.

Por eso abandona todos los manualismos soviticos, que trastocan el estructuralismo con la dialctica, el marxismo con el positivismo, para comenzar un nuevo camino donde mercado y planificacin no sean antagnicos, sino que tal y como plantea Lenin, planificar sea usar conscientemente las fuerzas del mercado para el proyecto de sociedad deseado. Marta vuelva a una planificacin entendida como la negacin dialctica del mercado.

Este libro es la expresin de la necesidad de la izquierda, de las fuerzas progresistas, de obtener nuevas formas de hacer y pensar el socialismo, porque evidentemente el modelo sovitico y el neoliberal no son una opcin.

Admiro esta una nueva forma de entender la planificacin. Y eso es algo, que costar mucho para aprehender conciencia social, pero es necesario este proceso de crear una nueva cultura de la planificacin.

Planificando desde abajo creo que viene encaminado en la bsqueda de todas esas promesas no cumplidas por el socialismo pasado y que todava la izquierda en el poder intenta implementar, que es el empoderamiento ciudadano. Lograr un verdadero protagonismo de las personas en la construccin social.

Y es justo esta una de las preguntas que toman sus autores como punto de partida para este libro: Cmo lograr una participacin y protagonismo? La meta es lograr y cito: una sociedad donde no sea una elite la que determine la manera en que se quiere vivir y adems se apropie de la riqueza social producida.

Esto nos conduce a elementos tericos que se abordan, que sin contar el libro, debo mencionar. Marta y Bartolom proponen una sociedad donde se discuta, opine, debate y se decida entre todos.

Esto, segn los autores, es asumiendo la planificacin -no como administracin- sino una reflexin antes de actuar en comunidad. Es un concepto que no se limita a esas clsicas tareas de saneamiento e infraestructura, sino que se plantea eliminar inequidades, crear puestos de trabajo, aprovechar los recursos y plantearse metas de desarrollo.

Esto debe quedar bien claro, porque la planificacin participativa descentralizada, no es un mtodo de mera consulta, sino de una verdadera gestin de la comunidad de sus necesidades.

Es algo diferente del presupuesto participativo. Se plantea un enfoque totalizador. Es un regreso a una visin no sesgada desde estas divisiones que tanto se hacen hoy de sociedad economa y poltica, sino la sociedad en todo su conjunto, algo que es muy admirable en los contextos positivistas actuales.

Muchos quizs se pregunten si no sera un desorden esta propuesta de Marta. Es vlida esa inquietud y ms an, con toda la satanizacin que vivi el modelo de autogestin de los yugosvalos y que todava se ve de esa forma en la academia. Sin embargo la propuesta de Marta, no es un caos ni va dirigida directamente a las empresas, sino que va a todas las dimensiones en que el hombre produce su realidad y plantea la insercin dentro de un plan nacional articulado de cada una de esas unidades que se planifican participativamente. Eso fue, lo que a mi juicio represent el gran error yugoslavo y que sin dudas, en la propuesta que presento lo supera.

No puedo evitar aludir a lo tericamente novedoso. Se retoma esa famosa tercera tesis sobre Feuerbach de que los hombres, precisamente, los que hacen que cambien las circunstancias y que el propio educador necesita ser educado. Vuelve a idea del hombre hacedor de su realidad y de s mismo. Esto entra en contacto con la teora del doble producto que desarrolla su compaero Michael Lebowitz. A propsito de eso, tambin hay mucha cientificidad del aprovechamiento ptimo de la informacin y el espacio, que me recuerda a La Contradiccin de los dirigentes y los dirigidos del propio Michael y La produccin del espacio de Henri Lefebvre. Sean estos fuentes o no de Planificando desde abajo, es evidente como el pensamiento marxista (desde el clsico hasta el ms contemporneo) est presente en esta obra.

Tambin resulta muy novedoso (y ya lo haba mencionado al inicio) la idea de la articulacin de los planes nacionales desde los territorios. Desde el caso yugoslavo, como tendencia se ha olvidado la territorialidad para ser absorbidos por la macroeconoma y los grandes proyectos nacionales.

Otro elemento que se inserta es el principio de la subsidiaridad, que resuelve esos dilemas de en qu manos dejar el presupuesto.

Como todo libro revolucionario, no deja de tener un gran valor para la prctica poltica. As destaca cmo se llega (con esta lgica de la planificacin) a un sistema de transparencia, que evita esa corrupcin con la que a veces no se sabe lidiar.

La apuesta es por la inclusin social, donde cada ciudadano aporta su posicin e intereses a la hora de tomar decisiones. No se trata de formar consejos comunales con tan solo los partidarios del gobierno, sino que esto no es un elemento a tener en cuenta, ya que todos, como miembros de la comunidad, participen.

No se aboga por una estatizacin de la economa al ms puro estilo del socialismo real, sino que da espacio para formar cooperativas y pequeas empresas familiares que apoyen la vida comunitaria.

Y para los amantes de la democracia, es una prctica que permite decir a los gobernantes, creando una conexin estrecha entre la base y los dirigentes.

Por ltimo, todo esto que se desarrolla en el libro, es por supuesto, otro ejemplo de esa prctica que es la educacin popular. Sale una vez ms; el hombre que se va educando a s mismo.

Qu aporta a la cuba de hoy? No creo que sea casual que la presentacin de este libro se haga aqu en Cuba. Hay algo ms que lazos sentimentales y de solidaridad que unen a la autora con nuestro pas. Este libro tiene evidentemente un mensaje para nosotros los cubanos.

Somos la nacin con ms historia en los caminos de un proyecto social socialista en la regin. Como este es un libro para construir el socialismo, por lo que -el casi silogismo que uso-, me permite decir que siento que es un libro para Cuba, especialmente para Cuba.

Tiene mucho que aportarnos. Tenemos la misin histrica de guiar la construccin socialista, y hay una respuesta a la prctica sovietizada del socialismo. Habra que preguntarnos cunto tenemos an de ese modelo sovitico en nuestra economa para medir lo til que nos ser en este proceso de actualizacin del modelo cubano, y que sin dudas nos podra acompaar en un momento donde se est hablando de descentralizacin del presupuesto del estado y de dotar de facultades a los gobiernos territoriales. Cuba puede convertirse en un pilar de la planificacin participativa descentralizada.

Para concluir me gustara aclarar que este no es un libro hecho para el debate de intelectuales, para leerlo y sentarnos a discutir tal o tal cual idea. Quien haga eso no creo que haya entendido el mensaje, o para ser exacto: no lo ley completo. La lectura a la que incito no acaba si no se escucha lo que est diciendo a gritos. Este libro es una invitacin a la prctica revolucionaria, al ejercicio transformador de comenzar a construir una sociedad participativa. Solo as tendr sentido leerlo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter