Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-04-2018

Carrera de obstculos para las cooperativas no agropecuarias

Rachel D. Rojas
Progreso Semanal


Las cooperativas no agropecuarias (CNA) en Cuba tuvieron su estreno en 2012, cuando se aprob su existencia. Antes de ese momento las nicas cooperativas en la Isla operaban en el sector agropecuario. Desde entonces, las nuevas formas de gestin econmica han visto sus alzas y bajas durante poco ms de cinco aos.

En el caso de las cooperativas agropecuarias ha destacado su eficiencia econmica, especialmente en las conocidas Cooperativas de Crditos y Servicios (CCS), un poco menos en las Cooperativas de Produccin Agropecuaria (CPA) y casi nada en las estatales Unidades Bsicas de Produccin Cooperativa (UBPC). Esta fue una caracterstica reflejada por varios aos en las cifras de la Oficina Nacional de Estadsticas e Informacin.

Pero al analizar la modalidad cooperativa fuera del sector agropecuario, se han perfilado deformaciones y obstculos (al igual que para el resto del sector privado) que no han permitido su pleno despegue. La primera es la ausencia misma de una legislacin integral para el sector cooperativo, que no diferencie entre las organizaciones agropecuarias y las del resto de las actividades permitidas, que organice las dispersas resoluciones y decretos sobre el tema, y que plantee una visin ms amplia sobre lo que es en realidad una cooperativa y los beneficios sociales y econmicos que de ella se derivan.

Una deformacin adicional ha sido la existencia de las llamadas cooperativas inducidas, casi todas en el sector gastronmico, que surgieron cuando el Estado dio en arrendamiento los locales de antiguas cafeteras y restaurantes (ineficientes y sin competencias para subsistir en un nuevo escenario econmico) y dio a esos trabajadores la posibilidad de constituirse como cooperativa y seguir laborando all. La otra opcin era quedarse disponible, como se denomin en 2011 a los empleados estatales que formaban parte del fenmeno de plantillas infladas y seran reubicados, o despedidos luego de tres meses de aseguramiento salarial si no les convena el nuevo puesto ofrecido por el Estado. En este caso, fue a los trabajadores de esos locales a quienes primero se tuvo en cuenta para participar del experimento, categora que todava mantienen las CNA.

Otro de los inconvenientes, extendido en general para el sector privado, ha sido la ausencia de un mercado mayorista donde proveerse los insumos necesarios para un desempeo exitoso. Una de las ms graves consecuencias de ese vaco ha sido que los negocios privados, CNA incluidas, compran sus proviciones en las tiendas minoristas a las que acude el resto de la poblacin.

Tal concurrencia, por un lado, ha disparado los gastos de los privados que acceden a precios altos y sin posibilidades de descuentos, lo que a su vez incide en la proliferacin del mercado negro, el aumento de la subdeclaracin al fisco nacional y el incremento de los precios de sus bienes y servicios a la poblacin. Por el otro, la alta demanda y grandes volmenes de compra del sector privado ha evidenciado an ms la escasez y el desabastecimiento existentes con anterioridad, dejando al ciudadano con pocas oportunidades de acceder a productos de alta demanda.

Precisamente en esa confluencia entre cooperativas y mercados mayoristas se centra la siguiente lnea de tiempo: en el devenir de varios intentos para su conformacin, medidas que han tratado de abrir caminos y otras que han paralizado procesos de desarrollo cooperativo, y en el camino recorrido por las CNA desde su surgimiento en Cuba.

Fuente: http://progresosemanal.us/20180412/cooperativas-no-agropecuarias-carrera-de-obstaculos/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter