Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-04-2018

Encarcelar las mentes, confinar el pensamiento poltico palestino

Hedi Viterbo
Jadaliyya

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Ahed Tamimi, la activista de los derechos palestinos de diecisis aos, ante el tribunal militar que dict su detencin, en la prisin de Ofer en Cisjordania. Fuente: Medium.com@SIPTU]

Recientemente el pblico y los medios han prestado considerable atencin a la detencin y enjuiciamiento de Ahed Tamimi, la adolescente que fue filmada abofeteando a soldados israeles en la propiedad de su familia poco despus de que un soldado disparase a su primo en la cabeza a corta distancia. Una vez que el video del incidente se viraliz, Tamimi fue arrestada, procesada a puerta cerrada en un tribunal militar israel y finalmente condenada a ocho meses de prisin.

Tamimi es una de los aproximadamente 800,000 palestinos no ciudadanos que Israel ha detenido desde 1967. De hecho toda la poblacin palestina no ciudadana ha sido encerrada en una colosal crcel o, ms bien, en una red de crceles inconexas. Israel ha cerrado la Franja de Gaza al tiempo que rodea Cisjordania con un muro y lo divide en enclaves. Sin embargo no solo los palestinos han sido sometidos a encarcelamientos masivos y a la restriccin del movimiento fsico. Como muestro en dos artculos recientes y un libro, Israel tambin parece resuelto a restringir y limitar su pensamiento y comunicacin.

Encarcelamiento mental en prisin

Muchos ex prisioneros palestinos han hablado de la prisin israel como un lugar para elevar su conciencia y adquirir valioso conocimiento poltico. Estas crceles han sido llamadas "academias de activismo poltico", "universidades", "escuelas" y "salas de conferencias". Dichas imgenes se refieren, entre otras cosas, a los grupos de estudio informales de los presos y tambin, hasta hace poco, su inscripcin en cursos de la Universidad Abierta de Israel, sujeto a la discrecin de las autoridades penitenciarias israeles. Estos cursos fueron muy populares, con un promedio de alrededor de 250 presos palestinos inscritos cada ao, en su mayora bajo el patrocinio de la Autoridad Palestina.

A travs de estos estudios informales y acadmicos, los prisioneros palestinos se involucraron en el pensamiento crtico, particularmente con respecto a lugares y tiempos diferentes a los suyos. Segn los informes, sus grupos de estudio autoorganizados hicieron hincapi en el examen de los paralelismos y las diferencias entre los regmenes militares y coloniales, as como en el estudio de las experiencias polticas de los movimientos de liberacin fuera de Israel/ Palestina. De manera similar, la popularizacin de los cursos de la Universidad Abierta entre los presos palestinos anima repetidamente a los estudiantes a extraer lecciones crticas de lo que describe como el pasado y presente "colonial" de pases como Estados Unidos y Australia. Uno de los libros del curso tambin usa el trmino "colonial" en referencia al tratamiento de Israel a los palestinos, tal vez insinuando paralelismos a travs del tiempo y el lugar.

Sin idealizar el poder emancipatorio de la educacin, estos estudios representan, en cierto sentido, lo que el antroplogo Esmail Nashif describi una vez como la "pedagoga revolucionaria" de los prisioneros palestinos: su prctica de "leer/escribir [como una forma de] ... resistencia ... no solo en s misma, sino ms importante an, como parte del proceso de construccin de la comunidad ... como un espacio entre los cautivos que trascendi el espacio de las prisiones".

Los palestinos no solo han sido sometidos a encarcelamientos masivos y a la restriccin del movimiento. Israel tambin busca restringir y limitar su pensamiento y comunicacin. Las restricciones a la educacin de los prisioneros palestinos, su acceso limitado a los medios y a las visitas y la separacin cada vez mayor de los reclusos menores y adultos, todos esto como metodologa para encarcelar la mente de aquellos que ya estn encarcelados fsicamente. Esta encarcelacin de la mente dentro de las crceles israeles resuena como los mecanismos de control externos de Israel.

Las autoridades israeles han advertido en repetidas ocasiones a los presos palestinos de que fomentan la conciencia poltica colectiva a travs de estas y otras actividades. En 2007, por ejemplo, las autoridades penitenciarias de Israel advirtieron que los presos palestinos de estaban tratando de "convertir la prisin en un lugar de entrenamiento, instruccin y [formacin] de ideologa... Adems, los presos intentan operar varios comits para organizar la [educacin] ... instruyendo a prisioneros. Un ao despus, un artculo en el diario de las autoridades penitenciarias describi la prisin como la "academia palestina para el liderazgo nacional" y como "una etapa en el desarrollo nacional, personal y colectivo" de [los prisioneros palestinos]. Estos presos", contina diciendo, han profundizado en los asuntos israeles, principalmente leyendo [y traduciendo libros israeles]... Han tenido debates ideolgicos sobre los modos y medios de adquirir la independencia poltica palestina... [y] el carcter del futuro Estado palestino. "Sealando especficamente que "los estudios de la Universidad Abierta tambin se hicieron disponibles en prisin", agrega el texto, que los prisioneros palestinos "completaron licenciaturas y maestras dentro de los muros de la prisin y unos pocos prosiguieron con xito los estudios de doctorado... No en vano se ha llamado a la prisin 'la academia nacional palestina' ".

Posiblemente debido a estos asuntos, las autoridades israeles han restringido recientemente los estudios de los prisioneros palestinos. Los grupos de estudio informales fueron sometidos a fuertes regulaciones: a los reclusos de una celda se les prohibi asistir a grupos de estudio en otras celdas y se revoc una disposicin que les permita ensear a otros presos en su sala. Como resultado, estos grupos de estudio han disminuido. En 2011, el Gobierno israel tambin anunci una prohibicin de la inscripcin de prisioneros palestinos en cursos de la Universidad Abierta, decisin que los tribunales israeles ratificaron posteriormente. Segn el Gobierno israel, el objetivo era presionar a Hamspara que liberara al soldado israel Gilad Shalit de su cautiverio en Gaza. La verdad, sin embargo, es que los prisioneros palestinos ya haban sido excluidos de tomar cursos antes de la captura de Shalit.

Adems de restringir las vas del pensamiento y la comunicacin palestinas, las autoridades israeles cada vez ms han privado a estos prisioneros de la informacin y contacto externos que estn disponibles para los prisioneros israeles: libros, visitas de miembros del Parlamento y medios (no israeles). Los prisioneros palestinos que las autoridades israeles consideran especialmente problemticos, como los huelguistas de hambre, estn an ms radicalmente aislados de sus compaeros reclusos y del mundo exterior. Como resultado, en 2017, ms de mil prisioneros palestinos se declararon en huelga de hambre y exigieron (sin xito), entre otras cosas, "volver a permitir la educacin a travs de la Universidad Abierta Hebrea", la "introduccin de libros [y] peridicos" as como agregar canales satelitales no israeles adecuados para las necesidades de los presos [palestinos ".

Restringir la transferencia intergeneracional de conocimientos en la crcel

En el pasado Israel tena a todos los nios palestinos prisioneros, as como a los detenidos de diecisis aos en adelante, con adultos palestinos. Inadvertidamente, esto permiti a los presos palestinos transferir lo que consideraban conocimiento poltico valioso de una generacin a otra, incluso a travs de sus actividades de estudio organizadas por ellos mismos. Una y otra vez, el poder judicial israel expres su preocupacin por esta transferencia generacional de conocimientos. En 2003, por ejemplo, un tribunal militar israel advirti contra la exposicin de un convicto palestino de doce aos "a ideologas de [antiguos] prisioneros" y orden su separacin de los "adultos palestinos que deseaban capturar su alma". El Tribunal Supremo israel expres reiteradamente una preocupacin similar en una serie de sentencias dictadas entre 2007 y 2014: "Nadie desea que los menores (u otros que son muy jvenes)... [Declarados culpables de] delitos terroristas asciendan en la criminalidad y [que] la prisin se convierta en su universidad para la ciencia terrorista.

Desde el cambio de siglo, una serie de cambios legales casi han eliminado el encarcelamiento conjunto de nios y adultos. En 2009, Israel tambin estableci el primer y nico "tribunal militar juvenil" del mundo, aunque no se han producido cambios perceptibles en las pautas de sentencia ni en las sentencias reales impuestas a los nios palestinos. A diferencia de la negacin del acceso de los prisioneros palestinos a la educacin, la informacin y las visitas, la separacin de adultos y nios ha escapado en gran medida al comunicado crtico.

Esta separacin, sin embargo, puede serperjudicial para estos prisioneros de varias maneras. Entre otras cosas, la justificacin habitual para separar a los nios de los delincuentes adultos no parece aplicarse a los presos polticos palestinos, que no son delincuentes en el sentido comn de la palabra ni setienen con quienes estn clasificados como "presos criminales". De hecho, varias fuentes sugieren que antes de esta separacin los reclusos adultos palestinos proporcionaban a los menores un apoyo crucial -que no proporcionaban las autoridades israeles- adems de representar en sus cuidados a la administracin de la prisin.

Un nio que haba sido detenido con adultos dijo a la ONG israel B'Tselem: "Los detenidos [adultos] nos trataron bien [a los nios]... me sent cmodo... Al principio, tena miedo y lloraba a veces, porque mi familia estaba muy lejos... los adultos detenidos se ocuparon de m. Dado que a los nios palestinos bajo custodia israel generalmente se les deniega el contacto con sus padres, los reclusos adultos podran haber sido el sustituto ms cercano al cuidado parental, como sugiere la descripcin de este nio. Adems la separacin de estos reclusos adultos ha dejado a los nios palestinos menos protegidos contra el abuso y la violencia por parte de las autoridades israeles, as como por otros nios, en cuyas violentas disputas los reclusos adultos solan mediar pacficamente.

En una muestra de apoyo al contacto intergeneracional, recientemente los prisioneros palestinos se aseguraron el derecho de elegir a unos pocos adultos que cumplen largas condenas para supervisar a los reclusos palestinos durante el da, mientras permanecen aislados por la noche. Segn se informa, esto ha tenido consecuencias tanto beneficiosas como perjudiciales para los nios palestinos. Por un lado estos adultos les brindan asistencia y apoyo valiosos. Por otro lado, los informes sugieren que las autoridades israeles han intentado engaar a los menores sospechosos para que confiesen detenindolos con informantes palestinos adultos que se hacen pasar porsupervisores. Las autoridades israeles, entonces, podran estar usando la limitada interaccin intergeneracionalque los reclusos palestinos les han exigido contra los nios a los que se pretenda ayudar.

La prisin mental fuera de la prisin

Las restricciones a los grupos de estudio autoorganizados de los presos palestinos, la prohibicin de su inscripcin en estudios de la universidad abierta, su acceso limitado a libros, medios y visitas y la separacin cada vez mayor de los reclusos menores y adultos. Todas estos medidas, a pesar de sus diferencias, comparten una funcin similar. Estas restricciones operan, no necesariamente con xito, para encarcelar la mente de aquellos que ya estn encarcelados fsicamente, para impedir el movimiento y la continuidad del pensamiento palestino en el espacio y el tiempo.

Esta encarcelacin de la mente dentro de las crceles israeles comparte paralelismos con las experiencias de los palestinos no ciudadanos en general. La fuerte restriccin de Israel al acceso de los palestinos a la educacin de ninguna manera se limita a la prisin. Desde el ao 2000 Israel prohibi a los estudiantes de Gaza estudiar en Cisjordania. Un nmero relativamente pequeo de estudiantes de Gaza puede viajar a instituciones acadmicas en el extranjero a travs de Jordania, pero el tiempo de sus permisos de salida generalmente no tiene ninguna correlacin con las fechas del ao acadmico. En 2016, la prensa israel tambin inform de que se demoraba la entrega de unos 300.000 libros de texto de ciencias y matemticas de Cisjordania a la Franja de Gaza para que Israel los examinase y aprobase. Mientras que los palestinos de Cisjordania no estn actualmente sujetos a tales prcticas, en el pasado, su plan de estudios universitario y escolares, estaban todos bajo vigilancia y censura israeles

La educacin en Gaza sufri otro golpe durante la ofensiva militar israel de 2014, ya que se destruyeron siete bibliotecas, incluida la destruccin de 16.000 libros en las bibliotecas de Beit Hanoun y Shujayea Club. Las autoridades israeles tambin haban prohibido anteriormente la entrada en la Franja de Gaza de ciertos peridicos palestinos de Cisjordania. Cuando se levant la prohibicin en 2010, Hams prohibi la entrada de estos peridicos debido a su apoyo al movimiento rival Fatah. Las fuentes electrnicas de informacin en Gaza (internet y telfonos celulares) se ven gravemente afectadas por la permanente escasez de electricidad. Dicha escasezse puede atribuir, entre otras cosas, a severas restricciones a la entrada de equipos y combustible, la dificultad de obtener permisos para usar nuevas tecnologas y la poltica de Israel de dcadas de duracin en elretroceso en el desarrollo econmico de Gaza.

Al igual que el encarcelamiento en el sentido fsico, la encarcelacin de la mente dentro de las prisiones israeles resuena como los mecanismos de control externos de Israel. Adems de hacer que la Franja de Gaza y Cisjordania parezcan prisiones en el sentido fsico, Israel tambin ha erigido, en diferentes momentos y en formas especficas an ms importantes, barreras al movimiento del pensamiento, la informacin y la comunicacin.

Fuente: http://www.jadaliyya.com/Details/36384/A-Mind-Is-a-Terrible-Thing-to-Imprison-Confining-Palestinian-Political-Thought?utm_source=Arab%2BStudies%2BInstitute%2BMailing%2BList&utm_campaign=01364fd967-EMAIL_CAMPAIGN_2018_04_11&utm_medium=email&utm_term=0_fa9122f438-01364fd967-158593381&mc_cid=01364fd967&mc_eid=77c1f6d854

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter