Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-04-2018

El trumpismo y la guerra econmica

Hedelberto Lpez Blanch
Rebelin


Dice un viejo adagio: el que siembra espinas no espere cosechar flores y eso le est sucediendo al presidente Donald Trump quien desde su llegada a la Casa Blanca ha impuesto sanciones contra legtimos gobiernos que no le agradan o a los que ve como potenciales enemigos econmicos. En su lista de sancionados aparecen Venezuela, Cuba, Rusia, China, Nicaragua, Bolivia, Irn y todos los que estima que no obedecen las directrices de Washington.

A principios de marzo Trump anunci y firm un decreto para imponer aranceles del 10 % al aluminio y 25 % al acero que entren al pas.

En esa ocasin asegur que ningn pas se salvara de esa medida, pero despus ha dado marcha atrs, por una u otra razn y sac del paquete a Mxico, Brasil, Argentina, Canad y la Unin Europea, para dirigir las amenazas primordialmente a China, debido a que esa nacin mejora ao tras aos su economa con una ascendente competitividad. Recordemos sus palabras en la ceremonia de la firma: "Hoy estoy defendiendo la seguridad nacional de Estados Unidos. Cuando estamos atrasados en cada pas, las guerras econmicas no son malas, cuando estamos abajo en 30, 50 o 100 millones, la guerra comercial no nos duele Tenemos dficit masivos en nuestro pas y vamos a arreglarlo de una manera muy amorosa, nos querrn mejor y nos respetarn mucho ms.

Esgrimiendo la tradicional poltica estadounidense de tratar a otras naciones con el palo y la zanahoria, Trump se refera a que Mxico y Canad deban aceptar nuevas condiciones para corregir a favor de Washington el Tratado de Libre Comercio de Amrica del Norte (TLCAN) firmado en 1994 y que actualmente se vuelve a discutir.

Ante la insistencia poltica de aplicacin de aranceles del mandatario estadounidense, el gigante asitico no se ha quedado de brazos cruzados y lanz una meditada pero efectiva contramedida a Washington.

Rpidamente anunci el aumento de impuestos entre 15 % y 25 % a 128 productos estadounidenses, porque segn el departamento de Aranceles y Aduanas del Consejo de Estado, se trata de medidas legtimas para proteger los intereses del pas y seguir las reglas de la Organizacin Mundial del Comercio (OMC).

Los aranceles del 15 % se aplicarn a 120 artculos como manzanas, frutos secos, vinos, soja, automviles, y entre los ocho grabados con el 25 % aparecen productos alimenticios como la carne de cerdo y sus derivados, as como residuos de aluminio.

Ante la contramedida de Pekn Trump orden primero establecer impuestos por 50 000 millones de dlares a varios productos chinos y despus orden a funcionarios de su administracin que consideren "si sera apropiado establecer aranceles adicionales" por valor de 100 000 millones de dlares.

China en varias ocasiones ha llamado a Washington al dilogo porque defiende y apoya un sistema comercial multilateral y a la vez ha solicitado una consulta a la OMC sobre las medidas estadounidenses impuestas a las importaciones de productos de acero y aluminio.

Estados Unidos compr en 2017 ms de 500 000 millones de dlares en bienes chinos mientras vendi a ese pas alrededor de 130 000 millones. Si los encontronazos hasta ahora verbales pasan a la prctica, Washington enfrentar un impacto potencialmente devastador en su mercado con China.

Los primeros que han criticado los impuestos acordados por la Casa Blanca han sido los agricultores estadounidenses que el pasado ao exportaron ms de 20 000 millones de dlares. Solo la industria porcina lo hizo por 1 100 millones de dlares y proporciona empleo a 110 000 personas.

El portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, afirm que Estados Unidos es el culpable de la tensin comercial entre ambos pases y que es imposible llevar a cabo negociaciones en las condiciones actuales. Muy elocuentes han sido las declaraciones del primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong durante el Foro de Boao para Asia, quien seal que la eventual guerra comercial entre esas naciones repercutira en los Estados grandes y pequeos, minara el sistema de comercio multilateral y tendra consecuencias catastrficas para el mundo entero.

Agreg que ninguno de los problemas como lucha contra el cambio climtico, la proliferacin de armas nucleares o la seguridad de la pennsula coreana se solucionaran sin la plena participacin de esos dos Estados.

El temor por la profundizacin de esta crisis alcanza a los bancos centrales mundiales que en los ltimos das han cambiado 500 millones de dlares por euros porque ven la debilidad del billete verde motivado por la previsible guerra econmica y el avance imparable de China.

Pekn ha informado de que las contramedidas las aplicar despus de que Washington anuncie la fecha de la entrada en vigor de sus impuestos extras.

En el fondo, la verdadera razn del proteccionismo comercial lanzado por Washington se debe a que observa que en los ltimos aos China y Rusia, dos de sus principales enemigos, han estado alcanzando relevancia estratgica en la arena internacional.

Especialmente los analistas consideran que Pekn superar a Washington como primera potencia econmica mundial, mientras que en el plano militar, tanto China como Rusia han tenido un poderoso desarrollo que pone en jaque la poltica de amenazas blicas desarrollada por las administraciones estadounidenses desde finales del siglo XIX.

Pero la realidad es que una guerra comercial entre estas naciones elevar los precios de mercancas y servicios y afectarn, directa o indirectamente, a todos los pases del orbe.

Hedelberto Lpez Blanch, periodista, escritor e investigador cubano, especialista en poltica internacional.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter