Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-04-2018

Sin consolidacin fiscal y dficit sociales crecientes

Sergio Martn-Carrillo
Centro Estratgico Latinoamericano Geopoltico (CELAG)


La operacin en Brasil para enturbiar los xitos de los Gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT), principalmente los de Lula Da Silva, contina. Esta semana entr en prisin el expresidente, que se encontraba liderando todas las encuestas de cara a las elecciones presidenciales que tendrn lugar en octubre de este ao. La ofensiva contra el PT se ha encaminado por todos los frentes de la accin poltica: medios de comunicacin, presiones internacionales, grandes grupos econmicos, judicializacin de la poltica y hasta el ejrcito se ha sumado en estas ltimas semanas. El objetivo es claro: apartar del regreso al ejecutivo al partido que ha ganado las ltimas cuatro elecciones presidenciales. Las vas tambin: primero golpe institucional (con la destitucin de Dilma) y ahora apartando de la contienda electoral a Lula.

Con el golpe consumado y Temer en el ejercicio del poder, Brasil comenz un trnsito acelerado hacia la profundizacin del modelo neoliberal. La disputa econmica es el principal campo de batalla por el poder en Brasil. Durante los aos de Gobierno del PT, los distintos programas sociales como Brasil Sin Miseria, la Bolsa Familia o el programa Hambre Cero garantizaron la salida de la extrema pobreza de 36 millones de brasileos. El PT no plante un cambio revolucionario en el modelo, sin embargo, supo utilizar al Estado -a travs del gasto y la inversin pblica- como la mejor arma para luchar contra la injusticia social.

A partir de 2014, con la economa afectada por la crisis de los precios de las materias primas y el Gobierno de Dilma cada vez ms debilitado, el acercamiento a los sectores de la derecha fue cada vez ms evidente y su presencia en el ejecutivo mayor. Desde ese ao, el dficit fiscal fue incrementndose. Una vez desalojada Dilma de la presidencia, el plan neoliberal poda ser implementado sin impedimentos. La consolidacin fiscal se acometi por la va rpida. Se disminuyeron el gasto y la inversin social. Se aprob un techo de gasto consolidando el ajuste fiscal ms severo de la historia reciente de Brasil e impidiendo que los sucesivos ejecutivos durante los prximos veinte aos -independientemente de la voluntad expresada en las urnas- pudieran sobrepasar dicho lmite.

Esta reforma consolida en la Constitucin el golpe de las lites econmicas sobre las grandes mayoras. Las polticas que haban permitido salir de la pobreza y la extrema pobreza a millones de brasileos ahora estaban limitadas constitucionalmente.

Por el lado de los ingresos fiscales tambin ha intervenido el Gobierno de Temer. Esta intervencin se ha sustentado en la obtencin de ingresos en el corto plazo a travs de la venta de empresas pblicas, comprometiendo de esta forma las posibilidades de generacin de ingresos pblicos futuros y sostenidos en el tiempo. El mega plan privatizador, recogido en el Programa de Alianzas de Inversin, tiene en su foco a 57 servicios pblicos. Entre los ltimos pasos dados destacan la reciente venta de Electrobrs, el acuerdo para la venta del 51 % de Embraer a la estadounidense Boeing y la privatizacin de cuatro de los 18 aeropuertos puestos a subasta (el resto se privatizar a finales de 2019). La agenda privatizadora continuar con la subasta a finales de este ao de la Casa de la Moneda y los puertos de Belm, Vila do Conde, Paranagu y Vitria. Todas estas ventas permiten al Gobierno la obtencin de ingresos pblicos en el corto plazo que sirven para maquillar las cuentas, pero, sin embargo, comprometen la capacidad futura de generacin de nuevos ingresos pblicos. Adems, en muchos de los casos se trata de sectores estratgicos, por lo que su privatizacin supone comprometer la soberana econmica de Brasil.

Estas han sido las acciones del actual Gobierno brasileo en favor de la necesaria consolidacin fiscal. Sin embargo y a pesar de estas intervenciones, tanto por el lado del gasto como de los ingresos- el dficit primario brasileo sigue siendo uno de los ms altos de la regin suramericana, siendo (segn los datos del ltimo Informe de la Comisin Econmica de Amrica Latina y el Caribe -CEPAL-) del 1,7 % del Producto Interior Bruto (PIB) en el ao 2017. En cuanto a la deuda pblica, Brasil est a la cabeza de todos los pases de Amrica Latina alcanzando el 74 % sobre el PIB en diciembre de 2017, mientras que la media de los pases de Amrica Latina se sito casi en la mitad, el 38,4% [1].

El ajuste recae sobre las grandes mayoras pero crea a su vez grandes oportunidades de enriquecimiento a las oligarquas propietarias del gran capital. Si antes Brasil era admirado por los resultados en cuanto a la reduccin de la pobreza, ahora se sita al frente de los ranking de pases creadores de pobreza. Segn los datos del Banco Mundial, los brasileos que viven por debajo del umbral de la pobreza pasaron de ser 2,5 millones en 2016, a 3,6 millones a finales de 2017. La consolidacin fiscal de la derecha brasilea no slo no consigue reducir el dficit fiscal y la deuda pblica, sino que acrecienta los dficit sociales y vuelve a expulsar a la pobreza a millones de brasileos.

Nota

[1] CEPAL (2018). Panorama Fiscal de Amrica Latina y el Caribe. Los desafos de las polticas pblicas en el marco de la Agenda 2030.

Fuente: http://www.celag.org/brasil-sin-consolidacion-fiscal-y-deficit-sociales-crecientes/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter