Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-04-2018

Energas renovables: negocio financiero o poltica industrial?

Diego Hurtado
El cohete a la luna

Quin debera asumir las polticas de investigacin, desarrollo y transferencia en tecnologas renovables?


Luego del colapso financiero de 2008, la reconversin de la matriz energtica global basada en hidrocarburos carbn, gas y petrleo en una matriz basada en energas renovables, supone una transformacin tectnica de la infraestructura energtica a nivel planetario de dimensiones inditas. Ahora bien, para las economas centrales y los organismos de gobernanza global esta revolucin industrial verde abre tambin un horizonte indito para los grandes negocios financieros en las periferias.

A contramano de la ventana de oportunidad que se presenta para un pas como Argentina, que tiene empresas con capacidades en tecnologa elica nicas en la regin, la versin macrista de la revolucin verde es el programa RenovAr, que transforma una poltica tecnolgica e industrial en un fastuoso negocio financiero. La estrategia es la compra de tecnologa importada con deuda masiva diferida canalizada por el llamado Rgimen de Contratacin Pblico Privada. Hasta ac la versin predatoria del macrismo, fase actualizada de la patria contratista que nace con Krieger Vasena y crece con Martnez de Hoz.

Hagamos un parntesis y pensamos en un gobierno que en 2019 vuelva a impulsar polticas de industrializacin inclusiva. Entonces vuelve a ser relevante la pregunta: qu puede hacer Argentina en el terreno de las tecnologas renovables? Nos interesa proponer una idea que puede ser un componente de la respuesta: la Comisin Nacional de Energa Atmica (CNEA) debera ampliar su foco de incumbencias y transformarse en la institucin pblica que asuma la tarea de organizar a nivel nacional las polticas de investigacin, desarrollo y transferencia en tecnologas renovables.

Por supuesto que esta nueva incumbencia no significa relegar sus actividades en el sector nuclear. Al contrario, significa capitalizar su enorme experiencia en gestin de tecnologas complejas, capital intensivas y en procesos de articulacin con la industria nacional. Esta idea no es nueva y dentro de la propia CNEA circula la broma de que ni siquiera hara falta cambiar las siglas del nombre actual de la institucin si CNEA pasara a significar Comisin Nacional de Energas Alternativas.

Entre los fundamentos ms importantes de la propuesta, podramos mencionar los siguientes:

(i) Las polticas tecnolgicas y la inestabilidad institucional son las debilidades histricas de Amrica Latina. Hoy el sector elico local es un ejemplo dramtico (1). Como contrapartida, el sector nuclear argentino supo construir una poltica tecnolgica de expansin y diversificacin incremental de capacidades y enraizamiento en otros sectores: en medicina y agricultura, a travs de la produccin de radioistopos; en el sector energtico, como productor de electricidad a travs de las centrales Atucha I y II y Embalse; en poltica exterior, como exportador de reactores de investigacin; en poltica industrial, como institucin promotora de la conformacin de una industria nuclear nacional.

(ii) La poltica de fabricacin de satlites nacionales que se inicia con la creacin de la Comisin Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) en 1991 fue impulsada por INVAP, empresa conformada en los aos 70 por tecnlogos y cientficos del sector nuclear. Hoy esta empresa, adems de fabricar reactores nucleares de investigacin (como el que acaba de exportar a Holanda), aprendi a desarrollar radares primarios y secundarios, satlites geoestacionarios (ArSat 1 y 2), drones y tecnologa de aerogeneradores de baja potencia, entre otros.

(iii) La CNEA cuenta con un Departamento de Energa Solar, que inici sus actividades a mediados de los aos 70, que una dcada ms tarde avanz en investigacin y desarrollo (I+D) en energa fotovoltaica y que, desde 1995, comenz a desarrollar celdas y paneles solares para los satlites argentinos. Un hito notable fue el desarrollo de los paneles solares para el satlite SAC-D/Aquarius, puesto en rbita en junio de 2011.

(iv) Sin embargo, el valor (intangible) ms importante es la conectividad densa de la CNEA con numerosas instituciones pblicas incluidas universidades, empresas pblicas, mixtas y pymes, as como capacidades regulatorias en el estado del arte, una poltica exterior sectorial complementada por posiciones consolidadas en los principales foros internacionales del sector. Por ejemplo, la cooperacin nuclear con Brasil a travs de la Agencia Brasileo-Argentina de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares (ABACC), que la dupla Macri-Temer busca debilitar o clausurar, es modelo global de cooperacin entre pases vecinos.

En sntesis, el conjunto de todos estos rasgos permite afirmar que el sector nuclear argentino representa un caso exitoso de poltica tecnolgico-industrial en un sector estratgico que logr expandirse y diversificarse hacia otros sectores intensivos en conocimiento. Una evidencia de su vitalidad fue su capacidad para resucitar y recuperar su dinamismo luego de las polticas de desguace del menemismo.

Como contrapartida, en la Argentina existen alrededor de setenta empresas en el sector elico, y un conglomerado un poco ms pequeo en el sector de energa solar que, desde el punto de vista del apoyo estratgico del Estado, hoy se encuentran a la intemperie.

Dada la proyeccin creciente del protagonismo que a escala global representan las energas renovables, la recuperacin de polticas pblicas de industrializacin inclusiva deberan contemplar la creacin de un entorno institucional de I+D para este sector. La integracin (o asimilacin) de las tecnologas renovables por parte del ecosistema nuclear representara una nueva expansin y diversificacin de sector tecnolgico ms denso y robusto que logr generar nuestro pas.

Creemos que pueden ser muy positivos los anlisis y debates sobre la viabilidad de esta propuesta.

 

 

Nota:

(1) Un estudio detallado del sector elico argentino en el escenario global puede verse en: Hurtado, D. y Souza, P. 2018. Geoeconomic Uses of Global Warming: The Green Technological Revolution and the Role of the Semi-Periphery, Journal of World-System Review, vol. 24, nm. 1, pp. 123-150. En: http://jwsr.pitt.edu/ojs/index.php/jwsr/article/view/700

Fuente: https://www.elcohetealaluna.com/energias-renovables-negocio-financiero-o-politica-industrial/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter