Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-04-2018

Prohibido pensar?

Gilberto Lpez y Rivas
La Jornada


Los semilleros-conversatorios organizados   por el EZLN, como el que tiene lugar esta semana en San Cristbal de las Casas, Chiapas, constituyen espacios abiertos al pensamiento crtico sobre lo que ocurre en Mxico, y en el mbito planetario, con la imposicin de la globalizacin neoliberal basada en la guerra social, el despojo y la violencia sistmica y cotidiana propios de un proceso de recolonizacin de nuestros pases.

Recordamos, en esta direccin, una de las tesis sobre las luchas antisistmicas del difunto subcomandante insurgente Marcos, que considero necesario asumir en su profundidad y actualidad: No se puede entender y explicar el sistema capitalista sin el concepto de guerra. Su supervivencia y su crecimiento dependen primordialmente de la guerra y de todo lo que a ella se asocia e implica. Por medio de ella y en ella, el capitalismo despoja, explota, reprime y discrimina. En la etapa de globalizacin neoliberal, el capitalismo hace la guerra a la humanidad entera. (Escritos sobre la guerra y la economa poltica. Mxico, Pensamiento Crtico Ediciones, 2017, p. 275)

El anlisis de la coyuntura electoral en curso tiene sentido cuando se fundamenta en este contexto de mundializacin capitalista militarizada y criminal, en el que la democracia procedimental se viene abajo y entra en una crisis sin retorno, caracterizada por la prdida de legitimidad y credibilidad de las entidades responsables de llevar a cabo, vigilar y sancionar la pretendida legalidad de esos procesos electivos.

La entrada de dos conocidos delincuentes electorales como candidatos supuestamente independientes a la Presidencia de la Repblica es una demostracin ms del palpable deterioro institucional del Estado mexicano, desgastado gravemente por ese conflicto armado no reconocido, esto es, la guerra que inici Felipe Caldern y continu Enrique Pea Nieto.

Especialmente resulta grotesca, y fuera de toda lgica jurdica, la resolucin de los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federacin (TEPJF) de avalar el registro del Jaime Rodrguez Caldern, alias El Bronco, en la boleta electoral para la Presidencia, cuando a todas luces sus firmas de apoyo ciudadano fueron obtenidas por medios fraudulentos; muchas eran apcrifas o simuladas; para respaldar otras miles ni siquiera present credenciales de elector; adems, utiliz para su campaa recursos pblicos, otros de procedencia desconocida o sospechosa, de empresas fantasmas; no report millones de pesos al INE, y, por si esto fuera poco, participaron en la recoleccin de firmas funcionarios de su fallida administracin estatal. Asimismo, la forma adulterada e ilegal de obtencin de apoyo ciudadano, el origen y ejercicio de los recursos monetarios de Margarita Zavala, han sido muy cuestionados, y, es claro, ambos personajes de la picaresca nacional no resisten una investigacin judicial, al menos, por presuntos delitos electorales y fiscales.

La campaa de apoyo ciudadano de Mara de Jess Patricio Martnez, en el otro polo equidistante, puso en evidencia la calaa moral de la clase poltica profesional y la de la partidocracia, y demostr una paradoja de los tiempos neoliberales, la izquierda antisistmica es la nica capaz de actuar con honestidad y con base en principios ticos, respetando la legalidad y las reglas del juego, mientras las instituciones gubernamentales violentan sus propias leyes y reglamentos, actan con discrecionalidad, acorde a sus intereses de clase, y son los principales enemigos del sistema de democracia representativa capitalista. El proceso electoral, en consecuencia, estar marcado por lo que ya se vislumbra como eleccin de Estado, que, en el caso mexicano, se caracteriza por un desvo de poder, esto es, por su carcter delincuencial. Esto significa que los poderes fcticos, los grupos mafiosos dominantes que lo sostienen, sern los que en ltima instancia decidirn quin puede garantizar la continuidad del sistema de explotacin-dominacin capitalista imperante y utilizarn los aparatos represivos con los que cuenta el Estado, legales y clandestinos, para tratar de imponer su candidato.

Por otra parte, la propuesta del Congreso Nacional Indgena y el Ejrcito Zapatista de Liberacin Nacional, de conformar un Concejo Indgena de Gobierno, cuyo propsito es la reconstitucin de los pueblos originarios, el establecimiento de alianzas con los explotados y oprimidos del pas, conformando redes territoriales de apoyo y organizacin, coincide plenamente, con otra de las tesis del fallecido sub Marcos: las grandes transformaciones no empiezan arriba ni con hechos monumentales y picos, sino con movimientos pequeos en su forma y que aparecen irrelevantes para el poltico y el analista de arriba. ( Ibd., p. 276)

En esta guerra contra la humanidad, en la que est en juego la sobrevivencia misma de la especie humana, los pueblos originarios de todos los continentes constituyen los sectores socio-tnicos mejor preparados para enfrentarla debido a sus formas de organizacin y toma de decisiones tendencialmente colectivistas, que, en muchos casos, conlleva la formacin de autogobiernos y la adopcin de economas redistributivas y autosustentables, y, sobre todo, de cuidado de la Madre Tierra; a sus resistencias en defensa de los territorios asediados por las corporaciones capitalistas, en las que el crimen organizado amenaza directamente no slo territorios sino tambin la existencia de la cultura indgena y la vida misma de los integrantes de los pueblos originarios.

Particularmente, en Amrica Latina, los pueblos indgenas estn en lucha permanente contra los neolatifundistas y sus modernas guardias blancas, ahora, con el uniforme de las compaas de seguridad; contra las consorcios que intentan aduearse de las semillas e introducir variedades transgnicas; contra las empresas mineras que envenenan con mercurio y cianuro todo el entorno circundante, contaminando ros y corrientes subterrneas; contra la privatizacin del agua; contra los megaproyectos carreteros, elicos, tursticos e hidroelctricos; en suma, contra todo lo que apoya la clase poltica que aspira a gobernar en nombre de la democracia y el progreso.

La lucha contina. Hay vida despus del primero de julio.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2018/04/20/opinion/018a2pol

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter