Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-04-2018

Despedida y debut de las alternancias: Pasado y presente

Sandra Trafilaf Yaez
Rebelin


En sus ltimos das, con la mirada atenta desde el segundo piso de palacio, la presidenta Michelle Bachelet alist sus brtulos, firm documentos y pens en su nuevo puesto en la ONU, alejada de la contingencia criolla y los rumores de pasillo. Por su parte, el electo presidente Sebastin Piera, alpotronado nuevamente en La Moneda, lleg a administrar el poder. Los funcionarios de los ministerios y fundaciones vinculados a la izquierda renovada, temblaron en sus escritorios.

 

Entre los logros destacados por la misma presidenta de la Repblica, y sus ms fervientes defensores, estuvo la despenalizacin del aborto por tres casuales; sustitucin del sistema electoral binominal; reforma educacional para poner fin al lucro, seleccin y copago; reforma tributaria; ley para enfrentar las prcticas de colusin y abusos; tambin, se logr que la Regin del Biobo tuviera Copa Amrica con nuevo estadio regional; entre otras.

 

El segundo mandato de la seora Bachelet no estuvo exento de remezones polticos y denuncias por corrupcin con millonarios desfalcos, pasando por la propia familia de la seora hasta altos oficiales de las policas. Mxico, pas tantas veces denostado y sacado a la palestra para referirse a la corrupcin, qued menoscabado ante el robo de dinero con cifras que el trabajador comn no logra ni siquiera pronunciar. Mientras tanto sube el costo de la vida y el sueldo mnimo se mantiene intocable ($276.000), monto que solo logra cubrir los gastos de un viaje de ida y vuelta al da en el transporte pblico, comprar un kilo de pan y con lo que sobra, pagar un alquiler bsico.

 

En un pas donde trabajadores se endeudan para conseguir la comida cada mes con tarjetas de plstico a plazo, y se entretienen frente a una pantalla mientras comparten el nico momento de descanso al da en familia, no es difcil que la impunidad del neoliberalismo inculque el temor al recuerdo. Por eso, memoriar es un acto de rebelda y resistencia.

 

La despedida

 

La seora Bachelet, al estilo de Pinochet, mand en las ltimas horas de su mandato una serie de Proyectos de Ley al Congreso, entre los cuales estuvo uno que intent sellar la impunidad a los violadores de los Derechos Humanos; otro que pretendi poner fin al Crdito con Aval del Estado (CAE) que dej a familias enteras en la miseria tras el objetivo de contar con un profesional universitario en su mesa; un proyecto de reparacin espuria a sobrevivientes de torturas; y un proyecto para una nueva Constitucin, que segn los expertos es un insulto a las propuestas y estudios presentados. Tambin, firm el TPP-11, que entreg la soberana a las transnacionales y con ello el despojo al pueblo. Sin embargo,no decret el cierre de Punta Peuco, penal de lujo que alberga a genocidas de la dictadura.

 

El debut

 

No alcanz a pasar un mes del nuevo-repetido gobierno de Piera, cuando ya algunas clnicas cuyos dueos son del Opus Dei, lograron que la Corte de Justicia dispusiera medidas especiales para la objecin de conciencia y evitar practicar abortos por las tres causales, segn qued a firme en la Ley. El Tribunal Constitucional (integrantes propuestos por la Presidenta de la Repblica y reafirmados por el Congreso, que mayoritariamente pertenecen a la derecha ms conservadora en Chile) dio luz verde al lucro en la educacin, desbaratando los loables logros de la seora Bachelet con un simple y tenue codazo.

 

La respuesta no se dej esperar. Hubo una marcha de estudiantes, con un joven apaleado hasta quedar inconsciente frente a las cmaras de televisin, que despus hablaron del clima y los vaivenes del dlar. El siguiente llamado del estamento estudiantil dej otro universitario en el hospital herido de gravedad y mltiples fracturas por el supuesto atropello involuntario de una patrulla de policas, que arroll dos veces el cuerpo del joven Cristin Garca, que se encontraba en las afuera de la Universidad ARCIS.

 

En tanto, uno de los honorables de la UDI, el seor Urrutia lanz uno de sus acostumbrados disparos contra el mundo de los derechos humanos. Feliz que un proyecto de reparacin a sobrevivientes de torturas fuese retirado del parlamento declar que estas personas solo eran terroristas con aguinaldo, pero esta vez, una mujer se levant de su escao, con paso firme lleg hasta su puesto y lo enfrent con coraje. La diputada Pamela Jiles fue la representante de la dignidad de todos y todas quienes fueron torturados a manos de los esbirros y testaferros de la dictadura, los mismos que actualmente son mantenidos gracias a las pensiones millonarias que pagamos todos los chilenos.

 

Hacer como que algo cambia para que nada cambie, parece ser la premisa de los gobiernos pos dictatoriales. Ponerse del lado del imperio como han hecho con Venezuela y Bolivia, solo los refleja en su real dimensin de lacayos. Administran bien el modelo, lo estudian, lo perfeccionan y lo exportan al resto de Amrica Latina. La seora Bachelet se fue a trabajar a la arena internacional por favores concedidos y qued como la primera mujer presidenta que lleva en sus manos la sangre del pueblo mapuche.

 

En una crcel del sur de Chile, el machi Celestino Crdova, prisionero a causa de un montaje policial, mantiene una huelga de hambre desde el 13 de enero, para poder ejercer su calidad de autoridad ancestral del pueblo mapuche, tal como lo consagra el Convenio 169 de la OIT.

 

Con todo, la impunidad sigue vigente y en pleno apogeo en el Chile de hoy, donde recordar el pasado es un pecado que no permite que la sociedad avance hacia los tiempos modernos. Hay quienes se convencen que es lo mejor y as pasan los das, hasta que en las conmemoraciones del degollamiento de los tres profesionales comunistas y cuatro jvenes asesinados, pobladores/as, estudiantes secundarios/as aparecen con carteles donde se puede leer: A 33 aos, NO PERDONAMOS, NO OLVIDAMOS y en el parlamento, una mujer se enfrenta cara a cara con la naturalizacin del fascismo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter