Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-12-2005

General Motors: decenas de miles de empleos masacrados

Charles-Andr Udry
La Breche


El 21 de noviembre de 2005, la direccin de General Motors (GM) anunci una vasta "reestructuracin" de sus plantas de montaje en Estados Unidos y en Canad.

En un contexto de sobre-capacidad de produccin acentuada, GM va a cerrar varias plantas de aqu a 2008, nueve en total. Algo as como 30.000 empleos sern suprimidos, o sea 22% de la mano de obra que emplea en los EEUU. Regiones enteras (Michigan, Georgie, Ohio, etc.) sern desvastadas por un verdadero cicln de prdidas de puestos de trabajo (directos e indirectos). De 2000 a 2006, 40 % de los puestos de trabajo han sido y sern suprimidos. A fines de 2008, GM debera contar con una plantilla de 86.000 trabajadores (cuellos azules); lo que representa prcticamente el total de empleados de Flint (Michigan) a comienzos de los aos 70.

La direccin de GM explica (Wall Street Journal, 21 de noviembre de 2005): la reduccin de las capacidades de produccin en un milln de unidades hasta 2008 es un imperativo para restablecer la rentabilidad y responder a las expectativas de los accionistas. Entre estos ltimos se encuentra Kirk Kerkorian - propietario de casinos de las Vegas - quien podra terminar recuperando GM... a un buen precio, una vez hecha la limpieza e incluso pronunciada la quiebra. Asi tendra luego la posibilidad de vender GM en "apartamentos", sectores ms o menos rentables, para poder as obtener mayores beneficios.

La nueva "contraccin" de las instalaciones se agrega a la que ya fuera efectuada - un milln de unidades tambin - entre 2002 y 2005. Las acciones de GM han alcanzado el nivel ms bajo de los ltimos dieciocho aos y las obligaciones GM son consideradas como "podridas". La firma est actualmente sometida a una investigacin sobre sus cuentas: en 2001 GM "subestim" sus beneficios en 400 millones de dlares.

Estas cifras indican la amplitud de la sobre-capacidad de produccin instalada as como la prdida de mercados. En los EEUU, GM no "controla" ms que el 25% del mercado. Los modelos GM estn desfasados con respecto a la demanda. La competencia de los otros constructores, japoneses y europeos, se opera en el marco de una contraccin relativa de las colocaciones. Esta ltima se explica en parte por la congelacin del poder de compra de los salarios y por el grado de sobre-endeudamiento de los hogares. Un sobre-endeudamiento que podra adquirir proporciones ms que inquietantes si bajaran los precios inmobiliarios, lo que parece prepararse. En efecto, apoyndose en esta subida de los precios inmobiliarios, los hogares han podido sobre-endeudarse a tan alto nivel (la vivienda sirve de prenda o garanta par la obtencin de crditos bancarios).

A eso hay que agregar el cuestionamiento de los gastos en seguros de salud y de jubilaciones de las trabajadoras y trabajadores. El PDG (presidente) de GM, Wagoner, anunci que tena "un acuerdo con la UAW (United Auto Workers, sindicato de la rama industrial) que ayudar de manera significativa a hacer frente al desafo de los costos del seguro por enfermedad" (Wall Street Journal, 21 de noviembre de 2005)

El objetivo es claro: GM va a reducir al mximo los ingresos directos (salarios) y las asignaciones por salud y jubilaciones de las trabajadoras y trabajadores. Al mismo tiempo, GM va estrangulando, lentamente, el sindicato. Eso ir acompaado de primas enormes a los "matadores de puestos de trabajo", los managers

Delphi: la masacre se anuncia

El 16 de noviembre la UAW confirm que Delphi -fabricante de accesorios que haba sido separado de GM y que entr en la Bolsa en 1999- haba anunciado la reduccin, en un lapso de tres aos, de 24.000 empleos (o sea el equivalente al cierre de 12 fbricas) de los 34.000 existentes en los EEUU.

Miller, el PDG de Delphi, empresa cuya quiebra fue presentada el 8 de octubre, (ver artculo en La Brche N 18, noviembre 2005: http://www.labreche.ch/) dijo que sta era la "ltima oferta". Adems, la jubilacin de unos 10.000 jubilados, y sus respectivos cnyugues, bajarn considerablemente. La pobreza acecha.

Delphi otorg sin embargo una "concesin": el salario horario directo, "slo" bajara de 27 U$D a 12,5 U$D para quienes tienen ms antigedad y a 10,5 U$D para los recin empleados (que, seguramente, no se van a afiliar al sindicato) y ya no a 9,5 U$D! El salario total (salario directo ms contribuciones por salud y jubilacin) deber pasar de 65 a 21 dlares, lo que, para la direccin, entra dentro de los valores compatibles con las exigencias de la competencia!

La direccin de Delphi pone a los trabajadores entre la espada y la pared: si no se alcanza un acuerdo antes del 16 de diciembre de 2005, la empresa presentar quiebra ante el juez Robert Drain. Eso significara que todos los contratos seran anulados...

Las declaraciones combativas por parte de la direccin de la UAW se harn sentir en las prximas semanas. Sobre todo despus del anuncio de reestructuracin masiva en GM.

Pero la poltica de concesiones llevada adelante desde hace aos en GM, Ford - donde la UAW ha entablado una discusin para la reduccin masiva de la cobertura de salud - y en Chrysler presagia el desmantelamiento de uno de los ltimos bastiones del sindicalismo estadounidense: la UAW.

Resultado: una pauperizacin rpida de cientos de miles de trabajadoras y trabajadores... en la economa "modelo" de los Estados Unidos.

Lo que ocurre en los EEUU se inscribe dentro de una reestructuracin internacional de la industria automovilstica y plantea un problema de ms actualidad an, el de la exigencia de un sindicalismo internacionalizado que hunda sus races en las empresas. Llevar a la prctica este tipo de organizaciones sindicales es tarea difcil. Pero, sin esta herramienta, el Capital podr imponer, sin librar combate siquiera, todas las exigencias de la valorizacin mxima (de produccin y apropiacin de la plusvala) en un espacio sin lmites.

 Charles-Andr Udry, militante del Movimiento por el Socialismo (MPS) y del movimiento en defensa de los derechos de los trabajadores inmigrantes. Miembro de ATTAC-Suiza, redactor del mensual La Breche y responsable de los Cahiers Libres, Editions page deux. Profesor de la ctedra Economa de la Globalizacin en la Universidad de Venecia, Italia.

Nota

1) Ver artculo "Etats-Unis. Une ville industrielle brutalement confronte au changement" de Sholnn Freeman, del 18 de noviembre. http://www.alencontre.org/page/USA/UsaDelphi11_05.htm


www.alencontre.org/

Traduccin de Ruben Navarro para Correspondencia de Prensa


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter