Portada :: frica :: Sahara: 40 aos de exilio y lucha
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-04-2018

Marruecos
Ser abril el mes de la guerra?

Guadi Calvo
Rebelin


Como cada abril, mes en que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU), debe examinar el informe del Secretario General, tras lo que se deciden sobre la continuidad del mandato de la MINURSO (Misin de las Naciones Unidas para el Referndum en el Shara Occidental), el reino marroqu denuncia actividad militar del Frente Polisario (Frente Popular de Liberacin de Sagua el Hamra y Ro de Oro ) en los territorios en disputa desde hace cuarenta tres aos.

La Repblica rabe Saharaui Democrtica (RASD), quien deba tomar el control tras el retiro de Espaa de su territorio en 1976, todava no ha podido hacerlo. Una espuria componenda entre la monarqua espaola y la marroqu, en que se han dividido las extraordinarias riquezas del pueblo saharaui, lo han impedido con guerras primeros y arreglos polticos desde el alto el fuego de 1991.

Sus ricas canteras de fosfatos, como la de Bu Craa, un yacimiento de 250 kilmetros cuadrados, la explotacin ms grande del mundo de este mineral, hoy es usurpada por compaas espaolas, francesas, israelitas y la alemana Krupp; otra empresa alemana, la emblemtica Siemens, construye con empresas de la familia real marroqu varios parques elicos, lo que podra explicar la razn por la que ha sido designado como enviado personal del secretario general de ONU, el portugus Antnio Guterres, para el Shara Occidental, el ex presidente alemn Horst Koeler. Adems existen firmes indicios que el subsuelo saharaui guarda importantes reservas de gas y petrleo por las que, entre otras empresas, la francesa Total ha iniciado hace varios aos una intensa campaa de bsqueda. A este panorama de la riqueza saharaui hay que sumarle uno de los bancos de pesca ms ricos del mundo, a la que la RASD podra acceder desde sus potenciales 1.200 kilmetros de costas sobre el Atlntico. Estas riquezas que son explotadas por consorcios fundamentalmente espaoles, de los que el ex rey Juan Carlos sera un afanoso accionista, negndole al pueblo saharaui el derecho a acceder a sus ricos recursos mientras se hacina en campamentos de refugiados instalados en la provincia de Tinduf, al sudeste de Argelia.

Tras la retirada espaola y mientras Franco agonizaba, el rey Hasn II de Marruecos en contubernio con el Borbn, daban lugar a la invasin de la ex colonia espaola lo que se conoci como La Marcha Verde, donde unos 300 mil ciudadanos marroques fueron obligados a ocuparlos, al tiempo que los saharauis eran aniquilados por la aviacin de Hasn II, iniciado el conflicto que dura hasta hoy.

En 1975, tras el Acuerdo tripartito de Madrid, Espaa, Marruecos y Mauritania, liquidaron los derechos saharauis a su territorio, 266.000 km, un poco mayor que el Reino Unido, del que Marruecos controla el 80%, mientras que el Frente Polisario solo accede a un poco menos del 20%, ya que los cascos azules administra una zona conocida por los marroques como de amortiguacin, mientras que el Polisario ni duda en denominarla como Territorios Saharauis Liberados. La zona fronteriza de Guergarat, una tierra de nadie en el extremo sur de la frontera con Mauritania, es donde segn Rabat, registr el nuevo atropello del Polisario. Con movimiento de tropas en cercanas de la frontera, aunque las investigaciones de ONU, asegur que no haba detectado ninguna incursiones.

Marruecos ha advertido que actuar militarmente en la regin si las fuerzas del Polisario no se retiran de la frontera donde se eleva un muro de arena y piedra, de unos1560 kilmetros de extensin. Adems en noviembre ltimo Marruecos ha puesto en funcionamiento un satlite que le permite monitorear los movimientos del Frente Polisario en las reas restringidas de Mahbes, Tifariti, Guerguerat y Bir Lahlou.

Segn fuentes prooccidentales, el Polisario habra amenazado con trasladar sus instalaciones, incluido el Ministerio de Defensa a Bir Lahlou, a unos 250 kilmetros de Es-Semara, una de las reas reclamadas por los saharauis.

La localidad de Bir Lahlou, tiene un gran valor simblico para los saharauis ya que all fue declarada la RASD en 27 de febrero de 1976 y all tambin descansan los restos de Mohamed Abdelaziz ( 1947-2016) lder histrico de su pueblo, ex secretario general del Polisario y primer presidente de la Repblica rabe Saharaui y Democrtica.

El actual presidente, Brahim Gali, habra ordenado al Ministerio de Defensa, cambiar sus posiciones y restablecer la artillera pesada para situarse en posicin de combate, con la orden de abrir fuego contra quien intente cruzar el muro.

El prximo da 25 de abril, Francia deber presentar el informe ante el Consejo de Seguridad de la ONU, en el que se cree se prorrogar hasta el 30 de abril de 2019, la presencia del MINURSO en espera que Marruecos y el RASD continen las negociaciones y puedan detener la escalada de declaraciones amenazantes. La Repblica saharaui espera desde hace aos llegar al referndum en la regin que podra cambiar radicalmente su posicin en el conflicto, mientras que Marruecos con el apoyo de las potencias occidentales, consigue postergarlo ao tras ao.

Por su parte Argelia, prcticamente el nico aliado del Polisario tras la cada del Coronel Gadaffi, y que histricamente ha respaldado su lucha permitiendo la instalacin de campamentos de refugiados y asistiendo al Frente poltica y militarmente, no se ha implicado en estas nuevas acusaciones, y prefiri mantenerse al margen del conflicto ya que Argel y Rabat mantiene una vieja disputa fronteriza que los ha llevado a enfrentarse en dos guerras: la primera en 1963, conocida como la Guerre des sables (la guerra de la arena) y la segunda en 1976, tras el reconocimiento argelino de la independencia de RASD.

Una guerra posible.

Mohamed VI, en una seguidilla de declaraciones y amenazas que se prolong a lo largo de la ltima semana, dej en claro que estara dispuesto a ir a la guerra no solo contra los saharauis sino contra la propia Argelia, un pas con el que comparte una frontera cerrada de 1.560 kilmetros y militarmente mucho ms poderoso. El autcrata alauita dijo que no se quedar de brazos cruzados mientras que continuar estimulando el desarrollo de las provincias del sur.

La diplomacia marroqu denunci este ltimo domingo al Consejo de Seguridad de la ONU que los combatientes del Frente Polisario haban entrado en la ciudad nororiental de Mahbes en vehculos militares, donde levantaron tiendas de campaa, cavaron trincheras y han fortificado posiciones con sacos de arena, violando el acuerdo de 1991.

Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores y cooperacin del reino, adelant que su pas podra volver a la guerra contra el Frente Polisario, para defender sus legtimos derechos Nacionales con todos los medios a su disposicin, incluida una guerra relmpago para desalojar al Frente Polisario de la zona de amortiguacin.

Mientras que Brahim Ghali, el presidente saharaui, declar que el Ejrcito de Liberacin del Pueblo Saharaui (SPLA) estaba listo para responder con firmeza a cualquier intento de la ocupacin marroqu de los territorios liberados.

Marruecos adems ha informado a Argelia, que est listo para intervenir militarmente si el Polisario contina en su postura. Amenazas a las que Argel, respondi que estudian todas las posibilidades, lo que incluye un enfrentamiento entre las Fuerzas Armadas Reales de Marruecos (FAR) y las fuerzas del Frente Polisario, que sin duda involucrara a Argelia. Tanto Marruecos como Argelia cuentan con el mismo nmero de hombres, unos 150 mil, aunque se cree el ejrcito argelino est mejor preparado y mejor armado.

Por otra parte, la diplomacia saharaui sufri un duro golpe este ltimo martes, tres de abril, al conocerse la muerte, tras una larga enfermedad, del veterano diplomtico Ahmed Boukhari, representante permanente en las Naciones Unidas, quien por estos das tendra que desarrollar funciones claves para la RASD.

Nadie sabe con certeza si la escalada de declaraciones blicas, es solo para posicionarse diplomticamente o podra pasar a los hechos, como ya se ha dicho, en cualquier momento, por lo que solo queda preguntarse si ser abril el mes de la guerra?


Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista Internacional especializado en frica, Medio Oriente y Asia Central. En Facebook: https://www.facebook.com/lineainternacionalGC.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter