Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-04-2018

Guatemala
CODECA, un movimiento social que incomoda a los ricos por sus propuestas de cambios estructurales

Ollantay Itzamn
Rebelin


Durante la invasin espaola, el nico indio bueno era el indio muerto. Durante la Colonia y la Repblica, el nico indio bueno era el indio obediente y servil. Esto evidencia que para la casta opresora, criolla y/o mestiza, el indgena era, es y ser siempre un No Ser. Un no sujeto.

Para los ciudadanos plenos de las bicentenarias repblicas criollas, el indgena es bueno y permitido en tanto en cuanto exista como objeto folclrico casi arqueolgico del comercio global posmoderno. En el momento en que el indgena levante la cerviz para constituirse en sujeto, la ciudadana de izquierda y derecha lo linchan sealndolo de delincuente, haragn, maleducado

El 24 de abril reciente, decenas de miles de indgenas y campesinos, articulados en el movimiento social Comit de Desarrollo Campesino (CODECA), divididos en cuatro columnas gigantes, como serpientes humanas zigzagueantes, ingresaron al Parque Central de la castiza ciudad de Guatemala. Corazn del poder poltico y econmico del pas.

La consigna que llevaban era: Fuera gobierno, empresarios y militares corruptos. Vamos por el camino del proceso constituyente plurinacional.

La presencia de estos subalternos en proceso de sublevacin, incomod de sobremanera a la rancia oligarqua chapina ahogada en su corrupcin, y al sealado gobierno cmico que en dos aos convirti al pas en un circo de mal gusto.

No es la primera vez que ocupan el centro de la ciudad, ni su propuesta es reciente. Los integrantes de CODECA vienen trabajando, anunciando y articulando centenares de comunidades alrededor de la idea del proceso constituyente plurinacional desde 2012. Que la ciudadana plena los haya odo, pero no los haya escuchado, es otro asunto.

Qu es lo que incomoda de CODECA a la corroda oligarqua chapina?

Las comunidades en resistencia articuladas en CODECA lograron constituirse prcticamente en y desde todos los diferentes rincones del pas en el movimiento social ms contra hegemnico en ideas de cambio y voluntad organizativa. Hasta en la ciudad capital existe ncleos de CODECA.

Esa capacidad organizativa envolvente reactiva en la citadinidad el temido mito de los indios insurrectos corriendo de las montaas para estrangular a la ciudad.

Les da miedo la propuesta del nuevo pacto social para la creacin del Estado Plurinacional. Esta idea les genera una incertidumbre existencial. La rancia oligarqua y sus caporales no pueden vivir sin el negocio del Estado nacin que saquea a los pueblos indgenas. Temen perder sus privilegios bicentenarios. Pnico les genera el slo hecho de transitar hacia una democracia participativa. Y, CODECA, da que pasa avanza en dicha propuesta, y adquiere mayor claridad y profundidad en sus propuestas.

Les da miedo CODECA porque en 197 aos de vida republicana, jams en Guatemala los indgenas y campesinos se haban atrevido a crear su propia organizacin poltica para disputar el poder a la oligarqua.

Existieron partidos polticos de izquierda o de la Premio Nobel Mench, pero jams nacieron de las entraas de los pueblos. La organizacin poltica Movimiento para la Liberacin de los Pueblos (MLP) es una obra indita de las comunidades en resistencia. Y, al parecer, tiene objetivos claros y distintos.

Les da miedo porque campo y ciudad se unen alrededor de la propuesta de CODECA, porque aparte de la desganada indignacin citadina, no hay propuestas alternativas de cambios estructurales para el pas. Les da miedo porque este movimiento se mueve de manera autogestionaria, y sin cooperacin internacional. Y, saben que por la dinmica de funcionamiento de este movimiento no podrn comprarla u onegizarla (como hicieron con casi la totalidad de las organizaciones indgenas y campesinas del pas).

Les duele porque CODECA avanza fuera y muy a pesar de los conocimientos y ttulos acadmicos impartidos en sus universidades de parqueos. Las propuestas de este movimiento, que ahora despierta el inters de indignados urbanos y rurales, no salieron de los centros de investigacin u academias hegemnicas. Ni la izquierda poltica neoliberal tiene injerencia en el corpus terico de este movimiento.

Le tienen miedo a CODECA porque este movimiento, a mayor criminalizacin crece y se fortalece an ms. Hasta auto definirse como movimiento de defensores de derechos humanos. A mayor difamacin y cerco meditico en su contra, CODECA reinventa sus propios medios de comunicacin y difusin para socializar sus propuestas.

CODECA, en estos ltimos aos, en un pas en lgubre oscuridad (atrofiado por la corrupcin), se ha convertido no slo en un referente de voluntad colectiva (sujeto colectivo transformador), sino ante todo en un referente de ideas de cambios estructurales y profundos a realizar.

Lo que incomoda de sobre manera a la vetusta oligarqua es tener dinero descomunal y no poder comprarse a CODECA. Contar con todo el arsenal de medios de informacin y agentes de adoctrinamiento, pero no poder readoctrinar a este movimiento. Contar con todos los medios y mecanismos de dominacin hegemnica y no lograr frenar la voluntad contra hegemnica emergente. Esto y mucho ms incomoda a la oligarqua cleptmana, y a sus ciudadanos plenos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter