Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-04-2018

Cinco aos y an no hay justicia para Vanessa

Gnesis Anangon
GK


El asesinato de Vanessa Landnez y la falta de un veredicto sobre su muerte es un reflejo de la justicia en el Ecuador en los casos de femicidios y violencia de gnero. Parte de la investigacin para esclarecer su caso y la cobertura de los medios de comunicacin revelan los prejuicios machistas en la sociedad. Esta semana ser la ltima audiencia de su caso que podra traer la justicia que sus familiares esperan desde hace casi cinco aos.


El viernes 18 de octubre de 2013 Vanessa sali de su casa a las tres de tarde para cobrar a unos clientes a quienes les haba vendido ropa. Despus de un par de horas llam a su madre y le dijo que volvera en la noche. Nunca regres. A las 10 de la noche del da siguiente son el telfono de su madre, quien estaba angustiada por no saber nada de su hija. Del otro lado del telfono hablaba un desconocido. Le dijo que a Vanessa le haba pasado algo. Su madre nunca imagin que su hija estara muerta.

Vanessa Landnez tena 37 aos, viva con su madre y su hija de un ao en Ambato, una ciudad de la sierra central del Ecuador. Su cuerpo fue encontrado sin vida la madrugada del 19 de octubre de 2013 en un hotel del centro de Ambato. Segn se supo despus por los exmenes forenses, muri por una hemorragia interna a causa de un golpe que lacer su hgado.

Han pasado casi cinco aos de la violenta muerte y el caso an no se ha cerrado.

El 25 de abril de 2018 ser la audiencia de juzgamiento. Su caso se abri luego de su muerte en octubre de 2013, pero un ao despus ese proceso fue declarado nulo por la Corte Provincial de Tungurahua luego de que la Fiscala apelara el dictamen, en el que se declar inocente al acusado , al demostrar que existieron irregularidades. Las investigaciones se reanudaron en octubre de 2016 y esta semana ser la audiencia final.

Todas las pruebas sealan a un responsable de la muerte de Vanessa. Un testigo tambin reconoci al sujeto, sin embargo an no se ha encontrado a un culpable.

La madrugada del 19 de octubre de 2013 Vanessa estaba en el cuarto de un hotel de Ambato con tres personas que haba conocido esa noche en un bar. Se haban reunido para terminarse una botella de whisky que uno de ellos compr. Un testigo que ocupaba otra habitacin en el mismo hotel, cuya versin est en el informe de la audiencia de formulacin de cargos del 6 de octubre de 2017, escuch a Vanessa discutir con un hombre. Se enfrentaron verbalmente y el hombre para defenderse empez a gritarle drogadicta y la golpe. Los gritos duraron cerca de quince minutos. Despus de eso no se escuch nada.

El presunto homicida dijo en la audiencia de juzgamiento que Vanessa estaba ebria, que a eso de las 3:00 de la maana habra querido entrar sin su consentimiento a la habitacin que l estaba ocupando junto a su pareja. l reconoci que discutieron fuera de la habitacin unos minutos. Luego l habra entrado al cuarto dejndola a Vanessa afuera. Luego, segn el presunto homicida, Vanessa habra insistido en entrar a la habitacin golpeando con fuerza la puerta. En esa ocasin, el acusado acompaado de su pareja, habran salido para pedirle a Vanessa que se retire. Vanessa se habra ido y en ese momento l y su pareja habran ingresado nuevamente al cuarto del cual no salieron hasta aproximadamente las 5 de la maana. A esa hora l habra abandonado la habitacin para pedir un cargador de celular en la recepcin del hotel. Segn la declaracin del acusado, cuando sali a pedir el cargador, habra encontrado a Vanessa acostada en las escaleras del hotel. Intent despertarla pero no reaccionaba. Dijo que inmediatamente pidi ayuda a los recepcionistas del hotel y llam a la ambulancia. Cuando lleg, Vanessa ya estaba muerta, segn el paramdico que la iba a atender.

Pro su versin no coincide con la de uno de los huspedes, quien dice que el acusado sali de la habitacin y tuvo una segunda discusin con Vanessa en la que hubo insultos, bofetadas, e incluso agresiones: l le pis la mano a Vanessa.

Todo proceso penal se concentra en cuatro etapas: instruccin fiscal, intermedia, juicio e impugnacin. El caso de Vanessa ha atravesado todas estas fases y, despus de cinco aos, an no existe una resolucin final. Estefana Chvez es abogada defensora de la familia de Vanessa y considera que el primer tribunal no realiz un examen profundo de todas las pruebas que tena y que acreditaban el cometimiento de un delito. Por ejemplo, explica Chvez, en el primer proceso, se omiti analizar exhaustivamente las escoriaciones (piel irritada) del cuello para entender que no fueron chupones (como aparece en el primer informe forense) sino lesiones.

El primer informe mdico entregado por el mdico forense determin que Vanessa muri por un trauma heptico. Luego, en los siguientes se plante la probabilidad de que alguien pudo haberle propinado un puntapi que ocasion un desgarramiento profundo en su hgado.

Durante la primera audiencia de juzgamiento, en junio de 2014, testigos del acusado intentaron desacreditar a Vanessa por el estado en el que estaba antes de su muerte. Sus argumentos se relacionaron con su presencia en el lugar (un hotel no es un lugar para que una mujer est en la noche bebiendo y menos acompaada de personas que apenas conoce), el alcohol que haba consumido esa noche, y la pelea a gritos que supuestamente tuvo.

No solo en las pruebas testimoniales se culp a Vanessa de su propia muerte, tambin lo hicieron los medios de comunicacin de Ambato. La Hora, en su edicin digital, titul Una noche de copas termin en tragedia , El Ambateo public La mata a puetes y patadas . La nota de La Hora deca que una chica que se identific como Vanesa, entre risas y coqueteos empez a compartir tragos que iban y venan y que Vanesa estaba alterada con los tragos y por momentos se tornaba un tanto agresiva. En el artculo nunca se mencion que su muerte poda estar vinculada a la violencia machista, a esa violencia que muchas veces mata.

La familia del acusado tambin emprendi una campaa denominada si pides justicia, pide la verdad para defenderlo.

La abogada Estefana Chvez dice que durante el proceso judicial, los jueces tambin se encargaron de recalcar que Vanessa estaba alcoholizada, que era violenta, insinuando que se mereca lo que le pas.

Al igual que el de Vanessa, el caso de Karina del Pozo, que ocurri seis meses antes, fue abordado social, jurdica y mediticamente de una forma en que la culpa se traslad a la vctima. El de Karina ha sido uno de los casos ms emblemticos de la lucha contra el femicidio. La joven fue asesinada por sus supuestos amigos luego de que asistieran a una reunin social. En la madrugada, Karina habra pedido que la lleven a casa. Estaba con una amiga a quien dejaron primero. Karina continu su trayecto con sus amigos que le ofrecieron dejarla al final porque primero se quedaran los que vivan en el norte de Quito.

Karina nunca se baj de la camioneta de su agresor. Quieren ver cmo se mata a una puta?, fueron las ltimas palabras que Karina escuch de sus femicidas. Su cuerpo fue encontrado el 27 de febrero de 2013, siete das despus de la reunin, en la parroquia rural Llano Chico, al noroeste de Quito. Estaba en estado de descomposicin y presentaba signos de tortura. Haba sido violada y brutalmente asesinada seis das antes, el 21 de febrero. Sus asesinos la estrangularon y la golpearon con una piedra en la cabeza hasta causarle la muerte. Antes de llegar a este veredicto, sin embargo, las amigas de Karina que fueron testigos del caso dijeron que los investigadores de la Fiscala les preguntaron si Karina en realidad era prepago otra manera de referirse a una prostituta, les consultaron cmo sola vestir su amiga y les pidieron describir la ropa que llevaba la noche que fue asesinada.

El 10 de septiembre de ese mismo ao, el Tribunal Sptimo de Garantas Penales de Pichincha sentenci a la pena mxima de 25 aos de prisin a David P. Lo encontraron culpable de ser el autor material y a Jos S. y Gustavo S. de ser cmplices.

A raz de ese suceso, la sociedad civil organiz marchas y plantones exigiendo al Estado la tipificacin de femicidio como delito. Finalmente se lo incluy en el Cdigo Orgnico Integral Penal (COIP) el 10 de agosto de 2014, casi un ao despus del asesinato de Karina y de Vanessa.

Desde que el femicidio se tipific en agosto del 2014 hasta diciembre de 2017, segn la Subcomisin Tcnica Interinstitucional de Seguridad y Justicia , adscrita al Consejo de la Judicatura se registraron 246 vctimas por este delito; 93 en el 2017. Pero esas cifras podran ser ms altas como lo expone el registro que realiz el 2017 la Comisin Ecumnica de Derechos Humanos, la Red de Casas de Acogida, la Fundacin ALDEA, Geografa Crtica y otras organizaciones. Segn este conteo independiente, el ao pasado hubo 153 vctimas de femicidio , una cada 57 horas.

Karina y Vanessa tuvieron el mismo final trgico y son el rostro visible de las 97 mujeres que fueron asesinadas en 2014, segn el Ministerio del Interior . El rostro de las 55 mujeres asesinadas en 2015, las 118 asesinadas en 2016 , las 93 asesinadas en 2017. Y las 27 mujeres que han sido asesinadas este ao de acuerdo a un mapa de femicidios de la Red Nacional de Casas de Acogida , Fundacin ALDEA , Taller Comunicacin Mujer y la Comisin Ecumnica de Derechos Humanos .

Vanessa no solo es Vanessa tambin es Samira , Lorena , Irene , Rosa , Cristina , Emilia , Mara , Paola , Jessica , Ximena , Johanna , Mara Jos, Marina , Gina , Blanca, Michelle , Gloria, Ana , Daniela , Yudelkys, Lzara, Yudeisy , Nancy , Roco , Ericka , Ana , Irene y el beb que llevaba en su vientre, Marianela , Mayra , Nelly , Valeria , Letty , Brenda , Rosa , Vernica , Cristina , Jenny , Blanca , Jessica , Lorena , Evelyn de apenas once meses de edad, Zoila , Elvira , Sandra , Flor , Betty , Esther , Tania , Kerly , Alicia y Victoria .

Vanessa es un sinnmero de mujeres que tambin fueron silenciadas por la violencia machista.

Su prima Rosa Ortega dice que la sociedad ha naturalizado la violencia de gnero y que esto dificulta los procesos judiciales porque se tiende a culpar a las vctimas por su muerte, y a estigmatizar a sus familias cuando exigen justicia. Pocos entienden que es posible defender a una mujer que no se comporta como la sociedad (machista) manda. Las familias se enfrentan constantemente con acciones que entorpecen la investigacin como los largos procesos y la falta de respuestas. En el caso especfico de Vanessa, Rosa dice que en casi cinco aos han tenido tres fiscales que no se preocuparon de realizar una investigacin especializada en gnero en la que se pueda determinar que Vanessa fue asesinada por el machismo de su agresor y considera que el proceso ha sido inoperante e ineficaz y ha retrasado el caso.

En casi cinco aos la madre, la hija, la prima y el resto de familiares de Vanessa no han accedido a la verdad de los hechos, no ha encontrado reparacin y tampoco han podido continuar con sus proyectos de vida. Rosa cree que las acciones de lucha y activismo de las familias son importantes en el proceso de juzgamiento o desarrollo de un caso de femicidio porque permiten que la memoria y la existencia de las vctimas permanezcan visibles hasta por lo menos cerrar el caso. Si los familiares no articularan esfuerzos las vctimas quedaran en el anonimato y sus casos en la impunidad.

Como una medida alterna de lucha, en 2013 Rosa impuls la creacin de la plataforma Justicia para Vanessa en la que acompaada de jvenes, mujeres de la sociedad civil y activistas busc denunciar el feminicidio en el pas. En el 2016 la plataforma Vivas nos queremos se sum a esta causa para acompaar a la familia y ayudar con la movilizacin social. Si la justicia del Estado no responde, nosotras nos organizamos, visibilizamos la problemtica y acompaamos a las vctimas de la violencia femicida, para alcanzar esa justicia y reparacin que el Estado no nos est dando, dice Rosa. Ahora Justicia para Vanessa y Vivas nos Queremos trabajan en la recoleccin de fondos y en el acompaamiento de las familias, especialmente de los hijos de las mujeres vctimas de femicidio.

El asesinato de Vanessa no fue calificado como femicidio porque ocurri antes de que se tipifique como delito. Su caso se est tratando como un homicidio preterintencional cuando el agresor solo quiso provocar lesiones a la otra persona, pero termina provocndole la muerte. Desde las perspectivas de gnero el caso de Vanessa encaja con la figura de feminicidio. La antroploga e investigadora mexicana Marcela Lagarde lo define como la accin de asesinar a una mujer solo por ser mujer. Pero esta definicin se diferencia de femicidio porque tiene una connotacin poltica que incluye la inactividad del Estado contra los crmenes y sus autores. Hay feminicidios cuando el Estado no garantiza la vida de las mujeres, cuando no brinda seguridad para las mujeres en las sociedades, en el hogar, en el trabajo, en la va pblica o en lugares de ocio. Segn Rosa, en el caso de su prima, el Estado no ha garantizado justicia ni celeridad.

Francisca Luengo, docente e investigadora de gnero, dice que cuando se habla de feminicidio la primera relacin que se establece es el poder que existe a travs de la violencia. La sociedad es machista por lo que en todas las instituciones se utiliza una serie de discursos y argumentos que intentan demostrar que una mujer es mala y que lo que le pas fue por su culpa. Segn la abogada Estefana Chvez, en el caso de Vanessa, los jueces que declararon la inocencia del acusado y dijeron que ella estaba ebria, cuestionaron su presencia en el hotel, quisieron explicar a travs de su sentencia que era una mujer mala, a la que le iba a pasar eso.

Este tipo de argumentos hacen que exista un sesgo en las instituciones y que se hagan ms evidentes las inequidades sociales. Ella por el simple hecho de ser mujer y por haber ingerido alcohol, ya es estereotipada y se fortalece el argumento que la culpabiliza, si esto le pasaba a un hombre hubiesen dicho lo mataron y ya. No hubieran dicho que estaba alcoholizado, tampoco hubieran cuestionado la forma en que estaba vestido. Pero en las mujeres eso s es importante a la hora del veredicto, dice Luengo.

Por lo general los casos como el de Vanessa estn plagados de sesgos y estereotipos que cuestionan a las mujeres por lo que estaban haciendo. Luengo dice que el hecho de que esos argumentos sean usados por la justicia muestra que las relaciones de poder estn cimentadas en estructuras sociales inequitativas y que en la prctica hacen evidente cun importante es para la sociedad mostrar que todas aquellas mujeres que no encajan con lo socialmente establecido son malas y les va a pasar cosas malas, justificando la violencia en su contra.

Las relaciones de poder en el mbito personal se pueden definir fcilmente si son entre una pareja, amigos, en situaciones que involucren una relacin cercana entre la vctima y el victimario. Pero en el caso de Vanessa la relacin de poder solo est en el mbito fsico y esto es menos simblico. Solo se puede explicar entendiendo que hubo una persona ms fuerte que ella, que la hiri hasta la muerte aprovechndose de que ella haba ingerido alcohol .

No se puede saber por qu en el caso de Vanessa las instituciones no garantizaron justicia. Pero es posible que no lo hicieron porque se trat de una madre soltera que ese da estaba ebria en un hotel. Luengo dice que esto revela una clara discriminacin en decir qu vidas son importantes y cules no. Karina del Pozo fue una joven modelo de clase media cuyo caso se hizo visible a travs de redes sociales. Por eso existi presin social y concluy con una sentencia en contra de sus asesinos. En el caso de Vanessa hubo incidencia por el trabajo de sus familiares. Quizs sin ese esfuerzo, el caso no se hubiera conocido porque la provincia donde queda Ambato, Tungurahua, es la segunda con mayores ndices de violencia contra las mujeres (70,9%), en donde el 91,0% de las mujeres ha sufrido violencia fsica en sus relaciones de pareja y donde aproximadamente 1 de cada 4 mujeres ha vivido violencia sexual. En lo que s se asemejan es en que de las dos dudaron por las circunstancias en las que ocurrieron sus muertes, dice Luengo.

Cuando Vanessa fue asesinada tena 37 aos, un ttulo en ingeniera comercial y una hija de un ao y medio. Su prima Rosa Ortega la describe como una mujer alegre y amable. Su relacin era muy cercana.Ms que primas ramos hermanas. A Vanessa le gustaba cocinar y le encantaba bailar salsa. Su prima la describe como clida, sensible, sencilla y siempre bondadosa.

Segn los que la conocieron, Vanessa era graciosa y ese carcter lo hered su hija que ahora tiene cinco aos. La pequea guarda con mucho cario las fotografas de su madre. Rosa dice que con frecuencia le pregunta cmo era ella. La dibuja en base a las fotografas y en los testimonios de la familia. La hija de Vanessa sabe que su madre muri, visita la tumba y le lleva flores. Lo que no conoce son las condiciones en las que se produjo su deceso. Aunque an no pregunta al respecto, Rosa sabe que pronto empezar a hacerlo y espera que cuando ese momento llegue, la justicia le d las herramientas necesarias para contrselo.

Fuente: http://gk.city/2018/04/23/asesinato-vanessa-landinez/




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter