Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-04-2018

Ajuste, tarifazo y deuda externa

Carlos Mario Martnez
Rebelin


Pero hay un engaador de poder y astucia supremos que me est confundiendo deliberada y constantemente. En ese caso, y aunque el engaador me confunda, sin duda, yo tambin debo existir.

Ren Descartes


El filsofo francs, en su Discurso del Mtodo, aconsejaba no admitir nunca algo como verdadero sin conocer con certeza que as fuera. Parecera que tanto hoy como ayer, en nuestro pas hay dirigentes que, invirtiendo esta frmula, se valen del mtodo del discurso para confundir deliberada y constantemente el curso de la realidad.

De esta forma, el gobierno macrista miente a la sociedad cuando argumenta que el desmesurado aumento de las tarifas de servicios pblicos obedece al atraso de las mismas y a la necesidad de actualizarlas. En realidad estos aumentos tienen un doble objetivo: incrementar de manera exponencial las ganancias de las empresas prestadoras de servicios (empresas que en muchos casos pertenecen a altos funcionarios del gobierno); pero fundamentalmente para disminuir el dficit fiscal, mediante eliminacin de subsidios, con la nica finalidad de afrontar los intereses de la deuda externa.

El pago de esta deuda ilegtima ha sido la primera prioridad de todos los gobiernos desde 1983, sin excepcin alguna. Para los gobernantes neoliberales, tal primaca est en su propia vocacin y en la coincidencia de intereses; y los llamados progresistas acatan esta prioridad porque saben que sobre sus gobiernos dbiles y transitorios hay un poder al que temen y no enfrentan: el poder financiero internacional con sus rganos de control, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Saben, desde la experiencia alfonsinista que, si no obedecen sus mandatos, pueden durar lo que canta un gallo. No por nada la presidenta Cristina Fernndez afirmaba que su gobierno era un pagador serial y se jactaba de ser el que ms haba pagado.

Para cumplir con estas metas no escatiman en reducir los haberes de los jubilados y de los trabajadores estatales, a la vez que disminuyen el poder adquisitivo y el consumo popular. Es que el compromiso de los parlamentarios burgueses ante el pago de intereses para este ao, aprobado en la Ley de Presupuesto, duplica la media de los ltimos 15 aos. As estn dispuestos a cancelar la suma de 21 mil millones de dlares, la tercera parte de nuestro ingreso anual. sta y no otra es la causa fundamental del brutal ajuste que sufre todo el pueblo argentino.

Se explica que los gobierno burgueses, sean neoliberales o socialdemcratas, coincidan en someterse a los dictados del poder financiero, aunque varen su mtodo discursivo. Pero es inexplicable e inadmisible que la izquierda parlamentaria, que tanto gusta integrar el sistema poltico vigente, no denuncie y pida el tratamiento de la ilegitimidad de la deuda externa, teniendo en cuenta que el 13 de julio del ao 2000 el Juez Federal Jorge Ballestero firm las actas de resolucin Olmos Alejandro s/denuncia. Una resolucin histrica contra la deuda contrada por la Dictadura Cvico Militar. El Juez dispuso remitir el fallo de la causa a las Cmaras de Diputados y Senadores de la Nacin, ya que es el Congreso quien debe tratar la deuda por mandato constitucional, Art. 75 de la Constitucin.

Dijo el juez en sus conclusiones que la deuda externa de la nacin ha resultado groseramente incrementada a partir del ao 1976 mediante la instrumentacin de una poltica-econmica vulgar y agraviante que puso de rodillas el pas a travs de los diversos mtodos utilizados, que ya fueran explicados a lo largo de esta resolucin, y que tendan, entre otras cosas, a beneficiar y sostener empresas y negocios privados -nacionales y extranjeros- en desmedro de sociedades y empresas del estado que, a travs de una poltica dirigida, se fueron empobreciendo da a da, todo lo cual, inclusive, se vio reflejado en los valores obtenidos al momento de iniciarse las privatizaciones de las mismas.

La izquierda parlamentaria y meditica televisiva no habla de Socialismo ni de Revolucin, pero podra al menos hacer valer su derecho legislativo de exigir que se trate la resolucin judicial de un Juez Federal que consider que el mbito apropiado corresponde al Congreso de la Nacin.

Mientras tanto, contina desarrollndose una crisis de mayor magnitud que la que sufrimos en 2001. El especialista en deuda externa Hctor Luis Giuliano, desde hace varios aos sostiene que la Argentina no tiene capacidad de repago, por tal motivo, explica, slo se cancelan los intereses, y muchas veces, por la imposibilidad de cancelarlos en su totalidad, se toma nueva deuda para tal fin, mecanismo inmoral conocido como anatocismo. Y desde la derecha a ultranza, reconoce el economista neoliberal Jos Luis Espert que los bancos que compraron ttulos de la deuda emitidos por el gobierno, llegado el momento en que ste no los pueda cancelar, nuevamente se quedarn con los ahorros de la gente (Corralito II). Este balance, sumado al extraordinario dficit comercial, hace insostenible a cualquier gobierno burgus, ya sea el actual o el que preparen para el recambio. Esto nos obliga a estar atentos y organizarnos para que, llegado el momento, sean las fuerzas populares quienes dirijan una salida revolucionaria y no, como en el 2001, vuelva a quedar el poder en manos de la burguesa.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter