Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-05-2018

Una tormenta cambiaria lo que no logran calmar los dlares que regala Sturzenegger

Esteban Mercatante
La Izquierda Diario

El BCRA vendi en dos das 2.500 millones de dlares y no pudo frenar la suba del tipo de cambio. Por qu se recalent la demanda de dlares


En menos de una semana, el Banco Central (BCRA) perdi nada menos que 3.197 millones de dlares para aplacar el tipo de cambio. En medio de turbulencias internacionales y de cambios impositivos que empujan al alza del dlar, a pesar de esta fuerte intervencin de la autoridad monetaria la divisa norteamericana subi 30 centavos en lo que va de la semana.

Si bien el movimiento del tipo de cambio fue limitado (1,5 % de suba en una semana), es significativo que esta contencin se haya logrado solo al precio de una fuerte intervencin. El BCRA sacrific el 5 % de sus reservas.

A qu se deben las turbulencias?

Los motivos inmediatos que agitaron el tipo de cambio en la ltima semana son dos.

El primero, es la suba registrada en la tasa de inters de los bonos del Tesoro norteamericano a 10 aos. Estos ttulos vieron caer su precio (la tasa efectiva sube cuando cae el valor de los bonos), y su tasa lleg a 3 % anual por primera vez en ms de cuatro aos. Entre los motivos que dieron algunos analistas para explicar este movimiento es un aumento de la inflacin en EE UU, respecto de los niveles muy bajos en los que se encontraba, y el crecimiento de la deuda gubernamental del Estado federal norteamericano. La tasa de estos ttulos a 10 aos viene subiendo desde comienzos de ao, y acumula un alza de ms de medio punto desde enero.

El segundo motivo por el cual se agit el mercado es que a partir de ayer empez a regir el mdico gravamen a la renta financiera que introdujo la reforma tributaria votada en 2017. Esta grava las ganancias obtenidas por los ttulos que emite el BCRA con una tasa del 5 %. De esta forma, la estampida que alter la calma cambiaria se explica en gran medida como un intento de escapar a este tributo que en los hechos limita de forma muy modesta la formidable rentabilidad de los ttulos. Hecho el negocio, ahora los ahorristas, en primer lugar residentes en el extranjero, retornan al dlar para escapar al fisco. Seguramente desde el gobierno no se sorprendieron por esta actitud de los inversores. Cualquiera de los funcionarios offshore que pueblan la administracin habra hecho lo mismo en su lugar. Alrededor del 8% del stock de las Lebac esta en manos extranjeras, o sea que el monto que podran llegar a liquidar ascendera a un mximo de $98.400 millones. Es decir USD 4.800 millones, lo que es 50 % mayor a la venta realizada por el BCRA en lo que va de la semana.

De fondo, opera en el mercado de divisas la precariedad del sector externo. En los primeros 3 meses del ao, la cuenta corriente (el saldo de comercio de bienes y pago de servicios con el resto del mundo) cerr con un dficit acumulado de USD 3.813 millones. A esto se suma la fuga de capitales y remesas de utilidades, lo que arroja una salida neta de dlares a pesar de que ingresaron masivamente dlares de deuda durante los primeros meses del ao, por las colocaciones realizadas por el ministerio de Finanzas. Todo el balance de pagos cambiario (cuenta corriente y cuenta capital) arroj en los primeros tres meses del ao un dficit de USD 5.000 millones.

Con el panorama de divisas del ao empaado por la cada de la produccin de granos como resultado de la sequa (la prdida podra ser superior a los USD 3.000 millones) la presin sobre el mercado cambiario ser una constante del ao.

A todo esto se suma, como un elemento no menor, el "factor poltico": con las disidencia que tuvo el gobierno con los radicales la semana pasada respecto del tarifazo, y un peronismo que logr una unidad, aunque efmera, para hacerle pagar este golpe al bolsillo en la sesin en el Congreso est semana, y la anunciada salida de Monzo esta semana. En medio de estas seales confusas, aumentan las dudas sobre que Argentina logre la ambicionada categora de mercado emergente que le permitira tal vez acceder a endeudamiento un poco ms barato.

Estrategia o descontrol?

En medio de las paritarias, el gobierno precisa un dlar quieto. Es el nico elemento de contencin ante la inflacin indomable, es hoy evitar nuevas subas del dlar, que impactan sobre numerosos precios. Como la poltica oficial apunta a mantener a rajatabla la pauta del 15 % para los salarios, buscan que el dlar no vuelva a hacer olas. Pero los costos para hacerlo estn resultando altsimos.

Curiosamente, despus de haber vendido el mircoles casi 1.500 millones de dlares para mantener estable el tipo de cambio, el jueves el BCRA volvi a intervenir, pero dej que se moviera el tipo de cambio 30 centavos. Los que compraron dlares se vieron beneficiados, y al BCRA le costara hoy casi $ 1.000 millones ms (casi USD 50 millones) volver a comprar lo vendido en estos das. El que apuesta al dlar pierde?

Aunque el BCRA cuenta con poder de fuego para responder durante varios das a una fuerte demanda de los que buscan pasarse a dlares, y esta podra diluirse en los prximos das si se relajan los disparadores inmediatos del sacudn cambiario, lo que qued desnudado es la limitacin que est encontrando el BCRA para hacer frente a cambios en el panorama cambiario.

En esto operan las estrecheces que encuentra la poltica monetaria por los distintos objetivos que le asignan a la misma desde distintos sectores del gobierno. A finales de 2017 el titular del BCRA, Federico Sturzenegger, fue forzado por la jefatura de Gabinete a relajar la meta de inflacin, que se elev a 15 % para este ao, lo cual se tradujo en un relajamiento moderado de la tasa de inters, que pas de 28,75 % en diciembre a 27,25 % hoy. Recordemos que ya a principios de ao esta baja puso en movimiento al dlar. Aunque fue una baja limitada, bast para contribuir, en confluencia con factores estacionales, a acelerar la presin sobre el tipo de cambio. Numerosos especuladores dejaron de apostar a las Lebac en los ltimos meses, y se sumaron a los que mes a mes dolarizan activos. El gobierno dej correr este movimiento hasta que la depreciacin del peso frente al dlar lleg a ms de 15 %.

Esta depreciacin del peso frente al dlar y los tarifazos llevaron a la acelerada inflacionaria de comienzos de ao, como resultado de la cual entre enero y abril se habr acumulado ya una suba de precios de 10 %.

Todo hara esperar que en las actuales circunstancias, el BCRA eleve nuevamente la tasa de referencia de la poltica monetaria. De hecho, ya se movi en ese sentido operando en el mercado secundario de Lebac, impulsando un alza de la tasa que la llev a 28,5 % (200 puntos bsicos de suba respecto del 26,63 % al que cerr la licitacin la semana pasada).

Esta suba de tasas podra permitir contener al dlar, para lo cual evidentemente las ventas del BCRA no resultan suficiente. Aunque esto se lograra al precio de reactivar la bicicleta financiera y contribuir a un encarecimiento an mayor del crdito.

Es posible que se reaviven la interna por la poltica monetaria que divide al gobierno.

Lejos de una estrategia, en el medio de la disputa por las tarifas y la escala inflacionaria, y con un ala del gobierno reacia a retomar la suba de tasas, la poltica monetaria del gobierno ante el cimbronazo externo queda expuesta como un verdadero descontrol.

La situacin sera crtica si no fuera porque el endeudamiento serial vehiculizado por el ministro offshore Luis Caputo le permiti al BCRA contar con arcas bien nutridas de dlares. Esta disponibilidad de dlares obtenidos gracias a un endeudamiento del tesoro a tasas de 7 % anual o superior, es lo que el BCRA obsequia a mansalva para aplacar el mercado.

Mientras el BCRA gasta poder de fuego para igual perder (poner USD 2.500 millones en dos das y que el dolar igual suba no puede ser calificado de otra forma), ganan los especuladores y los que hacen negocios con la deuda.

Nada que perturbe al gobierno de los endeudadores "seriales". Es una receta que tiene patas cortas. Basta mirar la historia econmica argentina reciente, con su seguidilla de crisis generadas por la deuda y el desbalance externo, para comprobarlo.

Fuente: http://www.laizquierdadiario.com/Una-tormenta-cambiaria-que-no-logran-calmar-los-dolares-que-regala-Sturzenegger

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter