Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Yemen
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-05-2018

Hace mucho tiempo que el mundo se olvid de los nios del Yemen

George Graham
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.



Campo de personas desplazadas en el distrito norteo de Abys, provincia de Hajjah, 16 de abril de 2018 (AFP)

Cuando nos aproximamos a la entrada del colegio, un grupo entusiasta de nios acude en masa hacia nosotros, excitados por la visita de unos extranjeros que les har disfrutar de una distraccin en su habitual rutina. Podramos estar visitando una escuela en cualquier pas, pero estamos aqu, en el Yemen, un pas desgarrado por tres aos de conflicto.

Estoy visitando escuelas en Aden, al sur del Yemen, que ahora est relativamente en paz pero que soport duros combates hace tres aos cuando los hutes capturaron la ciudad, siendo despus expulsados de all por la coalicin liderada por los saudes. En cambio, Sanaa, la capital del norte, hace tan slo una semana que estaba siendo sometida a ataques areos. Mis colegas describieron determinadas zonas del gobernorado norteo de Saada como arrasadas hasta los cimientos.

Robando el futuro de los nios

Incluso as, en Aden, la devastacin puede apreciarse por todas partes. Edificio tras edificio, todo ha quedado reducido a una mera carcasa tras los bombardeos, incluidas dos de nuestras oficinas. Pero el dao no es slo fsico: la economa est destrozada y muchas familias luchan para poder llegar a fin de mes. Estn entrando algunos suministros y productos bsicos, pero el rial yemen ha cado en picado de tal forma que la mayor parte de las personas apenas pueden permitirse comprar algo. La afluencia de personas desplazadas desde las lneas del frente ha aadido ms presin a la situacin.

El impacto del conflicto en las vidas de los nios ha sido devastador. Han sido asesinados, mutilados, se ha arrebatado la vida a sus familiares y amigos, muchos de ellos padecen inanicin y no cuentan con atencin sanitaria alguna. Estn tambin robndoles su futuro.

Las escuelas han sufrido ataques por todo el pas, que han destruido las estructuras y las vidas de los que se encontraban all atrapados. Ms de 1.800 colegios se han visto directamente afectados por el conflicto, entre ellos hay ms de 1.500 que han quedado daados y destruidos y 21 ocupados por grupos armados. Pero eso es slo el principio.

Todo el sistema educativo ha quedado diezmado. Hay una grave escasez de profesores; no se ha contratado a ninguno desde antes de la guerra, haciendo que muchos colegios dependan de los voluntarios. La escasez de profesoras es de especial preocupacin porque hace que muchos padres saquen a las nias del colegio. La terrible falta de materiales, como libros de textos, ha dejado las estanteras de las bibliotecas escolares prcticamente vacas.

Escuelas diezmadas

En algunos lugares ni siquiera hay edificios donde ensear, por eso las lecciones tienen lugar al aire libre, a menudo en condiciones climatolgicas intolerables. Una de las escuelas que visitamos estaba constituida por un grupo de sofocantes carpas blancas montadas junto a los restos arrasados de lo que una vez fue el edificio de un colegio. La coalicin liderada por los saudes bombarde el colegio original, que haba sido ocupado por fuerzas armadas hutes.

Yemen era ya antes de la guerra un pas gravemente empobrecido, y el conflicto no slo ha detenido cualquier desarrollo sino que ha revertido algn logro valioso. Muchos nios deben pasar ahora parte del da trabajando para ayudar a sus familias, lo que les deja demasiado cansados para poder aprender. Las aulas estn inmensamente atestadas, por eso los nios estudian en varios turnos.

Nias desplazadas en un campo situado en la ciudad costera yemen de Hodeidad, 17 febrero 2018 (AFP)

En uno de los colegios que visit, en cada aula se apretujaban ms de 100 estudiantes y hasta cuatro nias llegaban a compartir un pupitre. Estas nias forman parte del grupo de las afortunadas, cerca de dos millones no disponen de colegio al que acudir.

El colegio de las nias haba resultado alcanzado por armamento explosivo a primeros de mes, cuando un combate en las proximidades acab invadiendo el patio escolar. Cuando fui a visitarlas, las nias estaban animadas y llenas de esperanza pero el director nos dijo que ese da haban pasado una jornada espantosa, que haban tenido que escapar muertas de pnico por puertas y ventanas, y que ahora haba mucha tensin y preocupacin en el colegio.

Las estudiantes con las que habl se mostraban llenas de alegre energa y sonrean cuando me contaban sus sueos de crecer para convertirse en doctoras, profesoras y trabajadoras sociales.

Pero, segn un Panel de Expertos de la ONU sobre el Yemen, resulta muy alarmante que los grupos armados estn reclutando a muchachos para que combatan junto a ellos, lo cual detiene en seco su educacin y reduce su capacidad futura para reconstruir su pas cuando finalmente se alcance la paz. Las condiciones de aprendizaje para los que an permanecen en el colegio son abyectas, y me resulta muy difcil confiar en que las esperanzas de estos nios puedan hacerse realidad algn da.

El vaco de financiacin

Organizaciones como Save the Children han puesto en marcha diversos programas, como por ejemplo clases de actualizacin para intentar que los estudiantes no se queden demasiado atrasados, pero la financiacin es completamente necesaria para poder apoyar la cantidad que hay de nios en situacin de necesidad.

Al final de mi visita, estaba muy claro que el mundo ha olvidado a estos nios desde hace mucho tiempo. La comunidad internacional tiene que hacer mucho ms para proteger a los nios del Yemen.

Hay que presionar a todas las partes en el conflicto para que permitan que los suministros vitales lleguen a quienes los necesitan, para que respeten las obligaciones que el derecho internacional estipula y, lo ms importante, para que encuentren una solucin pacfica a la guerra. En ltima instancia, la crisis slo podr acabar mediante una solucin poltica pacfica y permanente.

Mientras tanto, los gobiernos y otros donantes deben tambin esforzarse. Veintids millones de personas las tres cuartas partes de la poblacin- necesitan de algn tipo de asistencia humanitaria. La mitad son nios. Es muy preocupante que este ao slo se haya recaudado el 12% de los fondos necesarios para apoyar las actividades educativas; es hora ya de que los donantes reconozcan la naturaleza urgente de esta parte de la respuesta.

Esta guerra acabar algn da. Y debemos asegurar que los nios del Yemen los futuros doctores, profesores e ingenieros- tengan las habilidades bsicas para poder tomar el control de su futuro ayudando a reconstruir su pas.


George Graham es director de conflictos y poltica humanitaria en Save the Children.

Fuente: http://www.middleeasteye.net/columns/children-yemen-deserve-better-1988641947

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter