Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-05-2018

La III Convencin Cuba Salud 2018 y el reconocimiento mundial

Wilkie Delgado Correa
Rebelin


Se impone que la cooperacin internacional refleje esa necesaria hermandad entre las naciones y entre los profesionales de la salud y las personas para que sean atendidas con espritu generoso, ya sean unas o millones.

La III Convencin Cuba Salud 2018, celebrada desde el 23 al 27 de abril, ha concluido sus sesiones en las que participaron ms de 2 800 delegados de ms de 90 pases, y 190 firmas de 32 naciones en la Feria Comercias.

Hay que confesar que estamos acostumbrados a las buenas noticias sobre el desarrollo de la medicina cubana en el pas y en el mundo. Esta vez en voz del director general de la OMS y de la directora de la OPS se valor y enalteci el modelo de salud desarrollado por Cuba para satisfacer las necesidades propias y la contribucin que ha realizado al mundo, pues Cuba, adems, est siempre presta a cooperar con otros pases en la arena internacional. Tiene mucho que brindarle al mundo, y, sin exagerar puedo decir que es el mejor modelo y ejemplo para mostrar lo que ha hecho en el terreno de salud para todos.

Las intervenciones respectivas de esos altos funcionarios de la organizacin mundial (OMS) y regional (OPS), as como aquellas diversas en las voces de los representantes de las delegaciones de los pases presentes, con rangos de ministros, viceministros, directores, otros funcionarios de los diferentes niveles y delegados simples, reflejaron la unanimidad en la admiracin por las metas alcanzadas por Cuba y el agradecimiento por la cooperacin brindada a travs de brigadas y contingentes de profesores, mdicos, estomatlogos, enfermeros y tecnlogos de la salud, favoreciendo la atencin de millones de personas en esos pases, y trabajando en las condiciones ms difciles y en los sitios ms inhspitos, para atender, generalmente, a las poblaciones ms pobres y desvalidas.

Participar y escuchar las miles de experiencias en todos los campos de la salud, emociona y testimonia, por ejemplo, lo que planteamos en un artculo de fecha 3 de julio de 2013, titulado S, tenemos muchos y buenos mdicos en Cuba, en ocasin de la campaa internacional orquestada contra la participacin de los profesionales cubanos en el proyecto MS MDICOS (Mais mdicos) entre la OPS, Brasil y Cuba. Slo el balance de los numerosos resultados presentados por la parte brasilea, servira para validar la experiencia extraordinaria de la denominada cooperacin Sur-Sur.

Se afirmaba entonces, 2013, no puede faltar que, de vez en cuando, tengamos que soportar las campaas que orquesten los enemigos del proceso revolucionario cubano para desacreditar la labor y competencia reconocidas de los mdicos y otros profesionales de la salud cubanos, tomando como pretexto una u otra circunstancia.

El modelo de formacin de mdicos y otros profesionales de la salud en Cuba se sustenta en una estrategia desarrollada y puesta en prctica, dentro y fuera del pas, durante ms de cincuenta aos.

En sntesis, se ha caracterizado por procurar satisfacer las necesidades urgentes nacionales y, a la vez, en la medida de lo posible o supuestamente imposible, brindar una ayuda solidaria a otros pueblos; por abrir las puertas universitarias a los hijos de todos los estamentos de nuestra sociedad y, como complemento solidario, acoger como propios a los hijos de los sectores humildes de otros pueblos del mundo; por poner en prctica planes de estudio sucesivos, o procesos de perfeccionamiento de los vigentes en cada poca, acorde con el desarrollo de las ciencias mdicas, las tendencias modernas en el campo de la pedagoga y la evolucin de las concepciones ms justas y eficientes en la salud pblica; por la ruptura con los mtodos dogmticos, elitistas y enciclopedistas en la enseanza, y divorciados, en gran medida, de las necesidades y las realidades de las sociedades; por la bsqueda incesante de una mejor articulacin con los niveles de enseanza precedentes y la enseanza posgraduada continuada; por contemplar en el perfil del egresado, como parte de los estudios de especializacin o de entrenamientos especficos, la necesaria introduccin y complementacin de aquellos conocimientos o prcticas que aconsejen o demanden la situacin de salud nacional o la propia, en dependencia del rea geogrfica, de aquellos pases donde ejercen la misin mdica nuestros profesionales; por la integracin de la ciencia y la conciencia en el proceso formativo de nuestros profesionales, que les permite respetar, valorar y compartir las dismiles culturas de los pueblos a los que brindan sus servicios; por el desarrollo, cada vez con mayor envergadura, de la colaboracin en la formacin de mdicos en muchos pases; por la integracin del sector de la salud con los planes de investigaciones en todos los campos cientficos de avanzada, como son, entre otros, la biotecnologa, la farmacutica y las nuevas tecnologas.

En los primeros aos del triunfo de la Revolucin, el Comandante Ernesto Guevara, defini magistralmente el pedido que el Gobierno Revolucionario haca a las universidades cubanas y que deba concretarse con urgencia y como un mandato irrenunciable para el futuro.

Y, qu tengo que decirle a la Universidad como artculo primero, como funcin esencial de su vida en esta Cuba nueva? Le tengo que decir que se pinte de negro, que se pinte de mulato, no slo entre los alumnos, sino tambin entre los profesores; que se pinte de obrero y de campesino, que se pinte de pueblo, porque la Universidad no es el patrimonio de nadie y pertenece al pueblo de Cuba, y el pueblo que ha triunfado, que est hasta malcriado en el triunfo, que conoce su fuerza y se sabe arrollador, est hoy a las puertas de la Universidad, y la Universidad debe ser flexible, pintarse de negro, de mulato, de obrero, de campesino, o quedarse sin puertas, y el pueblo la romper y l pintar la Universidad con los colores que le parezca.

Adems, nunca debemos olvidar que la Revolucin cubana, por la fuerza de su ejemplo, no acta solo aqu, internamente, y que sus deberes estn ms all de las fronteras de Cuba: el deber de ser sensibles ante todas las miserias del mundo, ante todas las explotaciones y las injusticias; el deber que sintetiza Mart en una frase (): Todo hombre verdadero debe sentir en la mejilla el golpe dado a cualquier mejilla de hombre.

Consecuente con las ideas de Fidel Castro delineadas desde el heroico Asalto al Cuartel Moncada, las necesidades del pas y la voluntad del Gobierno Revolucionario y del pueblo, la ley de la Reforma de la Enseanza Superior, firmada el 10 de enero de 1962, traz como fines de la Universidad los siguientes: Formar profesionales de nivel superior en el nmero y calidad que demanden las necesidades del pas;. () fomentar el intercambio cientfico y cultural entre Cuba y los dems pases del mundo. () La salud es uno de los aspectos ms importantes del bienestar material del hombre. La sociedad necesita mdicos y enfermeras, necesita clnicas y hospitales, en los que la ciencia ms avanzada est al servicio de todo el pueblo. () El conjunto de principios acordados seala la Ley de Reforma Universitaria- debe conferir a la institucin universitaria, una vez provista de idneo elemento humano, una base funcional eficiente a un espritu, es decir, una actitud, una conciencia colectiva, una sensibilidad y una voluntad de servir a la cultura, a la Patria y al mundo.

El hecho de que los indicadores de la formacin de los recursos humanos y de la situacin de salud de la poblacin cubana, hayan alcanzado los niveles que un da vaticinara y proclamara Fidel para que Cuba se convirtiera en una potencia mdica, son reflejo de la lucha de Cuba, a nivel nacional e internacional, para garantizar el derecho humano a la vida, en primer trmino, para complementar la vida con el derecho a la salud, en forma universal y gratuita, en segundo trmino, para asegurar una calidad de vida como elemento indispensable del bienestar general de hombres, mujeres, nios, adultos y ancianos.

De modo que los que ayer y an hoy, abroquelados en su formacin elitista, sus intereses gremiales egostas y en sus prejuicios clasistas, atacan a los mdicos cubanos por estas o aquellas razones, junto a aquellos que torpedean los fines nobles de la cooperacin mdica internacional, en la teora y la prctica han sido derrotados. La experiencia de las misiones mdicas cubanas en muchos pases del orbe les han otorgado, ms que la calificacin de aprobado, un certificado de excelencia a estos profesionales generosos, que tambin han demostrado, dentro y fuera del pas, que saben brillar por sus resultados, su talento, sacrifico. y solidaridad.

Tal vez cabe aadir que tambin es verdad spanlo las clases elitistas y exclusivistas- que en todas partes los pueblos aprenden a diferenciar lo que es bueno y lo que malo, que los pueblos un da despiertan o se cansan y conocen su fuerza y se saben arrolladores, y que un da pueden tocar a las puertas de las universidades, para pintarse de blanco, de negro, de mulato, de indio, de obrero, de campesino, o se quedar sin puertas, y los pueblos las rompern y ellos pintarn la Universidad con los colores que les parezca..Y tambin inventarn y fundarn las nuevas universidades que den solucin a sus necesidades.

Mientras tanto, en una coexistencia realista de los modelos de salud imperantes en los diferentes pases, regidos por estrategias universales para garantizar la salud de los pueblos y alcanzar las metas establecidas globalmente, se impone que la cooperacin internacional refleje esa necesaria hermandad entre las naciones, y entre los profesionales de la salud y las personas para que sean atendidas social y mdicamente con espritu generoso, ya sean unas o millones.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter